martes, 16 de mayo de 2017

Combinar rosales I: Rosa 'A. Shropshire Lad' con Rosa 'Purple Skyliner' en buena compañía

Combinar dos rosales es una forma magnífica de embellecer cualquier rincón de nuestro jardín.
Hoy os muestro una de estas combinaciones.  En esto, como en la decoración de nuestras casas, en nuestro vestuario y en casi todos los órdenes de la vida, dependerá de nuestro gusto personal de qué modo hacemos "casar" estos dos rosales tendrá que ver con nuestras inclinaciones en formas, tamaños, tonos....
Creo que no hay reglas generales (Como no sea el contraste, ese sí creo que es imprescindible). Lo cual no significa que no tenga las mías particulares.
Compartiré con vosotros hoy mis opiniones que no son más que eso, mis gustos, mi manera particular de entender la belleza o el camino que recorro para dar con contrastes que a mí, personalmente, me deben parecen hermosos.
Creo que una rosa de tamaño grande, con tantos y tantos pétalos como Rosa 'A. Shropshire Lad' no quedaría bien al lado de otra de semejante tamaño y "peso". Ninguna de las dos sería protagonista y pienso que lo único que se lograría es algo recargado de lo que siempre huyo porque no es de mi agrado. No me gustan las cosas abigarradas, demasiado saturadas. 
Me imagino aquí otra rosa tan grande como ASL y que también estuviera matizada en sus colores. Veis la imagen por un momento? Yo sí!! Ufff No!! Demasiado barroco!! Definitivamente al lado de una rosa tan grande, la pantalla debe ser (creo) una rosa de tamaño mucho más pequeño. Aunque quizás alguno de vosotros no lo pensáis igual. Es lo que decía, sobre gustos...los colores!!
En lo del tamaño seguramente estaríamos de acuerdo un alto porcentaje de amantes de las rosas. Ahora viene la gama de color. Ummm qué difícil dar en la tecla!
Es cierto que a muchos aficionados a las rosas suelen tener tendencia o predilección por las rosas repolludas. Y sí, evidentemente son hermosísimas pero un muro de rosales de este tipo una al lado de otra compitiendo por cual es la más repolluda...satura, cansa. Eso creo al menos. 

Procuro que rosas de tal calibre vayan siempre en entornos más suaves, que la envuelvan y la enmarquen pero que no sobrecarguen la imagen. Un marco dónde la rosa grande "respire" sobre un fondo que armonice con ella. Pero a la vez yo busco que la rosa que acompaña tenga también su papel claro en la escena y que no pase desapercibida.
Que contraste lo suficiente como para hacerla resaltar pero no tanto que el binomio quede "chillón".
Por ejemplo en este caso, ASL no es de color plano, se mueve entre melocotón, rosas cálidos según la luz, rosas fríos en la sombra, amarillos... casi blancos al madurar la rosa. Prefiero los contrastes en los que la rosa que lleva el "protagonismo" no se vea eclipsada por la que hace de comparsa. Un blanco al lado? Sí, también probablemente hubiera quedado bien. Un amarillo? No sé, quizás a mí me parece menos elegante esa combinación. Pero como digo, en esto está el gusto personal de cada jardinero y convencer a alguien en un sentido u otro es asunto bastante difícil.
De hecho tengo otro ejemplar de ASL en el seto sur creciendo junto a un Philadelphus y que coinciden en la floración y queda espectacular la combinación. Aunque claro, no son dos rosales que es de lo que se trata el artículo de hoy. 

Pero además está el asunto del momento de la floración. Generalmente estas combinaciones las hacemos muchas veces con rosales que están incluidos en nuestros pedidos. No sabemos en qué momento del año van a florecer en nuestro jardín ni si los dos elegidos lo van a hacer al tiempo porque no los hemos cultivado con anterioridad muchas veces. Y aun en el caso de conocer el rosal, en distintas ubicaciones del jardín tienen muchas variedades comportamientos totalmente distintos.
Este año, por ejemplo, muchos rosales se han adelantado quince días e incluso tres semanas a la hora de abrir sus rosas. Claro, si resulta que pusimos dos rosales uno junto al otro pensando que florecerían a la par porque tenemos otros ejemplares de ellos en otras zonas del jardín y resulta que este año concreto uno de ellos se adelante...pues eso, que ese año nos quedamos sin el "matrimonio" jejeje

Rosa 'A. Shropshire Lad' lleva en este jardín tres temporadas. Me lo traje del otro jardín anterior y aunque ya sabemos el parón que supone un cambio de ubicación, quieras o no, vino con sus raíces bien desarrolladas y pasada la primera temporada se asentó en el jardín actual a las mil maravillas. Tanto que en dos temporadas ha duplicado su tamaño.
Inicialmente no pensaba combinarlo con ningún otro rosal. Es más, es que inicialmente el portón de madera que divide la entrada del jardín del inicio del jardín trasero; ni el rincón con la fuente de piedra... nada de esto estaba hecho. Pero aquí el invierno es duro y el viento se cuela entre la valla con hiedra y la fachada de la casa como si fuera en un embudo. Es tremendo como sopla el viento del oeste en este espacio!!
El jardín trasero es un espacio de unos treinta y tantos metros aproximadamente por unos cinco y pico de ancho. Es un espacio por tanto estrecho, angosto. Cortarlo, dividirlo en algún punto era de una parte una forma de acortarlo ópticamente pero sobretodo, mi idea al construir el portón con las celosías a ambos lados y que se sostienen en dos poyetes de piedra, era filtrar el viento que sopla del lado de la entrada del jardín.

Eso sin contar que este portón a la vez me proporciona bastante intimidad ya que los transeúntes debería empinarse y meter literalmente la cabeza por la puerta y eso generalmente la gente no lo hace. Ahora ya me siento mucho más protegida de las miradas de los viandantes pero lo estaré bastante más cuando estas dos celosías lleguen a cubrir se de vegetación.
Las propias celosías evidentemente disminuyen la fuerza del viento pero estaba claro que precisaba rellenar estos dos espacios con vegetación. Y qué mejor vegetación que otro rosal? A quién se lo van a preguntar!! jajaja
Me decidí por un rambler de tamaño contenido como es Rosa 'Purple Skyliner'. En el arriate que forma la esquina de la fuente de piedra crece una Catalpa con la idea de restar el sol de la tarde a esta parte del jardín. No quería un monstruo entre el tronco del árbol y la celosía. Así que elegí un rosal de moderado crecimiento que pudiera guiarlo bien por dónde me interesara.
En violeta/magenta dependiendo de la acidez del suelo dónde crece y de la luz. Cuando el sol incide sobre él algo más púrpura por el contrario, cuando está en sombra es claramente violeta. Por qué en esta gama? Pues porque el amarillo es el complementario del violeta y muchos de los tonos de AYL se mueven entre ellos. Probablemente de ser amarillo total como un R. Golden Celebration lo hubiera encontrado una combinación bonita pero quizás un tanto estridente.

Son muchos los aspecto que hay que considerar a la hora de elegir compañero a un rosal. De entrada el tamaño aquí sí, importa!! ;)
Ya sabéis que Rosa 'A. Shropshire Lad' puede cultivarse conformándolo como arbusto o como trepador. Sinceramente las dos primeras temporadas bien creí que se me desmadraba emitiendo tallos largos y potentes y lo cierto es que me ha costado lo suyo aplicarle podas para que crezca como arbusto. Aún no estoy segura del todo de que la cabra no tire al monte con el tiempo y eso lo he tenido en cuenta. Si esto ocurre, si finalmente Rosa 'A. Shropshire Lad' dice que él quiere ser un trepador (no siempre logramos que los rosales crezcan como nosotros queremos, su genética indudablemente se sale con la suya y en climas sin heladas profundas como suelen ser los españoles, estos rosales híbridos de Leander de David Austin, tienden a convertirse en arbustos muy potentes y muchas veces alcanzar alturas de trepadores.
Como digo, si esto ocurre, tendré que conducir sus ramas sobre la hiedra pero igualmente quedará bien el conjunto.
Si al final sigue creciendo como arbustivo, guiaré las ramas de Rosa 'Purple Skyliner' por encima de la celosía pero sobretodo por encima de la parte superior del portón. Imagino los cogollos de flores enmarcando esta entrada al jardín trasero y creo que me encantará!!
Otra situación que considero es  tener en cuenta la posibilidad de que ambos rosales no coincidan en la floración aunque los pongamos juntos con esa idea. O que un año en concreto no florezcan a la vez. En ese caso, me deben gustar ambos rosales solos en esa ubicación, sin la presencia del compañero que le hemos buscado.
Este era el caso de esta pareja de hecho. Rosa 'A. Shropshire Lad' es un rosal impresionante!! Tiene suficiente entidad él solo como para llenar un rincón con su presencia. Sus rosas...bueno, ya las veis! Pueden ser más bonitas? Yo creo que no :)
Ya llegará el verano que todo lo achicharra pero ahora mismo está que se sale!! Rezuma salud y poderío...
 

Cada año que pasa este rosal se va haciendo más y más hermoso y ahora, ya con unos añitos, aunque sea joven, está empezando a entrar en la madurez. Y se nota!! Tiene ya una buena estructura. Las podas que he ido aplicando tratando de formarlo en copa han procurado permitir que el arbusto respire en su centro pero que tenga suficiente cantidad de tallos como para no parecer "transparente". 
Afortunadamente este mayo está siendo de temperaturas suaves y ello ha permitido que las rosas aguanten mejor y más días. Como digo, este rosal se ha adelantado quince días con relación al año pasado así que he estado a punto de no ver ambas floraciones a la vez.



De hecho como podéis ver buena parte de las fotografías, aparece ASL solo, sin las rosas de PS y ha sido en esta última semana cuando el rambler se ha decido a abrir su preciosas rosas agrupadas en ramilletes preciosos.
Me ha alegrado poder disfrutar aunque ya estuviera iniciada la floración de ASL de las rosas de PS. Es un rosal nuevo, chiquito y como tal apenas unas ramitas emitiendo sus bonitas rosas pero al menos he tenido la oportunidad de ver una rosa al lado de otra y quitarme el temor que siempre se tiene de haberse equivocado.
Espero que os gusten estos dos rosales que he elegido para que crezcan cerca el uno del otro tanto como a mí.
Los vínculos a los artículos que hablan de estas dos rosas os los pongo en la parte inferior del texto por si alguien tiene interés en visitarlos.



Artículos relacionados:

Rosa 'James Galway'. La elegancia.

Creo que Rosa 'James Galway' es una de las rosas más bonitas que tengo en el jardín. En color, en forma, en disposición de los pétalos... Es una rosa, sobretodo, elegante.

Hablemos un poco de esta creación de David Austin de 2000 que fue registrada como AUScrytal y que el hibridista incluye dentro de los rosales ingleses, en el grupo de híbridos de Leander. Un grupo de rosales que producen arbustos fuertes, grandes y robustos. Unos con ramas más arqueadas que otros pero todos con rosas grandes, repletas, cuajadas de pétalos y generalmente con delicioso aroma.
Como ya sabéis, no soy capaz de describir con demasiado detalles los aromas y me limito a decir si huele intensamente o no y si el perfume es más o menos agradable. DA habla de estos aromas como semejantes a las rosas de té y según él tiene notas de mirra e incluso en su página menciona matices de frambuesa, manzana y limón. Sinceramente me parece rizar el rizo. No. En ningún rosal soy capaz de notar las notas de manzanas ni de frambuesas...dulce o no, a rosa antigua o fresco, intenso o suave... Mi nariz no da para más. Qué se le va a hacer!! :)
Cultivo varios Leander de DA, Rosa 'A. Shropshire Lad'Rosa 'Crown Princess Margareta', Rosa 'Abraham darby' (Auscot), Rosa 'Golden Celebration', Rosa 'Lady of Shalott'Rosa 'Alan Titchmarsh' y esté, Rosa 'James Galway'. Todos tienen aroma. Más o menos intenso pero en todos se percibe un agradable perfume.
JG no es en este sentido un Rosa 'Munstead Wood' o un Rosa 'Golden Celebration', indudablemente. Pero sí, tiene un agradable perfume sin duda.
Rosa 'Golden Celebration'
Rosa 'A. Shropshire Lad'
Rosa 'Alan Titchmarsh'
Son los de este grupo rosas preciosas todas. La mayoría de gran tamaño. Quizás Rosa 'Alan Titchmarsh' es algo menos grande sin ser una rosa pequeña. Cuajadas de pétalos. Muchas veces volteados hacia fuera los exteriores y un corazón cuarteado con varios centros. Puede que en cuanto a forma, de todos los que cultivo de este grupo Leander, son Rosa 'Alan Titchmarsh' y Rosa 'James Galway' los que menos se parecen a las demás por tener formas muy peculiares ambos.
Rosa 'Alan Titchmarsh'
La gama de color de los rosales de este grupo abarca casi todo el espectro. Desde los rosas tiernos, al amarillo, melocotón, naranja.. Sin embargo hay pocos de la gama de los violetas.
En la página de DA califican el color de Rosa 'James Galway' como rosa cálido. Para mí no es un rosa cálido en absoluto, o al menos en mi jardín no produce rosas de color cálido si no lo contrario, rosas matizados en la gama de los tonos fríos. Claramente fríos. Lo cual, me encanta.

Con un centro oscuro que va diluyéndose conforme nos alejamos de él y terminan en un casi blanco en los pétalos externos.
Una rosa tan llena!! Y qué maravillosa la forma de colocarse sus pétalos en ella... 


La rosa es como en los catálogos, ni más ni menos. Siempre digo que no conviene elegir un rosal por las fotografías, es así, pero en este caso lo cierto es que nos podemos guiar con confianza basándonos en las imágenes que vemos de esta rosa.


La gama de color se me antoja exquisita. Reconozco que soy más de gamas frías que de cálidas. En todos los colores. Me gusta más los violetas que los púrpuras, los rosas fríos que los rosas bebé. Los carmines que los rojos... Precisamente por eso me encanta esta rosa sobre la hiedra. Su matiz de rosa viejo, hace un contraste bellísimo sobre ella. No os parece?

A los capullos apenas empiezan a enseñar los pétalos, les pasa un poco lo que a los de Rosa 'A. Shropshire Lad'. Los pétalos aún enroscados sobre sí mismos no sobresalen en altura del extremo de los sépalos y eso, a mi entender, no los convierte precisamente en los pimpollos más hermosos. 
Sin embargo empezar a engordar, curvarse los sépalos hacia abajo y emerger los capullos ya sin la protección del cáliz... y esta rosa empieza a adquirir una belleza extraordinaria. Me extasío mirando la curvatura y el baile de sus pétalos aún verticales recogiendo la rosa entre ellos, cerrada casi. Y esos tonos en la parte baja y externa de los pétalos que abrazan el capullo apenas empezando a abrir...ufff qué deliciosos me parecen!! :)



Uno presiente al verlos que darán lugar a una rosa más hueca más honda porque inicialmente la parte central de la flor se mantiene erguida bordeada de volantes por fuera. Pero no, desde su interior empieza a surgir mil pétalos que no se sabe dónde estaban al comenzar a abrir y que terminan por ir repletando toda la parte superior de la rosa sin ahuecarse, colocándose tan maravillosamente!!


Y lo hace despacito, como regodeándose. Tarda bastante en llegar a abrir del todo, lo cual todos sabemos que es de agradecer. Pero además lo hace en grupos de un número variable de rosas. Me gustan los rosales de flor grande de este tipo porque cuando brotan tallos con siete u ocho rosas da tiempo de haberse abierto algunas cuando otros capullos aún permanecen completamente cerrados y eso alarga el deleite mucho más que cuando explosionan todas a la vez.
Esta rosa me enamora. Esa es la verdad :) Sin pasos bruscos, el rosa frío e intenso del centro va dando lugar al casi blanco en la parte externa de forma delicada. Un centro que termina conformando una rosa un tanto plana, muchísimo menos alta de lo que se diría al comenzar a abrirse.


Quisiera mencionar otra estupenda cualidad. A pesar de ser una rosa tan llena nunca presenta problemas de encapsulado (Balling) aunque haya humedad ambiental. Todos sabemos que las flores muy llenas, si se mojan pueden llegar a pegarse los pétalos externos impidiendo que los capullos lleguen a abrirse. Ello no solo redunda en perjuicio del aspecto del rosal si no en riesgos de contraer enfermedades ya que estos capullos que fracasan llegan a enmohecerse aumentando el riesgo de contraer enfermedades y conviene eliminarlos lo antes posible.


Si de algo nos quejamos los jardineros enamorados de las rosas inglesas es de que en climas con verano muy cálidos como el mío, no duran mucho las flores. Por el contrario, RJG aguanta bastante bien el sol e incluso no se estropea demasiado con la lluvia. De hecho estas fotografías han sido tomadas después de dos días de lluvia persistente.

Como curiosidad diré que JG produce en ocasiones flores de un tono distinto, no sé, quizás lo calificaría más tendente al albaricoque o asalmonado pálido. Tienen un matiz distinto del resto de rosas que se abren a la vez en la misma planta.
Había leído en la página de HMF sobre esta "rareza" del rosal pero en sus primeras dos temporadas no llegó a producirse. Lo curioso es que justo hoy, al pasar y ver que se estaban abriendo un par más me di cuenta de que eran distintas, asalmonadas como digo. Qué peculiar!! Verdad? No es que todas las rosas de una rama tengan esta tonalidad algo diferente del resto, no, son rosas sueltas. En fin, las rosas son así..
Antes de introducir un rosal en mi jardín siempre me intereso en saber si las rosas se secan en el arbusto y caen por si mismas o por el contrario permanecen apergaminadas, resecas, como un gurruño pegado al cáliz..dando un aspecto desaliñado al arbusto. Lo peor para mi es que si llueve terminan por enmohecerse. Ya no es únicamente razones estéticas las que me hacen desistir de cultivar estos rosales, son razones de propensión a la enfermedad si no se les somete a una limpieza continuada.

Limpiar un rosal de un metro no es una tarea que no se pueda una plantear. Coger una escalera, subirse tijeras en mano y disponerse a limpiar día sí y día no las rosas secas...eso ya es harina de otro costal!!
Desde luego yo detesto el aspecto que producen esas rosas prendidas de las ramas y que jamás llegan a caer. Dan un trabajo increíble que yo no estoy dispuesta a hacerlo casi a diario. Bastante tengo con hacer cada día un paseo eliminando todas las rosas que están fácilmente accesibles sin subirme a parte alguna (que de otra parte no puedo hacer porque tengo vértigo ajajjaja)
No, Rosa 'James Galway' se "autolimpia". Cuando la rosa se seca caen sus pétalos limpiamente al suelo y listo. Cada semana yo voy cortando los cálices ya sin hojas en los rosales reflorecientes para incentivar posteriores floraciones. Pero una cosa es tener cálices con los estambres a la vista y otra bien distinta, rosas resecas y oscuras colgando.

Me encanta el follaje de este rosal!! Hojas mates, grandes según va avanzando la temporada. De un verde agrisado que lo convierte en un rosal de los más elegantes que conozco. No es un rosal especialmente propenso a la enfermedad. Influye en ello el grosor de sus folíolos, un tato coriáceo.

Sin embargo no puedo decir lo mismo del arbusto en su conjunto. Voy a explicarme! Aunque es pronto para hablar de este rosal de forma definitiva porque lleva conmigo solamente tres años, ya aprecio una rigidez en sus ramas que no es muy de mi agrado. 
De hecho es un rosal que no precisa soporte alguno incluso llegando a alcanzar una buena altura. Las ramas, fuertes y gruesas sostienen el peso de la vegetación y las rosas sin problema alguno. Claro, supongo que si llegaran las ramas a los dos metros y medio o tres, requeriría que se sujetaran de alguna forma.

De hecho, si dudo en hacerlo crecer como trepador o arbustivo es en parte porque estoy convencida que de hacerlo como trepador, al poner sus ramas horizontalmente, seguramente emitiría más tallos floríferos y su floración sería más abundante de lo que es manteniéndose las ramas verticales.
Como puede apreciarse no es un rosal, de momento, que se cuaje de rosas. Lo que pasa es que son unas rosas tan sumamente especiales que bien merece la pena su cultivo aún no siendo tan abundante como otras variedades.

Mi rosal hubiera alcanzado más tamaño si no lo hubiera cambiado de sitio tras su primera temporada. Inicialmente lo tenía en la zona del jardín que recibe más insolación y lo peor, con la competencia de las raíces de las arizónicas que bordean una parte del jardín. Contra estas raíces es medrar así que decidí trasladarlo a dónde lo podéis ver creciendo ahora.
Cambiar un rosal ya arraigado de sitio es hacerle perder casi una temporada. Al llevarlo a su nueva ubicación, lo sometemos de nuevo al trabajo de volver a arraigar y en eso casi se lleva un año más.

Ahora lleva aquí dos primaveras, seguramente comenzará a crecer con más fuerza a partir de este año. Es un rosal fuerte y vigoroso, no cabe duda. Solo hay que ver la potencia de sus tallos como emergen del suelo con un grosor increíble.
Estoy indecisa en cuanto al modo en que quiero que crezca RJG, hay días que quisiera conformarlo como un gran arbusto y otros en que pienso que quizás quedaría mejor tendiendo sus ramas sobre la hiedra de la valla divisoria con la parcela contigua. Ya veremos como termina.


De hecho ahora me arrepiento de haber cortado sus ramas el día que lo podé. En febrero estaba decidida a no dejarlo convertirse en un trepador y seccioné sus ramas en un tercio con la idea de que se formara como arbusto pero ahora que veo lo rígido que sigue siendo...umm...no sé, no sé...
En cuanto a este tema de arbusto/trepador en una misma variedad de rosales de David Austin quisiera mencionar un asunto en el que pienso que muchos, yo la primera hasta hace un tiempo, nos lleva a confusión.
Si vemos el catálogo de este hibridista, comprobaremos que podemos adquirir el mismo rosal en su forma trepadora o arbustiva. Se trata de rosales distintos? En absoluto!! Lo que venden como trepador y como arbustivo es exactamente el mismo rosal. Se trata de rosales que de por sí, en climas cálidos, sin heladas muy profundas y prolongadas como las que puede haber en el norte de Estados Unidos, llegan a conformar rosales de gran tamaño, y pueden guiarse como trepadores. 
Por el contrario, en climas rigurosos, estos mismos rosales que DA vende como trepador, no llegará a serlo porque las heladas originan daños en muchas de sus ramas, viéndose obligados los jardineros de estas zonas a practicar podas más intensas y en definitiva, estos rosales en sus jardines no llegan a convertirse nunca en trepadores porque no alcanzan el tamaño y longitud de sus ramas que logran en climas como los españoles.
Es verdad que cuando se adquieren en su "versión" trepadora, te los envían con unas ramas más largas que cuando es arbustivo, pero esto es cuestión de como te lo venden, no de que sean dos rosales diferentes. Esta forma de venderlo sin aclarar que se trata del mismo rosal, en cierto modo a mí, personalmente, me parece que tiene algo de engañosa.

Qué más puedo decir a quienes se planteen su cultivo? Que no tiene casi espinas. Pues eso, no las tiene jajajaja Alguna que otra, claro, porque si no, no sería rosa. Pero no, no es un rosal de los difíciles de manipular.
En definitiva es un rosal que con todos sus pecados, son muchas más las virtudes que le veo. Sin duda, es de los rosales de los que yo no prescindiría.
Que paséis buen día, amigos!
María.