martes, 16 de mayo de 2017

Combinar rosales I: Rosa 'A. Shropshire Lad' con Rosa 'Purple Skyliner' en buena compañía

Combinar dos rosales es una forma magnífica de embellecer cualquier rincón de nuestro jardín.
Hoy os muestro una de estas combinaciones.  En esto, como en la decoración de nuestras casas, en nuestro vestuario y en casi todos los órdenes de la vida, dependerá de nuestro gusto personal de qué modo hacemos "casar" estos dos rosales tendrá que ver con nuestras inclinaciones en formas, tamaños, tonos....
Creo que no hay reglas generales (Como no sea el contraste, ese sí creo que es imprescindible). Lo cual no significa que no tenga las mías particulares.
Compartiré con vosotros hoy mis opiniones que no son más que eso, mis gustos, mi manera particular de entender la belleza o el camino que recorro para dar con contrastes que a mí, personalmente, me deben parecen hermosos.
Creo que una rosa de tamaño grande, con tantos y tantos pétalos como Rosa 'A. Shropshire Lad' no quedaría bien al lado de otra de semejante tamaño y "peso". Ninguna de las dos sería protagonista y pienso que lo único que se lograría es algo recargado de lo que siempre huyo porque no es de mi agrado. No me gustan las cosas abigarradas, demasiado saturadas. 
Me imagino aquí otra rosa tan grande como ASL y que también estuviera matizada en sus colores. Veis la imagen por un momento? Yo sí!! Ufff No!! Demasiado barroco!! Definitivamente al lado de una rosa tan grande, la pantalla debe ser (creo) una rosa de tamaño mucho más pequeño. Aunque quizás alguno de vosotros no lo pensáis igual. Es lo que decía, sobre gustos...los colores!!
En lo del tamaño seguramente estaríamos de acuerdo un alto porcentaje de amantes de las rosas. Ahora viene la gama de color. Ummm qué difícil dar en la tecla!
Es cierto que a muchos aficionados a las rosas suelen tener tendencia o predilección por las rosas repolludas. Y sí, evidentemente son hermosísimas pero un muro de rosales de este tipo una al lado de otra compitiendo por cual es la más repolluda...satura, cansa. Eso creo al menos. 

Procuro que rosas de tal calibre vayan siempre en entornos más suaves, que la envuelvan y la enmarquen pero que no sobrecarguen la imagen. Un marco dónde la rosa grande "respire" sobre un fondo que armonice con ella. Pero a la vez yo busco que la rosa que acompaña tenga también su papel claro en la escena y que no pase desapercibida.
Que contraste lo suficiente como para hacerla resaltar pero no tanto que el binomio quede "chillón".
Por ejemplo en este caso, ASL no es de color plano, se mueve entre melocotón, rosas cálidos según la luz, rosas fríos en la sombra, amarillos... casi blancos al madurar la rosa. Prefiero los contrastes en los que la rosa que lleva el "protagonismo" no se vea eclipsada por la que hace de comparsa. Un blanco al lado? Sí, también probablemente hubiera quedado bien. Un amarillo? No sé, quizás a mí me parece menos elegante esa combinación. Pero como digo, en esto está el gusto personal de cada jardinero y convencer a alguien en un sentido u otro es asunto bastante difícil.
De hecho tengo otro ejemplar de ASL en el seto sur creciendo junto a un Philadelphus y que coinciden en la floración y queda espectacular la combinación. Aunque claro, no son dos rosales que es de lo que se trata el artículo de hoy. 

Pero además está el asunto del momento de la floración. Generalmente estas combinaciones las hacemos muchas veces con rosales que están incluidos en nuestros pedidos. No sabemos en qué momento del año van a florecer en nuestro jardín ni si los dos elegidos lo van a hacer al tiempo porque no los hemos cultivado con anterioridad muchas veces. Y aun en el caso de conocer el rosal, en distintas ubicaciones del jardín tienen muchas variedades comportamientos totalmente distintos.
Este año, por ejemplo, muchos rosales se han adelantado quince días e incluso tres semanas a la hora de abrir sus rosas. Claro, si resulta que pusimos dos rosales uno junto al otro pensando que florecerían a la par porque tenemos otros ejemplares de ellos en otras zonas del jardín y resulta que este año concreto uno de ellos se adelante...pues eso, que ese año nos quedamos sin el "matrimonio" jejeje

Rosa 'A. Shropshire Lad' lleva en este jardín tres temporadas. Me lo traje del otro jardín anterior y aunque ya sabemos el parón que supone un cambio de ubicación, quieras o no, vino con sus raíces bien desarrolladas y pasada la primera temporada se asentó en el jardín actual a las mil maravillas. Tanto que en dos temporadas ha duplicado su tamaño.
Inicialmente no pensaba combinarlo con ningún otro rosal. Es más, es que inicialmente el portón de madera que divide la entrada del jardín del inicio del jardín trasero; ni el rincón con la fuente de piedra... nada de esto estaba hecho. Pero aquí el invierno es duro y el viento se cuela entre la valla con hiedra y la fachada de la casa como si fuera en un embudo. Es tremendo como sopla el viento del oeste en este espacio!!
El jardín trasero es un espacio de unos treinta y tantos metros aproximadamente por unos cinco y pico de ancho. Es un espacio por tanto estrecho, angosto. Cortarlo, dividirlo en algún punto era de una parte una forma de acortarlo ópticamente pero sobretodo, mi idea al construir el portón con las celosías a ambos lados y que se sostienen en dos poyetes de piedra, era filtrar el viento que sopla del lado de la entrada del jardín.

Eso sin contar que este portón a la vez me proporciona bastante intimidad ya que los transeúntes debería empinarse y meter literalmente la cabeza por la puerta y eso generalmente la gente no lo hace. Ahora ya me siento mucho más protegida de las miradas de los viandantes pero lo estaré bastante más cuando estas dos celosías lleguen a cubrir se de vegetación.
Las propias celosías evidentemente disminuyen la fuerza del viento pero estaba claro que precisaba rellenar estos dos espacios con vegetación. Y qué mejor vegetación que otro rosal? A quién se lo van a preguntar!! jajaja
Me decidí por un rambler de tamaño contenido como es Rosa 'Purple Skyliner'. En el arriate que forma la esquina de la fuente de piedra crece una Catalpa con la idea de restar el sol de la tarde a esta parte del jardín. No quería un monstruo entre el tronco del árbol y la celosía. Así que elegí un rosal de moderado crecimiento que pudiera guiarlo bien por dónde me interesara.
En violeta/magenta dependiendo de la acidez del suelo dónde crece y de la luz. Cuando el sol incide sobre él algo más púrpura por el contrario, cuando está en sombra es claramente violeta. Por qué en esta gama? Pues porque el amarillo es el complementario del violeta y muchos de los tonos de AYL se mueven entre ellos. Probablemente de ser amarillo total como un R. Golden Celebration lo hubiera encontrado una combinación bonita pero quizás un tanto estridente.

Son muchos los aspecto que hay que considerar a la hora de elegir compañero a un rosal. De entrada el tamaño aquí sí, importa!! ;)
Ya sabéis que Rosa 'A. Shropshire Lad' puede cultivarse conformándolo como arbusto o como trepador. Sinceramente las dos primeras temporadas bien creí que se me desmadraba emitiendo tallos largos y potentes y lo cierto es que me ha costado lo suyo aplicarle podas para que crezca como arbusto. Aún no estoy segura del todo de que la cabra no tire al monte con el tiempo y eso lo he tenido en cuenta. Si esto ocurre, si finalmente Rosa 'A. Shropshire Lad' dice que él quiere ser un trepador (no siempre logramos que los rosales crezcan como nosotros queremos, su genética indudablemente se sale con la suya y en climas sin heladas profundas como suelen ser los españoles, estos rosales híbridos de Leander de David Austin, tienden a convertirse en arbustos muy potentes y muchas veces alcanzar alturas de trepadores.
Como digo, si esto ocurre, tendré que conducir sus ramas sobre la hiedra pero igualmente quedará bien el conjunto.
Si al final sigue creciendo como arbustivo, guiaré las ramas de Rosa 'Purple Skyliner' por encima de la celosía pero sobretodo por encima de la parte superior del portón. Imagino los cogollos de flores enmarcando esta entrada al jardín trasero y creo que me encantará!!
Otra situación que considero es  tener en cuenta la posibilidad de que ambos rosales no coincidan en la floración aunque los pongamos juntos con esa idea. O que un año en concreto no florezcan a la vez. En ese caso, me deben gustar ambos rosales solos en esa ubicación, sin la presencia del compañero que le hemos buscado.
Este era el caso de esta pareja de hecho. Rosa 'A. Shropshire Lad' es un rosal impresionante!! Tiene suficiente entidad él solo como para llenar un rincón con su presencia. Sus rosas...bueno, ya las veis! Pueden ser más bonitas? Yo creo que no :)
Ya llegará el verano que todo lo achicharra pero ahora mismo está que se sale!! Rezuma salud y poderío...
 

Cada año que pasa este rosal se va haciendo más y más hermoso y ahora, ya con unos añitos, aunque sea joven, está empezando a entrar en la madurez. Y se nota!! Tiene ya una buena estructura. Las podas que he ido aplicando tratando de formarlo en copa han procurado permitir que el arbusto respire en su centro pero que tenga suficiente cantidad de tallos como para no parecer "transparente". 
Afortunadamente este mayo está siendo de temperaturas suaves y ello ha permitido que las rosas aguanten mejor y más días. Como digo, este rosal se ha adelantado quince días con relación al año pasado así que he estado a punto de no ver ambas floraciones a la vez.



De hecho como podéis ver buena parte de las fotografías, aparece ASL solo, sin las rosas de PS y ha sido en esta última semana cuando el rambler se ha decido a abrir su preciosas rosas agrupadas en ramilletes preciosos.
Me ha alegrado poder disfrutar aunque ya estuviera iniciada la floración de ASL de las rosas de PS. Es un rosal nuevo, chiquito y como tal apenas unas ramitas emitiendo sus bonitas rosas pero al menos he tenido la oportunidad de ver una rosa al lado de otra y quitarme el temor que siempre se tiene de haberse equivocado.
Espero que os gusten estos dos rosales que he elegido para que crezcan cerca el uno del otro tanto como a mí.
Los vínculos a los artículos que hablan de estas dos rosas os los pongo en la parte inferior del texto por si alguien tiene interés en visitarlos.



Artículos relacionados:

8 comentarios:

  1. Preciosa combinación y que suerte que hayan coincidido en la floración

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Isabel. Bien creía que se acababan de ajar las rosas de ASL y que no abrian las de PS pero sí, al final durante la mitad de la floración han coincidido.

      Eliminar
  2. Me encanta! Una combinación ideal.Cómo está ASL!! Una de mis rosas favoritas.Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loli....ASL está tremendo este año. Es que ya es un rosal adulto y eso se nota...hasta que esta mañana ha granizado y con el pedrisco se han dañado algunas hojas...estaba precioso. No tenía una mancha, ni una hoja seca..

      Eliminar
  3. Me parece precioso el conjunto, los colores combinan a la perfección y los tamaños muy adecuados: una rosa grande acompañada por otras más pequeñas. Encantador, María.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mónica. A mí me gusta este tipo de contraste, claro/oscuro, grande/pequeño, sencilla/repleta...

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra mucho que te guste, Teresa. Un besito, guapa.

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido