domingo, 10 de mayo de 2015

Un híbrido de rosal silvestre - Rosa rugosa 'Hansa´'

Se trata de un híbrido. Deriva de una especie, Rosa rugosa al cruzarse ésta con otras rosas de jardín y al igual que aquella son extremadamente resistentes tanto a la sequía como a las enfermedades. Es una creación de Shaum & Van Tol en 1905 en los Países Bajos.

Me parece un rosal hermosísimo y peculiar si lo comparamos con la mayoría de rosales que solemos tener. Tiene una hojas "arrugadas" con textura diría yo, su característica más peculiar y que da nombre a este grupo de rosales "rugosa". Gruesas y lustrosas. De un verde luminoso con aspecto muy sano y fuerte y los capullos nacen con fuerza casi a la par que los primeros brotes de las ramas tras el invierno formando unos cogollos repletos de hojas adoptando un movimiento precioso casi como si tuvieran prisa en salir!!

Forman rosales densos, apretados. Idóneos para formar setos en jardines de estilo no demasiado clásico. He plantado un par de estos rosales Rosa rugosa 'Hansa'  cerca de otro par de híbridos de rugosa, Rosa rugosa 'Wild Edric' (Aushedge)  criada por David Austin en 2005. Próximos a ellos hay otros rosal precioso, una especie botánica, Rosa californica. Todos ellos son rosales de aspecto natural, poco artificioso. Con rosas alegres, frescas y muy aromáticas!! Muy adecuadas para jardines campestres y naturales.

Crecen a gran velocidad pudiendo superar perfectamente los dos metros en no demasiados años. Por la  abundancia de aguijones en sus tallos es conveniente llevar mucho cuidado al manipular este tipo de rosales.

Con aroma a rosa antigua, intenso y fuerte, delicioso!! Su floración es continuada durante todo el verano y aunque la rosa no aguanta demasiado si recibe los rayos del sol del mediodía siempre hay capullos preparados para abrirse y tomar el relevo de manera que aporta un constante punto de color en el jardín allí dónde se cultive. Ayer esta rosa estaba estupenda, esta tarde ya está algo ajada. 

Es una rosa de buen tamaño, doble, de unos 25 pétalos que se abren completamente cuando la rosa madura dejando aparecer unos preciosos estambres amarillos en un centro bordeado por algunos pétalos pequeños despeinados y como pintados con una veta blanca.
La rosa completamente abierta resulta aplanada, muy bonita!! Con un color brillante y limpio. Un magenta refrescante!!

No es aconsejable ubicar estos rosales a pleno sol en las horas centrales del día. Se cultivan mejor en una semisombra. Salvo este detalle pocos rosales son más fáciles de cultivar y menos exigentes.
Las rosas rugosas tienen además un otoño precioso. Sus hojas adoptan tonos amarillos y anaranjados al final de la estación. Pero además no puede hablarse de este tipo de rosales sin mencionar su preciosos escaramujos, casi como joyas en otoño. Conviene no cortar las últimas rosas de la temporada precisamente para permitir que el rosal fructifique dando lugar a abundantes y bellísimo escaramujos que alargarán el tiempo de interés del rosal hasta los fríos del invierno. 

Fotografía tomada de la página de Rose Gardening Made Easy
Estas dos característica de R. rugosa 'Hansa' fueron las que me animaron a introducirla en mi jardín. Y es que el otoño con sus colores y con sus frutos es tan hermoso que bien merece la pena ayudar a que lo sea aún mas en nuestro jardín con arbustos como estos.
Vemos en esta este rosal con unos maravillosos tonos otoñales. Magníficos!! No?:)

Imagen del vivero Floribunda.pl 

El hermoso Polygonatum multiflorum (Sello de Salomón)

Se trata de una planta vivaz rizomatosa de la familia de las liliáceas. Comunmente se la conoce como Sello de Salomón y también como Poligonato. De ella existen muchas variedades, la que yo tengo es Polygonatum multiflorum.

La planté la primavera pasada pero apenas si asomó de la tierra durante toda la temporada, algún brote pequeño y que en ningun momento me haría imaginar como puede ser de bonita esta planta. En unos días han emergido sus largos y gráciles tallos recorridos a ambos lados por preciosas hojas.

Me tiene enamorada!! Es tanto lo bonito que veo en ella :) La forma y la curvatura de sus hojas, la forma que tienen de "acoplarse" al tallo envolviéndolo con su base, su tallo que no es de sección circular si no que tiene varias facetas, el color maravilloso de su vegetación... no sé..todo, me gusta todo de ella!!!


Las flores (sin aroma que yo pueda apreciar)  nacen en las axilas de las hojas colgando a lo largo de toda la rama en grupo de número variable y lo hacen ahora, durante el mes de mayo. Son pequeñas, de unos tres centímetros de un blanco lechosos que me entusiasma. Con el borde de sus lóbulos teñidos ligeramente de verde. Qué preciodad de flores!! Además fructifica en forma de bolitas de color muy oscuro!! 

En mi clima desaparece la parte aérea en invierno para volver a rebrotar tan pronto retornan las temperaturas templadas de la primavera. Polygonatum multilorum es una planta para las zonas más húmedas y umbrías del jardín. Precisa de un suelo húmedo aunque no encharcada y con muchísima materia orgánica. Es probable que en jardines del norte pueda cultivarse en semisombra, en Madrid yo aconsejaría que se ubicara en una sombra casi total pero muy iluminada.


Parece que es una planta que necesita su tiempo para desarrollar el rizoma y que pueda brotar numerosos tallos y que rellene la zona que le tengamos asignada. Estoy convencida de que cuando la planta madure producirá tallos más altos que los de esta primavera que puede ser de unos 60/70 cm. y que se volverá más tupida con el tiempo. La tengo en el jardín trasero, un jardín que recorre todo el largo de la casa hasta llegar a la casita de madera. En este lado del jardín tengo helechos, calas, Viola odorata,,,y Polygonatum multiflorum nace a los pies de una incipiente Schrizopharagma hydrangeoides 'Roseum' que espero cubra de vegetación buena parte de la fachada de la casa. Pensé que con el tiempo los tallos basales de esta trepadora se robustecerian y que se quedaría algo desnuda de ahí que colocara el Sello de Salomón a sus pies para cubrir si llegaba el caso estos troncos lignificados.  

Me parece una planta deliciosa, de aspecto fresco y fácil de combinar con helechos, violetas y otras platas de sombra, por el porte de la propia planta y por el color y forma de sus hojas. 

Rhododendron 'Le Progres' - Grupo Caucasian - Rododendro

Mi jardín no está ubicado en la zona geográfica con clima más adecuado para el cultivo de rododendros, es verdad, pero no me resisto a dejar de cultivar acidófilas por ello. He escrito varios artículos en este blog relacionados con el cultivo de las acidófilas así como sobre el pH del suelo que requieren y también los modos de rectificación del grado de acidez de este suelo, su forma de plantarlos en tierra, incluso el tratamiento de la clorosis férrica si llegan a padecerla, etc. 

No hace mucho preparé el terreno de un rincón del jardín para cultivar hortensias, podéis ver los detalles pinchando en el enlace.
Así que no voy a extenderme demasiado en aportar aquí información que puede consultar quién lo desee pinchando en los vínculos que le llevarán a cada una de estas entradas.

Estas acidófilas precisan un suelo con de un humedad atmosférica que Madrid no tiene. No obstante su cultivo en un clima como el de Madrid no es imposible si comenzamos con buen "pie" al traer estas plantas a nuestro jardín preparando el suelo de manera adecuada y plantándolos de forma que favorezca un buen drenaje a la vez que la retención de cierta humedad en sus raíces. Es absolutamente determinante el modo de plantar los rododendros, de ello dependerá en buena medida su desarrollo en nuestro jardín y por supuesto las condiciones de cultivo que le demos ayudarán a mantener esta planta en unas condiciones que aporten belleza a cualquier rincón en sombra o semisombra sin demasiados quebraderos de cabeza por mucho que tengan fama de plantas de difícil mantenimiento. 

Este que esta ahora en flor es un rododendro híbrido, perteneciente al grupo Caucasian, se trata de Rhododendron 'Le Progres', un bonita arbusto compacto y de hoja brillante y oscura que no tiene demasiada distancia entre nudos por lo que se mantiene bastante lleno. De floración abundante y unos colores que me parecen tan delicados!! Con el típico moteado oscuro a modo de pecas en las gargantas de cada flor que les hace tan sofisticados!! 


Quizás no sería aconsejable tener gran parte de nuestro jardín dedicada al cultivo de estas plantas cuando estamos ubicados en una zona seca y de altas temperaturas en verano pero es difícil encontrar un jardín dónde no haya un rincón suficientemente fresco y sin luz directa del sol en el que cultivar estos preciosos arbustos. Yo creo que merece la pena tener algunos en estos rincones.

Kolkwitzia amabilis 'Pink Cloud'

Me ha sorprendido la floración de mis dos Kolkwitzia amabilis 'Pink Cloud' con sus flores en forma de campanitas de un color rosa tierno y un precioso arabesco de color amarillo anaranjado en su garganta y sus capullos globosos de tono mucho más intenso.
Son flores para detenerse a mirarlas porque tienen infinidad de detalles como unos graciosos pelitos blancos en la base de sus peciolos e incluso en algunas partes del interior de la flor. Qué curiosas!! :) con ese entramado de líneas anaranjadas en su interior!!
No es un arbusto difícil de cultivar si crece al sol o semisombra y en un suelo con abundancia de materia orgánica, bien drenado y fresco. Kolkwitzia amabilis 'Pink Cloud' gusta de suelos con cierta tendencia a la alcalinidad y no le dan miedo los fríos inviernos con heladas. Necesita que el sustrato permanezca algo húmedo y por ello cuidado de proporcionarle un buen acolchado para tener que regarla menos. 
Es un arbusto caducifolio que va adquiriendo belleza con los años, cuando realmente adquiere su porte natural: unos tallos erectos, rígidos y fuertes que sostienen largas ramas arqueadas cuajadas de ramillas laterales en cuyos extremos se abren grupos de flores muy abundantes.
Yo no la he podado este primer año porque es aún una especie de maraña de ramas dónde no se advierte todavía de forma clara el crecimiento que va a adoptar. Es a partir del segundo año, cuando comience a sacar las largas ramas cuando debemos plantearnos empezar a formar una estructura que vaya "despegando" del suelo las ramas florecientes para que tengan la altura suficiente que permita que se curven gráciles.
Eso sí, al madurar llega a alcanzar un tamaño muy importante (tres metros de alto y quizás dos de ancho) y será entonces cuando no podamos descuidar la poda, eliminando tallos viejos para fomentar el rebrote de nuevas ramas floríferas. Está claro que es un arbusto que necesita su espacio para desplegar toda la belleza que tiene y en un jardín pequeño es difícil que pueda  llegar a tener su porte natural si tenemos que estar constantemente podándola para contener su tamaño.

Durante el otoño sus hojas un tanto anodinas en verano cuando ya no está la flor vuelven a adquirir protagonismo con sus bonitos tonos rojizos.