viernes, 19 de mayo de 2017

Combinar rosales II: Rosa 'Night Owl' con Hydrangea anomala subsp. Petiolaris

Cuando empezamos a crear un jardín todo es tan pequeño que si nos limitamos a mostrar exclusivamente las plantas de las que podemos hablar con propiedad por conocer su comportamiento durante varias temporadas en nuestro jardín, en realidad no podríamos hablar de casi nada. Todo es nuevo. Todo está sin desarrollar y del crecimiento inicial apenas podemos empezar a sacar conclusiones.
No obstante, creo que a casi todos nos pasa, tenemos tanta ilusión que mostramos las plantas como las tenemos, chiquitas...y aunque no tengamos aún sobre ellas muchas opiniones formadas o las que vayamos formando sepamos que son muy provisionales, a la espera de que maduren, de que las observemos, de que lleguemos a conocerlas algo más en profundidad... vamos compartiendo imágenes sobre su desarrollo. En definitiva más que hablar sobre ellas, las mostramos y si ofrecemos alguna información es más por lo que de estas variedades nos dicen amigos que las cultivan o páginas especializadas, que por la experiencia propia y personal que tengamos con ellos.

Los años van pasando y algunos rosales comienzan a asentarse, otros traídos del jardín antiguo, están en el inicio de su madurez. Habiendo visto ya cuatro de sus floraciones y pudiendo haberlos observado durante  este tiempo en su crecimiento, ya me siento con más seguridad para hablar sobre algunas variedades con mucho detalle.
Porque una cosa es mostrar, a modo de presentación algunas fotos de las rosas por aquello de la ilusión que hace compartir una bonita floración y otra bien distinta poder emitir una opinión en primera persona sobre cómo esos rosales se comportan en nuestro clima y en concreto, en nuestro jardín y hacerlo no solamente con relación a las rosas que producen si no al arbusto que en su conjunto son.
Por esta razón, a poco que sigáis este blog, veréis que los artículos en los que se habla con detalle de una variedad de rosal no son todos los artículos que tratan sobre estas maravillosas plantas. En este blog hay muchísimos artículos sobre rosales en los que podréis ver algunas imágenes pero de los que como aclaro siempre, no tengo una idea clara de del comportamiento de estas variedades. Simplemente os las muestro como están en un momento determinado.
Cuánto dura la rosa, su capacidad de reflorescencia, su resistencia al sol, su tipo de crecimiento, su follaje, su aroma... son aspectos sobre los que únicamente tenemos conocimiento una vez llevan con nosotros algunos años. Por eso, estos artículo tienen siempre como protagonistas a variedades que he tenido la oportunidad de observar durante varias temporadas y por tanto puedo emitir una opinión aunque todavía sean jóvenes y nunca se trata de rosales recién plantados. Evidentemente pasarán los años y los rosales se harán adultos y puede que en algo varíe mi opinión sobre ellos, pero ya llevan varios años repitiendo comportamientos, mostrándose con unas determinadas tendencias, floreciendo de una determinada forma que se produce año tras año... y sí, las trazas que tienen ya las han mostrado y se evidencia su "carácter" y puede empezar a juzgarse.
Digo todo esto porque hoy os voy a mostrar un rosal del que no puedo hablar o del que puedo deciros pocas cosas todavía. A pesar de llevar tan poco tiempo, esta será la tercera vez que os lo traigo a esta pantalla. La primera fue a primeros de junio, cuando abrió su primera rosa. La segunda fue el último día del año, para enseñaros los precioso tonos violáceos que con el frío adquirían sus hojas y los hermosos escaramujos que formaba. Me entusiasma!!
Pero no, todavía no puedo escribir un artículo dedicado a esta variedad dónde pueda emitir una opinión sobre este rosal que esté respaldada por la observación durante algunas temporadas. Ya llegará...
No me suele fallar mucho la memoria en cuanto a fechas de plantación pero reconozco que con este he tenido que ponerla a prueba. Sabía que lo había comprado en febrero del año pasado pero se ha puesto tan enorme que he llegado a pensar en la posibilidad de que yo estuviera en un error. A pesar de su tamaño, esta primavera es solamente su segunda estación conmigo. Se plantó en mi jardín en febrero de 2016. Sí, no hay error, 2016.
La cuestión es que la primavera pasada, era un absoluto enano y a pesar de tener un aspecto lozano y formar enseguida algunos ramilletes de rosas, no levantaba del suelo ni dos palmos. Incluso me decepcioné un poco con la poca altura que ganaba y me dije que la información que tenía sobre él antes de adquirirlo quizás correspondía a otros climas distintos al mío en los que pudiera que su crecimiento fuera más fuerte.
No, no era errónea la información. Rosa 'Night Owl' es un rosal potente, increíblemente vigoroso!! Las rosas son absolutamente oscuras. Bastante cambiante según el tipo de luz que incida sobre ellas. Muchos más oscuras cuando no les da el sol directo y tienen un tinte púrpura violáceo profundo, untoso, aterciopelado...divino!!


Absorta me quedo mirando sus centros!! Ese tinte magenta que bordea los luminosos estambres amarillos chillones de las roasas nuevas...es delicioso!! Sí, la información que fui recopilando estaba en lo cierto, tiene aroma, muyyyyy agradable. No de una gran intensidad pero si te acercas a la rosa, exhala un perfume muy rico. Hasta aquí puedo hablar de momento del rosal. Voy a aplazar un par de temporadas la escritura de un artículo para comentar esta variedad con todo lujo de detalles. 


De momento este es el rosal al año y pico de plantarse. Alucinante el crecimiento que ha experimentado!! Durante este verano/otoño, madurarán las ramas que ha emitido esta primavera y esta madera, ya madura, es previsible que permita una floración mucho más abundante el próximo año.



Así estaba en junio de 2016... no he tenido nunca ningún rosal que haya crecido en una temporada a esta velocidad!! Este invierno en febrero, tenía tres ramas formadas, por eso la floración esta primavera no puede ser abundante, porque no tiene prácticamente estructura sobre la que florecer. Buena parte del crecimiento es de este año y ya se sabe, los trepadores florecen sobre la madera formada el año anterior y en sus ramas laterales. Pero como digo, hoy no quería hablar en detalle de este rosal.


Lo ubiqué en la fachada este del garaje porque tenía entendido que el color de las rosas no aguantan el sol del mediodía y que el rosal se desarrolla mejor con menos calor.


Aunque el artículo de hoy versa sobre combinaciones debo reconocer que esta "pareja de hecho" se ha dado un poco de casualidad. Probablemente, el año que viene, quizás no se adelante como en este mayo la apertura de las rosas y entonces ambas floraciones no coincidan.

De hecho con esta intención planté a su lado una Hydrangea anomala subsp. Petiolaris, con la de prolongar el tiempo de interés de esta pared. La fortuna ha hecho que durante unos días las dos coincidan, aunque bastante brevemente. En fin, como podéis ver, a veces estas cosas de los cambios del tiempo nos vienen que ni pintados en nuestros jardines. A ver si la próxima temporada se adelanta el uno y se rezaga un poquillo la otra...jajaja ;)
He estado esperando a que las rosas abrieran para hacer unas fotografías pero el tiempo pasaba y las inflorescencias de la Hydrangea se iban ajando. Luego empezaron a abrirse pero entre lluvias, vientos, días de médicos...el tiempo se me ha ido. Así que a mitad de la semana pasada lo fotografié para mostraros la combinación...deprisa y corriendo, por la tarde, tuve que tirar unas fotos y al ser a esta hora las rosas tienden a cerrarse. En fin, el año que viene imagino que os lo podré mostrar en otro momento del día en que luzcan mejor sus preciosos estambres.
Os hablaré brevemente de esta hortensia trepadora (Hydrangea anomala subsp. Petiolaris). Es casi de las primeras plantas que introduje en el jardín, es decir la planté en la primavera de 2014 y ahí lleva todo este tiempo que ha empleado en hacer raíces. Se trata de una hortensia que necesita unos cuántos años para empezar a tirar fuerte. Creo que este año ya va a pegar el estirón.
Hasta ahora han brotado tallos que no tenían la capacidad de sostenerse solos sobre el muro de la edificación. Sobre los tallos más viejos he visto que ya han empezado a desarrollarse pequeñas raicillas que le van a permitir "pegarse" ella sola a la pared con lo que el problema de sujeción queda resuelto. Qué comodidad que ella solita se conduzca, verdad! jejeje

Se trata de una trepadora que a mí me parece preciosa. Con sus panículas florales a modo de encajes, con un aspecto etéreo y vaporoso.
A veces, cuando las plantas son tan chiquitas, no percibes algunos detalles. Tendría que estar una tirada por el suelo para ir acercando la nariz a todo...ajjajajaj El otro día, haciendo las fotografías me llegó un aroma clarísimo. Inicialmente pensé que era el rosal pero no olía a rosa!! Era una fragancia delicada, claramente perceptible a la distancia que me requería hacer las fotografías. Me acerqué a las flores de la hortensia y eran ellas las que emanaban aquel perfume!! Un "hurra" por esta hortensia. Bueno, dos hurras... porque además de aromática tienen sus hojas una gran belleza y la planta en sí misma me parece preciosa incluso cuando no está en flor. Cuando se haga más adulta aportará a esta pared un aspecto frondoso con la carnosidad y el precioso verde de sus hojas que creo que me encantará.

El rosal comenzó la semana pasada a abrir sus rosas, todavía restan muchos días para seguir disfrutando de sus rosas ya sin las flores de la hortensia. R. 'Night Owl' forma grupos de numerosos capullos y el rosal tiene muchísimos intactos, así que serán muchas las rosas que sigan abriendo. 


Espero que esta combinación os parezca tan bonita como me lo parece a mí. 
Muchísimas gracias por leerme. Buenas noches, amigos!  :)