miércoles, 25 de mayo de 2016

Rosa 'Wild Edric' (Aushedge) otro híbrido rugosa de belleza extraordinaria

Hoy quiero mostraros uno de los rosales arbustivos de aspecto más silvestre que cultivo. Rosa 'Wild Edric' es un híbrido de rugosa que debemos a David Austin quién lo introdujo en 2005 en el Reino Unido y lo registró con el nombre comercial de Aushedge. 
Los híbridos rugosa son rosas modernas que los ostentores han logrado cruzando un rugosa especie con otras variedades de rosal moderno. Conservan mucho del aspecto de los rosales rugosas originarios aunque son mucho más cultivados en jardines que aquellos.
Son inconfundibles!! Sus hojas, sus flores, muy frecuentemente sus escaramujos, sus espinasss!! No ofrecen dudas.
Todo en estos rugosas e híbridos rugosa ofrece un aspecto natural y campestre. Son rosales robustos excepcionalmente fuertes y resistentes a la sequía y a las enfermedades
Pero además crecen encantados de la vida en suelos dónde otros rosales sufrirían. Aguantan a la perfección ubicaciones sin demasiada riqueza en el suelo, suelos arenosos y por supuesto son muy adecuados para cultivar en ubicaciones costeras. Eso sí, crecen algo mejor en suelos con cierto grado de acidez. Pero sobretodo, si de alguna forma dar especiales buenos resultados es formando parte de setos que estarán floridos durante buena parte de la temporada y cuyo delicioso aroma nos deleitará al acercarnos a ellos.

Por cierto, no aguantan los abonos foliares así que ojo con ello. Si se tienen que fertilizar es preferible hacerlo por el sistema más habitual del suelo. Hacerlo sobre las hojas es a riesgo de quemarlas de un día para otro.
Es más, no están a gusto cuando se les proporciona excesivos fertilizantes. Sus hojas con ese aspecto rugoso al tacto y a la vista y esos nervios tan marcados en las hojas dan un aspecto a la planta muy distinto al resto de rosales. Tienen un aire campestre, salvaje. Creo que muy adecuado para jardines con aspecto natural.
Son arbustos espesos, que pueden alcanzar entre el metro y el metro veinte tanto de alto como de ancho. Probablemente en nuestro país algo más. Mis rosales, como sabéis son todos jóvenes así que no he tenido todavía la oportunidad de comprobar el máximo desarrollo de ninguno de ellos. En conjunto se presenta bellamente frondosos con un aire desenfadado que me chifla!! 
Con fuertes brotes nuevos cuajados de aguijones que se hacen terribles a la hora de manipularlos!! :) Este es el aspecto de un tallo nuevo, recién brotado.
Cultivo en mi jardín otro par de híbridos de rugosa, Rosa rugosa 'Hansa' y Rosa rugosa 'Rubra' además de la especie, Rosa rugosa, y todos tienen un follaje con más relieve, más "arrugado" que Rosa 'Wild Edric', son más coriáceos, con un aspecto más "arrugado" aún. En todo lo demás Rosa 'Wild Edric' conserva el aspecto inconfundible de los rugosas.
Este es el aspecto del follaje de Rosa rugosa 'Hansa'. Como puede apreciarse más "jugoso", de mayor grosor, más brillantes con hendiduras más profundas en sus foliolos.
Y éstas son las hojas de Rosa 'Wild Edric' con hojas más mates cuyos folíolos tienen menos grosor, algo más lisos especialmente en el haz más que en el envés. Con un color muy diferente entre ambos lados y un raquis lleno de pequeños aguijones recorriéndolo.

Hasta las estípulas son distintas en este rosal. En la línea de todo él: fuertes anchas....y de un precioso color verde musgo. Me enamoran!! jajaja  

Rosa 'Wild Edric' florece durante toda la temporada. No lo hace continuamente pero sí, después de la gran oleada de flores de la primavera y tras el parón del estío remota de nuevo su actividad ofreciendo flores aunque claro, ya no en la cantidad de la primera oleada. En todo caso, eliminar las flores marchitas según van pasándose favorecerá que siga floreciendo.
Tiene preciosos capullos entre cuyos sépalos abiertos asoman unos sépalos los pétalos inicialmente de color púrpura mucho más oscuros que luego serán los de la rosa abierta.  Están envueltos en unos sépalos de lujo!! Fijaos en esa "pluma" que se yergue por encima!! Qué preciosisdad. Verdad? :) jejje 
La rosa tarda unos días en ir abriéndose. Semidoble, con unos 25 pétalos que dará lugar  a una rosa esplendorosa, de aterciopelados pétalos curvados hacia fuera. Ancha y más bien plana muestra al final un cogollo de estambres de un brillante amarillo que las hace si cabe más llamativas. 

Me maravilla los matices de la flor de Rosa 'Wild Edric'. Tan grandes, tan vaporosas...Rosa 'Wild Edric' florece en grupos de 3/5 rosas que van abriéndose progresivamente. Los capullos inicialmente puntiaguados abren dando lugar a una rosa de un tamaño que nadie esperaría. Es increíble como parece que por arte de magia de un pequeño capullo logra formarse una rosa tan esplendorosa. Ahuecada, con una bellísima posición de sus pétalos...
En mi caso, al ser el arbusto joven, no tiene aún una sólida estructura de base ni la altura suficiente ni tampoco la cantidad de ramas como para que las rosas se mantengan más horizontales y son tan grandes que el propio peso de ellas hace que tiendan a hacer ceder las pequeñas ramillas sobre las que crecen orientándolas algo hacia el suelo. Estoy convencida que será cuestión de un año más para que esto no ocurra. No tengo la impresión de que se deba al clásico "cabeceo" de muchas de las rosas de David Austin. Creo que es cuestión de que le falta ramaje y que en cuestión de una o dos temporadas se solucionará. 

Estos arbustos tan especiales no me gustarían tanto si al acercarte a sus rosas no desprendieran esa increíble fragancia a rosa!! Me parece su aroma fresco y limpio, muy muy agradable!! No hay que hacer esfuerzo alguno para percibir su fragancia.
Las rosas presentan un color tan brillante en la gama de los magenta oscuros que proporcionan alegría allí dónde crecen. Eso sí, con múltiples matices y de un tamaño tan llamativo que los rosales en flor, no pueden pasar desapercibidos en el jardín. Cómo hacerlo una rosa de este tamaño? 
Es tal la cantidad de aguijones que tienen por todas partes que aunque el rosal deshoja de forma limpia algunos de los pétalos desprendidos se quedan enganchados a las espinas de hojas e incluso de peciolos de las rosas. Nada de una gravedad que no arregle una ligera sacudida que permita desprenderlos (eso sí, con guantes eh!!)
Queda tras la rosa un cáliz desnudo que me parece hermosísimo. De la misma potencia que presenta todas las demás partes del rosal. 
Sólo hay algo en este rosal que me decepciona. No suele formar escaramujos como la mayoría de rugosas. Una pena ...
Los cultivo en la parte baja de las escaleras que conducen a la parte central del jardín y es fácil que se escapen a la vista desde cualquier parte de esta zona. Dónde estés, se te van los ojos a ellos porque son tan sumamente llamativos... :)
con ese aroma fresco y claramente perceptible son rosas especiales sin duda!! No tienen ese "señorío" de algunas clásicas...ni falta que les hace!! ;) 
En definitiva son rosales de muy, muy fácil cultivo. Nada exigentes. Nada enfermizos. Rosales que una vez asentados ni hay que estar pendientes de fertilizaciones ni de demasiado riego. Con una larga floración de exquisito aroma y de indudable belleza.

Cabría mencionar una tendencia que para mí no representa problema pero que podría serlo para aquellos jardineros que no tienen demasiado espacio. Hay que considerar que los rosales rugosas tienen a emitir brotes basales (no son chupones) que cada vez se van extendiendo más allá de sus límites. Son brotes que surgen de las raíces y que no siempre lo hacen inmediatamente al lado de la parte central del arbusto. 
Tomé esta foto de un rosal de mi jardín para mostraros esto que acabo de comentar. Se trata de la especie, Rosa rugosa. Estos pequeños brotes que surgen cerca del rosal y sobre las raíces que poco a poco van extendiéndose abarcando cada vez más terreno puede solventarse cavando un poco con lo que fácilmente se podrán eliminar. Quiero decir con esto que no llegan a ser invasivos si se van eliminando este crecimiento en cuanto aparece.
En todo caso yo le veo la ventaja de tener poder aumentar las existencias sin ninguna dificultad. Sin esquejar...ellos solos nos ofrecen la posibilidad de tomar estos brotes con algo de raíz y tendremos un nuevo rosal si lo ubicamos en otra posición del jardín.
De todos modos, este hábito es lo que los convierte en idóneos para formar setos con ellos. Este hábito y la cantidad inconmensurable de aguijones que convierte a estos setos cuando forman parte de los limites de los jardines en zonas infranqueables para visitantes no deseados. Cualquiera se atreve!! jejjee