miércoles, 12 de abril de 2017

Escarabajo meloideo (Mylabris quadripunctata)

Si estuvieron por mi jardín, hasta ayer no coincidí con ellos. Claro que vete a saber cuántos seres habrá en él con los que no me he cruzado todavía o simplemente no me he fijado.
No sé qué andaba haciendo esta pareja en las hojas de uno de los rosales pero está claro que el azufre que pulvericé hace unos días no les importaba mucho porque estaban tranquilamente al sol sobre ellas.
Este bichito conocido también como escarabajo meloideo, mide más menos 1,5 cm. Su nombre científico viene de los cuatro puntos que tiene en cada uno de sus élitros (alas anteriores) y aunque recuerda en algo por los puntos de sus alas a las mariquitas, sus costumbres alimencias no lo hacen tan útil para el jardinero. Si bien tampoco es una bichejo que nos cause demasiado daño en las plantas. Cuando está en estado larvario se alimenta de los huevos que la hembra de los saltamontes pone en habitáculos construidos al efecto y luego, ya de adulto, su dieta principal es a base de polen aunque también puede comer brotes tiernos y algunas flores.
Por si las moscas no me animaré a tocarlo la siguiente vez que lo vea, parece ser que en sus fluidos corporales tiene cantaridina, un compuesto químico que él usa como defensa pero que puede producir irritaciones cutáneas leves. Chiquito pero matón!!
Desde luego bonito lo es. Verdad? Cuánta diversidad... :) Me encanta, tiene mono hasta el nombre, Mylabris quadripunctata!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido