lunes, 16 de marzo de 2015

Las bayas. Plantar una grosella roja (Ribes rubrum 'Jonkheer van Tets' ) (III)

Este tipo de plantas no se cultivan bien en cualquier tipo de suelos. Requieren un sustrato rico, suelto, que retenga cierto grado de humedad, pero que no se encharque, con bastante materia orgánica pero sobretodo con un grado de acidez que ronde un pH entre 6/6,5. 
El suelo de este rincón era de una pésima calidad. Me ha resultado más cómo proporcionar un buen sustrato a toda la zona creando una zanja bien profunda y ancha con las características adecuadas que ir preparando cada hoyo de plantación.
Son plantas que tienden a extenderse mediante la emisión de numerosos brotes basales. Con el tiempo se extenderán más allá del hoyo que he ido practicando y pienso que es mejor que el terreno que tengan más allá de ese espacio sea también el que ellas requieren. 
Si alguien quiere ver el proceso de preparación de las zanjas, pinchad en el enlace. 

Como ya tenía listo todo el espacio hoy no tenía más que abrir un buen hoyo algo más amplio que el cepellón de la planta puesto que el resto del suelo, como digo, es el adecuado al cultivo de estas plantas y estaba preparado. 
De haber plantado en un terreno sin preparar tendría que abrir previamente un hueco de al menos 45 x 45 cm y rellenarlo con un sustrato algo ácido, sobre los 6  o 6,5 de pH.
Como os comenté en la entrada de preparación del suelo usé para rellenar las zanjas una mezcla de sustrato vegetal, estiércol bien maduro, turba rubia y un poco de azufre en polvo. Podría haber usado tierra de castaño directamente pero hubiera salido carísimo.

Ahora en el hoyo de plantación, como ya no era demasiada la cantidad que iba a precisar he utilizado tierra de castaño en lugar de la mezcla anterior.

Bien, tenemos ya preparados todo el material necesario


  • La grosella roja (Ribes rubrum "Jonkheer van Tets), claro! Por lo visto se trata de una variedad bastante temprana.
  • Estiércol bien maduro
  • Tierra de castaño
  • Un poco de ceniza de la chimenea
  • Quelatos de hierro
  • Activador de raíces
Las grosellas necesitan bastante cantidad de potasio en el suelo dónde crecen. La ceniza es un elemento que aporta este potasio pero hay que tener cuidado con no poner demasiada cantidad y en mezclarla bien para evitar que el agua forme engrudos o haya problemas de drenaje del agua del hoyo.
En este caso, el nivel del cuello de la planta debe quedar a la misma altura que el suelo del jardín así que deberemos hacer un hoyo unos diez centímetros más profundo que la altura del contenedor para poner en el fondo una buena capa de estiércol mezclada con tierra de castaño y con un poco de ceniza y quelatos de hierro. 


Removeremos bien para que sobretodo la ceniza quede bien mezclada y con la humedad del riego no se apelmace.
Yo prefiero interponer un poco de sustrato entre la capa de estiércol del fondo y la base de la planta porque siempre queda aquella cosa de pensar que el estiércol no esté del todo maduro y así evitamos que las raicillas al crecer pudieran quemarse.
Comprobamos que el nivel de la base del contenedor se encuentra al nivel del suelo del jardín. 
Regamos bien y esperamos que drene. Ponemos un poco de activador de raíces en el fondo del hoyo y también espolvoreamos con este producto todas las raíces de la planta antes de meterla en el hoyo.
Seguiremos llenando con mezcla de tierra de castaño y algo de ceniza todo bien mezclado.
Vamos compactando con suavidad alrededor del cepellón y cuando terminamos de llenar el hoyo regamos en profundidad.


Esperamos a que drene el agua  para aplicar una generosa capa de acolchado a base de humus de lombriz que además de preservar del frío y del calor la base de la planta aportará nutrientes a las raíces cuando los microorganismos, lombrices y demás vayan incorporando la materia orgánica del humus hacia las capas más profundas de las raíces.
Ya casi habremos terminado, falta todavía podar las ramas del arbusto a unos 25 cm del suelo por encima de una yema orientada hacia el exterior.
Y ahora sí, terminamos con un riego ya no tan profundo porque el sustrato de abajo está perfectamente hidratado.
Y eso es todo. No ha sido complicado!!

Las bayas de grosella roja son una Fotografía de Pereslav en Comons Wikimedia

1 comentario:

  1. Es una variedad jonkheer muy dificil de encontrar en mi pais la plantas estan dentro de un precio entre los 20 a 26 € euros , pero su precio vale la recompensa ya que despues le saque patillas e hice nuevas plantas claro que debo esperar a que maduren esas patillas por lo menos 2 años para que produzcan frutos

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido