martes, 13 de octubre de 2015

Aconitum carmichaelii 'Arendsii' (Acónito o Cogulla de fraile)

Hoy quería enseñaros esta preciosa vivaz de floración otoñal, ahora que ya va quedando poco en flor en el jardín es de agradecer sus azules luminosos. Aconitum carmichaelii 'Arendsii', como todos los acónitos, es conocida comúnmente como Cogulla de fraile.
La temporada pasada estuve a punto de perderla por lo típico, lees páginas de viveros del norte de Europa dónde indicaban que podía vivir a pleno sol. Claro, el sol de ellos. Aquí en Madrid, ya digo, por poco me quedo sin la mata!! Sin muchas esperanzas la puse en el jardín trasero, junto a la fachada de la casa dónde apenas recibe de refilón un poco de sol en pleno verano pero prácticamente nada en el resto del año y está empezando a florecer ahora en los brotes que la planta ha logrado sacar.
Como el verano pasado se castigó mucho no han sido muy numerosos los brotes que ha logrado emitir así que al ser tan altos precisan un poco de soporte para no llegar a tumbarse. Este problema estoy segura que cuando la mata llegue a estar bien tupida no se presentará ya que los tallos son bastante fuertes.
No es una planta que presente graves problemas ni de plagas ni de enfermedades y tampoco es exigente en el pH del suelo dónde crece. En lo único que sí hay que llevar cuidado es en mantener húmedo el sustrato y que en climas secos y de veranos de altas temperaturas no cultivarla a pleno sol. Una semisombra puede ser lo idóneo en la mayoría de jardines.
Las flores de esta rizomatosa son originales, de un intenso azul violeta y tiene unas atractivas hojas oscuras bastante brillantes a lo largo de sus largos tallos que pueden alcanzar más del metro de altura.
Una vez pasada la floración cuando ya llegan los fríos invernales la planta decae muchísimo llegando a desaparecer muchos de sus tallos. Yo los dejo hasta que va a llegar el buen tiempo en primavera, momento en que los corto a ras del suelo y rebrota sin dificultad
Quizás esta planta estuviera en mejores condiciones en un suelo algo más arcilloso que el mío que retiene muy poco la humedad. 
Seguramente al final del invierno cuando la pode aporte en el suelo que le rodea algo de materia orgánica a ver logro mantener más húmedo el entorno.


No debemos olvidar ponernos guantes cuando manipulemos esta planta por su alto grado de toxicidad que puede llegara causar la muerte si se ingiere. No deja de ser un mecanismo de protección de la planta frente a depredadores...
Tengo entendido que es más tóxico aún el acónito común (Aconitum napellus), no obstante también esta variedad contiene alcaloides no solo en su rizoma si no en todas las partes de la planta, así que andemos con cuidado!! Teniendo en cuenta este peligro que evitamos con la protección adecuada, Aconitum carmichaelii 'Arendsii' es una preciosa vivaz con una floración en un momento del año falto de ellas y que además es idónea como flor cortada.