jueves, 19 de noviembre de 2015

Callicarpa bodinieri var. giraldii 'Profusion'

De nuevo os traigo un arbusto de fácil cultivo :) bañadas ahora sus hojas con preciosas tonalidades rosadas, malvas y amarillentas.
Cultivo tres callicarpas en mi jardín. Son jovencitas las tres, ninguna está asentada del todo ya que llevan conmigo únicamente una temporada. No obstante presentan ya todo su potencial. Me encantan!! Callicarpa bodinieri var. giraldii 'Profusion' es un arbusto caducifolio de fácil cultivo crece en forma de mata de 150/200 cm emitiendo tallos largos y arqueados con hojas opuestas de venas prominentes y bastante grandes de tamaño. 

Es un arbusto que precisa cierto tiempo para presentarse en todo su esplendor. No obstante ser tan jóvenes mis callicarpas, ya comienzan a mostrar parte de su potencial como verdaderos arbustos ornamentales en el jardín en varios momentos del año.
Es resistente a las de mi zona e incluso a heladas algo más profundas. No es que sea una planta extremadamente exigente en cuanto a riego pero tampoco le gusta el sustrato demasiado seco. Por ello conviene aportar algo de materia orgánica en el hoyo de plantación y después un buen acolchado a base de estiércol bien fermentado, hojas o madera troceada preservará la humedad del suelo que precisa. En todo caso una vez se establece en el suelo de nuestro jardín y ha formado un buen cepellón de raíces no es una planta nada delicada en ningún sentido. No se ve atacada generalmente por plagas ni enfermedades ni presenta problemas dignos de mención.
Aunque puede crecer en media sombra, tanto la fructificación como la propia estructura de la planta se verá favorecida si disfruta del pleno sol. En semisombra es más tendente a emitir largos y pocos tallos y a fructificar menos. 
También es cierto que si queremos una floración abundante conviene tener más de una callicarpa en el jardín para promover la polinización cruzada y es preferible que no estén cultivadas demasiado lejos unas de otras.
La floración es tan insignificante que casi pasa desapercibida durante el verano pero será a partir de esta estación cuando este arbusto gane protagonismo. En otoño sus flores dan lugar a preciosas y diminutas bayas de un intenso color lila agrupadas en torno a las ramas en las axilas de las hojas. Tienen un sabor bastante amargo por lo que los pájaros no suelen abastecerse de ellas salvo que no cuenten con otros frutos a su disposición. Los frutos permanecen sobre el arbusto algún tiempo tras la caída de las hojas lo que alarga el tiempo de interés de este precioso arbusto.

La razón de traer Callicarpa bodinieri var. giraldii 'Profusion' a mi jardín fueron sus bayas, desconocía las preciosas tonalidades que adquiere en esta época del año pero alegra mucho descubrir ahora sus preciosa gana de rosas y amarillo con la que se tiñen sus hojas. La callicarpa primero se torna amarillenta y es posteriormente cuando las hojas, sobretodo las venas, comienzan a tornarse rosadas produciendo un efecto que me parece maravilloso. Tengo muchos arbustos que se tornan rojizos y anaranjados en otoño pero estos tonos malva y rosáceos me parecen también preciosos. No os parece? :)



La poda no es nada difícil: Florece (Y por tanto fructifica) en las ramas laterales de tallos de dos o más años. Al florecer en la madera nueva la poda conviene hacerla en primavera, cuando comienza de nuevo la actividad vegetativa. Para formar el arbusto es suficiente con que el arbusto tenga  8/10 tallos y conviene ir rejuveneciéndolo evitando que forme una masa llena de ramaje improductivo, para ello iremos eliminando las ramas muy viejas cortándolas a ras del suelo para fomentar que surjan nuevos tallos que irán reemplazando a las que podemos. Cortaremos las puntas de las ramas laterales que brotan de los tallos de más de un año y aclararemos los que sean demasiado débiles y los que crezcan hacia el interior del arbusto. No cortaremos los vástagos fuertes y vigorosos nacidos en la última temporada ya que serán los que nos servirán para ir sustituyendo a los viejos según los vayamos eliminando en las podas sucesivas y para mantener el arbusto rejuvenecido. No tocaremos las ramas nacidas del año.