sábado, 9 de mayo de 2015

Las especies (Rosales silvestres): R. californica

Hoy quería presentaros otro rosal, R. californica. Perteneciente a un grupo que no es el que se cultiva con más frecuencia en nuestros jardines.
Los rosales suelen dividirse en tres grupos: Rosales modernos, rosales antiguos y las especies. Tanto los rosales modernos como los antiguos tienen como antecesores estos rosales que llamamos especies.

Las especies son los rosales que conocemos como rosales silvestres, los vemos crecer espontáneamente en la naturaleza y son los antecesores en última instancia de todas los demás híbridos y cultivares de rosas. Son las especies del género Rosa perteneciente a la familia de las rosáceas.
Posteriormente los rosalistas se han centrado en la obtención de rosales con flores de vivos colores y gran tamaño dejando un poco de lado el aroma. Por el contrario, la intensidad de la fragancia es una características de muchas de las especies.

Algunas de la especies más conocidas del género Rosa son: R. canina, R. centifolia, R. bansikae, R. moschata, R. rugosa, R. damascena y también la especie que nos ocupa hoy, R. californica.
Aunque no es muy frecuente su cultivo en los jardines actuales está bien que tengamos en cuenta sus características y los contemplemos como arbustos a introducir en el jardín a tenor de su resistencia, tanto a la falta de riego como a los cuidados habituales que reciben el resto de rosales de nuestro jardín. 

Tienen además un tiempo "extra" de interés cuando lucen en otoño sus preciosos escaramujos y muchos incluso presentan coloraciones otoñales magníficas. En buena parte me animé a elegir una de estas especies porque para mí es importante tener arbustos que fructifiquen y puedan servir de alimento a los pájaros en invierno. Este rosal es idóneo ya que los escaramujos permanecen prendidos de la ramas todo el invierno. 

Fotografía de Paula Kate Marmor PKM

Este en concreto es R. californica. Su nombre hace referencia a la zona de su origen, California. Fue descrito por primera vez por Cham & Schltdl.  y publicado en la revista de botánica "Linnaea" en 1827.

Como es lógico un rosal en su primera temporada, como lo es el mío, no resulta nunca espectacular pero R. californica puede llegar a alcanzar un tamaño muy importante y es cuando este tipo de rosales es adulto cuando resultan más imponentes en flor. Como todos los rosales especies se trata de un rosal fuerte, robusto, en general poco propenso a las enfermedades y resistente a las bajas temperaturas.

Su floración principal es ahora, en primavera pero por lo visto se trata de un rosal refloreciente. Comprobaremos si en este clima de Madrid también lo es. Ya veremos.
Para quién se decida a introducirlo en su jardín mencionaré la existencia de una especie de "variante" y digo variante porque en realidad no sé exactamente de qué se trata, pienso que puede ser un híbrido pero no lo sé con seguridad. Sí sé que existe un R. californica 'First Dawn` (Primer amanecer) que solo lo he encontrado a la venta en viveros con página web de California. Hubiera elegido "Primer amanecer"si lo hubiera encontrado disponible en los viveros europeos en los que yo suelo hacer mis pedidos. He leído que esta variación es tremendamente florífera y su aroma muy intenso y que es una introducción de un vivero californiano que lo produjo a partir de semillas de la zona. De todos modos me gusta tanto este rosal que estoy segura que lograré hacerme con un ejemplar de R. californica 'First Dawn` :)

Vemos en esta fotografía de Suncrest nurseries, Inc  que forma y color de First Dawn no varían de manera perceptible.
Me parece un rosa delicada, sencilla pero tan dulce.. Un rosa más bien pequeña y de cinco pétalos con unos estambres que me parecen adorables. De un rosa bastante pálido y que cuando la luz de la tarde se va se produce un cierre bastante acusado de sus pétalos. Con la luz de la mañana vuelven a abrirse y de nuevo muestras sus preciosos estambres amarillo intenso.


Florece en el extremo de cada una de las cortas y abundantes ramillas laterales que brotan de las principales y lo hace en grupos formados por varios capullos en número variable apareciendo unas graciosas brácteas en la parte inferior de los peciolos del grupo de capullos.

Antes de abrir forma unos capullos tan absolutamente deliciosos que casi me gustan tanto como las propias rosas abiertas. Con un cáliz prominente que no pueden disimular su pertenencia a este grupo de rosales silvestres. Los cinco sépalos, muy alargados, con los bordes presentando suave pelusilla formando un delicada y fina línea blanca, terminan en forma muy afilada sobresaliendo bastante de la parte superior del capullo y adoptando formas gráciles que hace de ellos una belleza.

Estas rosas representan un gran atrayente para multitud de insectos, he visto revolotear alrededor de ellas muchísimas abejas, mariposas y abejorros!! 
Pero no solo proporciona néctar a los insectos y comida invernal a los pájaros con sus escaramujos, este tipo de rosal cuando llega a convertirse en un gran arbusto de más de dos metros de alto representa un buen cobijo y buena protección para la vida animal del jardín.

Me gusta mucho el tono intenso de su madera antes de envejecer. De un tono castaño inusualmente oscuro.
Como casi todas las especies cuenta con unos aguijones que son imponentes. De forma ganchuda, hacia abajo en las ramas que no son viejas todavía y mucho más afiladas y abundantes en la gruesas y viejos tallos inferiores. Por el contrario las ramillas florecientes no presentan aguijón alguno.

La vegetación es oscura y de un verde frío, con un matiz azulado y sus hojas tienen entre siete y nueve folíolos con un borde dentado. Es un rosal tupido, espeso.

De fragancia suave y fina. Yo no diría que intensa pero claro, es su primera floración y los rosales sabemos que necesitan su tiempo para asentarse. 
R. californica a pesar de ser prácticamente un bebé en mi jardín ya tiene todas las trazas de lo que puede llegar a ser. No hay más que mirar "sus pies" el tronco que emerge del nivel del suelo ha engrosado muchísimo. 

Qué se puede esperar de un rosal que a raíz desnuda es así? Tremendas raíces!!

Creo que hace bien en la zona más "silvestre"  del jardín, entre otros arbustos y pienso que va muy bien con el aire que deseo darle a mi jardín.
Quizás no es un rosal para la parte más cercana a la casa donde prefiero rosas de otro tipo, más "sofisticadas" pero precisamente la sencillez de la flor de R. californica es lo que la hace idónea  para formar parte de un seto. Este tipo de rosal suele emplearse en jardines campestres formando parte de vallas o setos divisorios entre propiedades y no hay que decir que los aguijones que tiene R. californica son más que disuasorios para cualquier visita no deseada ya que pueden formarse con él barreras impenetrables.

Eso sí, hay que tener en cuenta al plantarlo en el jardín la capacidad que tiene de extenderse y la facilidad de brotar retoños de sus raíces puede ser una ventaja pero también un inconviente cuando no cuenta con el espacio suficiente para la gran envergadura de un ejemplar adulto de este rosal. No, no creo que sea un rosal adecuado para un jardín de pequeñas dimensiones. Pienso que necesita "el aire" suficiente a su alrededor para que las largas ramas que brotan durante el periodo de actividad puedan curvarse airosas bajo el peso de la vegetación y formar un conjunto armonioso imposible si el rosal se encuentra con apreturas entre otras plantas.

También es un rosal a tener en cuenta en jardines de bajo mantenimiento ya que es bastante resistente a la sequía una vez bien establecido y puede cultivarse en un suelo sin exigencias.. 

1 comentario:

  1. Qué bonitas son todas, pero las silvestres tienen un aire de inocencia que me encanta. No son fruto de la manipulación humana, son lo que la naturaleza quiso que fueran. Gracias por hablarnos de ellas, María!

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido