viernes, 21 de julio de 2017

"Jardineros", un artículo que invita a la reflexión el de Marcos Díez

Acabo de leer un magnífico artículo. Lleva por título "Jardineros" escrito por Marcos Díez y publicado el 23/06/2017 en ELDIARIO.ES - CANTABRIA.
No he logrado ver cómo compartirlo aquí en el blog. Tampoco he localizado un modo rápido y fácil de contactar con su autor para pedir permiso para copiar y pegar aquí su contenido. Como no tengo tiempo de estar escribiendo correos a la dirección del diario y esperar su respuesta, os he puesto el vínculo arriba y solo puedo animaros a que lo leáis porque invita a la reflexión.
Me ha parecido un estupendo artículo!! Está preñado de sabiduría. Cuánta verdad recoge... Y sí, es cierto, un jardín no  es "Naturaleza" exactamente, es más bien un lugar dónde se pretende una Naturaleza "domada". Logramos subyugarla a veces pero con los años uno aprende (o debería) que cuánto más se está de su parte, mejores son los resultados. Lo contrario es una lucha perdida de antemano que solo el jardinero novato aspira a ganar. Ella siempre gana...a la larga o la corta. Siempre gana y se impone. Quizás es hora de empezar a cambiar nuestro concepto de jardinería y ser más conscientes de que  las reglas del juego no las ponemos nosotros...
Buen fin de semana que ya casi comienza...
María.
Jardin de fleurs - Gustav Klimt

3 comentarios:

  1. María, de verdad un muy buen articulo y que me toca muy de cerca en mi corazón ya que toda mi vida como amante de la jardinería intenté ir en contra del clima de mi zona, siempre quise cultivar plantas de climas más templados ya que los primeros libros que me hicieron adentrarme en el mundo de las plantas eran precisamente libros escritos en países del norte de Europa con inviernos frios y veranos suaves, las imágenes de césped verde como esmeraldas, tulipanes, peonias, amapolas azules y rosales David Austin fueron para mi un antes y un después y me marcarían por siempre. Claro que intentar ese estilo de jardinería en mi clima estaba destinado a fracasar y a malgastar dinero en plantas que nunca prosperaban. hace unos cuatro años ya un poco cansado de remar contra la corriente encontré un libro escrito por un Jardinero australiano, Simon Rickard titulado "The new ornamental garden" en él este jardinero explicaba que muchos australianos por cuestiones culturales derivadas de la herencia de sus ancestros británicos intentaban recrear los jardines ingleses en Australia plantando empecinadamente plantas destinadas a morir y derrochando agua en zonas naturalmente secas. Este libro me ayudó mucho a comenzar a repensar mi jardín en otros términos, a encontrar (como dice Rickard) belleza en plantas que no son tulipanes, peonias y hostas... no digo que este "curado" de eso que Rickard llama "zone denial": sigo empecinado con las Rosas e incluso el año pasado volví a caer en la tentación comprar otra peonia a sabiendas que no florecerá de nuevo este año pero también he descubierto belleza en plantas que se adaptan sin problemas a este clima como las cicadas, gardenias y las camelias (como pude vivir tanto tiempo sin ellas?)y he aprendido a querer a plantas que antes despreciaba como los agaves y los hibiscos que me resultaban sumamente corrientes debido a que son muy comunes en los jardines aquí. Sé que no estoy curado pero estoy un poco menos peleado con mi clima que antes. Un saludo afectuoso y disculpa si el mensaje ha sido largo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que disculpar, Marcelo!! Al contrario, muchísimas gracias por participar de forma tan sincera en este blog.
      Qué me vas a contar!! He ido clavando sombrillas de playa por distintos puntos de mi jardín según iba moviéndose el sol para proteger unas hortensias!! Empecinamiento? Pues claro que era empecinamiento y cortedad de miras las mías...
      Yo también sigo teniendo "caprichos" a pesar de tener claro quién manda aquí y en todas partes, que no es otra que ella, la Naturaleza. Mi concepto de la jardinería fue cambiendo (como no podía ser de otra forma) con el paso de los años y ahora, afortunadamente para mi no es en las floraciones espectaculares dónde veo belleza únicamente. Las texturas, los colores otoñales, los frutos de algunos arbustos... son tan hermosos!! Ya no aspiro a tener un jardín florido llamativamente. Aspiro a tener un jardín que rezume paz. Quizás porque eso es lo que yo necesito en este momento de mi vida.
      Un beso grande, mi querido argentino!!

      Eliminar
  2. Si, es cierto: todos los jardineros hemos intentado dominar la Naturaleza en lugar de aliarnos con ella; ese tambien ha sido mi error. Ahora, no. Ahora me dejo guíar por ella... y con mejores resultados. Ahora no arranco muchos "hierbajos",los dejo tapizar la parte baja de los arbustos. Enfín, siempre aprendiendo de los errores.
    Un beso, María.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido