domingo, 25 de enero de 2015

Se presiente...

La semana pasada nevó y las noches de estos últimos días han venido de la mano de muy bajas temperaturas y de un viento que hiela los huesos. Es invierno, sí, debiera de estar todo el jardín parado..Pero no lo está. 

Hoy he comenzado mi paseo algo más tarde que de costumbre. El sol ya bañaba el jardín con sus tibios rayos.

La mañana está muy desapacible. Un viento gélido hace vencer los árboles y produce una hermosa melodía con el crujir de sus ramas. Entre ellas se atisba el cielo limpio de nubes y los rayos de sol inundan el jardín tiñéndolo de unos tonos precoces para el tiempo en que nos encontramos.
En mi camino hacia la zona que algún día espero que será el Jardín Secreto, cuando a ratos paraba el viento, notaba la calidez del sol. Me han llamado la atención las yemas del almendro que comienzan a despertar preparándose para su gran fiesta cuando pronto se cubra todo él de miles de flores blancas.

El paseo de esta mañana me ha hecho percibir que algo comienza a latir. Se alargan los días y las plantas lo notan. Un aumento de luz que es suficiente para que algunas incluso se activen ya!! La savia latente empuja ya las yemas de Crataegus Azarollus y las invita a abrirse.

Me gusta pasear por el jardín de forma pausada. Lo he dicho mil veces. Verdad? Pero es que es así!! Se descubre tanto mirando con detenimiento, parándose a cada rato, observando despacio lo que hay en él...y hay tanto!!
Ahí estaba esta mañana una de mis Budleia Davidii, aguantando con sus hojas contra viento y marea y eso que no está precisamente en una zona resguardada. Pero así son algunos arbustos, más resistentes de lo que a veces creemos.

Algunos rosales (y ahora que lo pienso son los que más sol reciben) tienen las yemas claramente activas y otros..Ay qué poquito les falta para comenzar!! (Sally Holmes


Incluso algún otro como Pricess Anne y Rugosa Hansa muestra sus diminutas y vírgenes hojitas ya brotadas asomando apenas entre la hojarasca del acolchado.

Los botones de un Salix empiezan a dejar asomar sus preciosos amentos como un pompón de terciopelo.

Los níspero (Eryobotria japonica) siguen en flor. Es de los pocos árboles que florecen en invierno y su alrededor es un constante zumbar con las abejas al reclamo de sus flores. Mirad éstas!! Tan afanadas en su recolección...jajaja Qué hermoso, verdad!! Aspirar el aroma de estas bonitas flores es una delicia. Nunca hasta este año me había parado a contemplar sus aterciopelados cálices que albergan unas flores tan delicadas dónde pareen no caber tanto estambre...



Los brotes de Viburnum rhytidophyllum están distintos de estos días de atrás, como si una vida nueva los recorriera...

Un día bonito a pesar de lo gélido del viento. En el aire y en la luz de hoy se presiente ya el latir que se hará esperar todavía un poco más para estallar, pero no tanto, no tanto!!... Y cuando llegue de nuevo ese baile, como siempre, en el ciclo de las estaciones, lo comenzará Acacia dealbata (Mimosa). Ella ya está preparada para inundar el espacio de dulce aroma con sus botones florales formados!!

3 comentarios:

  1. Se presiente, María, se presiente..., que tu jardín va a ser una gozada esta primavera. Lo cuidas y lo preparas con un gusto y dedicación exquisitos.

    ResponderEliminar
  2. Que mágico es ese momento en el que parece que cada árbol va al explotar de repente, aunque siempre he querido, si tuviera los medios claro ja ja ja, poner una cámara y poder captar esos ligeros cambios, ver como abren los capullos.... Tengo que hacer una pregunta porque me mata la curiosidad ;), no se te hielan las flores del níspero?, porque el mío florece, pero llegan las heladas,y aunque lo tapó pero los frutos se quedan diminutos y no se desarrollan, no se si es por las temperaturas o alguna enfermedad. Saludos :)

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido