viernes, 25 de mayo de 2018

Empezamos las reformas de la casa!! Por fin comenzamos a retirar las arizónicas!!

Menudo zafarrancho de combate tengo en casa montado!! El estruendo de las motosierras inundan el aire con su "melodía" desde cerca de mediodía. Qué animación! Acostumbrada como estoy a estar sin gente, se me hace extraño este trajín. Trabajadores en el jardín ejerciendo una fuerza que me admira, mueven los troncos como si fueran de papel. Me asombra la organización y me deleito contemplándolos como trabajan.
Qué organización, la voz del capataz dirigiendo los trabajos los coordina. A su orden levantan, o tumban, o sujetan...todos a la vez! Con el ruido de las motosierras apenas se oyen entre ellos y el capataz acompaña sus palabras con una especie de mímica que yo no comprendo en absoluto pero que está claro que sus trabajadores sí porque inmediatamente actúan en el sentido que él les indica. No me canso de observarles, de ver cómo están organizados, de descubrir sus normas, sus código... jejejje
Veo una belleza extraordinaria en el trabajo bien hecho y en la organización de los hombres encaminando juntos sus fuerzas a un mismo fin. A mis ojos no deja de ser una perfecta danza. Ya, ya sé que ellos seguramente están reventados y quizás no aprecian lo que yo veo. Pero desde fuera, ver el conjunto, ver sus acciones coordinadas... sí, es hermoso.
Llevo días imaginando cómo se haría. Pensaba que estaría todo mezclado. Nada de eso, van desnudando los troncos eliminando las ramas que alcanzan y al caer al suelo otros operarios van cortándolas. Unos separan las ramas finas y las acumulan dónde el jefe les dice. Otros se dedican a cortar en trozos manejables los troncos grueso. Me encanta mirarles!! Qué bien lo hacen!
Estoy muy satisfecha de su trabajo. Cumplen con lo acordado: dejar un rato de descanso a los vecinos después de comer, no ocupar la vía pública, llevar sumo cuidado en no dañar ni cables ni el mobiliario urbano y por supuesto cerciorarse antes de cortar una rama o tronco grueso, que ninguno dañe a personas que puedan transitar por la calle, coches o propiedades ajenas.
Iker anda alucinado y por mucho que trate de retirarle de las cercanías de las sierras, él persiste. Algo le pasa hoy!! O se le mete en un ojo una astilla o le cae algún tronco! No hay manera. Le llamo para que no se acerque a los trabajadores pero él hace lo que le da la gana. A su lado todo el rato, mirándoles sorprendido. En fin, espero que sin querer no le hagan daño. Pero si le pasa, él se lo está buscando!!
No sé si esta tarde o mañana vendrán los camiones a llevarse todo este material vegetal. No veo la hora de ver el espacio limpio. Ay! Qué agonías soy! Hace semanas no veía la hora de que empezaran, ahora que han empezado...no la veo de que terminen ajajjajajja
Ya lo veis, en una jornada les ha cundido muchísimo y eso que comenzaron cerca de mediodía. Todavía resta retirar la otra mitad, el tramo desde la puerta de vehículos hasta la esquina. No creo que esta tarde terminen de eliminar todas así que hasta mañana no merece la pena que vengan los camiones.
Ufff qué alegría!! Verlas desaparecer de una vez de mi vista después de haberlas "disfrutado" tanto durante estos últimos cuatro años!!
He hablado muchas veces de lo problemáticas que son las arizónicas en un jardín. A sus pies no crece nada. Imposible prosperar ante la competencia de sus terribles raíces. Incluso a muchos metros de dónde fueron plantadas.
En los primeros años que se constituye el seto, cuando los ejemplares son jóvenes, no tienen un aspecto ni parecido al que adoptan con el paso de los años. Mientras no envejecen y siempre y cuando se les aplique por lo menos un par de podas al año, conservan un aspecto que a algunos jardineros les gusta. El problema es pensar que pueden desasistirse. Qué error!!
En cuanto tratamos de plantas adultas y dejamos de podar algunas temporadas comienzan a crecer locamente, los troncos interiores engordan, se desnudan y solo los extremos de las ramas tienen hojas, el resto no es más que un esqueleto reseco y horrible
Una vez se dejan de podar durante varios años, comienzan a crecer desmesuradamente llegando a adoptar el tamaño de verdadero árboles grandes. Se convierten en  monstruos y son imposibles de arreglar con podas. No rebrotan desde la madera vieja así que tratar de menguarlas con podas no soluciona nada. En el caso de hacerlo lo que queda es el armazón de sus gruesos troncos y ramas viejas desnudas, sin rastro de vegetación. Desguarnecidas y horribles ni siquiera sirven ya para proteger la intimidad de los jardines porque no son más que esqueletos desnudos que no tapan la visión del jardín desde la calle. Así que llegado un determinado momento de su desarrollo sin haberlas podado no queda otra que eliminarlas.
Mientras han crecido durante años, van dañando cualquier estructura cercana con sus raíces. Se desarrollan a medida que lo hacen las grandes partes aéreas y pueden incluso constituir un peligro para cimentaciones y estructuras de la casa y el jardín.
El murete que sostiene la valla que recorre todo el lateral oeste de mi jardín están completamente resquebrajado. La presión ha provocado que el muro se tumbe e incluso la pequeña puerta de acceso al jardín ha llegado un momento que cerrarla es tarea realmente difícil ya que de un lateral la mocheta sobre la que se sitúan las bisagras está totalmente inclinada con relación a la mocheta contraria.
Como podéis deducir el problema no es pequeño. Ni en trabajo ni económicamente. La solución no pasa solamente por la retirada de los árboles, su eliminación obliga a la reconstrucción total del muro y para ellos se requiere retirar con pala excavadora los tocones y raíces que durante estos treinta y tantos años han ido creciendo bajo los cimientos. No, no es un trabajo que yo pueda realizar personalmente. Ni dispongo de las herramientas necesarias, ni de la maquinaria ni sobretodo de fuerzas!!
Precisamente por lo costoso de encargar a especialistas la realización de todos estos trabajos ha sido por lo que no he podido afrontarlo hasta  ahora. De hecho el problema de competencia que original las raíces es de tal calibre que nada de lo que he intentado que viviera en la zona frente a ellas ha prosperado. No se muere inmediatamente, simplemente languidecen poco a poco, faltos de vida y de cualquier asomo de vigor. Toda el agua y nutrientes que les aportas son tomadas por las raíces de las arizónicas que en cuanto detectan su presencia se desarrollan envolviendo las de las propias plantaciones y terminan por provocar su muerte. Así que harta de intentarlo desistí hace años y decidí no plantear la ejecución  de toda la zona frente a la fachada sur de mi casa y todo el espacio frente al muro oeste en tanto no pudiera afrontar la retirada de las arizónicas.
Los propios trabajos de extracción, la retirada de todo el material vegetal, la reconstrucción total del murete, la instalación de una nueva valla... la cosa ascienda a bastante!! Así que aprovechando que voy a realizar una reforma integral del interior de mi casa me he decidido a hacer un esfuerzo y afrontar ahora este problema.
Voy a instalar calefacción en toda la casa y para ello se requiere la construcción de una caseta dónde ubicar la caldera y el depósito. Es tanto el espacio que ocupan actualmente estas horribles plantas que es imposible construir esta caseta sin retirarlas previamente. Además, el muro y la valla están en unas condiciones tan deplorables que cualquier día cae tumbado hacia la calle o hacia e interior, con el peligro que para las personas que circulen por la acera o para mi propio perro supondría.
Ya me conocéis quienes visitáis este blog asiduamente: tomaré miles de fotografías de todo el proceso a través de las que os mostraré todo el proceso y podremos ver "el antes" y "el después de la zona".
Comenzar estas obras (y no me refiero a la retirada de las arizónicas) conllevará que estaré durante unos meses bastante ausente de este blog. No es que tenga pensado no escribir ningún artículo pero lógicamente tener toda la casa desmantelada supone de mi parte una dedicación a la supervisión de la obra que no me permitirá atender debidamente el blog. Lo siento!!
Indudablemente aunque no cuelgue artículos dedicados a plantaciones o técnicas jardineras sí lo haré en lo que hace a la evolución de las obras.
Mi casa se construyó hace treinta y tantos años y en este tiempo no se han hecho reformas alguna. Como es lógico los materiales que en aquella época se utilizaban (y más en una casa de veraneo como era esta) no son lo que hoy en día entendemos por una vivienda bonita y bien acondicionada. Así que creo que le ha tocado el turno de que se renueve y se ponga bien bonita!! :)
Así que, amigos, la cosa va para largo!! Sé que será inevitable encontrarnos con problemas pero espero que los que vayan surgiendo se puedan ir solventando y que mis nervios aguanten estos meses en que tendré la casa desmantelada. Ay!1 De una parte es tremenda la ilusión que tengo de poner mi casa preciosa pero de otra, no voy a negarlo, también estoy preocupada por los problemas que suelen generalmente atraer las obras.
Bueno, paso  a paso! Empezamos con las arizónicas luego iremos afrontando el resto de la reforma. Qué ganas tenía de retirarlas!! Tengo al menos planteado en líneas generales casi todo el resto del jardín. Por el contrario hay un buen porcentaje del jardín que, como os decía, no he podido afrontar hasta ahora por estas dichosas plantas. Para empezar, aunque evidentemente sé las medidas del jardín, ópticamente no me he hecho a la idea del espacio real existente. Son tantos los metros ocupados actualmente por las arizónicas que resulta muy difícil diseñar un espacio imaginando como será una vez se vea libre de ellas. En todo caso aunque alguna idea tengo en mente (Mentira cochina!! Tengo en mi cabeza la idea exacta del diseño pero paso a paso, mejor decir cuando esté hecho jajaja), la ejecución era absurda afrontarla estando estos monstruos metiéndose hacia el interior del jardín cuatro y cinco metros en algunas zonas y por el problema de crecimiento de las plantas que os decía.

Cuando tenga el espacio totalmente libre de ellas podré valorarlo adecuadamente. Cuando no estén las arizónicas incluso la insolación de todo este espacio cambiará. Ahora mismo, como están en la fachada oeste proyectan su sombra durante toda la tarde. A partir de ahora este espacio estará mucho más soleado lo cual obligará a elegir entre determinadas plantaciones y desechar otras.
De momento, esta mañana, mientras empezaron a desaparecer las arizónicas ante mis ojos aparecía todo un espacio "nuevo" de muchos metros que jamás había visto. Eran de tal tamaño las arizónicas que cubrían metros y metros de jardín.
Mucho mejor así. Tendré que darme un par de días para asimilar este espacio tan distinto, mucho más grande.... qué raro se me hace ver esta parte de la parcela así,...es como si no fuera mi jardín! jejeje
A pesar del trabajo increíble que todos estamos haciendo, para mí hoy está siendo un día magnífico! Voy metiendo en cajas todo el contenido de los armarios de mi cocina para desmontarlos y que puedan empezar la reforma del interior de la casa y entre caja y caja me asomo al jardín cámara en mano. No me puedo resistir a ir viendo como va la cosa... Pero tengo que ir ya con cuidado porque el capataz me ha reñido: "No me entretenga al personal!!" Me ha dicho. Así que yo, he cerrado el pico y me he dirigido hacia la entrada de la casa jajaja 
Lo cierto es que está dirigiendo el trabajo de forma tan estupenda que me haré caso y procuraré "no entretenerle al personal" :)
Mañana le daré las gracias por cómo ha afrontado la jornada de hoy. Qué detalle no entrar a saco en la esquina de la fuente a cortar las tres arizónicas que quedaban en este rincón!! Ha mandado poner una escalera para salvar por encima el rosal y las plantas que hay en este rincón y así no pisarlas ni dañarlas. En lugar de cortarlas desde abajo como han hecho con las otras, se han subido al muro y desde arriba las han ido cortando hacia abajo. Todo un detalle!!

Antes de cruzar el portón del jardín secreto, de reojo, he visto algo que me ha hecho sonreír internamente. Se les debe haber caído una rama sobre una mata de Stachys byzantina y rápidamente, para que yo no me diera cuenta, uno de los jóvenes ha empezado a atusar las hojas y a intentar colocarlas ajjajajajjaja Evidentemente, yo he hecho como que no me he dado cuenta y me he metido a casa sonriendo... :)

EDITO: Olvidé comentar algo realmente importante para todo aquel que tenga pensado retirar sus arizónicas o cualquier árbol: Pedir permiso al Ayuntamiento!! Cada uno tiene su política y unos ponen más inconvenientes que otros pero os aconsejaría que no se os ocurra talar ni arizónicas ni nada sin el correspondiente permiso. Hacerlo sin él es exponerse a una buena multa ante la denuncia de cualquier vecino. En mi caso mi ayuntamiento no me ha puesto muchos problemas para darle el correspondiente permiso, afortunadamente!!:)

7 comentarios:

  1. Poco a poco vas consiguiendo cerrar etapas, ahora le ha tocado a las arizónicas que les tenias tu muchas ganas jajaja.
    Espero que la reforma de la casa sea rápida y puedas disfrutar ya de tu paraíso tal como lo has soñado.
    Un beso grande Maria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querida Isabel!! rápido no va a ser como te comenté ayer por teléfono, la reforma es total así que serán varios meses pero lo que quisiera es que no fuera problemática. Vamos a ser optimistas y pensar que los problemas se superarán si los hay. Un abrazo, amiga!!

      Eliminar
  2. María, ¿Vas a poner chimenea?, te lo digo porque toda esa leña, apiladita, es un combustible excelente. Yo hace años mandé construir una leñera y siempre ando llenándola para el invierno.
    Te quedará precioso. Explícale al curioso de Iker que su cometido no es ser mirón. Es que no les gusta ver extraños por la finca.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he tenido chimenea. Pero no he querido nunca usar este tipo e madera. Menos madera que está absolutamente verde, echa un montón de humo y en concreto las arizónicas no son buenas ni para leña. Se consume rápidamente y no tiene poder calorífico ninguno. Pero lo peor es que con su resina ensucia muchísimo el interior de la chimenea y si se usa en estufas ya ni te cuento como te las deja.
      Gracias por tu visita, amiga Lola. El curioso de Iker ya es el tercer día que se larga a la mínima que dejan la puerta abierta...yo ya no sé qué hacer. Me sabe mal dejarlo todo el día atado porque él está acostumbrado a estar totalmente libre por el jardín pero si sigue así de díscolo eso le va a tocar...

      Eliminar
  3. Hola!!! Tengo que felicitarte por el ánimo que tienes y sobre todo la ilusión con la que afrontas este nuevo trabajo. Solo de leerte, me agobio, jeje .Mi jardín está cerca del tuyo y el seto que tenemos alrededor está cercado nada menos que con 300 arizonicas. También tienen treinta y tantos años, pero vamos aguantando con ellas, podandolas cada año y limpiandolas.Dan mucha intimidad, pero estoy contigo en que son terroríficas, árbol que este a su lado, árbol que no crece. Son voraces. Te deseo mucha suerte, te quedará más espacio, más limpio y podrás plantar bellos Rosales o lo que te apetezca. Saludos. María José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María José, no tiene mérito alguno tener buen ánimo e ilusión si de lo que se trata es de poner todo el interior de tu casa precioso preciosísimo ajjajaja Estoy muy ilusionada, sí. Y ya se sabe, meterte en obras es meterte en trabajo, sueciedad, a veces problemas... pero bueno, los meses pasará rápido y cuando vuelva al interior de mi casa estará irreconocible. Un abrazo.

      Eliminar
  4. La que has montado, María!!! :-) Ufff, pero seguro que vale la pena. Ganarás espacio y luz, y en unos añitos tu jardín ideal y calentita con la calefacción. Animo y que todo vaya viento en popa!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu pregunta o comentario !! Tu opinión siempre será bienvenida.