III/III Tutorial: Los resultados finales. Restaurar una chandelier de seis brazos (antigua lámpara araña de bronce y caireles).

Continuaremos y terminaremos la restauración de nuestra chandelier en esta tercera parte del tutorial. En ella haremos la parte, para mí, más bonita. Adornaremos nuestra lámpara con caireles que ensartaremos, en este caso, a mano, con alambre muy fino y os mostraré los resultados finales de este trabajo.

Para quien llegue a este artículo sin haber visto los anteriores y tenga interés en ver los primeros pasos de la restauración (Tutorial I/III) o el cambio de la instalación eléctrica de la lámpara (Tutorial II/III) puede pinchar en los enlaces correspondientes.

Afrontamos hoy la parte más bonita del trabajo: el ensartado de los caireles. Es bonita hasta la palabra que los designa. Verdad? Ja! :-)

Eso sí es un trabajo delicado porque debemos llevar buen cuidado de ni rayar ni que se nos caiga una lágrima de cristal mientras manipulamos las piezas.

Para ensartar estas piezas cristalinas existen en el mercado piezas específicas que evidentemente simplifican este trabajo pero yo a pesar de tener sesenta años, sigo tan impaciente como cuando tenía quince! Me resultaba imposible esperar a colgar mi lámpara hasta que llegaran las piezas encargadas en aliexpress. Ya sabéis que esta plataforma es magnífica para encontrar algunas cosas pero el envío es sumamente lento. Pero seré sincera del todo. No ha sido solo la impaciencia lo que me ha llevado a hacer los engarces manualmente, es que era el pretexto para aprender una cosa nueva qu enunca había hecho. Y sí, es trabajoso y hay que ensayar un poquito antes de que salgan bien pero con un poco de destreza, delicadeza al manipular el alambre y mucha paciencia, se lograr hacer a mano los engarces que no es que estén perfectos como los de una máquina pero creo que están bastante dignos. No os parece? Cuando lleguen los que he comprado bajaré la lámpara de nuevo y los sustituiré.

5.- Tipos de engarces que se comercializan.

Si no queréis daros el trabajazo de hacerlos a mano podéis adquirirlos tanto en Amazon como en Aliepress. Si tenéis paciencia y estáis dispuestos a esperar unas semanas para que llegue el pedido, puedo deciros que en Aliespress son mucho más baratos (y cuando digo mucho, digo descaradamente más caros en Amazon).

Estos que ya os mostré en el primer artículo sobre esta lámpara, son algunos de los que podéis comprar. Pueden adquirirse en color plata, dorados o cobre. 

Cada uno se utiliza para un tipo de engarce distinto. Las pequeñas piezas de cristal pueden ensartarse unas con otras tanto con anillas como con conectores



Los pasadores se usan habitualmente para colgar del platillo los caireles y se introducen en el agujerito de la última pieza de cristal (la superior) dándole forma curva con los alicates de manera que forme un diminuto ganchitos que podrá insertarse a su vez en el agujerito de las palmatorias (los platillos dónde se insertan las fundas de los portalámparas).


6.- Engarce a mano con alambre

He usado para hacer este trabajo un alambre con cierta consistencia para mantener de forma segura los caireles pero suficientemente dúctil como para poder trabajarlo sin dificultad con pequeños alicates. Me he servido de dos tipos de alicates, unos con puntas redondas para no marcar con señal alguna el alambre mientras lo trabajaba y los otros de punta plana para poder sujetar las piezas de alambre firmemente cuando el trabajo lo requería.


Este es el alambre que he usado, uno de 0,6 mm. De haber tenido la intención de que fueran unos engarces permanentes habría usado uno de color cobre o dorado porque me parece más apropiado ya que bajo el lacado blanco aparece el cobre dorado en las zonas desgastadas con lija. Pero ya digo, como son provisionales, este es el color que encontré y es el que he usado. 


Me resulta muy difícil explicar paso a paso como he hecho los engarces. Creo que quién tenga interés es preferible que pincha sobre las fotografías que podrán ver muy ampliadas y comprobar con todo detalle cada engarce.

Las piezas gruesas son las más difíciles de engarzar porque no puedes valerte de una simple anilla ya que deberían ser demasiado grandes y quedarían feas. Hay que ensartar la pieza con alambre y luego, con los alicates darle forma de manera que formen una diminuta argolla dónde irá unida la anilla que a su vez empalmará con la siguiente pieza de cristal.



Hay que tener en cuenta el posicionamiento final de cada pieza. En ocasiones, necesitamos girar una pieza cuando la anterior está engarzada, para ello precisaremos de una anilla. También se da este problema cuando colgamos el conjunto de cristales de las palmatorias. A veces hay que poner una segunda anilla para que el conjunto esté girado hacia el lado que nos interesa. Mirando las fotografías se entenderá mejor lo que quiero decir.


He logrado que todas las anillas sean exactamente iguales de diámetro ayudándome de una varillas de madera de 12 mm de diámetro. Simplemente fui envolviendo alambre en ella de manera que cada vuelta quedara totalmente pegada a la anterior formando así una especie de espiral. Luego, con los alicates fui cortándolas para separarlas.

7.- Colgar los caireles

Una vez hechos los engarces llega la hora de colgarlos. Aconsejaría tener colgada la lámpara mientras hacemos este trabajo porque es la única forma de tener idea del conjunto e ir probando el lugar y la forma de posicionarlos que nos guste. 

Me costó encontrar un lugar de dónde colgar la lámpara ahora que es invierno, en el jardín hubiera sido fácil pero dentro de casa solo se me ocurrió poner una barra de cortina sobrepuesta sobre la parte superior de mi congelador y el otro extremos sobre el frigorífico que están enfrentados en la cocina.

Mientras hacemos los engarces pensemos que hay que manipular bastante las piezas de cristal y pueden estar "toqueteadas", antes de colgar definitivamente los caireles, es mejor pasarles una bayetita ligeramente húmeda para eliminar cualquier mancha de grasa de las manos.

ESta lámpara cuando la compré tenía los caireles originales pero a mí me gustan especialmente las elegantes guirnaldas de cristal. Creo que hacen mucho más románticas las arañas. Las compré en amazon. En el primer artículo podéis ver el enlace de la tienda y el precio.


Y esto es todo...una vez que tenemos los cristales colocados de la manera que nos gusta, en la cantidad que estimamos conveniente... es el momento de colgarla del techo. Aleluya!! Aleluya!! jejeL

Las chandeliers suelen pesar bastante. Depende de su tamaño pero pueden pesar fácilmente entre 5/15 kg (y mucho más algunas muy grandes). Así que debemos asegurarnos de que el gancho que pongamos en el techo para colgarla, va a aguantar sin dificultad este peso.

Y aquí está mi lámpara... A mi me encanta!! La verdad es que cuando termino una pieza y la coloco en mi casa, se me olvidan las horas de trabajo, los momentos de dificultad de los que a veces crees que no puedes salir... 



En el camino hasta llegar a terminarla se ha aprendido mucho, se ha disfrutado de la ejecución y al final tenemos en nuestra casa algo hecho por nosotros mismos y que nos llena de satisfacción. Será siempre personal y único porque es nuestra pieza, y por tanto no habrá ninguna otra igual. Con sus imperfecciones y su logros...

8.- La limpieza de las chandeliers

Nuestra chandelier solo lucirá en todo su esplendor si se mantiene siempre bien limpia y libre de polvo. Precisamente la magia que tienen es la capacidad de potenciar la luz gracias a la refracción de la luz sobre los cristales. 

La limpieza de diario se puede hacer delicadamente con un plumero pasado suavemente pasado con cuidado de no. prender en alambres ni piezas de cristal.

Pero como otro cualquier objeto decorativo llegará un momento en que precisará de una limpieza en profundidad. Si alguien está pensando en la dificultad para limpiar estas lámparas debo tranquilizarle. Os puedo decir que tengo varias en mi casa y que el trabajo no es tanto ni tan difícil como uno pudiera pensar.



Os explico cómo lo hago: Simplemente protejo con pequeñas bolsas de plástico las bombillas (y las fundas de los portalámparas) y con cinta de carrocero las ajusto bien a la base de la funda de los portalámparas para que no entre humedad alguna en las conducciones eléctricas. También pongo un poco de plástico en las cazoletas que guardan las conexiones de los brazos. A continuación, con una máquina de vapor que suelo usar en casa (la típica "LadyVap" que se vendía hace ya muchos años)  aplicado vapor hasta que las lágrimas empiezan a chorrear el agua arrastrando el polvo hacia abajo. Evidentemente protejo la cama, mesa o suelo sobre el que estén colgadas las lámparas. Luego dejo que goteen todo lo que tengan que gotear y termino de quitar la poca humedad que haya con una bayeta limpia de microfibra para que no me deje rastros de pelusa. Aireo bien la habitación dónde esté la lámpara para que se seque pronto. Retiro las protecciones y listo.


He visto alguna página especializada en la fabricación de lámparas de cristal en la que aconsejan su limpieza con agua caliente desionizada mezclada con jabón neutro pero yo, sinceramente, lleno el depósito de la vaporeta solamente con agua del grifo al que agrego un buen chorro de vinagre de limpieza. Lo importante es no dejar pasar tiempo entre limpieza y limpieza para que los caireles nunca lleguen a estar con mucha suciedad.



Si no se dispone de una máquina de vapor, la limpieza se puede hacer exactamente igual con un bote que pulverice el agua con vinagre. 

Como sabéis, yo vivo en Madrid, Mi comunidad tiene un terreno muy granítico así que no tiene problemas de cal en el agua y no deja cercos al ser usada en la limpieza de espejos ni en nada. Además de estar riquísima porque no tiene sabor ni olor alguno. Si el agua de tu zona tiene mucha cal, diría que es preferible usar agua de botella y así evitaremos manchas de cal sobre los cristales cuando se sequen.




6 comentarios:

  1. Te ha quedado fabulosa, María. En tu dormitorio, tan romántico, luce perfecta.
    Enhorabuena!
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mónica. No es mi dormitorio. Como digo en el artículo es un dormitorio de invitados...el mío es mucho más romántico...jajajaj Hay fotos de él en un artículo que escribí sobre él. Muchas gracias por tu visita. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Hola, jardín de la alegría. En nuestro caso lo que necesitamos saber es cómo eliminarla. La tenemos plantada como valla y...es verdad que en verano y otoño es una verdadera maravilla. En el mismo muro tenemos una piscina, y las raíces nos están causando serios problemas. Tenemos que quitarla y no sabemos cómo acabar con ella, porque es verdad que de cualquier pequeña raíz vuelve a reproducirse. Os quedaría agradecida si pudieseis darme un consejo. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Disculpame pero creo que te has equivocado a la hora de ubicar tu pregunta. La has formulado en un artículo sobre la remodelación de una lámpara. TE animo a que hagas la pregunta en el artículo que trate sobre la planta que te interesa. De lo contrario no sé a qué planta te refieres.

    ResponderEliminar
  5. Buenos dias, tengo una lámpara de laton que era de mi suegra. Me gustaria limpiarla bien y colocarla en mi salón Tiene todas las piezas y está bonita Como puedo limpiarla?
    Muchas gracias

    Ssludos

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu pregunta o comentario !! Tu opinión siempre será bienvenida.

Tutorial: Pomazón, cojinete, guantelino, cojín o almohadilla de dorador. Cómo hacerlo paso a paso

Son muchos los nombres por los que se conoce (guantelino, cojinete, cojín de dorador...) aunque pomazón y almohadilla de dorador son los más...