jueves, 1 de octubre de 2015

Gaura lindheimeri 'Siskiyou Pink' una todoterreno

Así es Gaura lindheimeri, una todoterreno. Una vivaz que a cambio de poco y sin necesidad casi de cuidados nos premia con una larga floración desde la primavera hasta el otoño.
Se trata de una vivaz resistente a heladas y con pocas necesidades hídricas.


Tiene un crecimiento muy bonito. Los tallos finos y largos forman matas redondeadas de un efecto muy etéreo, dando la impresión de que las florecitas sobrevuelan en lo alto de ellas. Su aspecto grácil proporciona a la zona dónde se cultiva un aire campestre que me encanta!! No obstante hay variedades más compactas idóneas para el cultivo en maceta como Gaura lindheimeri 'Snowstorm' de floración blanca o 'Corrie´s Gold' con los márgenes de sus pequeñas hojitas en tonos amarillentos.

Una poda adecuada se hace imprescindible para mantenerlas compactas y bien tupidas si no queremos que la mata adopte un porte algo desordenado y abatido. Así es, si acaso se hace a veces algo antipática esta planta es en tanto no hemos logrado que se haga tupida. Los tallos son tan finos y crecen tanto que de no ser abundantes, tienden a desparramarse y terminan tumbados sobre el suelo precisando tutores para mantener la mata erguida.
Gaura es una vivaz semiarbustiva. He comprobado que la mía, en esta segunda temporada ha desarrollado abajo una parte algo más lignificada de la que brotan las ramillas en abundancia y se sostiene mejor en pie al haberse tupido bastante la mata.
Para evitar la tendencia a tumbarse cuando todavía no está densamente poblada debemos podarla a ras del suelo cuando termina la floración antes de las heladas. Esta poda drástica fomenta que de la base surjan la primavera siguiente en mayor cantidad los tallos florales sujetándose unos a otros mucho mejor que cuando son escasos.
Pero además de esta poda invernal también combiene hacerle un buen despuntado durante el tiempo que en verano parece que la floración remite. Estaremos unos días sin flor alguna pero a cambio veremos qeu en poco tiempo vuelve a brotar siguiendo enseguida con su floración.
Podemos elegir entre bastantes variedades de Gaura. Probablemente por los buenos resultados que da su cultivo, cada día hay más variedades. Es muy frecuente verla florecer en blanco pero también hay para elegir muchas de floración rosada en varias tonalidades.
Esta mía es Gaura lindheimeri 'Siskiyou Pink' de flores de un rosa casi fluorescente que me encanta. La puse provisionalmetne dónde está ahora y a la espera de encontrarle un lugar mejor, ahí sigue pero está claro que para lucir mejor precisaría de algún tipo de planta con la que sus finos y largos tallos hicieran mayor contraste.
Crece bien en suelos ricos, ligeros y sueltos pero sobretodo con buen drenaje. No requiere mucho riego, de hecho es una planta muy a tener en cuenta en jardines de bajo mantenimiento precisamente por su gran resistencia a la sequía. Si algo no aguantan las gauras es precisamente el exceso de agua que puede dar lugar a enfermedades e incluso a problemas fatales.
Es posible cultivar Gaura lindheimeri en semisombra pero lo ideal es hacerlo en un lugar a pleno sol.