sábado, 18 de octubre de 2014

Purín de ortigas. Un estupendo insecticida y un fantástico abono.

Cuando me vine a vivir aquí sabía ni que tenía ortigas (Urtica urens, U. dioica) en el jardín  Un dia miré las hojas y me lo parecieron y las dudas desaparecieron absolutamente cuando sentí el picor al tocarlas jajajja Inmediatamente pensé en hacer purín de ortigas sin tener claro exactamente en qué lo iba a utilizar.

Me parecía que debía aprovechar aquellas ortigas frondosas que crecían en la parte baja de mi jardín y que era una lástima permitir que se estropearan sin darles una utilidad.

Sabía que las propiedades y aplicaciones de las ortigas son múltiples tanto medicinales como en jardinería y agricultura y que se trata de una de las “malas hierbas” más útiles que puede crecer en nuestros jardines. Pero nunca había hecho este preparado así que lo primero que hice fue informarme.

Tengo las fotografías de esta entrada desde finales de marzo pero hasta ahora no he encontrado el momento para terminar esta entrada.  Me hubiera gustado comprobar su efectividad contra los pulgones pero utilizarlo como insecticida no venía al caso dado que por aquel entonces (finales de marzo) no se habían presentado plaga alguna en el jardín y los pulgones todavía no habían hecho su aparición. Planté bastantes rosales en invierno y pensé que les vendría bien un buen abonado de este tipo.

Pero el purín de ortigas no solo se utiliza como insecticida ecológico, también puede usarse para activar el montón de compost, como abono foliar  o abono líquido para el suelo, etc.

Había oído y leído sobre sus virtudes pero no tenía una información detallada del proceso de preparación ni del modo de utilizarlo. Debo de reconocer que una vez consultados libros y bastantes páginas de Internet comprobé que la información que ofrecen varía algo de un lugar a otro. He visto bastantes recetas, proporciones y métodos para realizar el purín de ortiga así como distintas proporciones a la hora de diluirlo con agua.  En todo caso  parece que quienes la han usado están satisfechos de los resultados con independencia de la disolución (dentro de unos límites, claro) y no he leído demasiados casos de consecuencias negativas debida a que el purín se diluya con una pizca más o menos de agua.



Así fue como prepararé el purín de ortigas:
  • Esperé a que las ortigas estuvieran bien desarrolladas y próximas a su floración. Por lo que se ve es el mejor momento para hacerlo. Corté las raíces y la parte inferior de los tallos que estaban algo duros y reservé las partes menos secas. Trocee las ortigas.
  • Puse las ortigas troceadas (utilicé guantes, claro está para prevenir el picor que producen al contacto con la piel) en un recipiente bastante grande de plástico (No es conveniente hacerlo en uno metálico. También valdría uno de vidrio pero yo no disponía de uno). La cantidad de ortigas troceadas ya que utilicé fueron aproximadamente 1 kg.
  • Agregué unos 10 litros más o menos de agua. Lo suyo era utilizar agua sin cloro, de manera que aunque la del grifo de casa no es nada alcalina (no debe serlo para hacer el purín de ortigas) preferí coger agua de un manantial cercano a dónde vivo. Lo ideal es usar agua de lluvia.
  • Removí bien el conjunto con un palo de madera.
  • Cubrí el recipiente con una malla fina de gasa para que no cayeran bichos y lo dejé reposar 15 días a la sombra, al aire libre. Es importante no cerrar el recipiente herméticamente y permitir la entrada de aire.
  • Lo fui moviendo cada día cuando me acordaba (un par de veces al día). Cuando lo removía lo hacía durante un ratito y enérgicamente para que penetrara bastante cantidad de oxígeno.
  • Una vez pasado el tiempo lo filtré a través de una malla muy fina de gasa para evitar que cayeran semillas y se me llenara todo de ortigas allí dónde lo aplicara. También es aconsejable filtrarlo para no obturar la boquilla del fumigador si se va a utilizar para pulverizar las plantas.
  • Y lo usé diluido en una proporción de 1:10 para abonar el suelo alrededor de los rosales que había plantado en invierno. Esta proporción de disolución puede variar dependiendo de la utilidad que se le vaya a dar.
En el cuadro que he puesto podéis ver que el preparado puede usarse para distintos fines dependiendo del momento o fase en el que se encuentre la preparación. También la cantidad de agua en la que se diluya varía en función de su uso.
Este cuadro es la recopilación de los datos que he ido consiguiendo al buscar información. Suelo hacerlos jajaja es mi manera de sintetizar lo que voy aprendiendo. He creído que tener un cuadro en el que de un vistazo puedas tener la información toda junta puede ser de utilidad a algunas personas. No lo sé, en todo caso, lo comparto con vosotros.. 
Como digo arriba, no he llegado a probar este purín más que en forma de abono, pero no sé todavía como funciona para otros menesteres, por ejemplo no lo he probado aún  contra el pulgón ni como activador del montón de compost.
Esta vez ha sido un poco experimentar algo nuevo. La próxima vez que lo prepare lo usaré de distintas formas y anotaré resultados. Ampliaré con ellos esta entrada y así los compartiré con vosotros.

8 comentarios:

  1. Hasta hoy no me había parado a leer este post, María. Yo tengo pocas ortigas, sólo hay una maceta en la que salen pero en alguna ocasión he pensado en dejarlas desarrollar para probar a hacer purín. Lo malo es que no dejarían crecer el hemerocallis que hay en el mismo tiesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, no sé si lo puse en el artículo pero puedes usar ortigas secas de venta en herbolarios.
      Un kilo de ortigas frescas es una cierta cantidad que no se produce en una maceta. Si ves que tienes muy pocas y que necesitas algunos litros de purín haz eso, compra ortiga seca. No he hecho nunca purín en poca cantidad, no estoy segura que dejar medio litro de agua por ejemplo quince días madurando al final no se evaporaría. La proporción de ortiga seca es de 200 gramos / 10 litros de agua.

      Eliminar
    2. Ah!1 Y otra cosa, siempre puedes dejar crecer un rinconcito con ortigas. Si las vas a usar, incluso para cocinarlas (están buenas en la sopa) no las arranques de raíz, córtalas, así volverán a crecer.

      Eliminar
  2. Me encanta el te de ortiga y ahora se que puedo utilizar la planta de está forma, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Fantàstica informacion. Como persona col·laboradora en temas hortícoles de una escuela, agradeceria informaciones sobre idoneïdades de uso como insecticida para
    Guanos

    del tipo bola o acordazado.
    .Port supuesto tenemos totalmente descartado el uso de insecticides quimicos o cualquier productO que pudiera

    ser toxico

    . Agradere INFORMACION
    . Saludos. Luis.

    ResponderEliminar
  4. Luis, lo siento, no llego a comprender lo de insecticida para guanos y lo cierto es que no tengo ni remota idea de qué es guanos del tipo bola o acordazado. Lo siento.

    ResponderEliminar
  5. Ante todo gracias por tu respuesta. Por supuesto queria indicar gusanos del tipo bola o acorazados (los que se enrrollan en forma de bolas de color grisaceo i piel dura) lo de guanos fue un error de escritura. Agradeceré tu informacion al ser posiblemente muy util en un lugar siempre exento de productos quimicos. Gracias anticipadas. Luis.

    ResponderEliminar
  6. Para enfrentarte a los bichos bola, lo que mejor por mi experiencia a sido es poner culos de botellas enterrados con cerveza, se me llenaban los botes de esos bichillos, ya que la humedad les encanta y debajo del acolchado habia cientos.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido