martes, 4 de julio de 2017

La primera cosecha del huerto este año: Berenjenas blancas!

Ahora todas las hortalizas están floreciendo y empiezan a cuajar sus frutos. Mi zona no es de las más adelantadas así que empiezo a cosechar más tardes que otros hortelanos. Así que cada vez que se baja al huerto deseas que te de alguna sorpresilla.
Veo tomates en las matas aún verdes y por el aspecto les quedan aún días para madurar.
Las berenjenas estaban el otro día demasiado chicas y de hecho hoy, al bajar al huerto a atar las tomateras no pensaba recolectar nada. Pero sorpresa!! Qué ilusión me ha hecho ver que ya había algo para poder cosechar. Hasta ahora aún no llevé a la cocina nada de lo que estoy cultivando en los bancales y estaba un poco impaciente jajaja :)
Tengo unas cuantas matas de berenjenas blancas entre las tomateras. Al crecer éstas pensé que las sombrearían demasiado y no crecerían bien. Todo lo contrario, las hojas tienen un aspecto estupendo y presentan en formación muchos frutos ya.
Me encanta revisar las matas a la espera de ver algún fruto para coger!! En cuanto las he visto me he ido a por las tijeras y con cuidado de no dañar el resto de la mata he cortado el pedúnculo. Esto son hortalizas frescas!! Sí, señor!! Del huerto al plato... qué maravilla!
Aquí tenéis la recolección de esta mañana sobre una hoja de calabacín. Por cierto, esta es la primera vez que me reflorece mi Rosa 'Pierre de Ronsard' así que he cortado algunas rosas para disfrutarlas en la cocina.

Al igual que hago en el resto del jardín, en el huerto me gusta inspeccionar a conciencia. Hay que controlar bichitos, manchas foliares, aspecto de la tierra... igual que en el jardín. Si la verdad, según voy aprendiendo esto del cultivo de hortalizas me doy cuenta de que no hay tantas diferencias con el cuidado de plantas ornamentales.

Me ha dado mucha alegría ver estas cuatro berenjenas justo para cosecharlas. Prefiero que no se hagan muy grandes, así son mucho más tiernas y ricas. No son muchas pero sí las suficientes para realizar el primer plato de la cena. Haré esta torre de verduras templadas que además de sumamente fácil de cocinar están para chuparse los dedos!! Podéis ver la receta en mi blog "Con María en su cocina"
Si pincháis sobre la fotografía os llevará a la receta del blog dónde están las explicaciones.

7 comentarios:

  1. Que preciosas, el año que viene a ver si las encuentro jeje, parecen de cera, que aproveche jejej.

    ResponderEliminar
  2. Además de bonitas, son de sabor más suave que las normales, no precisan estar en reposo con sal para soltar el líquido amargo porque no lo tienen, no tienen apenas semillas y la piel puede comerse sin problema porque no "pica" como las otras.

    ResponderEliminar
  3. Que bien esas berenjenas y que pronto. A las mias todavia les faltan algunas semanas. Nunca he sembrado blancas, pero ahora me ha dado la curiosida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ki Si, estas mías no son sembradas, compro planteles. Veo en el Grupo de Facebook de huerta al que pertenezco que otros compañeros ya hace días que están recolectando de todo, tomates, calabacines... diría que mi zona es un poco retrasada. Fíjate que esto es lo primero que cosecho. Quizás ha inervenido la bajada de temperaturas que tuvimos la semana pasada. Un besito también para ti.

      Eliminar
  4. ¡Mira qué pronto tienes ya cosecha! y por lo que comentas, esas berenjenas que no pican ni tiene semillas tienen que estar deliciosas.
    ¡Me voy a ver esa receta, jeje!
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de lo único que he cosechado algo porque los tomates, haber, hay en las matas pero están más verdes...

      Eliminar
    2. ah...no sé si has hecho la receta, al menos es una forma rápida, fácil, que no mancha cacharros y sobretodo, que las berenejenas no se convierten en esponjas empapadas de aceite como cuando se fríe.

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido