miércoles, 8 de febrero de 2017

Carbonero común (Parus major) buscándose la vida.

Hace ya días me colgaron de las vigas de un pérgola de metal que tengo frente al salón una guirnalda que hice con frutas frescas y secas para que comieran algunas de las aves que tengo en el jardín.
Qué cierto es el dicho de mi madre de que "A falta de pan, buenas son tortas!"

Digo esto porque mientras han tenido bolas de sebo con semillas colgadas del enebro parece que no le hacían mucho aprecio a esta guirnalda. Pero ha sido terminarse las bolas y no han tardado en empezar a posarse constantemente sobre los trozos de fruta y frutos secos.
Qué encantadores son todas los pajarillos. Este en concreto es un carbonero común (Parus major) que con su pico se ha encargado de agujerear el cacahuete para acceder a la semilla interior... 
Me puedo pasar horas mirando como van y vienen a los cacharros con agua, a la comida colgada de los árboles, a los comederos en el suelo... 



























Quizás quieras consultar estos artículos relacionados con el tema:

7 comentarios:

  1. Qué manera de disfrutar!!! Son buenos comensales, verdad?

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, y como buenos comensales que son, como no pueden traer una botellita de vino en agradecimiento de la comida me dejan sus cantos y su preciosa presencia :) Es un gusto ayudarles a mantenerse vivos en estos meses tan fríos...

    ResponderEliminar
  3. Qué buena idea lo de la fruta! Yo les pongo frutos secos, pero no los comen, me imagino que no los verán aquí en la ciudad. Los tengo puestos en la terraza donde están todas las plantas y en mi patio exterior, además de un bebedero en forma de flor de hierro que compré en Irlanda,pero como no los veo, no sé si vendrán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto cerca de dónde vienen a comer como de donde vienen a beber hay cagaditas. Si no ves cagaditas es que no vienen :)

      Eliminar
  4. Que bien! Les pasa como a nosotros que tienden a comer primero lo que más les gusta. Aquí los pajaros se han acostumbrado a ir al gallinero a comer pienso y así dejan en paz muchas hortalizas de la huerta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ajjajaj Los rabilargos tienen la costumbre de ir por las mañanas a robar bolas de pienso a Iker. Primer viene una que es la avanzadilla. Otea el horizonte y si no ve a Iker cerca toma la primera bola. A partir de ahí empiezan a llegar en grupo, como pandilleras. Cada una se lleva una bola y se larga con ellas lejos dónde se deleitan comiéndoselas. jajajjaa Iker nunca las ha pillado no sé qué haría si las tuviera a su alcance.

      Eliminar
  5. Es estupendo poder tener a estos pajarillos en el jardín ¡y tan bien alimentados! yo desde que puse los cacahuetes y las bolas de sebo también veo mucho más a los pájaros y son una delicia.
    Estoy escribiendo sobre ellos y voy a recomendar que lean tus artículos sobre las guirnaldas y todo lo que les proporcionas ;)
    Muchos besos.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido