martes, 28 de marzo de 2017

Semilleros. Materiales y preparación del sustrato de siembra para nuestras semillas.

Siempre digo que lo mío no son las semillas. Y es cierto, hasta ahora no me provocaban ningún interés y de ahí que no tenga nada en el jardín que sea el producto de haberlo sembrado. Acodo, esquejo, planto...pero nunca siembro.
De hecho todo lo que cultivaba en el huerto provenía de los plantones que compraba al inicio de la temporada. Pero este año algo ha cambiado.
Pilar, que vale como nadie para retar y tocar las narices jajajaja (pero a la que aprecio mucho) me dijo el otro día que no entendía como no había intentado nunca cultivar las hortalizas de mi huerto desde la semilla. No se me ocurrió otro pretexto que decirle que ya estábamos muy avanzados en el año para poner a sembrar tomates ni pimientos. Pero ella, que es casi tan persistente como yo, siguió erre que erre, que si "para cultivar esos tomates te los compras en el Mercadona" que si tal y que si cual...total, que ya casi enfadada con ella le contesté que yo no sabía nada de siembras ni de semilleros. Pero no me valió para escabullirme ajjajaja porque me apuntó a un Grupo de Facebook sobre huerta para que empezara a aprender así que al final me tocó los bemoles y no sé por qué narices logró que me entrara el gusanillo de esto de los semilleros y me haya animado a hacer mi primer experimento en la materia.
No lo he hecho nunca pero siempre tiene que haber una primera vez para todo. No? Quizás no tenga buenos resultados esta vez pero soy tenaz y tengo muchas ganas de aprender así que estoy absolutamente convencida que insistiendo, preguntando, leyendo... terminaré por lograr algún éxito y es posible que el año que viene, en mi huerta crezcan los planteles que sean el resultado de la germinación de mis semilleros y si no, siempre estaré a tiempo de seguir con mi método de comprar los planteles.
Tendría que haber puesto los semilleros de las hortalizas en febrero o inicios de este mes pero bueno, aunque únicamente sea por aprender voy a intentarlo a ver si logro que me llegan a germinar y que una vez germinadas no se ahílen.
Imagino que para incentivarme, Pilar me envió el lunes por correo semillas de unas variedades de tomate estupendas que ella cultiva. Por lo visto, como sabe que vamos mal de tiempo, para adelantar un poco el proceso, las ha puesto en remojo un día antes de enviármelas.
Estoy muy ilusionada con este envío y desde aquí quiero darle las gracias por provocar en mí el interés de aprender sobre este asunto y de tener el detalle de enviarme las semillas. Gracias Pilarona!! (mira que eres la repera!! jejejeje). Sé que también contaré con su ayuda y su asesoramiento. 
Como me haría mucha ilusión que llegaran a germinar y lograr algún plantel que prosperara, estos días estoy visitando páginas dónde ver algo de información sobre esto de los semilleros y es de ellas de dónde estoy sacando la poca información que de momento tengo y que comparto aquí con vosotros.
Por ejemplo, de la página de "La huertina de Toni" que seguramente muchos de vosotros conoceréis, he sacado la "receta" para realizar la mezcla de mi sustrato para estos semilleros que os muestro.
Pero si queréis disfrutar de lo lindo escuchando a un gran maestro que con un tono calmoso, ordenado en la explicación y muy ameno os va a instruir en varios aspectos del huerto, visionar los vídeos Miracebo, un participante muy conocido en Inforjardín, Son absolutamente geniales!! Se nota que ha sido docente porque sus explicaciones son ordenadas, metódicas, sumamente claras y además rezuman pasión por lo que muestra de su trabajo.
He visitado también una estupenda página, la de Picarona, y me parecen un blog de gran calidad. Este es el enlace a su blog: Picaronablog 
En fin, que tratando de dar mis primeros pasos en esto de la siembra, aquí estoy haciendo mis primeros planteles.
Como os comentaba, son nulos los conocimientos que tengo en la materia y esta será mi primera experiencia pero no por ello quiero dejar de compartir con vosotros lo poquito que voy aprendiendo. Así que según vaya haciendo cosillas os las iré mostrando en el blog.
En esto, como en la jardinería, lógicamente precisamos de algunos materiales. Algunos de ellos ya los tenía porque los uso en jardinería y otros los he tenido que comprar. Varios incluso no es necesario adquirirlos porque se pueden usar materiales reciclables como son botes de lácteos, tetrabricks, etc.
Como es normal lo primero que precisamos son los contenedores. Hay de infinidad de formas, tamaño y materiales y no todos son preciso comprarlos. Yo he adquirido dos tipos de bandejas con alvéolos.
Estas que son de poliestireno las hay en varios tamaños y con distinto número de alveolos.
Como mi experiencia es nula he preferido usar estas bandejas de turba prensada para poner hortalizas y así no tener que tocar las raíces al trasplantarlas al bancal. Creo que de esta manera tienen menos riesgos de dañarlas. Seguramente alguien con experiencia no las verás preciso y con botes de yogur se puede apañar perfectamente.
También tenía en casa estos vasitos de plástico que pueden usarse a modo de contenedores para albergar las semillas y salen muy económicos.
Tenía en casa estas bandejas de plástico blanco que me servirán para recoger el agua que drene del riego del semillero y como no coincidían con el tamaño de las bandejas de poliestireno, lo que he hecho es cortarles una fila para que encajen dentro perfectamente.

Pensé que era preferible que la base de los alvéolos no tocara directamente la bandeja para evitar que las raíces estuvieran en contacto permanente con el agua que drene tras el riego así que he recortado del tamaño de las bandejas blancas, un trozo de estas...no sé cómo llamarlas!! De esta especie de gamuzas que suelen usarse para depositar la vajilla tras su limpieza. El grosor que tiene hace que levante el nivel de la base de los alvéolos y el agua queda entre sus agujeritos con lo que no toca el agujero de drenaje de la bandeja de germinación.

Algo imprescidible es buscar un sistema que permita identificar qué variedad de hortaliza o flores tenemos sembradas en nuestras bandejas, estos palitos de madera son muy económicos y tal como me dijo Pilar, pude comprarlas en el chino de mi pueblo (1 euro) pero vamos, hay quienes utilizan muchos otros materiales que reciclan y les sirven para la misma finalidad.
No he tenido que comprar ninguno de los sustratos para hacer la tierra del semillero porque son materiales que suelo usar en el jardín. 
Siguiendo las instrucciones del vídeo de "La Huertina de Toni" en la que explica cómo hacer un buen sustrato para semillero he procedido a hacer el mío con las proporciones que él indica. Aquí tenéis el enlace del vídeo por si queréis verlo:
Por lo visto cada maestrillo tiene su librillo y no siempre se usan los mismos sustratos ni en la misma cantidad para elaborar la base dónde germinarán las semillas.
La mayoría de lugares que he visitado utilizan una base principal que es un sustrato universal pero otros hortelanos prefieren la fibra de coco o turba negra.

La turba que suelo usar en el jardín es turba rubia pero como no estaba segura de que no aportara demasiada acidez a la mezcla no he querido arriesgarme y he usado un sustrato universal.
Se podría usar también fibra de coco que es un sustrato sobretodo sustituyendo a la turba. Es mucho más ecológico porque a diferencia de la turba, no perjudica el ecosistema de dónde se extrae porque no deja de ser cáscaras de coco trituradas. Es un material inerme (no contiene nutriente alguno), orgánico cien por cien con una gran capacidad de retención de agua y es muy, muy ligera.


Las semillas además precisan de nutrientes para poder desarrollarse. Siguiendo las instrucciones de Toni, he usado en este caso humus de lombriz. Es un fertilizante que me encanta y que uso habitualmente en las plantaciones de mi jardín. 
Nuestra mezcla precisara también de un "ingrediente" que retenga la humedad y que así impida que nuestro sustrato se seque con facilidad. Este ingrediente es la vermiculita

Es preciso que la mezcla no se compacte y que esté bien aireada y drene bien. Para ello viene muy bien la perlita.

Lógicamente estos sustratos hay que mezclarlos perfectametne hasta lograr un compuesto totalmente homogéneo y si encontramos cualquier terrón desmenuzarlo bien entre los dedos.
La proporción de estos sustratos es la siguiente: Seis porciones de sustrato universal, tres de humus de lombriz, una de vermiculita y una de perlita.
Bueno pues con esto ya he tenido hecha la mezcla que usaré para rellenar los alvéolos que contendrán las semillas. En efecto es una mezcla esponjosa, nada compacta, muy ligera y estoy segura que adecuada al propósito para el que está pensada.

En el siguiente artículo os mostraré mis dos bandejas de semillero de flores y en otro próximo el semillero de hortalizas.
Qué bueno es esto de tener ilusión en probar cosas nuevas e ir aprendiendo!! Cada vez que incorporamos una nueva actividad o una nueva técnica a nuestro mundo jardinero crece nuestra ilusión y al final de eso se trata. De disfrutar con nuestra gran pasión por las plantas. Que sean ornamentales o que al final terminen en la cazuela no importa demasiado. Lo verdaderamente importante es ir aprendiendo a cuidarlas y que nuestras experiencias vayan siendo cada día más amplias.
Mi naturaleza impaciente me hace temer por este nuevo campo en el que me estoy metiendo hoy por primera vez. Pero trataré de dominarlo!! Estoy dispuesta a aprender paso a paso y con la ayuda de amigos como Pilar espero tener algún éxito en esto que para mí es completa novedad. A ver si logro comerme algún tomate que yo haya sembrado!! Qué ilusión me haría... :-) Pondré todo el empeño en lograrlo!!