viernes, 17 de abril de 2015

Bola de nieve, Sauquillo, Mundillo (Viburnum opulus 'Roseum')

Dedicaré un artículo a este precioso arbusto cuando sus flores se tornen blancas (eso será a finales de este mes) pero ahora no podía resistirme a tomar algunas fotografías de sus corimbos aún sin blanquear, con el característico tono verde musgo en este momento y que me parece tan sumamente bonito!!
Es conocido como Bola de nieve, Sauquillo o Mundillo y espero poder disfrutar de sus innumerables flores blancas y digo esto porque llevamos tres días de un viento desecante que está dañando muchas plantas.

Tanto es así que estos Viburnum opulus 'Roseum' que están plantados durante este invierno no han tenido tiempo aún de arraigar y ahora, al brotar han crecido tanto que las raíces del pequeño cepellón aún sin adentrar en el suelo circundante no son capaces de abastecer de agua a la planta. Languidece sus tallos bajo el sol bastante fuerte. Sol demasiado intenso y viento fortísimo seco, castigan tanto a estos viburnos que temo por la floración. He llegado a regarlos dos veces cada día durante estas jornadas. Y no es que se trate de un arbusto que no aguante el pleno sol ni cierta sequía una vez arraiga, sencillamente es que están sometidos a dos efectos muy perjudiciales.

Los viburnos en general me parecen arbustos hermosísimos por eso he puesto bastantes variedades en el jardín. Todos de fácil cultivo. Constituyen un genero compuesto por más de cien variedades distintas. Hay una  para cada necesidad en los jardines. Los hay caducifolios y perennifolios, con y sin fruto, de frutos rojos y negros, con coloraciones otoñales, de tamaño bastante grandes y los que no superan el metro y medio...Los hay para todos los gustos!! :)
Este me parece especialmente hermoso en primavera por sus floración generosa y casi apabullante y en otoño por los tonos maravillosos que adquieren sus hojas antes de caer.

Pequeñas cosas verdes :)

A veces una imagen incluso de algo realmente pequeño dice tanto...y en el jardín hay tantas pequeñas cosas.. :)
A veces es un bicho o una humilde flor en medio de la nada o...el reflejo entre las hojas de un árbol. Son cosas pequeñas pero hermosas que forman también el mundo que es el jardín.


 


Yo salgo con la lluvia, como los caracoles (pero con cámara jeje)

Es ver que llueve y no puedo esperar. Tomo la cámara y salgo a pasear el jardín. Pocas cosas me gustan más que recorrerlo bajo una lluvia fina, suave, de esa que no molesta pero que cubre todo de una película húmeda. La tierra se oscurece y se empapa y el poco de trébol que ha logrado sobrevivir sin riego parece que tiene hoy otra tersura.  
La luz en los días de lluvia es especialmente bonita por la tarde. Elimina brillos y estridencias y a pesar de que pareciera que debiera ser al contrario, las fotografías tienen colores mucho más vivos. Qué bueno que llueva así sobre nuestros jardines. Qué bien que de vez en cuando todo se moje y quede limpio y freso!! Y qué placer disfrutar durante el tiempo que cae y que hace que todo huela tan bien. Que reverdece tanto!!
Me fascina la lluvia sobre las plantas. Cuando cae suave no las daña, las cubre de perlas!! Se van acumulando en las partes inferior de las ramas. Me gusta pararme a esperar a que el peso las haga caer :)
Hace nada estaban en flor los Amelanchier lamarckii y ya está formando sus pequeños frutos. Qué rápida va la Naturaleza a veces :)

Las piedras tan presentes en mi jardín en muros, en setos, en arriates...parecen hoy más hermosas aún!! Limpie el otro día un trozo de valla cubierta de Hedera helix para evitar que invada el camino de las acidófilas que baja hacia el centro del jardín. Durante unas semanas los gruesos troncos que brotan de la tierra aparecen desnudos pero no tardarán en volver a cubrirse de hojas. Hoy incluso me parece que están tan bonitos aferrados con sus raicillas al muro!!
La lluvia parece acelerar todos los procesos. Incluso el Codeso (Laburno Anagyroides) se ha abierto. Será casualidad. Claro que también, seguro, acelerará la reproducción de pulgones y la difusión de las dichosas esporas de Oídio!! ;)


El agua parece que activa todo. Es como si crecieran por momentos. Los frondes de los helechos casi los ves estirarse...
A los diminutos albaricoques (Prunus armeniaca) afelpados les cuesta impregnarse de agua. Resbala sobre su superficie aterciopelada y cuesta que llegue a mojarlos.
Incluso están bonitas las hojas del acolchado de los setos. Adquieren tonos mucho más intensos, más cálidos que cuando están secos y es tan agradable andar sobre ellas!! New Dawn ya está imparable. Apenas dejó de florecer durante el pleno invierno y no tardará en volver a hacerlo.
Cada vez tengo más Sedum sobre el musgo de las rocas del jardín. Me encanta como verdea cuando se embebe de agua y parece hincharse formando pequeños montículos esponjosos!!
La lluvia hace poco a poco su trabajo y hasta los troncos de los árboles más densos como Laurus nobilis (Laurel) llegan a humedecerse. Tarda, tiene que llover durante horas pero al final la humedad llega al suelo, cubriendo poco a poco la madera y oscureciéndola según baja..
 Las hostas y los brotes nuevos de los rosales Rugosa están crujientessssss

Es tiempo de lilos (Syringa vulgaris) ya. Pero la belleza no solo está en la parte alta, también está en los troncos llenos de líquenes acumulados a base de años. Hoy la humedad transforma sus colores y la madera húmeda se "camufla"  sobre las piedras. Qué curioso que tengan los mismos colores!! Casi no se distinguen...


Las flores de Euphorbia characias repletas de agua parecen distintas. Se asemejan a insectos. Verdad!!
No es una flor que me llame mucho la atención, la verdad, pero hoy me parecen más bonitas, sí. Me gustan las hojas de la planta pero no las flores. 
Lleva todo el día lloviendo con la calma de quién no tiene prisa. Se ha tomado su tiempo pero el poco de viento y el agua han llegado a desprender de las ramas de los enebros los cuerpos fructíferos del hongo Gymnosporagium que crece sobre los enebros y la pequeña mesita se ha llegado a cubrir de trocitos que parecen de gelatina naranja.
Hoy, el rosa de los peciolos de Madame de Sévigné parece más intenso y sus sépalos entreabriéndose ya guardarán por poco tiempo el tesoro que ocultan :)
Qué capullos tan maravillosos tiene este rosal!! 
Esta belleza que aporta la lluvia hoy es lo que debe ver tan a menudo quienes disfrutan de un jardín en el norte. Cuánto envidio ese verdor!! :)