lunes, 31 de octubre de 2016

Mi hija y mis rosas

Ayer fue un día estupendo!! Lucía un sol brillante que se reflejaba en el suave manto verde que estos días en mi ausencia ha cubierto tiernamente el suelo de mi jardín. Ay!! Qué verdecito lo vi. :)
De ser yo más atrevida hubiera permitido que empujaran mi silla hasta el jardín secreto. Pero hay unos metros en el inicio del camino que lleva a él que no están suficientemente compactados como para que el peso de una persona en silla de ruedas pueda transitarlo sin peligro de que las ruedas se hundan.
Bueno, tan solo me asomé un poquito y lo vi lindo. Como se ve lindos a todos los seres que amamos. Verdad? :) Ayer mi preciosa hija vino a verme y pude disfrutar de su compañía :) Qué linda es ella también!! Treinta y dos años... Qué mujer no es hermosa a esa edad? Desde que nació son tantas veces las que he pensado que parece Blancanieves!! A mediodía el sol incidía en su negra cabellera y brillaba más aún que de costumbre. Qué color tan bonito el de su cabello!! Oscuro como la noche!! Oscuro como una Rosa 'Night Owl'
Rosa 'Night Owl'  
Una piel blanca y limpia en la que destacan sobre sus mejillas los tonos rosados de cuando bebé. Siempre nos reímos comentando que jamás utilizó colorete...Para qué si está perpetuamente coloreada!! Ayer la miraba en silencio mientras comíamos en la terraza y pensaba que era una rosa plena. Con la frescura que tienen las rosas recién abiertas a primera hora de la mañana. Ayer la miraba y sentía lo mismo que siento cuando contemplo la belleza abrumadora de mis rosas. Aquella muchacha que yo tenía enfrente acaso no es mi mejor rosa? Lo es!!
Alan titchmarsh
Ella fue "el pedido" más pensado y meditado de mi vida. Ella fue el rosal que yo esperé cultivar con más ilusión y más anhelo. Como con mis rosas preparé todo lo que necesitaba antes de su llegada y me dediqué en cuerpo y alma a su cuidado mientras lo precisó. Y vaya si floreció!! Inteligente sin arrogancias, de una humildad que sobrecoge. Y buena, profundamente buena!! Constante, paciente, con las ideas meridianamente claras; segura de sí misma pero siempre dejando un resquicio a la duda...Trabajadora infatigable y lo mejor: convencida de que casi nada en la vida se nos regala y por tanto dispuesta a hacer los esfuerzos necesarios para sus aspiraciones. 
Mientras la contemplaba sentía el mismo orgullo secreto que siento cuando mis rosales "me premian" en mayo. Y al igual que sé que no todo lo que ofrecen mis rosas viene de mi mano porque soy consciente de que son tantos y tantos los factores que intervienen en la floración final, ayer me dije que algo del mérito de lo que veía en aquella muchacha era mío (también la responsabilidad de sus espinas jajaja) Claro que sí!! Mío y de su padre, por supuesto. Qué buen jardinero fue sin haber cultivado jamás un rosal!! jejeje
Ayer pensé en todas las variedades que cultivo y me esforcé en saber cual de mis rosas se parecía más a mi hija. Fui incapaz de decidirme por una solamente.
Rosa 'Buff Beauty'
Es una muchacha sencilla, simpática a ratos, fresca y natural. Como Rosa 'Princess Anne' Con un bonito y perpetuo gesto sonriente en su cara. Afable y bien humorada (Si no le tocas muchos los “bemoles” jeje). A veces la miro y veo una copia exacta de la sonrisa de su padre en el rostro. Qué cosa esto de los genes. Verdad? :) Una sonrisa que le ha valido para abrirse muchas puertas en la vida. Sin duda.
Rosa 'Princess Anne'
Llena de matices como todos los seres inteligentes. A veces es algo y su contrario. Y lo es a la vez sin disonancias. Fuerte y delicada. Con la robustez en su carácter de un rosal ‘Jude The Obscure’ y a la vez con la delicadeza de los tonos de ‘Blue for You’ en un atardecer húmedo de otoño.
Rosa 'Jude the Obscure'
Rosa 'Blue for You'
Ella es fiable y solvente. Los que la conocen lo saben. Su abuelo jamás necesitó un contrato firmado porque cuando daba la mano empeñaba su palabra y sabía que aquello tenía el mismo valor que él mismo. Eso dijo siempre su abuelo y eso le repitió siempre su padre y estoy segura que ella sabrá transmitirlo a sus hijos. Si la empeña, la cumple. Así de fácil. A eso le enseñaron. Así es, fiable como las floraciones de Rosa ‘Guirlande d´Amour’.
Rosa 'Guinlande d´Amour' 
En ella se hacen compatible la humildad y el señorío. Según la escucho a veces me parece una sencilla y hermosa Rosa ‘Ghislaine de Féligonde’ y a ratos, cuando habla de lo orgullosa que se siente de sus humildes raíces no es humildad lo que veo rezumar si no un señorío que apabulla sin quererlo. Como una rosa antigua. Como una ‘Louise Odier’ o mejor aún, como una repolluda ‘Madame de Sévigné’. Qué divina!! Me gusta. Me encanta que mi hija sepa bien de dónde viene y los esfuerzos que quienes la precedieron hicieron para que ella pudiera ser hoy como es.

Rosa 'Ghislaine de Féligonde '

Rosa 'Madame de Sévigné'
No la educamos con ñoñerías. Ni la sobreprotegimos. Como a las rosas de mi jardín, se le permitió crear sus propias defensas y aún asistiendo con dolor a sus dolores sabíamos que así debía vivir su vida. Equivocándose!! En el fondo no deja de ser mi hija un maravilloso rosal rugosa.
Rosa rugosa 'Hansa'
Con la fortaleza de las especies que carecen de portainjertos. Creciendo en sus propias raíces. Porque la vida no debe vivirse con anestesia ni intermediarios Verdad? Desgraciadamente para poder hacerlo se deben desarrollar defensas. Aún no tiene edad de tener espolones viejos. Todavía es como un tallo recién brotado de un rugosa. Pero cuidado con él si lo aprietas!

Pero eso solo son instrumentos en la mochila que le valen llegado el caso. No con sus mayores. Con ellos tiene otras armas que desarman. Qué maravilla verla rezumar ternura y cuidados con su abuela. Tierna, sí. Con la ternura serena de una maravillosa Rosa 'A Shropshire Lad'.
Rosa 'A. Shropshire Lad' 
Me emociona  cuando apoya la cabeza en el hombro de su abuela y arropa entre sus manos jóvenes las manos marchitas de ella. No soy capaz de saber dónde hay más hermosura si en una rosa abriéndose que ofrece el presagio de su belleza cuando muestre sus estambres o en el aroma suntuoso de las rosas antiguas y ya marchitas. Ay…qué belleza ver lo que nace y lo que muere juntos!! Uno no puede ser sin lo otro. Los jardineros lo sabemos bien!
Rosa 'Buff Beauty' 

 
Cumplió treinta y dos años en septiembre. Está madura, como mi rosal ‘Louise Odier’. Plena de lucidez y en todo su esplendor. Llena de los mil frutos que da estar desarrollada. Como un rosal cuajado de capullos y rosas abiertas en todo su esplendor. Pletórica!!
Rosa 'Louise Odier'

Rosa 'Louise Odier'
Y según va madurando ella y voy envejeciendo yo soy capaz de adivinar la rosa que “también” será, la que está empezando a ser. La miro y me acuerdo de la maravillosa capacidad que tiene la naturaleza de colocar tanto y tanto pétalo en tan poco espacio como el que ocupa el corazón de una rosa. Tantos y tan maravillosamente colocados sin estridencias.
Rosa 'Munstead Wood'
Ayer, viéndola resplandeciente al sol me acordé de un artículo que escribí la primavera pasada: Rosa ‘Munstead Wood’. La rosa!! Y pensé mirándola: “La mujer!!!” Me fijé en sus carnes prietas, en su piel lisa, en la limpieza de su mirada, en lo claro de su voz. Todo aún sin contaminar. Sin el menor signo del declive que vendrá inexorable. En su punto!! Recordé una rosa concreta. Con aquel escorzo tan limpio, tan claramente rosa. Tan claramente mujer..
Rosa 'Munstead Wood'
No chirría en ella su complejidad femenina. Como no es enredo ni confusión los cinco corazones de una ‘Young Lycidas’. Suntuosa, rica y repleta.
Rosa 'Young Lycidas'
Mi precioso rosal tiene ya a su lado quién lo cuide. Un muchacho al que tampoco le gusta la jardinería (Qué desgracia la mía jajajaj) pero que tiene la pinta de tener todas las cualidades que suelen tener los buenos cultivadores. Ojalá no me equivoque!! Me conformaría con que sobre ella vierta los cuidados que todo buen jardinero prodiga a sus rosas. Con eso tendrá bastante. Porque recibirá no lo que él desea si no lo que ella necesita.
Que vele por ella y me la mime para que no pierda la alegría de las rosas ‘Golden Celebration’ en una mañana fresca de abril. Que conserve la ternura que guardan los pétalos de ‘Penelope’ y siga emanando el poderío de una ‘Falstaff’. De eso deberá ocuparse él. Solo le pido a la vida que me la cuide, que me la proteja y que me la haga feliz. Yo ya dejé la batuta y me dedico solo a asistir…
Rosa 'Golden Celebration'

Rosa 'Penelope'
Rosa 'Falstaff' 
A asistir y a esperar que cualquier día de estos me digan que la rosa está produciendo hermosos escaramujos preñados de semillas…Ese día el ciclo se habrá cumplido y sabré, aunque quiera que tarde en llegar, que el día que me toque podré morir en paz no sin antes ayudarla a ella a encaminar un nuevo rosal. El que vendrá.

4 comentarios:

  1. Estuviste inspirada María, unas reflexiones muy bonitas, gracias por compartirlas.

    ResponderEliminar
  2. Los hijos despiertan en nosotros lo mejor de nosotros mismos. Nos enseñan, nos completan, nos hacen mejores personas. Gracias por tu vista, Carmen

    ResponderEliminar
  3. !Que hermoso´, María!. Cuanta ternura, cuanto amor por ella, por tu mejor rosa, por tu hija...
    Me has emocionado.
    Un gran abrazo, querida.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito, María! ¡Cuánto amor y cariño hay en tus palabras!
    No cabe duda de que tu hija es la mejor rosa de tu jardín y te entiendo, yo también tengo una hija que acaba de cumplir los treinta y está hermosa como una rosa. Me has llegado al alma.
    Un abrazo grande y un beso para tu hija.

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido