jueves, 28 de julio de 2016

Rocalla con bancos de piedra y traviesas de madera en el jardín secreto.

Bueno pues el trabajo que nos habíamos propuesto esta tarde se ha terminado. Ha costado lo suyo. Un trabajo que no ha sido difícil. Es cierto, pero que ha sido tremendamente duro!!
Hoy hemos movido la tierra de la pendiente que formaba en su lateral la terraza que hay en esta esquina del jardín para consolidar la zona anclando en ella piedras grandes y traviesas de madera.



Con rocas que no pesen muchísimo y que sean muy grandes no podríamos haber asegurado esta pendiente. Precisábamos que sus dimensiones fueran respetables y si añadíamos unas traviesas y la gran mole que representa en cuanto a sujeción los propios bancos...creo que sí, que la zona está muy consolidada. De hecho llevaba año y pico así sin sujeción alguna y apenas rodaban algunas piedritas hacia abajo, hacia la zona que ahora es el camino que bordea los bancos. Pero no quita para que pueda caer una gran tormenta y....en fin, esas cosas que no son muy probables que ocurran pero que tu sensatez te dice que tienes que tener previsto y en la medida de lo posible, evitar.
Hemos tenido que traer pedrolos de unas dimensiones más que considerables!! Y moverlos por el jardín ha sido duro pero mucho más el presentarlos una y otra vez hasta que dábamos con la posición que convenía por estética o que la piedra "pedía" para quedar sólidamente anclada y que no se moviera.
Poner un pedrolo, no nos gustaba, elegíamos otro...A ver si éste!! Trae el pedrolo hasta la zona de la pendiente para luego que no te guste...vuelve a quitar el pedrusco y trae otro. Colócalo en la posición que crees que va a quedar sólido y bien asentado además de bonito y luego compruebas que no, que no queda bien o que no es posible calzarlo o que resulta demasiado pequeño y vuelta a empezar!!! jejeje
Pero bueno al final se logra dar con la piedra adecuada en la posición adecuada. Te hinchas de currar pero finalmente el pedrolo queda bien ubicado.
La parte inferior de esta ladera de tierra quedó sostenida por la estructura que forman los bancos y con las grandes piedras ubicadas bordeando el camino. Era cuestión de sostener la tierra de la parte superior que afortunadamente tiene el suelo original de la parcela a menor profundidad de manera que ha sido suficiente con anclar en este suelo de origen algunos pedrolos salpicando el terreno.

No he tenido prisa en echar el sustrato que rellenaría las zonas entre las rocas. Una vez echado es difícil ya mover las piedras de sitio así que hay que pensarse muy bien si están bien colocadas. Mirar el conjunto una y otra vez.
Es más, ya una vez definitivamente en su lugar las rocas, he retirado toda la tierra mala que he podido sin arriesgar la solidez de las rocas. Formando así huecos en los que en pueda meter sin dificultad los cepellones de las plantas que compre. Era importante dejar espacios suficientes para que las plantaciones tengan espacio dónde hacer crecer sus raíces en tierra nutritiva y saludable.
En esto, como en todo, hay gente que tiene un especial "arte" para colocar las piedras de forma natural y buscarles su mejor cara. Creo que no es mi caso. De todos modos he tratado que el resultado sea una mezcla de garantizar la seguridad del terreno y la estética. A mí no me disgusta pero claro, no hay duda de que se podrían haber puesto de modo más bonito todavía. En fin, hemos hecho lo que hemos podido :)
Es verdad que ahora se ve una especie de "pegote" de tierra muy negra al lado del tono de la tierra original del jardín pero la pinaza cuando caiga, las plantas tapado mucha parte de este sustrato, los pájaros escarbando ...en fin, en no mucho tiempo no se verá una línea de separación tan nítida ni mucho menos y el aspecto seguro que mejorará.

La ubicación de cada piedra la hemos estudiado mucho antes de dejarla definitiva. Para evitar derrumbes es importante posicionar las piedras de modo que que incluso asienten bien unas sobre otras y todas las zonas queden con puntos de sujeción.

Intentamos que entre las rocas se formaran espacios pensando en facilitar la plantación. Zonas que no presetaran mucha pendiente para evitar que la tierra corriera hacia abajo. Algo así como "islas" entre piedras.

Es primordial usar en la base de la rocalla piedras bien grandes. Pensemos que en esa zona es dónde la tierra ejerce más fuerza. Para anclarlas bien se debe compactar el suelo base muy bien pero además debe quedar una buena zona de roca hundida en el suelo para que no se mueva en ninguna dirección.

Hemos intentado que los laterales de los bancos tuvieran rocas a sus lados para que el sustrato de plantación no resbale hacia la madera. Una vez comience a plantar regaré en profundidad este sustrato así bajará de nivel y si es preciso aportar más tierra lo haré. 
También podré comprobar al echar bastante agua si por algún punto se sale la tierra, sobretodo en la zona cercana a los bancos. De ser así será cuestión de meter con calzador pequeñas piedritas que taponen los puntos de fuga hasta que las raíces de las plantas y el propio asiento del terreno impida que la tierra salga por parte alguna aunque caiga buena cantidad de lluvia o agua de riego sobre ella.


Pensé que hacer varios niveles en esta rocalla facilitaría el equilibrio y la plantación.
El otro día compré dos traviesas más de la cuenta de las que precisábamos para hacer los bancos con la idea de insertarlas en la rocalla. De haber tenido más traviesas seguramente hubiera puesto una o dos más pero no las teníamos así que así se queda!!

Ayer ya no dio tiempo de más. Hoy a ver si me da tiempo de dar una mano de lasur a los postes de madera que sostienen los respaldos de los bancos para que el tono sea lo más semejante posible a las traviesas y también aplicaré una capa generosa de aceite de linaza puro que dejaré absorber en la madera de estas traviesas para nutrirla y que se reseque menos con el aire, la lluvia y el viento
Cada año habrá que aplicar las labores de mantenimiento precisas si queremos conservar estos bancos en unas condiciones óptimas.
Por cierto, es importante comprobar antes de dar por finalizado este trabajo si hay alguna astilla o trocito de madera levantada que pueda hacer heridas al sentarse. En caso de ser así las retiraré y lijaré lo que sea preciso.

En fin, con este aspecto hemos dejado este espacio. Ahora resta que me venga alguna idea para solventar esta terraza. No es que sea enorme pero sí es muy espaciosa y de dimensiones suficientes como hacer otro punto de interés en este jardín secreto.

Estoy muy satisfecha con el resultado. Ha desaparecido la pendiente tan fuerte que había en este lateral. La zona ha quedado del todo adecentada. Ahora será posible mantenerla limpia sin grandes dificultades. Y el aporte de sustrato enriquecido permitirá que las plantas de variedades adecuadas a esta ubicación crezcan saludables. 
Pienso que ha mejorado notablemente el aspecto de toda esta zona. O eso quiero pensar porque después de la trabajera que hemos echado en ello...ajajjaja como para que hubiera empeorado. Verdad? :P
Se ve parte de estos bancos antes de llegar a este rincón y el camino allanado, la rocalla, los asientos... sí, creo que está más bonito ahora. 

En todo caso nada mejor que ver un antes y un después!! Aquí antes de afrontar reforma alguna del jardín, hace cosa de dos años y pico...

Y así esta mañana :) Qué cambio!! Verdad!!





Cuánto trabajo se echa sobre las cosas que amamos!! Transformar, mejorar, embellecer nuestro jardín es la gran satisfacción para nosotros, los jardineros. En en el proceso nos dejamos nuestro cansancio, nuestro agotamiento...sí, pero esta mañana tan pronto me he levando he ido directa a este jardín secreto que poco a poco estoy conformando; me he llevado mi café allí y he mirado al frente. Y me he sentido profundamente bien. Habiendo invertido además de un gran trabajo y esfuerzo, muchas horas de pensar, muchos paseos imaginando, muchas ideas escogidas y descartadas por mil motivos... hasta que te decides y llegar a saber qué quieres y como lo quieres. Y una vez lo decides no hay trabajo que te eche para atrás!! Porque tu jardín merece la pena tu esfuerzo!! Con la sensación del trabajo hecho y la satisfacción de unos resultados más que dignos he disfrutado un buen rato sentada en este rincón de mi jardín...Me lo digo yo todo solita jjajajaj Pues si, me lo digo porque cuándo uno trabaja tan duro te lo tienes que decir porque te lo mereces. No estáis de acuerdo? )

11 comentarios:

  1. Me encanta el empeño que ponéis en la modificación del jardín. Os ha quedado muy bien la rocalla y los bancos de madera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj Sí, lo cierto es que voluntad no nos falta :)

      Eliminar
  2. Magnífico trabajo. Te felicito de corazón. Los que amamos nuestros jardines olvidamos pronto el esfuerzo físico, el tiempo que dedicamos a planificar nuestro pequeño paraiso y el coste económico. Todo esto nos es devuelto con creces y nos sentimos felices al contemplar nuestra obra.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Fantástico trabajo María. Mi enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
  4. Hacía tiempo que no pasaba por tu jardín y hoy me encuentro con estos preciosos bancos. Qué buenísima idea me has dado para una zona del jardín que me he propuesto este verano darle una vuelta.
    Tengo piedras, y traviesas que me sobraron, solo falta tener por voluntad y obtener la ayuda necesaria.

    Gracias María

    Mariangeles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que mi artículo te servirá de inspiración para resolver una zona de tu jardín. Un saludo y muchas gracias por tu visitas.

      Eliminar
  5. Una preciosidad como os ha quedado, tiene un aire muy bonito lo de los bancos. Felicidades. un saludo desde Plantukis

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Me encanta la solución que has dado para ese espacio. Creo que debemos estar por la misma zona y me gustaría preguntarte donde has comprado la madera... Mi correo es mcmaribel@gmail.com . Muchas gracias

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido