Cestas colgantes con petunias para la fachada norte de la casa

Las tenía hace meses ahí en el huerto, sin decidir dónde colocarlas. La fibra de coco que las recubre interiormente totalmente deteriorada de haber estado vacías, al sol y bajo la lluvia. Así que compré cuatro nuevas fundas y quedaron como nuevas.

En mi opinión las cestas colgantes como prácticas no lo son mucho y en este clima mío menos. Tienen fundamentalmente dos problemas:
No son cómodas de regar dado que suelen colgarse bastante altas para que queden bonitas. Al hidratarlas no ves la parte superior y generalmente, al menos yo, no tengo tino en el agua y terminan rebosando.
El segundo inconveniente son los forros de fibra de coco que suelen cubrirlas interiormente. La fibra de coco tiene una ventaja y es que tiene un drenaje perfecto pero también tiene un inconveniente y es que el sustrato del interior de la cesta colgante se seca con extrema facilidad lo que obliga a regarlas constantemente.

Hay verdaderas maravillas. Los jardineros ingleses y americanos son muy aficionados a ellas e incluso de las farolas de las calles públicas cuelgan preciosas luciendo una floración espectacular. Pero claro, los ingleses no tienen nuestro clima!! Y el sol no pega allí de la manera que lo hace en la zona interior de España. 
Montan cestas colgantes en cuyo interior cultivan muchas y diversas pequeñas plantitas formando conjuntos preciosos y de gran volumen. También es verdad que el mantenimiento de estas cestas complejas no es nada fácil y requiere gran dedicación.
Yo he cultivado en ellas "gitanillas" pero ello requiere que estén colgadas en una fachada orientada al sur y obliga lógicamente a regarlas más. También he tenido en ellas petunias y a mí personalmente son las flores que mejor resultado me han dado.
En todo caso y conociéndome como me conozco, sé que si las ubicaba en una posición que no tuviera muy a mano la manguera y que estuviera cerca de la casa, terminarían secas por falta de riego. Así que me he decidido a ponerlas en la fachada norte de la casa.

Al colgar de un soporte que sobresale de la fachada, salvo los meses invernales (en que las cestas quedan vacías ya que suelen cultivarse en ellas anuales), el resto del año reciben un poco de sol de la mañana y un poco por la tarde y quedan a cubierto del sol fuerte del mediodía.

Sé que hay gente que cultiva las petunías -dicen- a pleno sol. Reconozco que yo jamás pude cultivarlas con esta orientación, a mí a pleno sol se me achicharran. Mis petunias han estado bien cuando solo han recibido poco sol y además en las horas más suaves. Dependerá, imagino, del clima. No lo sé. De modo que ayer fui al vivero y compré cuatro preciosas petunias de color violeta oscuro para plantarlas en las cuatro cestas que tenía vacías.
Esta mañana, después de poner los plantones en el huerto he estado preparando las cestas. Os muestro el proceso.
1.- Ayudar a que la deshidratación y el deterioro sean más lentos con un forro de plástico:
La fibra de coco se deteriora muy fácilmente en contacto con el sustrato húmedo además de, como he comentado antes, éste se seca muy rápidamente si se pone directamente sobre la fibra. La manera de paliar un poco este problema es cubrir la fibra de coco con plástico al que lógicamente le habremos practicado orificios para que drene perfectamente.

2.- Preparación del sustrato:
Las petunias requieren un sustrato bastante húmedo y como por el hecho de crecer en estas cestas que no son profundas y tienen mucha superficie que favorece la deshidratación, he preferido hacer una mezcla compuesta de sustrato de tierra, mantillo y turba que de por sí añadiría esponjosidad y ayudaría a la hora de evitar que la mezcla se secara con algo más de lentitud.
Por el mismo motivo he agregado algo de verniculita, poca porque me quedaba solo el resto de una bolsa y no recordé el otro día comprar más.
Por último, he añadido más materia orgánica en forma pellets de madera para facilitar la aireación y para que el sustrato no se me compactara al tener bastante turba. 

Ojo! Solo valen pellets clase A1 esto es importante! Los pellets de este tipo se fabrican con maderas vírgenes y residuos de madera sin tratar químicamente y tienen bajo contenido en ceniza, cloro y nitrógeno.
Si utilizáis este tipo de material debéis tener en cuenta un pequeño detalle que no tiene importancia pero para que no os llevéis una desagradable sorpresa. El pellets, cuando se hidrata, se hincha. Es decir, aumenta considerablemente su volumen. Por tanto, es preferible hacer la mezcla con los pellets ya previamente hidratados.
Fijaos como simplemente agregando un poco de agua, removiendo y esperando unos minutos, los pellets se deshacen solos y forman serrín. 


De no hacerlo y mezclar los pellets tal como vienen en el saco, una vez rellena la cesta con la mezcla de sustratos os podéis encontrar con que al regar la planta, todo el sustrato aumenta su volumen (y bastante!) con lo que os puede "subir" como un flan ajajajja
Como esta mezcla no tenía demasiados nutrientes al tener mucha turba y serrín (pellets) he preferido incorporar un par de puñados de humus de lombriz alrededor de la zona dónde he metido la planta.
También he echado, ya por encima y antes de meter la planta, un puñadito de Guanumus. Se trata de un abono orgánico de origen animal y vegetal (guano de pescado, tortas vegetales y harina de plumas). Se trata de un fertilizante con un aporte completo en cuanto a nutrientes aunque con una proporción NPK baja (2,5/3,5/2) y que contiene también bioestimulantes que aumentan la actividad vegetal.

La temporada pasada lo estuve usando en el huerto y en los rosales y me resultó fantástico. La única pega es que me cuesta muchísimo de encontrar y el único vivero que sé que lo vende me pilla lejísimos de mi casa.
3.- Preparación de las cestas.
Bien, con la mezcla de sustratos hecha restaba poco trabajo. Primero una buena limpieza de las petunias. Ya sabemos, hojitas amarillas o secas, ramillas tronchadas por la manipulación, flores secas y lacias. Todo el material en descomposición es un reclamo para plagas y enfermedades, de modo que cuanto más limpios estén nuestros ejemplares antes de ponerlosen tierra, mejor.

A continuación simplemente con una bolsa de plástico de las de basura (sin abrir por aquello de que me aguantara algo más el plástico y resultara un poco más fuerte) he cubierto todo el interior de las cestas y con un palito de brocheta he ido pinchando toda la superficie para que el sustrato después de regarse drenara perfectamente y no se me produjeran acumulaciones de agua.
Cuando traemos plantitas del vivero suelen estar tiernas. Demasiado delicadas de madera que es muy fácil que se tronchen algunos tallos. Las petunias en concreto son bastante delicadas a la hora de manipularlas así que he preferido tocarlas lo menos posible.
Una fina capa de sustrato y he puesto el contenedor vacío, sin planta, vamos, en el centro de la cesta ya forrada para que el relleno me respetara el espacio que luego ocuparía la petunia. 

Luego he ido añadiendo sustrato alrededor de la pequeña macetilla.
He regado un poco para comprobar el drenaje y ver si no era preciso practicar más aguajeros con el palito de brocheta.

He terminado de llenar hasta arriba y he puesto el puñado de guanumus.

Una vez drenado el agua del riego he metido la petunia en su lugar. Con las manos planas, metidas por debajo de los tallos, delicadamente he apretado ligeramente el sustrato alrededor de la planta et voilà!

Antes de colgarlas en su lugar definitivo y mientras hacía los taladros de los soportes en la fachada de la casa, he dejado las cestas colgadas del tendedero de ropa para que drenaran.

Y listo! Las cuatro cestas colgando de la fachada norte de mi casa. No se ven esplendorosas todavía porque son chiquitas. Venían en una macetilla de 8 cm, tampoco se puede pedir gran cosa. Pero bueno, es cuestión de esperar unas semanas para que crezcan un poquito y se animen a cubrir con más volumen las cestas.


Eso sí, las petunias son plantas que requieren pinzados constantes para evitar que las cuatro ramas que tienen ahora se alarguen y alarguen hasta el infinito y al inicio del verano se vean resecas estas ramas en la parte alta y las flores solo salgan en las puntas. Aunque pare la floración unos días, es mejor ir cortando los tallos para que se ramifiquen y tener una planta más tupida, más redondeada, menos colgante.

También requieren que sus flores se retiren continuamente tan pronto se van secando para incentivar que la floración prosiga.
Un último comentario. Los anclajes de los soportes dónde van colgadas estas cestas deben estar perfectamente firmes así como el estado de las paredes debe ser adecuado. No os aconsejo que instaleis estos soportes en paredes en mal estado o de manera que no queden fuertemente fijadas a la pared. Pensad que se trata de sustrato que cuando hidratamos, más el peso de la planta cuando crece, el conjunto puede llegar a pesar bastante.
Quedan bonitas. No? El color me encanta!!
Que tengáis una buena entrada de semana. Ay! Mañana, a currar!! jejeje Bueno, alegrémonos de poder currar, muchos otros españoles, desgraciadamente no tienen la suerte de tener un trabajo. Un saludo, queridos lectores.

8 comentarios:

  1. Siempre se aprende en tu blog. Yo las cestitas no las forraba por dentro con plástico ... y así les va.
    Un beso María.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola. Yo tampoco las forré el primer año que las usé y tardaron en estropearse un telediario. Yo creo que son de bastante mala calidad estas fundas. Es una fibra de coco bastante suelta, poco compacta, muy dehilachada... Con el plástico además de durar algo más, sobretodo es que retiene el agua el sustrato un poco más de tiempo.

      Eliminar
  2. Que guapas te han quedado ahora a esperar que crezcan y rebosen de flores las cestas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a ver si en pleno verano no me retraso en el riego porque con el calorazo que hace...estas cestas no aguantan la falta de riego, el sustrato se seca muy rápido. Un abrazo, amiga.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Teresa, a ver si se ponen guapas, porque las petunias de este color me encntan!! Un beso, linda.

      Eliminar
  4. Hola María, aunque no esté relacionado con el hilo, sigue así, eres un referente para muchos de nosotros. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Genial la explicación, María. Yo solo tengo una y también está con petunias. Quedan muy bonitas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu pregunta o comentario !! Tu opinión siempre será bienvenida.

Mi taller de trabajo. Un espacio para la actividad creativa.

Tengo muchísimas aficiones. Me encanta decorar piezas para decorar, realizar toda la ropa de casa como cortinas, sábanas, etc; me gusta pin...