lunes, 15 de mayo de 2017

Acodo aéreo en Paulownia tomentosa

En el centro de la parte baja del jardín crece una Paulownia tomentosa desde hace dos años. Durante la primavera pasada brotó una ramita ubicada a unos ochenta centímetros del suelo. Iba a quitarla porque ahí, si dejo que se desarrolle, solamente dificultará el paso y se cruzará por delante del camino que borde al seto sur. 
Pero luego pensé que quizás, antes de eliminarla podría intentar hacer un acodo y si tenía suerte, tener otro ejemplar de Paulownia para poner en otra zona del jardín.

Es tanto el trabajo que se tiene a veces en el jardín que aunque queramos estar al día, se pasa el momento y algunas cosas se quedan sin hacer.

Llevo días acordándome de lo del acodo pero por unas cosas o por otras, la cuestión es que ahí seguía la rama sin hacerle nada.
He estado muy liada toda la tarde trasplantando ya a contenedores grandecitos las plantitas de los semilleros que puse hace un tiempo y que posteriormente aclaré y repiqué. Se me ha hecho tarde pero no he querido aplazar el asunto del acodo más y me he puesto con él a continuación.
Os explico un poco el proceso que he seguido:
En mirado si las medidas de un vaso de 1 litro, de plástico, de esos que los chavales usan para hacer botellón, encajaba bien en la rama.
En el vaso, con rotulador indeleble, he hecho una señal vertical y un pequeño redondel en la base de aproximadamente el diámetro de la rama.

He comprobado que el vaso encajaba bien y lo he vuelto a sacar. He hecho exactamente igual con otro vaso.

Entre yema y yema he practicado dos cortes en todo el perímetro de la rama, muy someros, con la navaja de injertar y he unido esos cortes paralelos. 
Como os decía era tarde y la luz no me ha permitido sacar fotografías suficientemente nítidas así que os pongo el mismo proceso pero en una rama de rosal. 

He retirado la corteza exterior de esta zona entre los cortes con cuidado de que fuera solo la parte externa de la misma y no eliminar el cambium.
Esta capa tiene células embrionarias y es la que si prospera el acodo, emitirá las raíces.

Una vez eliminada la corteza exterior he espolvoreado la zona con enraizante entre las incisiones y he vuelto a colocar los vasos. 


El corte de uno enfrentado de forma opuesta al corte del otro para evitar que cuando pusiera el sustrato se abriera el vaso interno y llegara a salirse.
En un capazo he puesto a humedecer un poco de fibra de coco y la he desmenuzado bien. Para que tuviera algún nutriente he añadido un par de puñados de humus de lombriz y he mezclado bien ambos elementos. La mezcla antes de meterla en el vaso estaba bien húmeda.
Con esta mezcla he llenado el vaso hasta arriba apretando un poco y regando después para eliminar cualquier bolsa de aire.

Con goma elástica de la que uso para atar los rosales a los soportes he sostenido a dos alturas el contorno de los vasos para evitar que se abran aunque solo sea un poco.
El que los vasos sean de plástico evitará en buena parte que el sustrato se deshidrate. La parte superior la he rellenado con bastante plástico film de cocina (tirar largas cortadas y dobladas longitudinalmente para formar muchas capas sobre el sustrato)
Por último, para que la luz no entre a través de los vasos, he puesto un contenedor de igual medida pero negro. Era un contenedor muy "blandito" y así me ha resultado fácil manipularlo y doblarlo lo suficiente para que el vaso transparente quedara encajado en el contenedor negro.


Y ya!! He tratado de buscar información sobre el momento idóneo para practicar este tipo de acodo pero no he encontrado nada así que me he arriesgado a hacerlo ahora. Por probar... Verdad? Si sale adelante tendré en unos meses una pequeña Paulownia y si no...pues mala suerte.
Evidentemente hay que estar muy atentos a que la fibra de coco no llegue a secarse en todo el proceso. El agua, si es preciso que lo añada, lo haré retirando el plástico de la parte superior del vaso y volveré a ponerlo rápidamente.
El que el vaso negro tenga un corte longitudinal me permitirá ir viendo si están desarrollándose las raíces entre la fibra de coco sin abrir los vasos transparentes.
Y eso es todo, amigos. Buenas noches a todos!!
María.


5 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! Me encanta como lo explicas todo y las fotos que haces para ver el proceso paso a paso. Gracias por compartir, María.
    Besitos.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido