miércoles, 2 de diciembre de 2015

Por fin un Cercis siliquastrum (Árbol del amor o Árbol de Judas) en el jardin!!

Junto con el 'Pyrus calleryana 'Chantilleer' vino un Cercis siliquastrum. Ambos son árboles que se me antoja hermosísimos. 
Me enamoré de los Cercis siliquastrum el día que visité El Parque de El Capricho (en Madrid)  Sus ramas tortuosas junto a los lilos en flor llegó a emocionarme por la belleza.
Imagen de Wikipedia





He buscado un ejemplar ya crecido con varios troncos desde abajo, con un porte más natural que éste que finalmente he plantado en el jardín pero no ha habido manera!! En los viveros solo he encontrado a la venta pequeños arbustos de Árbol del amor o árboles ya formados cuya venta está claro que está encaminada a los Ayuntamientos que precisan ejemplares bajo los que se pueda andar sin problema. De ahí que la cruz la formen bastante alta.
Ya digo, hubiera preferido uno de porte más natural pero que estuviera ya bastante crecidito así que el único que tendré de esta forma será el pequeño arbusto que compré el año pasado y puede que para cuando vaya ya con bastón tenga un tamaño algo respetable :)
De todos modos estoy satisfecha de haberlo elegido porque la zona, el seto norte, precisaba de una sombra moteada para proteger del sol del mediodía las plantaciones que hay en él.

No me valía un árbol de copa tupida que proyectara una sombra espesa bajo el que hubiera sido difícil el cultivo de las variedades de rosales que crecen mejor protegidas del sol más fuerte. Tenía que ser un árbol que permitiera el paso de la luz entre sus ramas y creo que el Árbol de Judas cumplirá perfectamente su función.
He pensado muy bien la ubicación porque cualquier árbol es difícil de mover pero además, a Cercis siliquastrum no le gustan nada los cambios y sufriría en caso de necesidad de trasplante.

El suelo de mi jardín es horriblemente arenoso pero a cambio nunca tengo problemas con las plantas que detestan los encharcamientos sencillamente porque nunca se producen ya que drena perfectamente. Y Cercis siliquastrum es una de ellas, no aguanta el agua retenida en sus raíces.
Cuando llega a estar bien arraigado aguanta bastante bien la sequía y las heladas del rigor que suelen producirse en mi zona.
Espero que las ramas de mi Cercis crezcan con su porte natural, zigzagueantes!! porque precisamente esto es una de las características que más me gustan de él. También su floración sobre las ramas prácticamente desnudas...y sus hojas!! Son de tal belleza que me enamoran, con su forma acorazonada y ese lustre tan precioso...:)
Todo me gusta de este árbol, su porte, el brillo de sus hojas y esa floración exquisita sobre sus ramas casi desnudas. Es curiosa la capacidad que tiene de florecer incluso directamente sobre madera vieja!
El otro Árbol de Judas que tengo, el que es chiquito, no presentó la temporada pasada ningún problema de pulgones, plaga que por lo visto es fácil que padezcan estos árboles. Esperemos que este hermano mayor sea igual de resistente y saludable!!
Además, al llegar el otoño sus hojas se colorean. Quizás no con la intensidad de otras especies pero también se tornan bonitas y llamativas. Un árbol delicioso en definitiva :)


 
Imagen de Wikipedia



Imagen de Wikipedia

Pyrus calleryana 'Chanticleer' (Peral de Callery, Peral de flor)

Siempre que voy a mi vivero favorito tarde o temprano en mi recorrido termino en la zona de árboles. Me gustan tanto!! Yo ya no tengo una edad para esperar dos décadas a que crezca un árbol así que no me planteo ni árboles de lentísimo crecimiento ni árboles que comprarlos ya grandecitos valga una fortuna. Pero un árbol ya crecido no es barato así que también visito el rincón dónde hay algunas variedades en tamaño no muy grande que son más asequibles.en la esperanza de encontrar alguna ganga ajajja :)

Había visto en esa zona varias veces Pyrus calleryana 'Chanticleer' y en alguna ocasión estuve tentada de traerme uno a casa pero no me decidía quizás porque siempre que los he visto ha sido o sin hojas ya o en verano cuando sí, son bonitos pero es ahora, en otoño cuando enamoran...
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Pyrus_calleryana_fruits_and_leaf.JPG
Soplaba aquel día bastante viento y la tarde desapacible hacía poco agradable la visita al vivero. Subiendo una de las rampas vi en el suelo, amontonadas y moviéndose en remolino, unas preciosas hojas lustrosas, de un rojo escarlata absolutamente divino!! Rápidamente miré alrededor tratando de localizar de qué árbol provenían. No veía el árbol del que podía proceder cerca y la verdad es que pensé en un Pyrus pero no estaba totalmente segura.

Seguí andando y al girar con el carrito, en lo alto de la cuesta lo localicé!! Qué ejemplar tan hermoso!! Grande, tupido, el otro día  literalmente encendido en llamas!! Me puse bajo su copa sobre un suelo bañado de color por las hojas caídas ya aunque sus ramas estaban todavía muy cubiertas y durante unos segundos me deleité escuchando el sonido que emitían sus hojas al frotar unas con otras movidas por el viento y viendo como bailaban en lo alto sus diminutas peritas... ummmm Ese color y esas peritas diminutas colgando desde todas sus ramas!! Pensé en la de pájaros que podrían venir a mi jardín y cuánto alimento habría para ellos cuando tras una helada los cientos de frutos ablandaran si tuviera un peral de flor en él... e imaginé mirar en otoño a través de los ventanales de mi salón con la chimenea encendida un árbol tan hermoso ahí fuera, delante de la casa. Uffff!! Qué deseo tan intenso sentí de hacerlo realidad!!
Cuando salí del vivero las dudas que había tenido las veces que me fijé en algún ejemplar se disiparon. La parte delantera de la casa, la que está delante de la fachada sur, es muy grande. Cuando llegamos a esta casa no había un solo árbol en esa zona así que en verano es un espacio que se hace desagradable incluso andar por él. El sol inclemente achicharra los rosales que cultivo en esta zona y la mayoría de plantas, sufre. Además, sencillamente, no me gustan los jardines ardientes si no los frescos y frondosos. Prefiero los que una puede pasearlos y alternar los rayos de sol sobre la cara con pasos en los que se siente el fresco bajo la sombra que proyectan arbustos y árboles en el recorrido. Pero el jardín tiene el clima que tiene así que de lo único que se puede hacer es proporcionar sombras pero sobretodo, tratándose de árboles hay que rogar para acertar en las plantaciones porque no es cosa de cambiarlos de sitio como se hace con unos bulbos o una vivaz..
Esta zona, aunque sea un proyecto muy a largo plazo porque es costoso de afrontar económicamente y en cuanto a trabajo, pero es un lugar dónde no me importaría nada tener un estanque. Lo imagino frondoso y fresco, lleno de vegetación bordeando el agua. Sencillo pero lleno de vida!! Y para ello necesito crear un clima adecuado. No imagino un estanque bañado por el sol todo el día. En un lugar así sería imposible crear el tipo de estanque con el que sueño...
La primavera pasada planté en esta zona una Robinia pseudoacia no demasiado grande y un Carpitus betulus 'Fastigiata' pero no, no había suficiente ni mucho menos. Quedaban zonas demasiado amplias sin sombrear lo más mínimo. Además, la zona quedaba opticamente descompensada por el "peso" de los dos árboles más grandes. Así que este otoño encargué una Tilia cordata preciosa y una Paulownia tomentosa, ambos de buen tamaño ya.
Había sitio para otro más sin que cuando crezcan resulten apretados pero tenía que decidirme y las hojas en el suelo fueron "el empujón" definitivo para elegir al candidato. Decidido!! (Bueno, seré sincera, a veces mis "decisiones" las tumbo cuando compruebo in situ las medidas ajajja)
Antes de hacer el pedido dónde suelo comprar los árboles tomé medidas de la zona, como hago siempre y sí, estaba en lo cierto, en el lugar pensado podría crecer perfectamente un Peral de Callery.
Pyrus calleryana 'Chanticleer' es un árbol de crecimiento bastante vertical. No tiene una copa amplia y extendida y el contraste con las hojas del enebro sobre el que podría plantarse me gustaba. También pensé que harían buen efecto cerca de la Paulownia de hojas enormes porque ambas tienen un tamaño, una forma y unos de  verde absolutamente distintos.
Pyrus calleriana además es un árbol totalmente resistente. No precisa demasiada agua una vez que está bien asentado y es muy resistente a las enfermedades. Tampoco es exigente con el tipo de suelo aunque desde luego yo siempre agrego buena cantidad de materia orgánica en los hoyos de plantación porque aumenta la capacidad de retención de la humedad del suelo y mi jardín lo necesita porque tiene un suelo bastante arenosos que se lixivia con facilidad.
Estoy contenta con la elección y estoy deseando que llegue el inicio de la primavera y sus ramas, antes de brotar sus hojas, se cuajen de preciosos corimbos llenos de bonitas y aromática flores blancas que serán un foco de atención no solo para mí si no también para infinidad de insectos y pájaros.
https://es.wikipedia.org
https://commons.wikimedia.org/
Quizás con el trasplante este año no logre disfrutar de los preciosos tonos anaranjados y rojos con los que se tiñe este peral de flor ya que es posible que sus hojas caigan antes de colorearse. Pero el próximo otoño...Ay!! El próximo otoño mi Pyrus "arderá" frente a mis ventanales :D Por fin!!
https://commons.wikimedia.org/