martes, 27 de septiembre de 2016

Del jardín ausente

Mañana se cumplirá una semana. Casi siete noches con sus casi siete días sin estar en él. Lo peor son los días. Terriblemente largos. Sus horas de ritmo insufriblemente lento!! 
Comienzo ya  por la mañana  sabiendo que me tengo que resignar y que ni hoy ni mañana ni pasado...ni en varias semanas podré volver a recorrer sus caminos. La fracturas de los huesos tienen eso, un tiempo de recuperación muy largo. Y si las fracturas son en las piernas pues la imposibilidad a la hora de jardinear es total y absoluta. Maldita sea!! En la hora en que se me ocurrió el miércoles bajar por aquel camino escarpado!! 
Qué increíblemente distinto se viven las cosas dependiendo de nuestro momento. Las ventanas que en situación normal son de fácil acceso se convierten en inexpugnables a pocos muebles que haya delante de ellas cuando una se sostiene en unas muletas y lo que se puede disfrutar de lo que se ve desde ellas es desde el interior de las estancias y claro...no es lo mismo :)
En mis cortos trayectos de la cama al asiento en el salón en el que paso horas y de allí al baño, logro a veces sostenerme con las muletas unos segundos parada tras una ventana más asequible y lo veo un instante. Pero en cuánto me ven quienes me cuidan me riñen y me envían a  sentarme de nuevo. Trato en esos brevísimos instantes de percibirme de la mayor cantidad de detalles posibles buscando "pistas" que me informen de su estado. Como una ladrona de imágenes pillada in fraganti agilizo el robo de mi botín de imágenes y las guardo atesorándolas en mi cabeza para luego deleitarme con las que he logrado capturar a través del cristal rememorándolas durante un buen rato. 
Intento conformarme esperando y deseando que la siguiente vez que pase por una, mis brazos tengan más fuerza para sostenerme un ratito más frente a ella y poder ver con algo más de detenimiento. Me paso el día pensando si habrá alguna planta sufriendo, si lo estarán regando mucho o poco, si las plantas que puse en tierra hace poco estarán enraizando. Sin saber...sin ver, sin comprobar, sin tocar... me desespero!! Y no me valen de nada las palabras tranquilizadoras que recibo de mis familiares diciéndome que está bien, que no le pasará nada. No me valen porque yo preciso estar en él, comprobar directamente, tocar debajo del acolchado y notar el grado de humedad del suelo, no dejarme escapar un detalle en el repaso, apartar las ramas y comprobar si hay habitantes indeseados; mirar casi con lupa voltear las hojas...necesito hacer lo que hago siempre. Simplemente.
Me paso el día con la sensación de enclaustramiento y con un deseo irrefrenable de verter sobre mi jardín una mirada escrutadora que permita un análisis fiable de su estado y que me dé seguridad de que todo está en orden y la certeza de que está aconteciendo en él lo que por la época del año en la que estamos, tiene que acontecer. Temo por mi jardín Como si le faltaran mis ojos sobre él evaluando su estado para que sobreviviera. 
Engreída jardinera!! Nos creemos imprescindibles y somos solo meras comparsas... Es más bien sus sonidos, su aroma, sus colores, los que me faltan a mí!! Sabía cuánto llego a amar mi jardín pero esta semana desde que me caí y me rompí la pierna lo he podido comprobar...Vosotros que me leéis y sois jardineros, estoy segura que me podéis entender.
Afortunadamente mucha parte cuenta con riego. Pero claro, el riego se puso hace casi dos años y en este tiempo se han ido haciendo más plantaciones. Yo sé de memoria lo que tiene y lo que no tiene riego pero quienes me cuidan.... quienes me cuidan por mucho voluntad que tengan (que la tienen) es imposible que no se olviden de regar alguna. Y son tantas las que hay...
Cada vez que mis familiares regresan a casa y me dicen que han regado tal o cual zona les bombardeo con miles de preguntas tratando de asegurarme de que todas y cada una de las plantaciones, especialmente las plantadas hace solo unos días antes de mi caída, han recibido el agua que precisan para sobrevivir. No sé ni como me soportan!! Ni a mí ni a mis interrogatorios!! jejejje
─Una plantita que hay en tonos amarillentos (Lonicera nitida) al lado de  una en tonos muy oscuros con algunas hojas cobrizas (Berberis thunbergii 'Atropurpurea') y que pincha mucho─ Como si ellos se hubieran percatado a simple vista de las espinas del diminuto arbusto ajajjaja Y cuando no veo reacción en su cara de saber a qué plantas me refiero sigo: ─Ambas están en un triángulo de plantación─ "Un quéeee?" interrumpe mi interrogatorio ─ Un espacio en forma de triángulo que tiene acolchado (y especifico cuando veo el ceño fruncido en la cara de mi interlocutor y veo que no sabe qué es el acolchado) Que tiene trocitos de madera cubriendo el suelo. Está a la derecha del camino que recorre el jardín por el norte a la altura de...(¿Cómo decirle que uno de los vértices del dichoso triángulo de plantación es un Loropetalum chinense 'Fire dance'?) Desisto del nombre botánico y elijo una descripción que por mucho que me empeño no logra dibujar en su cara una expresión de saber a qué arbusto me estoy refiriendo. Ni diciéndole que tiene las hojas oscurísimas ni hablándole de una estructura algo péndula...Ni hablándole de que si se fija bien hay algunos pétalos de flores fucsias ya secas en el extremo de alguna rama. No hay modo!!
Uffff qué agotamiento!! Con lo fácil que es identificar un Loropetalum!! ajajajja Claro, fácil para un jardinero pero para un profano que no distingue una gramínea de una suculenta...No, no es fácil!!
Incluso les llego a mostrar fotografías de tal o cual planta que para mí son absolutamente esclarecedoras pero que para ellos no son más que imágenes de una planta entre los cientos de plantas que hay en mi jardín.
Y yo, en secreto, me asombro de que esta o aquella belleza plasmada en la fotografía haya pasado desapercibida a sus ojos. Como es posible que tan pronto se la muestro no me digan ─Sí!! Síiiii. Sin duda, esa planta la he regado y tan hermosa me ha parecido que no quería ni apartar la manguera de ella para poder observarla más─ jejejejje Pues porque muchas veces son nuestros ojos de jardineros enamorados los que logran ver la hermosura indudable que hay en las plantas pero que esta belleza pasa inadvertida a aquellos que no tienen la jardinería entre sus aficiones.
Tratan de que no me preocupe repitiendo un genérico ─Todo, todo! Todo lo he regado!!─ Que solo logra inquietarme mucho más aún ajajjajajja Porque ese todo no me vale y siempre termino por pensar que quizás han confundido mis cinco pequeños Teucrium hyrcanicum 'Paradise Delinght' recién plantados con cinco malas hierbas y cuando yo logre recuperarme estén secos como la mojama.
Ayer con un esfuerzo denodado logré llegar a la puerta de casa y como si hubiera hecho los mil metros lisos, exhausta, llegué a sentarme en la silla que previamente me había puesto mi madre en el camino el jardín trasero, justo frente a la puerta de la cocina. 
Qué lujo!! Como cuando se vuelve a ver a un ser querido que llevamos tiempo y tiempo sin disfrutar de su compañía. Igual era mi añoranza. La tarde estaba algo desapacible y el viento movía las hojas de la Koelreuteria paniculata produciendo un sonido que era música celestial para mis oídos!! El arbusto de lavanda estaba al alcance de mi mano y sin demora froté sus hojas entre mis dedos. Ummmm que delicia de aroma!! Pasee detenidamente mi mirada por todas y cada una de las plantas que lograba divisar desde aquel punto. Todas vivas. Todas sanas. Mis preciosas mimadas!!
Y me dispuse a mirar cómo regaba mi madre envidiándola no sabéis de qué manera. Lo que yo hubiera dado por tomar en mis manos aquella manguera!! Por meter mis chanclas en los arriates y mancharme con el suelo los pies salpicados por algunas gotas de agua... 
Madre del amor hermoso...no tardé un instante en empezar a sufrir en cuánto comenzó a salir el agua. Zasssssssssss un chorro delgado y a presión máxima se estampó contra el borde del alcorque que bordea el Melia azedarach plantado hace unos meses. Se desmoronó totalmente y ahora ya no retendrá el agua de riego... Vi trazarse en el suelo del arriate una herida serpenteante y profunda según iba mi madre moviendo la manguera y el chorro de agua a presión sobre el suelo como una ametralladora tenía yo la impresión de que iba hiriendo mis plantitas recientes. Casi me dolía!! Casi no. Es que me dolíaaaaaa!! ajajjajaj Cerré los ojos para no verlo y mordí mi lengua para no gritar!!
Traté de explicar que debía cambiar la posición de la alcachofa y que según eligiera un punto u otro la forma de salir el agua cambiaría pero que mientras lo hacía debía cortar el flujo o "enfocar" sobre la pared pero no sobre el suelo ni sobre ninguna planta para no herirlas. La pobre... con qué voluntad trataba de hacerlo bien!! Cómo molestarse con una viejecita que solo trataba de ayudarme y de cuidar de lo que a mí me importa tanto que es mi jardín? Ella no merecía ni malos gestos ni malas palabras. Pero sí, aunque por fuera no dijera nada...por dentro era un sufrimiento absoluto ajjajajaj
Os habéis fijado con qué poca cantidad de agua dan los profanos por regada una planta? Os invito a que hagáis una prueba cualquier día con una visita que sepáis que no sabe de jardinería. Veréis como más que regar mojiquean las plantas por arriba y poco más. Nada de llenar bien los alcorques. Nada de cerciorarse de que el agua llega a mojar en profundidad...y cuando ves como más que un riego lo que están haciendo es echar un agüita de refresco te empiezas a preguntar si todo el resto del jardín, todo lo que no estás viendo, estará igual de poco regado...Ayyyy qué sufrimiento!!
Y a pesar de insistir en que sigan echando agua en una planta ─Porque sabes que la que ha caído hasta ahora no mojará más allá de los primeros dos centímetros de suelo─ Tienes que repetir que sí, que más. Que no se preocupen, que la planta precisa más agua!! Que es mejor no regar todos los días pero que cuando se haga sea en profundidad para que las raíces vayan hacia abajo en busca de la humedad y no la busquen en superficie y que riegos tan continuos y someros no ayudan nada ni son suficientes para el abastecimiento de éste o aquel árbol.. Se aburren de regar. Normal!! Y sospecho que no teniendo la mirada vigilante del jardinero sobre ellos terminan de regar demasiado pronto con tal de dejar ya tan tedioso trabajo!! jejejjeje
Es impensable que hasta que pase algún mes pueda volver a ninguan zona de mi jardín. Es demasido inclinado y demasiado peligroso el riesgo de volverme a caer si trato de recorrerlo muletas en mano Pero el jardín trasero es plano y la piedra del camino que lo recorre no presenta relieve ninguno. Es posible que si me pone mi madre sillas cada pocos metros en las que pueda ir sentándome a lo largo de este camino pueda yo regar el jardín trasero. Tardaré la tarde entera pero y qué? No tengo que hacer nada más!! 
A ver si me encuentro mejor en unos días y puedo intentarlo. Así no forzaría la pierna en absoluto. Deberían ser unos pasos apenas entre silla y silla pero se puede hacer. Sin duda!! Mi madre seguro que me echará una mano e irá cambiando las sillas de lugar cada muy pocos metros. Bajo promesa de no apoyar la pierna, por supuesto!! Me da igual el trabajo que me cueste moverme entre sillas...necesito tomar en mis manos esa manguera y verter delicadamente la cantidad justa de agua que precisa cada una de las plantas de mi jardín trasero.
Estoy segura que me deleitaré sabiendo de su regocijo al reconocer mi mano y no sentir los golpes de la presión de agua descalzándolas si no la caricia de un agua mansa que cae alrededor del suelo dónde están plantadas humedeciendo despacito en profundidad sin dañarlas... 
Síiiii quiero pensar que mis plantas me añoran como yo a ellas. Y si no es así, a mí me vale imaginándolo...ajajajja

lunes, 19 de septiembre de 2016

Mariposa macaón o mariposa rey (Papilio machaon)

No creo que esta temporada volvamos a ver ninguna mariposa macaón en el jardín (Papilio machaon). Llegamos al final del momento del año en que pueden verse en el campo y los jardines.
Son más abundantes en cotas más bajas pero no es demasiado extraño verlas en altitudes de hasta 1200 metros. Vivimos a unos 940 metros de altitud así que esto permite tener las suerte de que visite nuestro jardín.
Fué quién únicamente hace fotos buenas en mi casa quién la vio primero. 
─ Mira, mira ─ Gritaba mientras corría precipitadamente hacia casa en busca de su cámara. Era para verlo!! jajajja Se agachaba cuando creía tener el encuadre correcto pero  esta belleza salía volando hacia otro lado del jardín y el otro corriendo tras ella jajjaja. Así se llevó un hora..
No recuerdo ahora qué hacía yo mientras pero de vez en cuando por el rabillo del ojo lo veía pegar zancadas tratándose de acercar hacia dónde debía estar la mariposa imagino que jurando en arameo mientras el bicho le hacía recorrer buena parte del jardín!!


Parece ser que logró capturarla sobre el acolchado e imagino la satisfacción que le dio ver como finalmente se posaba sobre estas Nepeta 'Mussinii'
─ Ahora sí te voy a pillar!! Seguro que eso pensó con satisfacción al ver que esta Papillio machaon llegaba a posarse sobre las diminutas y preciosas flores de la salvia. Ahí tenía su oportunidad de hacer alguna buena captura mientras ella tomaba el néctar de las flores.

No sabemos si es macho o hembra puesto que hay poco dimorfismo sexual pero espero que si es macho tuviera una novia cerca por ahí revoloteando y a la que fecundar y si es hembra haya dejado entre las plantas de mi jardín alguno de sus huevos y podamos el año que viene disfrutar de otras de su especie. Tan hermosas como ella...
No puede ser más bonita. Verdad? Tan llamativa, tan colorida...Con sus ocelos de color rojo y esa especie de lunares azules. Pero si algo tiene especial esta hermosa mariposa rey son las colas de sus alas. Si os fijáis, a esta en concreto le falta una.

Esta es una de las mariposas más bonitas que hay. Por eso es muy buscada por coleccionistas. Nosotros preferimos tener muchos bichos en nuestro jardín pero siempre libres :) Que vengan cuando quieran y se vayan cuando lo deseen. Lo mejor para ello es poner muchos arbustos con los alimentos que ellos precisan (las flores y los frutos) y cobijo para que puedan anidar y reproducirse. Es la mejor forma de que el jardín sea visitado por una gran variedad de vida animal.

El verano que viene esperaremos que alguna mariposa rey nos visite de nuevo y uno que yo me sé vuelva a correr detrás para hacerse con ella (pero solo con su cámara) ;) Bastante amenazadas están ya con el uso de los dichosos químicos como para dedicarnos a meterlas en botes...Volando, libando, apareándose y libres en el aire. Mucho más bonito verlas en acción con el precioso movimiento de sus alas en sus vuelos y no formando parte de ninguna colección. O no? :D
Por cierto...os animo a que visitéis este enlace. Se trata de la eclosión de una mariposa rey. No es sólo las fotografías que son una verdadera maravilla...es la pasión que le pone quién escribe el artículo!! Cómo entiendo al autor :) leedlo...es que lo vive! ajajjaja Qué hermoso ver como la gente se emociona y rezuma tanta pasión por la naturaleza...

lunes, 12 de septiembre de 2016

Pittosporum, un género con muchas especies diferentes siempre hermosas II

Lo prometido es deuda. Esta es la segunda parte del artículo que iniciamos en la entrada anterior. Son tantas las especies del género Pittosporum que he preferido como os comenté dividir el tema en dos post.
En este segundo nos centraremos en Pittosporum tenuifolium. Es imposible abarcar tantas variedades como hay así que os comentaré las que yo cultivo en mi jardín y sobre las que lógicamente os puedo comentar más con conocimiento de causa.
Las características y necesidades de cultivo del resto de especies del género pittosporum podéis consultarlas en el artículo que precede a éste pinchado AQUÍ.
NOTA: Desconozco el motivo por el que a pesar de haber escrito y publicado hace unos minutos la primera parte de este artículo cuando se pincha en el enlace la respuesta es que la página no existe!! Argggggggg ;(
Trataré de solucionar el problema y recuperarlo. En el momento que lo logre lo pondré a vuestra disposición.
Pittosporum tenuifolium es el pitosporo de aspecto más livianò. Dentro de la especie hay muchas variedades con hojas ligeramente distintas. Existe P. teunifolium de hoja color verde liso pero lo que nos solemos encontrar a la venta son las variedades variegadas.
Como otras variedades de pitosporo, P. tenuifolium tampoco soporta el frío extremo sin embargo heladas de -5/-7 grados las puede superar. Todas las variedades soportan perfectamente bien la poda y se utilizan frecuentemente en el arte topiario.
Su floración es el color violeta o púrpura y sus flores presentan una preciosa y suave aspecto sedoso y un aroma exquisito durante la noche. Al igual que el resto de variedades, P. teunifolium produce frutos redondeados tras la floración que se abren cuando maduran para mostrar el interior con sus semillas coloreadas.
Todos los pitosporos se cultivan bien al sol siempre que el jardín goce de un clima suave. Tratándose de jardines con verano con temperaturas muy altas no conviene ubicarlo a pleno sol y les sienta estupendamente la protección del suelo que rodea sus raíces con una generosa capa de compost o con otro acolchado compuesto de materia orgánica.
Matizadas con más o menos blanco, con más o menos ondulación en el borde de sus hojas, con distintas tonalidades en su variegados que puede ser blanco o amarillento, con verdes más o menos intensos...Hay tantas y tantas variedades de P. tenuifolium que francamente yo al menos no logro distinguir demasiado bien entre unas y otras. Pongo como ejemplo una que cultivo en mi jardín Pittosporum tenuifolium 'Piruette' y que la verdad, no la veo distinta de los P. tenuifolium 'Variegatum' normales y corrientes que tengo en algunas zonas del jardin.


Creo incluso que bajo el nombre de Pittosporum tenuifolium 'Variegatum' con hojas verdes que tienen el borde de color cremoso encontramos en los viveros variedades distintas.


Las veo bastante semejantes entre ellas quizás la que más se distinga sea una que me parece muy bonita y que he visto alguna vez en los viveros que frecuento, se trata de P. tenuifolium 'Elizabeth' con bordes en color rosa más o menos intenso dependiendo de la luminosidad a la que estén sometidos los ejemplares.
Imagen de: http://www.gardeningimpulse.ie/shop/pittosporum-tenuifolium-elizabeth/

Si hay una variedad que se distingue sin dificultad alguna es Pittosporum tenuifolium 'Tom Thumb' de tonalidad bastante oscura y que aunque sus brotes nuevos presentan hojas verde claro, éstas viran a muy oscuras tirando a rojizo,  llegado el otoño.Diría de esta variedad que es una de las más delicadas por lo que hace a la insolación. He comprobado que en climas bastante ardientes en verano, no soporta el sol directo del mediodía por lo que creo que se cultiva mucho mejor en una semisombra o con el sol directo solamente de la mañana.

Me parecen arbustos tan lindos!! De apariencia a la vez muy densa porque es muy ramificado, tiene también un aspecto  mucho menos robusto que otros pitosporum creo que aportan una luminosidad increíble con la claridad de sus hojas y su estructura tan liviana. De ramillas finas y oscuras de color marrón o incluso rojizas que en nada se parecen a otros de sus hermanos es un arbusto de crecimiento bastante rápido que en no demasiados años puede alcanzar los 250 cm e incluso más si el clima y las condiciones de cultivo le son propicios.
También es bastante distinto al resto de P. teunifolium, la variedad Pittospoum tenuifolium 'Golf Ball' Un arbusto de hoja chiquita y brillante. Muy denso y que se presta muy bien también a la topiaria. 
Con él se pueden formar sin dificultad alguna arbustos en forma de bola sin precisar demasiada poda ya que es su forma natural.
La floración es en tonos púrpuras y como casi todos los de su género puede disfrutarse durante ella de una fragancia delicada y dulce.


domingo, 11 de septiembre de 2016

Pittosporum, un género con muchas especies diferentes siempre hermosas (I)

El otro día, de visita en un vivero al que suelo ir escuché como una clienta le decía a otra: 'Uy, no!! Coge otra cosa, los pitosporos están muy vistos y son muy antiguos...algo más moderno!! 
En fin, la cosa es que fue aquella frase la que me hizo pensar en que sería buena idea escribir un artículos sobre este género que a mí me parece tan absolutamente hermoso.
En una cosa sí tenía razón la buena mujer y es que hay plantas que por muy usadas en jardinería se menosprecian y deja de verse los muchos valores que tienen algunas de sus variedades.
Es verdad que si hablamos de Pittosporum tobira es un arbusto usado desde siempre en nuestros jardines y la especie más frecuente que nos ponen a nuestra disposición los viveros. Pero luego hay muchísimas otra especies mucho menos conocidas y que estoy segura que si fuera menos difícil comprarlas en nuestro pais las usaríamos mucho más.
Hablemos un poco de las características del género primero y luego comencemos por algunas especies. Son tantas que me centraré solo en las que yo cultivo en mi jardín. Abarcarlas todas sería imposible.
Los pitosporos constituyen un género compuesto por muchísimas especies . Casi 200!! Las hay para todos los gustos. Con una variedad tremenda de forma y color de las hojas, pequeños arbustos y arbolitos perennifolios, más y menos compactos en su crecimiento; redondeados y más alargados, aptos para topiaria y más tendentes a crecer como una estructura libre, de follaje variegado y de hoja lisa; algunas más coriáceas que otras, en tonos azulados o con todos los tonos de verdes. Incluso el color de la flor no el mismo en todas las especies. 
Pero todos tienen en común una preciosa floración primaveral muy aromática, semejante al aroma del azahar,  constituyendo estas plantas una gran atracción para insectos y mariposas. Se trata de pequeñas flores que suelen surgir en forma de panícula o ramillete en el final de los vástagos. Tienen cuatro pétalos y cuatro sépalos. Hay pitosporos de floración blanca (que al madurar se va tornando amarillenta) y otros cuya flor está en la gama de púrpuras más o menos oscuras, algunas casi negras.
Igualmente les une unos bonitos frutos que son muy del gusto de las aves. Son una especie de cápsulas de algo más de 1 cm de diámetro que al madurar se abren y dejan asomar sus semillas de color brillante envueltas en una sustancia pegajosa. Por cierto que su gran facilidad de reproducción y dispersión se ve favorecida en parte por este hecho ya que es frecuente que se queden pegadas a las aves al frecuentar los arbustos para ingerirlo e incluso a los propios jardineros al manipularlos.
Pittosporum tobira wikipedia 2
No son demasiado exigentes con el tipo de suelo siempre que no tienda a encharcarse. Aunque lógicamente prefiere suelos fértiles, sin problemas de drenaje y sin demasiada sequedad en verano, lo cierto es que un vez arraigan y empiezan a consolidarse, son bastante resistes a situaciones de cierta sequía e incluso más sol del que agradecen.
Como casi todos los arbustos recién plantados debe cuidarse con esmero de su hidratación en tanto no hayan arraigado y no tengan aún un buen cepellón. Una vez desarrolladas sus raíces en el suelo que las circunda el riego deja de ser un gran problema.
Sus necesidades lumínimas para la mayoría de especies es la semisombra aunque soportan situaciones con más sol si están ya arraigados y dependiendo de la especies incluso pueden cultivarse a pleno sol sin llegar a quemarse. Pittosporum tobira es un ejemplo de ello. También es verdad que es una especie de lo más adaptable y que soporta bastante grado de sombra también.
Resistencia a las heladas. Los pitosporos son arbustos y árboles de clima templado. No soportan heladas muy profundas y prolongadas. Sin embargo heladas como se producen en mi zona, la Sierra Oeste de Madrid las superan sin problema.
Convienen no obstante preservarlos, sobretodo cuando se trata de ejemplares jóvenes, de los vientos fríos.
Una buena capa de acolchado compuesto de materia orgánica protegerá de las altas temperaturas sus raíces y evitará la evaporación conservando mucho más tiempo la humedad bajo la tierra permaneciendo así mucho más fresca. Igualmente esta capa (que podemos aumentar su grosor con hojas) protegerá la base de nuestra planta joven en invierno de las bajas temperaturas.
Muchas especies no precisan siquiera poda y las que queremos cultivar dándole a los arbustos determinadas formas, deberemos hacerla a finales de verano tras la floración. Los pitosporos soportan muy bien la poda y algunas variedades se usan frecuentemente en topiaria conformando arbustos en forma de bola sin dificultad ninguna.
Hagamos un repaso de algunas de las especies. Podemos comenzar por la más conocida de todas. Pittosporum tobira.
Es conocido como Azahar de la China y como azarero. Es el pitosporo de hoja más grande y coriácea. 

Presenta las hojas de color verde oscuro y extremo redondeado. Brillantes y lisas en su haz siendo mate y claro el color en su envés. El nervio central está claramente marcado en el haz de la hoja.

Tienden a conformarse como arbustos amplios y de buena altura llegado a alcanzar los 4/8 metros si el clima y las condiciones de cultivo le son benignos. Su estructura está formada por fuertes ramas que van engrosando con los años llegando a formar un armazón potente de corteza agrisada.


Es una especie bastante frondosa que puede utilizarse en el jardín para formar parte de setos más o menos libres. Al igual que la mayoría de pitosporos, éste aguantan perfectamente el darle forma mediante la poda regular.
Es de las especies más resistentes a la sequía, a más sol del que le conviene e incluso a la temperatura. Esto siempre en ejemplares maduros.
Cuando llegué a esta casa había plantados en lo que ahora es el jardín trasero, dos ejemplares que ya tenían muchísimos años. A pesar de que su ubicación era incompatible con el diseño que yo tenía en mente, me resistía a la idea de deshacerme de ellos sin intentar replantarlos en otras partes del jardín.
Antes de cambiarlos de ubicación tuve que reducirlos muchísimo en tamaño. El cepellón por mucho que yo quisiera siempre saldría dañado y de no reducir el tamaño de las plantas no hubiera podido abastecer a la parte aérea de agua y nutrientes


Aprovechando que aquellos días había trabajando en el jardín una pequeña excavadora solicité que con ella me desplantaran los dos pitosporos y los llevaran a dos puntos de  lo que en el presente es el jardín secreto. Se logró sacar con dos enormes cepellones que para mantener sin disgregar pedí que me los cubrieran con una malla metálica de agujeros bastante grandes. Así los pude trasladar sin problema de que se desmoronaran a su ubicación actual.
Hicimos unos grandes hoyos de plantación para recibirlos y rellené el espacio entre el cepellón y la tierra del jardín con una mezcla de sustratos que resultó esponjosa y que retenía bastante la humedad. Creo que ello facilitó el que rápidamente brotaran nuevas raicillas y que los arbustos comenzaran a enraizar sin demasiados problemas en su nuevoa ubicación.
Por supuesto que me preocupé de que en ningún momento se secara el cepellón y la verdad no presentaron ninguno de los dos ni siqueira los primeros días síntoma alguno de decaimiento. Y está claro que están perfectamente arraigados ahora ya tras casi tres años de su cambio de sitio. Están creciendo muchísimo y presenta un follaje sano, brillante y abundante.
Uno de ellos recibe más sol del que le gustaría y si os fijaís en esta fotografía sus hojas adoptan una posición un tanto vertical y tienden a cerrarse. Creo que es por efecto de un exceso de insolación quizás para poner menos superficie de las hojas expuesta al sol?

En cambio mirad el ejemplar que hay al inicio de esta zona del jardín. Mucho más bonitas sus hojas más abiertas verdad?

Me parecen hermosísimos!! Sin duda en flor son bonitos. Con esas flores tan delicadas y ese aroma tan dulce y agradable...

Pero si en un momento creo que son especialmente bonitos es cuando presentan sus frutos ya maduros abiertos y mostrando sus brillantes y rojas semillas..

Pittosporum tobira wikipedia

Existen algunas variedades de P. Tobira. Especialmente bonita es la variedad variegada que tiene unas hojas bastante más pequeñas de Pittosporum tobira 'Variegatum'
Con hojas algo menos gruesas y coriáceas y más cortas y redondeadas en su ápice y con un bonito jaspeado blanco cremoso en el borde y el verde bastante más grisáceo  y muy suave al tacto.
No llega a alcanzar un tamaño tan grande como P. tobira pero puede alcanzar con el tiempo 1,5/2,5 metros aunque ésto depende siempre del clima que disfrute.



Como última variedad de la que trataremos entre los pitosporos de esta especie es Pittosporum tobira 'Nana'. Con un crecimiento mucho más horizontal que los anteriores y con una tendencia a crecer de forma muy compacta y redondeada.

A pesar de que se trata de la variedad enana, hay que tener en cuenta que puede llegar a una altura de 100 cm y que si queremos mantenerlo a un tamaño inferior deberemos limitarlo con podas regulares.

Presenta un follaje mucho más denso muy semejante en color y brillo a P. tobira pero de hoja mucho más pequeña y abigarrada.
En esta fotografía vemos de forma comparativa ambos tamaños.

Se trata de ejemplares muy usados en el arte topiario no solo por su capacidad para resistir la poda si no por su tendencia a crecer compactos en forma de bola.

Sigamos con otra especie, Pittosporum crassifolium (Karo). Lo incluí en un pedido de plantas que he hecho recientemente a traves de una página web a un vivero holandés. Creo que me llegará mañana!!
Pittosporum crassifolium wikipedia flor
Tiene las hojas con el ápice muy redondeado y bastante cortas. De tonos en verde oscuro agrisado y una preciosa floración en tonos rojizos/púrpuras deliciosamente perfumada.
pittosporum crassifolium flor -Urban Forest Ecosystems Istitute
La floración es algo más tardía que otras especies, ya casi en verano y da lugar posteriormente a frutos algo más grandes de lo habitual con semillas de color negro rodeadas de una sustancia viscosa amarillenta.
pittosporum crassifolium -Urban Forest Ecosystems Istitute

pittosporum crassifolium -fruto -Urban Forest Ecosystems Istitute

Es una especie muy rústica que soporta perfectamente los ambientes salinos de la costa. Alcanza, cuando el clima le favorece, los cinco metros de altura con los años convirtiéndose en un pequeño arbolito.
Una fina pelusita blanquecina reviste las ramas y también la parte inferior de las hojas.
Un pitosporo precioso, muy tupido y compacto y de hoja muy especial? Pittosporum heterophyllum 'Variegatum' 
Pero si además os digo que dentro de los pitosporos es el más resistente al frío? Está claro que si tenéis un jardín con heladas algo más profundas que las mías, éste es vuestro pitosporo!!


Unas hojas más bien pequeñas, alargadas y de borde liso cubren un arbusto muy densamente ramificado que puede alcanzar entre 150/300 cm


A mí me parece muy especial su variegado. Algunas hojas son lisas, de un tono verde menta mientras otras son absolutamente pálidas, de un precioso y brillante color hueso. Las variegadas lo son el los bordes con un  jaspeado bastante ancho en tono blanco cremoso.

A pesar de que no lo cultivo en mi jardín porque me ha resultado de momento imposible de localizar un vivero que lo venda, no quiero dejar de mencionar una última especie Pittosporum undulatum (Pitosporo dulce), un verdadero árbol que puede llegar a los 10/15 metros de altura!! 
Imagen de Wikipedia
Pittosporum undulatum Weeds of Australia
De hojas lanceoladas, bordes ondulados y bastante largas
Pittosporum undulatum. Imagen de Wikipedia
Tiene bastante resistencia al frío y un crecimiento bastante rápido lo que la ha convertido en invasora en países como Australia.
Me encantan sus frutos de color anaranjado y sus flores de pétalos carnosos!!
pittosporum undulatum Weeds of Australia

pittosporum undulatum Weeds of Australia

Pittosporum undulatum - Imagen de Wikipedia
Bueno, pues dejaremos otros pittosporum para el siguiente artículo.  Espero que os haya mostrado alguno que no conocierais y os podáis plantear introducir en vuestros jardines. 
En este post hemos tratado:
* Pittosporum tobira (con las variedades Pittosporum tobira 'Variegatum' y Pittosporum tobira 'Nana'
* Pittosporum crassifolium
* Pittosporum heterophyllum 'Varieagatum'
* Pittosporum undulatum
Los Pittosporum tenuifolium podéis consultarlos pinchando en el enlace.