lunes, 12 de septiembre de 2016

Pittosporum, un género con muchas especies diferentes siempre hermosas II

Lo prometido es deuda. Esta es la segunda parte del artículo que iniciamos en la entrada anterior. Son tantas las especies del género Pittosporum que he preferido como os comenté dividir el tema en dos post.
En este segundo nos centraremos en Pittosporum tenuifolium. Es imposible abarcar tantas variedades como hay así que os comentaré las que yo cultivo en mi jardín y sobre las que lógicamente os puedo comentar más con conocimiento de causa.
Las características y necesidades de cultivo del resto de especies del género pittosporum podéis consultarlas en el artículo que precede a éste pinchado AQUÍ.
NOTA: Desconozco el motivo por el que a pesar de haber escrito y publicado hace unos minutos la primera parte de este artículo cuando se pincha en el enlace la respuesta es que la página no existe!! Argggggggg ;(
Trataré de solucionar el problema y recuperarlo. En el momento que lo logre lo pondré a vuestra disposición.
Pittosporum tenuifolium es el pitosporo de aspecto más livianò. Dentro de la especie hay muchas variedades con hojas ligeramente distintas. Existe P. teunifolium de hoja color verde liso pero lo que nos solemos encontrar a la venta son las variedades variegadas.
Como otras variedades de pitosporo, P. tenuifolium tampoco soporta el frío extremo sin embargo heladas de -5/-7 grados las puede superar. Todas las variedades soportan perfectamente bien la poda y se utilizan frecuentemente en el arte topiario.
Su floración es el color violeta o púrpura y sus flores presentan una preciosa y suave aspecto sedoso y un aroma exquisito durante la noche. Al igual que el resto de variedades, P. teunifolium produce frutos redondeados tras la floración que se abren cuando maduran para mostrar el interior con sus semillas coloreadas.
Todos los pitosporos se cultivan bien al sol siempre que el jardín goce de un clima suave. Tratándose de jardines con verano con temperaturas muy altas no conviene ubicarlo a pleno sol y les sienta estupendamente la protección del suelo que rodea sus raíces con una generosa capa de compost o con otro acolchado compuesto de materia orgánica.
Matizadas con más o menos blanco, con más o menos ondulación en el borde de sus hojas, con distintas tonalidades en su variegados que puede ser blanco o amarillento, con verdes más o menos intensos...Hay tantas y tantas variedades de P. tenuifolium que francamente yo al menos no logro distinguir demasiado bien entre unas y otras. Pongo como ejemplo una que cultivo en mi jardín Pittosporum tenuifolium 'Piruette' y que la verdad, no la veo distinta de los P. tenuifolium 'Variegatum' normales y corrientes que tengo en algunas zonas del jardin.


Creo incluso que bajo el nombre de Pittosporum tenuifolium 'Variegatum' con hojas verdes que tienen el borde de color cremoso encontramos en los viveros variedades distintas.


Las veo bastante semejantes entre ellas quizás la que más se distinga sea una que me parece muy bonita y que he visto alguna vez en los viveros que frecuento, se trata de P. tenuifolium 'Elizabeth' con bordes en color rosa más o menos intenso dependiendo de la luminosidad a la que estén sometidos los ejemplares.
Imagen de: http://www.gardeningimpulse.ie/shop/pittosporum-tenuifolium-elizabeth/

Si hay una variedad que se distingue sin dificultad alguna es Pittosporum tenuifolium 'Tom Thumb' de tonalidad bastante oscura y que aunque sus brotes nuevos presentan hojas verde claro, éstas viran a muy oscuras tirando a rojizo,  llegado el otoño.Diría de esta variedad que es una de las más delicadas por lo que hace a la insolación. He comprobado que en climas bastante ardientes en verano, no soporta el sol directo del mediodía por lo que creo que se cultiva mucho mejor en una semisombra o con el sol directo solamente de la mañana.

Me parecen arbustos tan lindos!! De apariencia a la vez muy densa porque es muy ramificado, tiene también un aspecto  mucho menos robusto que otros pitosporum creo que aportan una luminosidad increíble con la claridad de sus hojas y su estructura tan liviana. De ramillas finas y oscuras de color marrón o incluso rojizas que en nada se parecen a otros de sus hermanos es un arbusto de crecimiento bastante rápido que en no demasiados años puede alcanzar los 250 cm e incluso más si el clima y las condiciones de cultivo le son propicios.
También es bastante distinto al resto de P. teunifolium, la variedad Pittospoum tenuifolium 'Golf Ball' Un arbusto de hoja chiquita y brillante. Muy denso y que se presta muy bien también a la topiaria. 
Con él se pueden formar sin dificultad alguna arbustos en forma de bola sin precisar demasiada poda ya que es su forma natural.
La floración es en tonos púrpuras y como casi todos los de su género puede disfrutarse durante ella de una fragancia delicada y dulce.