domingo, 3 de junio de 2018

Arrancamos los tocones de las arizónicas y derribamos el muro exterior

Hola, de nuevo queridos lectores!! Llevo días que no aparezco por aquí pero es que es tanto a lo que tengo que atender que no doy abasto!! :)
Ya tenía yo ganas de tomarme unos minutos de descanso y poder compartir con todos vosotros los trabajos que estamos haciendo en mi casa y en mi jardín!!
Os cuento y os pongo al día. En el último artículo, el del lunes, la situación con las arizónicas prácticamente taladas.
Había un par algo más difíciles de talar porque sus ramas más altas estaban enredadas en los cables del teléfono y había que ir con sumo cuidado para no dañarlos y dejar a los vecinos sin suministro.
Pero además es que en treinta y tantos años las arizónicas fueron creciendo envolviendo el cableado del teléfono y al ir eliminándolas, los cables bajaron de nivel así que por eso también dejamos un par o tres a modo de horquillas que sujetaban los cables para que no descendieran demasiado. Si eliminábamos todas, la pala excavadora y los camiones no podrían entrar así que a primera hora de la mañana del martes, lo primero que hicimos fue atar los cables y terminar de talar.
El siguiente paso, la misma mañana del martes, fue que vinieran varios camiones para llevarse todo el material vegetal (troncos y ramas) que había generado la eliminación de las arizónicas. Me sorprendió que dejaran tocones de 30/40 cm pero luego entendí la razón de por qué lo hacía. Luego lo veremos!
Todo el terreno que hay frente a la fachada oeste de la casa hasta el muro exterior presentaba tres niveles:
En la zona más alta, la fuente de piedra. Ese rincón que muchas veces os he mostrado. 
El segundo nivel una especie de... No sé como llamarlo!! Plataforma? No sé. La verdad es que desconozco la razón de por qué se hizo hace treinta y tantos años o cuarenta este otro nivel, pero la cuestión es que ahí estaba. Siempre pensé que el terreno se había dejado así de alto porque seguramente a poca profundidad encontraron roca y no pudieron bajarlo más. Pero no, esta semana he descubierto que probablemente los dueños anteriores de mi parcela lo decidieron así por algún motivo e incluso para ello tuvieron que añadir tierra. 
Desde mi punto de vista este espacio no tenía sentido ninguno ya que lo lógico es que todo el espacio que constituye la explanada para que entren vehículos si no se quieren dejar aparcados en la calle y también para que el camión me pueda dejar dentro de la parcela el estiércol cuando me lo suministran, debieran haberse dejado todo al mismo nivel.  Pero bueno, la cuestión es que no se hizo así y había este segundo nivel que creo que de haberlo dejado en el futuro me dificultaría el diseño.
El tercer nivel es el que acabo de comentar. Toda una franja de terreno que transcurre desde la puerta de entrada de vehículos en el muro hasta la terraza grande que está ubicada en la fachada sur de la casa.
En el paso de un nivel a otro había dos paredes de muro seco construidas con preciosas rocas que no era cosa de que se llevara la pala excavadora así que el miércoles una a una, los chicos fueron cogiéndolas y trasladándolas a un espacio dónde no molestarán mientras llegue el momento en que afronte la ejecución del patio que tengo pensado hacer frente a la fachada oeste de la casa.
Estas piedras son un tesoro. Evidentemente las rocas se compran. Pero lasque se pueden adquirir son nuevas, recién cortadas. Y por supuesto no tienen el aspecto hermoso y envejecido que tienen estas después de estar casi cuarenta años a la intemperie. Aquí están, amontonadas...
Cortamos ya todas las arizónicas que quedaban para dejar paso a la pala excavadora.
Pardiez!! Cómo me ha impresionado ver los trabajos que iba haciendo. Qué maravilla la pericia que tenía el chico que la manejaba!! Ya sé que lo repito siempre pero es que me entusiasma la gente que trabaja bien y me complace enormemente contemplar como lo hacen!! :)
Empezó por retirar las que había tocando la puerta pequeña, por la que suelo entrar al jardín cuando vengo de la calle. Fue clavar los dientes de la pala en el tocón de la arizónica que había junto a la mocheta que sujetaba la puerta y...bumbaaaaaaa!! La mocheta entera se fue al suelo! Y con ella mi buzón ajjajajja Qué estruendo!!
Era impresionante ver como salían arrancados de cuajo los tocones enteros de las dichosas arizónicas!! Salían del interior de la tierra como monstruos de más de un metro de diámetro. No puedo explicar mi asombro! (Y mi placer al ver como salían de mi jardín semejantes raíces que llegaban a la fachada de la casa  y más allá)
Una a una, fue arrancándolas todas. Iban surgiendo del suelo y arrastrabajo con ellas el muro de la parcela.
El joven que manejaba la pala iba acumulándolas en el centro del espacio. Llegó un momento en que, de no haber confiado plenamente en el manejo de la máquina, me hubiera preocupado. Mi jardín parecía zona de guerra!!

Un amasijo de tocones, raíces, bloques que formaban parte del muro, malla metálica.... todo formaba una mezcla amontonada que impresionaba!!

Me sorprendía que en aquel espacio que era un caos el chaval tuviera idea de ir conservando los niveles del terreno. Pero está claro que la tenía a tenor del resultado final.


Una arrancados todos los tocones empezaron a llegar camiones. Uno tras otros se se iban llenando de todo este material mezclado imposible de separar. Según se llenaba uno se iba y llegaba otro. Creo que han sido cinco o seis de de 14 metros cúbicos los que han sacado entre tierra y raíces. Ahí es nada!! La tierra compactada ocupa un volumen, una vez se remueve, este volumen aumenta extraordinariamente...
Y el espacio, poco a poco se fue despejando y empezando a aparecer otra vez jardín y no zona de conflicto bélico ajajjjajaj
Ante mis ojos (Por fin!!) empecé a ver este espacio llano, sin los antiguos desniveles de terreno!! 
Y si el día anterior descubrí mucho espacio de mi jardín que no había visto nunca por estar cubierto por las enormes arizónicas, ahora, todo el enorme terreno que constituye la explanada de vehículos y lo que será el patio, era todo uno!! Qué cambio!! La impresión que me daba era de muchísima más amplitud!!
Como un cambio de fútbol con sus distintas partes marcadas en blanco, el capataz trazó el perfil del hueco que la pala tendría que abrir a continuación.
Como os comenté no podré afrontar, al menos durante mucho tiempo, la ejecución de este patio pero consideré que ahora que el muro iba a derribarse era el momento de que aprovechara para hacer la extracción de la tierra de la alberca que tengo idea de que sea el centro de este patio.
De haberlo dejado, una vez hecho el muro y puesta de nuevo en su lugar la puerta, la entrada y manipulación de la pala iba a ser más difícil además del coste económico que me supondrían el día que haga este patio volver a contratar una pala y los camiones para llevarse la tierra. Así que me decidí a hacerlo ahora!
Los dientes de la máquina, como si fuera mantequilla, extraía la tierra y poco a poco fue ahondando formando un rectángulo de las medidas que yo le indiqué al capataz (340 x 240 cm).

Tenía mucho miedo de que llegáramos a tocar roca. Cuando se hizo el garaje la roca madre estaba a muy poca profundidad y los trabajos de la pala se dificultaron extraordinariamente por este motivo. Estaba preparada para que en esta parte del jardín ocurriera lo mismo. Aun así, no es comparable lo que se tuvo que retirar de tierra en los 60 metros cuadrados que tiene el garaje, con esta alberca.
Pero no, ni gota de roca!! Qué bien!! Así que en unos minutos el hueco estaba hecho. Lo hemos dejado de 120 de profundidad. Cuando se construya la alberca habrá que poner un buen mallazo y una capa de 20 cm de hormigón para que quede perfectamente firme y bien hecho, de manera que quedará más o menos a 100 cm de profundidad. Con 80 pueden vivir peces incluso en jardines con heladas como el mío. Pero bueno, tanto si sobra profundidad, como si faltan unos centímetros, cuando llegue el momento de ejecutarlo afrontaremos el tema. En el hipotético caso que fuera preciso retirar 10/15 cm de tierra, sabiendo que no hay roca, no me preocupa nada el tema. Ya veremos cuando se haga...


El espacio frente a mi casa apenas duró unas horas libre, tan pronto se fue la pala y los camiones de tierra empezaron a venir más camiones!! Qué trajín!! ajajjajaj Si antes se iban de mi casa con material, ahora llegaban con materiales de construcción.


Y lo que será el patio y la explanada de vehículos comenzó rápido a llenarse de sacos de cemento, de arena, sacas de grava... en fin, lo propio!!
La pala dejó hechas las zanjas que albergarían los cimientos del muro y así facilitar bastante la obra.
De manera que, ayer, en cuanto vimos que salía el sol y el cielo no daba señales de amenaza de lluvia, el capataz dio las instrucciones para empezar a colocar los tablones para el encofrado del muro.


Las tormentas de estos días han dificultado los trabajos sobremanera y han obligado a trabajar dentro de casa durante las horas que la lluvia caía con fuera.
De momento, hasta aquí llegamos ayer sábado en lo que hace al jardín. Hoy domingo, los trabajadores lógicamente se han tomado el día de descanso (bien se lo merecen!) Y yo también. Por fin tras una semana agotadora metiendo mi casa entera en cajas, puedo tomarme esta tarde unas horas de descanso. Y aquí estoy, sentada en mi jardín recopilando fotos y contándoos como van mis obras rodeada de tablones, contenedores para los escombros, andamios...ajajjajaj Qué bonito jardín tengo ahora. Está que se sale de bonito! ;)
Está totalmente transformado. Antes de comenzar las obras traté de hacer unas cuantas fotos para luego poder compararlas pero era tal espacio que ocupaban las arizónicas que era imposible hacer fotos desde perspectivas que puedo hacer ahora.
En el próximo artículo os mostraré en qué condiciones tengo la casa!! ajajjaja Si en el jardín parecía que habían caído bombas, en el interior de mi casa...ya ni os cuento!!
Feliz domingo, queridos lectores :)
María.

6 comentarios:

  1. María, menudo vendaval en tu jardín pero hermoso el proyecto del estanque, sabes que amo a los nenúfares y estoy seguro que tendrás un jardín acuático hermosísimo como todo lo que haces. Un saludo y mucha suerte con el estanque!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, MDN. La idea es más bien una alberca ornamental. No estoy pensando en un estanque o un espacio acuático lleno de plantas. Más bien eso, una alberca bastante clásica con alguna maceta hundida con plantas que crezcan bien en medio acuático pero poca cosa. Bueno, cuando pueda afrontar el trabajo os iré mostrando. Mejor no anticipar hasta que pueda realizar el diseño de este patio y llevarlo a cabo.

      Eliminar
  2. Que de espacio disponible queda en ese patio, he tenido que remirar varias veces las fotos `para hacerme a la idea.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tú te conoces mi casa y mi jardín como la palma de tu mano así que seguro que te has hecho ya idea del cambio. Pero sí, cuesta reconocer el espacio. Un beso, querida Isabel

      Eliminar
  3. ¡Madre mía! se me acaba de venir abajo la idea de quitar arizónicas de raíz, me quedo sin muro. Pero tú, menuda liberación has conseguido. Mucho ánimo María, ya estoy deseando ver el resultado final. Besos. M Sol. Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el muro hay que conservarlo, sí, olvida lo de arrancarlas de cuajo. Junto con el tocón y las raíces se llevan los cimientos del muro...

      Eliminar

Anímate a dejar tu pregunta o comentario !! Tu opinión siempre será bienvenida.