domingo, 31 de mayo de 2015

Lamium maculatum está que se sale...

Lleva ahora justo un año en mi jardín. Ya es el segundo artículo que escribo sobre esta preciosa tapizante pero es que hay razones de sobra para dedicarle más de una entrada. En otoño pasado os hablé en otro artículo de sus condiciones de cultivo en que yo la tenía.
Ahora solo quería mostraros los preciosa que está. Si sigue así casi que va a ser invasiva. Se ha extendido por una zona bastante amplia del jardín trasero. Una zona en la que le da muy poco sol, en invierno nada en absoluto. Es una planta para tener en cuenta si precisamos una tapizante.
La tengo cerca de la entrada de la cocina al lado de la dichondra y hace tan bonito los tonos verdes dispares... Lamium maculatum me parece elegante y refinada. Tiene toda la pinta de precisar cantidades ingentes de agua pero no es así. De por si mi jardín trasero es una zona que no aspiro a que se convierta en un espacio sin riego porque es la "zona de capricho" así que me permito plantas aquí que sean más delicadas o que no aguanten periodos largos sin agua. Pero la verdad es que esta ortiga muerta (así se la conoce) no precisa más que las demás, no le he visto nunca todavía síntomas de decaimiento cuando otras evidencian la falta de agua.







Los dulces frutos del Guillomo (Amelanchier lamarckii)

Este arbolito es bonito siempre. Florece sobre las ramas apenas despuntan las hojas, en otoño es un escándalo las coloraciones que adquiere de rojos y naranjas y ahora sus pequeños frutos cuelgan como cerecitas de sus ramas...
Ninguno de los tres Amelanchier lamarckii (Guillomoque hay en mi jardín es todavía grande así que la cantidad de frutos no da para hacer muchas tartas. 
Pueden comerse cocinados o crudos porque su sabor es muy dulce y rico. Pero en vista de que si repartimos nos va a tocar a todos poco...mejor dejárselos a los pájaros que también tienen derecho!! Cuando haya más cantidad ya los comeremos nosotros.
He probado alguno y ya están bastante dulces pero aun no están maduros todos. Cuando lo están son aún más oscuro, casi negros, como arándanos.