jueves, 9 de marzo de 2017

Una ayudita para podar: Set de tijera cortacésped y tijera arreglasetos con batería

Una ayudita en forma de herramientas en un momento del año como este en el que hay que recortar infinidad de pequeños arbustos viene de perlas.
Llevaba tiempo queriendo una pequeña herramienta así. Lo que quería no era un potente arreglasetos. Para empezar porque no tengo setos que haya que cortar. Un par de veces al año cortamos la valla con hiedra que divide mi jardín trasero de la parcela contigua. Pero para este trabajo la persona que me ayuda en el jardín se trae el cortesetos. Indudablemente esta herramienta no valdría para este trabajo que requiere una máquina de muchísima más potencia.
Lo que yo quería era algo que me permitiera podar las lavandas, peinar las salvias o limpiar  "lo gordo" de las Nepetas antes de terminar de quitar todas las ramillas interiores muertas. Arbustos con ramillas no demasiado gruesas. Algo que pudiera llevar con mis herramientas en el transcurso por el jardín de forma cómoda.
Estuve leyendo muchas opiniones de usuarios sobre distintas marcas y modelos y finalmente me decidí por este que he adquirido.
Existía varios modelos "parecidos" de distintas marcas. A pesar que algunos modelos eran de casas muy conocidas, me ha echado para atrás los comentarios negativos de calentamientos, poco tiempo de autonomía o dificultad de montar y desmontar las distintas cuchillas así como lógicamente sobre la falta de potencia de la máquina.
No es este un artículo en el que quiera tratar de las ventajas e inconvenientes de los distintos modelos de arreglasetos. Simplemente quería mostraros este que he adquirido hablando de los factores que yo he tenido en cuenta en el momento de decidirme por uno u otro arreglasetos. Comentaré por tanto sus ventajas e inconvenientes sin compararlas con ningún otro.
Como es lógico en cada jardín habrá unas necesidades y cada jardinero tiene unas u otras prioridades o incluso gustos personales.
Ya sabéis que yo no tengo publicidad de ninguna casa comercial en mi blog. Por tanto no estoy condicionada por ninguna empresa en las opiniones que emito en mi página. Cuando digo que algo me gusta es porque me gusta, sencillamente. Y cuando digo que algo no me funciona es porque no me funciona. Sin más. Ni gano ni pierdo absolutamente nada ni en lo uno ni en lo otro.
He tenido la intención inicialmente de tachar con cualquier programillo la marca comercial de la herramienta que aparece en las fotografías pero luego he pensado que sólo viendo las fotos se sabe marca y si me apuras modelo. Así que finalmente he decidido dejar las fotos tal como las he tomado. 
No se trataba de adquirir un cortasetos a gasolina o eléctrico de gran potencia que no preciso en este momento. Lo que precisaba era un herramienta muy manejable. Todos sabemos que el peso de las herramientas es algo a tener muy en cuenta. Así que el hecho de que fuera muy, muy ligero consideré que era importante. Este pesa sobre 900 gramos. No es mucho, se aguanta perfectamente sin cansarte. Esto es importante tenerlo en cuenta porque cuando llevas mucho tiempo seguido con una herramienta en la mano que pesa un montón terminas por cansarte.
Algo manejable, cómodo, fácil de llevar hasta cualquier punto del jardín sin necesidad de cables. que me obligaría a poner alargos y una parafernalia que estaba segura que con mi forma de ser terminaría usando las tijeras por no ir a por el alargo para enchuffar el arrreglasetos. 
Por tanto debía ser a batería recargable. Esto me llevaba a tratar de elegir un modelo con suficiente autonomía. Cuando te pones a atusar arbustos quieres poder trabajar un buen rato y no verte en la obligación de interrumpir el trabajo para volver a cargar la herramienta. 
Según la página oficial la herramienta puede estar funcionando 100 minutos. Cronometrar esto es difícil en mi situación en la que no puedo estar de pies demasiados minutos y si hago uso de ella sólo puede ser sentada. Sinceramente no he tenido la paciencia de ir sumando los tiempos de uso hasta que se agotaran las baterías ni tampoco estoy en situación de usarla 100 minutos seguidos. 
He confiado por tanto en las muchas opiniones que sobre este aspecto he leído en la Red procedente de usuarios que tenían este modelo.
Consciente de que se trata de una herramienta muy sencilla de la que no podemos esperar que nos corte un seto con ramas muy gruesas, al menos quería decidir sobre la que tuviera mayor potencia. Otros cortasetos de este estilo tenían una potencia inferior a esta cuya batería de litio es de 10,8 V.
Por supuesto una herramienta de estas características tiene un tiempo limitado de uso. Tarde o temprano tienes que poner la máquina a cargar de nuevo. Me informé del tiempo de carga de la batería y que no fuera demasiado consideré que era algo bastante positivo. Este factor sí lo he comprobado y, tal como afirma la marca comercial, la batería tarda tres horas y pico en cargarse.
La facilidad del cambio de cuchillas y que el anclaje al cuerpo de la máquina fuera sólido y firme era una cuestión que yo considero prioritario porque afecta a la seguridad y con esto no se puede jugar!!!
Leí sobre otros modelos que resultaba poco firme el anclaje de las cuchillas. Esto sinceramente me daba bastante miedo. Una herramienta así aunque sea de este tipo que no son de gran potencia, puede ser realmente peligrosa y causar graves heridas si llegara una a cortarse con ellas.
Por el contrario comprobé que sobre este arreglasetos los usuarios hablaban muy bien de la facilidad del cambio de cuchillas y de la firmeza con la que quedaban ancladas a la máquina. Y veo que llevaban razón, en lo uno y en otro. He cambiado ya varias veces las cuchillas y me ha resultado sumamente fácil y sí, quedan bien firmes unidas al cuerpo de la herramienta.
Diría que la mayoría de herramientas de esta gama no cuentan con tres cuchillas, suelen tener una hoja de cizalla para arreglar setos y a lo sumo la cuchilla de corte para el césped.
A mí lo del césped la verdad, como que me importaba bastante poco porque no tengo césped pero si venía incluida pues bueno, mejor. Verdad? y en todo caso seguramente me servirá para recortar alguna zona del borde entre la hierba de caminos o la pradera central en su unión con el acolchado de los arriates. No lo sé. No he probado qué tal funciona esta cuchilla.
Sí me resultaba interesante por el contrario que contara con dos hojas de cizalla, una de 12 cm y otra de 20 cm. 
Me gustaba de esta herramienta que contara con una hoja muy corta. Pensé (y realmente así ha sido cuando he tenido oportunidad de probarla) que a la hora de acicalar un arbusto pequeño lógicamente sería más útil una cuchilla corta que una larga si de lo que se trata es de dar formas redondeadas. 
Quizás para conseguir volúmenes con caras rectas la hoja grande pudiera ser más útil pero en mi jardín no tengo ningún arbusto de esas características de momento.
De todos modos, aunque probablemente haga más uso de la cuchilla corta, indudablemente también le daré utilidad a la más larga.

La marca comercial para mí es importante. Que sea de una casa que ofrezca garantías en caso de avería me deja más tranquila que adquirir una máquina que no sé como va a responder la empresa.
Por último os comentaré un aspecto que no conocía antes de adquirirlas. Es que tiene un "doble" pulsador para accionarla. Es decir, para que funcione debes accionar de una parte un pulsador ubicado bajo la empuñadura y a la vez empujar una especie de tecla en la parte superior. Este detalle reconozco que, como estamos acostumbrados a que las máquinas funcionen simplemente pulsando un sólo pulsador, se te hace raro tener que apretar a la vez en la tecla de arriba pero lo cierto es que es un magnífico sistema para evitar que la máquina se accione por accidente y nos lesionemos.
Bueno, hasta aquí los asuntos que yo consideré para decidirme. Luego indudablemente, siempre hay un margen de riesgo ya que hasta que tienes una herramienta en casa y la pruebas realmente no sabes con seguridad el funcionamiento.


He querido probarla en algunos arbustos antes de hablaros de ella. He arreglado con ella varias Salvia microphilla y greggii y ha funcionado a la perfección.
Como os comenté, a la hora de acicalar en detalle las Nepeta, resulta práctico eliminar primero la mayoría de ramas largas y secas que casi cubren la parte central del arbusto y bajo las que se encuentra el nuevo crecimiento. Para este tipo de limpieza también me ha resultado muy, muy práctica porque simplemente "acariciando" las plantas sin llegar a tocar las hojas nuevas, en dos segundos eliminas todo este material muerto.

También he querido experimentar con arbustos de ramas algo más gruesas como un Ligustrum ovalifolium y lo cierto es que me han gustado mucho los resultados. Ha cortado sin dificultad las ramas que si bien no son muy gruesas, desde luego son de bastante más calibre que una salvia.
Por último, he querido probar el recorte de varias Lavandula officinalis con ella y por motivos de comodidad para mí puesto que debo estar sentada y me resulta más cómodo hacer las fotografías en esta zona, he elegido esta del jardín trasero para que veáis los resultados.


Creo que ha quedado bien podada. Está redondita. No? Ha sido fácil hacer las lavandas. Pasando suavemente la cuchilla tratando de seguir la trayectoria de un arco para dar forma redondeada. Igual que cuando se hace con tijeras podadoras pero muchísimo más rápido y menos cansados.

Como se aprecia en esta última fotografía los cortes son limpios, sin desgarros.

En fin, esto es lo que os puedo decir de momento sobre esta herramienta. Según vaya usándola imagino que algún fallo encontraré. De momento ha cumplido con creces las expectativas que tenía sobre ella. El manejo ha sido fácil y como digo la batería ha dado para podar bastantes plantas.
Ojo!! Es lo que es. Es decir, una tijera arreglasetos que sirve para cortar arbustos que no tengan ramas demasiado gruesas.