sábado, 2 de julio de 2016

Inicio del verano: Abonado de plantas con orgánicos y reposición de los acolchados.

Habíamos nutrido bien el suelo al inicio de primavera para que afrontaran el gran crecimiento y floración de los siguientes meses. Lo hicimos con los rosales y con todas las plantaciones del jardín
En este momento de la temporada, con el calor, las plantas siguen precisando nutrientes, especialmente potasio y fósforo. En cambio no conviene agregar demasiado nitrógeno porque este elemento como sabemos ayuda a crecer a las plantas y no es el momento idóneo para ello.
Quisiera aclarar dos temas importantes en mi opinión con relación a este abonado de verano.
1.- Uno es que si tuviera un suelo arcilloso que contuviera los nutrientes mejor que el mío que se lixivia con mucha facilidad y es bastante arenoso no abonaría ahora. Dejaría transcurrir unos meses y esperaría a que pasaran los grandes calores. Aplazaría esta nutrición al final del verano o inicios de otoño. Me refiero a los árboles y arbustos, las rosas siempre las he abonado en verano y me ha ido bien. Y retrasándola ya no me preocuparía como ahora de incorporar la menor cantidad posible de nitrógeno.
Añadir ahora mucho nitrógeno (N) sería forzar a las plantas a un crecimiento que por las condiciones atmosféricas no está muy indicado. En general habréis observado que las plantas en climas muy calurosos, en el rigor del verano se paran bastante. Sin embargo agregar los otros dos macronutrientes, fósforo (P) y potasio (K) sí parece conveniente porque ayudará a mantener las floraciones sobretodo de rosales y redundará en beneficio de la fortaleza general de la planta incluido el desarrollo de raíces.
Mi suelo es muy arenoso como digo, se lixivia con muchísima facilidad y ello da lugar a una pérdida constante de nutrientes. El problema solo se puede paliar agregando materia orgánica al suelo. No hay otra forma.
Conteniendo no demasiados nutrientes y estando en un momento de la temporada en el que las plantas han utilizado en su crecimiento y floración primaveral buena parte de estos nutrientes he creído conveniente hacer un nuevo abonado/enmienda del suelo.
Llevo dos años cuidando el suelo de este jardín y como he comentado en muchas ocasiones aporto materia orgánica de forma constante para mejorar la estructura de un suelo que de por natural es pobre porque es de origen granítico pero además el suelo de mi jardín ha sido maltratado durante décadas con constantes vertidos de herbicidas por todo él lo que llegó a matar prácticamente cualquier resto de vida. De ahí mi interés en nutrirlo, enriquecerlo, facilitar que surja y se diversifique la vida orgánica que haya en él. Solo con un suelo rico y vivo es posible que las plantas crezcan en condiciones aceptables. 
Así que en estos primeros años estoy añadiendo bajo los acolchados una buena capa de estiércol en otoño; de nuevo aporto estiércol bien fermentado al final del invierno y ahora, en verano agrego una capita de compost solamente.
Esta última aportación la he hecho durante dos años pero ahora, debido a que ya tengo muchísimas plantaciones la cantidad de compost que precisaría sería algo superior a la que estoy generando, de ahí que me vea obligada a mezclarlo con alguna cantidad de estiércol en pellets y con humus de lombriz. No he medido la proporción pero el estiércol utilizado ha sido mínimo.
Por tanto en cierto sentido más  que de un fertilizante, esta aportación de verano se debería considerar como una enmienda del suelo. Recordemos que estrictamente hablando se llama fertilizante cuando las cantidades de NPK están medidas y pueden ser garantizadas en una etiqueta. No es el caso del componente mayoritario de mi enmienda, el compost dado que es muy variable porque depende de los materiales de origen.
Cuando lleve varios años haciendo esto llegará un momento en que tendré un suelo bastante aceptable y podré permitirme quizás hacer solo un par de aportaciones en lugar de tres al año. De momento sigo viendo este suelo en exceso arenoso especialmente a cierta profundidad. Evidentemente los primeros centímetros se componen de unan tierra rica, negra y sustanciosa.
2.- El segundo asunto que quería comentar es que si siguiera abonando como  hacía antes en otros jardines de los que he cuidado con abonos químicos y siendo las mezclas más habituales muy altas en nitrógeno, sin lugar a dudas no lo aplicaría ahora.
Imagino que los profesionales tienen a su disposición abonos químicos compuestos solo por un macronutriente y pueden aportar solo potasio y fósforo sin añadir nitrógeno. No ha sido nunca mi caso. En mayor o menor medida las mezclas de abonos químicos que he visto siempre han tenido altas cantidades de nitrógeno. Al menos cantidades mucho más alta de lo aconsejable en este momento del año.
En mi caso, con orgánicos, pasarse y quemar las plantas con las cantidades de NPK que añadimos al aplicar este tipo de fertiliantes es bastante improbable dado que son muy bajas las cantidades de estos macronutrientes que se aportan con ellos si los comparamos con los abonos químicos.
Bien, en este caso, abonando con orgánicos las cantidades de nitrógeno que estoy agregando creo que no arriesgan en absoluto las plantaciones y que son tan bajas que es posible que algo les haga crecer pero no en demasiada. 
Precisamente para tener controlado el tema de fermentaciones que hubieran sido posibles en el caso de usar estiércol a granel y tener certeza de que la cantidad de nitrógeno que incorporaba era mínima y que en cambio sí contenía Potasio y Fósforo que me interesaba aportar en este momento del año al suelo de mi jardín, he elegido el estiércol en pellets que tenía y que venía etiquetado con su proporción de NPK.


Estos dos aspectos es importante que se tengan en cuenta. Cada jardín es un mundo e indudablemente las técnicas que conviene en un momento dado en un jardín concreto es posible que no se aconsejen en otro con un suelo o un clima distinto.
En definitiva, no precisa lo mismo un suelo arenoso y tendente a ser pobre como el mío que un jardín con un suelo arcilloso y rico en nutrientes. Ni las cantidades de nutrientes, ni el momento de aplicación podrán ser iguales.
De otra parte, no es igual abonar con químicos que con orgánicos como hemos visto. Con químicos es mucho más fácil quemar las plantas aportándolo ahora y añadir una cantidad de nitrógeno excesiva para las necesidades de las plantas en este momento de la temporada.
Hacerlo con orgánicos es otro tema. Las cantidades de macronutrientes no son las mismas y por tanto el riesgo de perjuicio para las plantas es prácticamente inexistente.
Dejemos claro pues que no es mi intención asegurar que en cualquier jardín con cualquier suelo, usemos el tipo de abono que usemos (químico u orgánico) sería positiva una fertilización en este momento. Yo estoy haciendo este aporte de fertilizantes orgánicos (bajísimo en nitrógeno) porque las condiciones concretas de mi jardín me hacen pensar que es conveniente. Otro jardín con otro suelo, requerirá de otras actuaciones. Indudablemente.
*******
Bien, una vez comentados estos dos aspectos sigamos con las explicaciones de esta fertilización veraniega.

Ahora, en el inicio del verano, de nuevo es necesario en mi jardín nutrir las plantas. Quedan muchos meses de crecimiento vegetativo, incluso muchas plantas seguirán floreciendo llegado el otoño. Para mantener su salud y tener energías suficientes para seguir creciendo sanas conviene hacer ahora, una nueva aportación de nutrientes en especial de fósforo y potasio.
A mediados de mes de junio abonamos los rosales y repusimos su acolchado. Quedaron así renovados los nutrientes que gastaron en su floración primaveral y protegido su suelo de las altas temperaturas estivales y de la evaporación del agua del riego.
De igual forma, algunos árboles y muchos arbustos han florecido en primavera y en este proceso las plantas han gastado buena parte de sus energías. De manera que hemos hecho lo propio con la mayoría de plantaciones del jardín. El trabajo estos días ha consistido en incorporar al suelo una capa de un nutritivo compost natural hecho en el huerto y renovar la capa de acolchado.

Y ya metida en harina, he aprovechado para reponer la forma de algunos alcorques cuya forma se va deteriorando sin querer al pisar sobre el acolchado, por el uso de herramientas de extracción de malas hierbas e incluso por las pisadas de mi perro..

Como siempre que aportamos abonos debemos regar en profundidad el suelo alrededor de las plantaciones antes de su incorporación. Esto evitará el riesgo de que dañe las raíces.
He tenido que levantar de nuevo la capa de acolchado externa, formada por madera troceada bastante pequeña, para incorporar una buena capa de compost.
Es un trabajo bastante arduo el tener que mover todo el acolchado de los setos. Pero bueno con paciencia y una escoba metálica he ido desplazando el acolchado fuera de los alcorques poco a poco.
Aprovechando estas labores he eliminado cualquier mala hierba que he visto crecer sobre las raíces alrededor de árboles y arbustos.

Tenía ya maduro en una de las composteras una buena cantidad de compost y he hecho uso de él como base casi única de este abonado estival. Pero como mi jardín es muy grande y son muchísimas ya las plantaciones no tenía suficiente compost, así que lo he mezclado con un poco de estiércol en pellets y algunos sacos de humus de lombriz para que me cundiera más y tener para todos los árboles y arbustos.

He usado pellets y no estiércol del que uso en otoño y principios de primavera porque me parece un material mucho más estable. Viene listo para usar y sé que no va a calentarse y seguir fermentando sobre el suelo y, sobretodo, porque contiene como hemos explicado arriba, solo una mínima cantidad de N.



He comprobado que el compost estuviera ya del todo maduro porque no quería que las altas temperaturas al calentar este compost provocara su sobrecalentamiento y dañara las raíces.
De todos modos esta capa de estiércol en pellets mezclado con compost muy muy maduro y humus de lombriz que he usado como abono la he cubierto como siempre con un acolchado de madera troceada que protegerá todo lo que hay bajo ella de altas temperaturas.
El tiempo va haciendo que este acolchado vaya incorporándose al suelo "adelgazando" poco a poco su grosor así que cada algunos meses hay que añadir más para que el grosor del acolchado sea efectivo. 

Si siempre es importante que se proteja el suelo, ahora, en verano, en el que las temperaturas llegan a achicharrar el suelo, resulta imprescindible!!! Y no solo para proteger frente a altas temperaturas.. También es de lo más efectivo para ahorrar en riegos.
Aquí os muestro uno de los arbustos de baya que tengo en el huerto. Están plantados en un rincón demasiado soleado para sus necesidades y en tanto no invente algo para protegerlos un poco del sol, esta capa generosa cubriendo el suelo dónde crecen indudablemente les viene de perlas para conservar la humedad que este tipo de plantaciones precisan.

He hecho muchas pruebas y en más de una ocasión, tras un riego he dejado sin regar unos días la zona para comprobado tras unos días como el suelo debajo de esta corteza permanecía aún húmedo en sus primeros centímetros. Incluso en días de muchísimo calor. Así que lo tengo claro. El acolchado, no me cansaré de decirlo, protege y mantiene la tierra más fresca y húmeda que un suelo que se expone desnudo al sol.
Pero además se incorpora lentamente al suelo aportando materia orgánica y favoreciendo con ello que se incremente la vida en él. Y más aún, retrasa y disminuye el crecimiento de las malas hierbas. Así que no hay duda, el trabajo de su mantenimiento en buenas condiciones merece la pena. 

El grosor debe ser el necesario. Una capa tan fina que a poco que se ande por los setos se desplace y deje al descubierto la tierra no valdría para nada. Es preciso que esta capa sea al menos de 4/5 cm. Así que me ha tocado extender bastantes sacos de este material para que una vez colocado el acolchado cubriera bien el suelo y formara sobre él una buena capa protectora sobre el compost recién incorporado.
Por supuesto he terminado con un buen riego en profundidad.
Qué bonito y pulcro queda el suelo de los setos, verdad? Da gusto verlo así ajajajjaa Pero ay!! Qué poco dura de esta guisa!!  
Y qué gusto saber que nuestros árboles, arbusto y vivaces están ahora bien nutridos y protegidos para afrontar con menos esfuerzo los rigores del verano.

6 comentarios:

  1. Eres una enciclopedia de conocimientos del jardín, de verdad que no me canso de leerte... Compré en primavera algunos de los abonos orgánicos que recomendabas y solo puedo decir que los resultados han sido muy buenos...tengo una madreselva goldflame que el año pasado no floreció y este año está cuajadita de flores. También he dejado de usar insecticidas y en su lugar uso jabón potásico, purín de ortigas y neem, como tengo gatos estoy mucho más tranquila al no usar químicos tan fuertes, porque a ellos les encanta curiosear entre las plantas . Espero seguir aprendiendo mucho. Mil gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, muchas gracias Carmen!! Yo también espero que te siga resultando interesante pasear por este jardín. Un saludo muy cordial.

      Eliminar
  2. Hola,

    es la primera vez que escribo en tu blog pero lo leo muy a menudo. Me gusta mucho por el rigor con que explicas las cosas y porque mi jardín tiene muchas coincidencias con el tuyo: está en la sierra de Madrid a unos 1000 m, suelo arenoso granítico muy pobre, y castigado-abandonado durante años por el uso de herbicidas y falta de abonado, podas de regeneración, etc. Por eso me encanta ver cómo otras personas con el mismo problema buscan soluciones (casi siempre en la misma línea que las mías).
    Como llevo poco tiempo en esta casa aún no tengo bien estudiado dónde comprar mantillo, humus, estiércol, etc, así que mi pregunta va en ese sentido, ¿puedes recomendarme algún/-os sitios por precio y calidad?

    Gracias,
    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bienvenido , Luis. Encantada de que preguntes y comentes cuánto quieras en el blog.
      A ver... compras...el humus lo compro en los Peñotes. El saco, creo que de 25 kg? sale bien de precio pero no te puedo decir exactamente. Para mí la cantidad es importante, sacos más pequeños no me resultan prácticos.
      Qué entiendes por mantillo? lo que venden en bolsas que se pone en determindas épocas sobre el césped? Yo no tengo césped asi que ese producto no lo uso. Si por mantillo entiendes lo que yo, el producto natural proveniente de un compost totalmente curado... yo no lo he encontrado a la venta en parte alguna. tengo mis propias compostadoras y me lo hago yo cada año aunque también es cierto que no tengo la cantidad que precisa mi jardín, pero bueno.
      El estiércol tienes que tener en cuenta que debes comprar grandes cantidades varios metros cúbicos así que hay que considerar el precio de los portes. Creo que lo mejor es comprarlo en viveros cercanos a tu lugar de residencia, en mi caso me lo proporciona el vivero de mi localidad.
      Mira de todos modos en lugares que tengan caballos, suelen facilitarlo gratuitamente incluso a veces pero claro, tienes que tenerdónde transportarlo. No es mi caso.
      Los productos fertilizantes orgánicos la mayoría los compro en webs extranjeras. Algunos productos en Riesgo en Madrid.
      Siento no poder ofrecerte un establecimiento que vendan todo a buen precio...las grandes cantidades que se precisan en un jardín de buens dimensiones hace que el tema de los portes encarezca el tema.

      Eliminar
  3. hola, tambien estoy interesada en estos asuntos y tambien como luis soy una iniciada reciente. Queria saber a q te refieres con fertilizante organico q compras en Riesgo, en mi desconocimiento creia q el fertilizante organico era el estiercol y los liquidos de tienda eran abonos quimicos???por otro lado quiero comenzar a relaizar el compost yo pq necesito abaratar los coste del cuidado del jardin en lo maximo posible y todas las compostadoras q ecuentro son de plastico, q parece ser se deteriora al sol y son fragiles contenintes cuando se trata de muchos litros de tamaño. Donde has obtenmido la tuya? la recomiendas? me puedes orientar el precio aproximado y la capacidad? gracias de nuevo por tus enseñanzas valiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jara. Precisamente acabo de contestar una pregnta tuya en otro artículo.
      Veamos vamos por parte en lo que hace a las preguntas de este post. Si miras las entradas de la segunda mitad de marzo de este año y principios de abril verás que colgué varios artículos tratando más o menos en profundidad temas relacionados con los abonos. En ellos hablo de las diferencias de las virtudes e inconvenientes de cada uno de ellos. Echale un vistazo y verás como te queda clara la diferencia. La cosa no es tan simple como que el estiércol es el abono orgánico y el abono líquido es el químico. Para empezar el estiércol no es exactametne un fertilizantes, es más bien una enmienda del suelo pero al fin y al cabo nutre, así que se usa a veces bajo el término de abono. También hay fertilizantes líquidos que no son químicos como el té de compost o abonos líquidos formados por fertilizantes naturales puestos en agua a macerar y luego colados. Así que como ves...no, no es esa la diferencia. Te he puesto algunas fechas y títulos de artículos que pueden ayudarte si eestás interesada en el tema.
      16 de marzo: Fertilizar o abonar nuestros rosales. Nociones generales.
      25 de marzo: Abonos orgánicos para los rosales vs fertilizantes químicos
      29 de marzo: Algunos abonos orgánicos y enmiendas del suelo que podemos usar con nuestros rosales.
      4 de abril: Receta (mezcla) casera de abonos naturales para aplicar "en seco" a los rosales tras la poda
      11 de abril: Té de cáscara de plátano. Una buena forma de aportar potasio (K) a nuestras plantas en flor o fruto
      19 de abril: Té de compost para los rosales. Un buen abono orgánico soluble

      Bueno...como puedes comprobar hay muchísimos artículos sobre abonos o fertilizantes. Sobre químicos pero sobretodo sobre orgánicos que son los que yo uso.
      El tema de compostadoras está desarrollado en tres artículos del año 2015. Si los lees verás con todo detalle el proceso de ocnstrucción e incluso en la última entrada en cuánto ha salido la construcción de mis dos compostadoras.
      Me preguntas si la recomiendo. Pues sí lo cierto es que la forma de construirlas y los detalles que hemos tenido en cuenta a la hora de su elaboración me facilita muchísimo el tema de dar la vuelta al compost. Este asunto ess primordial. El compost debe moverse con mucha frecuencia. Disponer ls ocmposteras en el lugar adecuado del jardín y con la amplitud precisa hará que sea cómoda la elaboración de compost. Su capacidad es de más o menos 1,20 metros cúbicos cada una. Hicimos dos. Y te diré que veo imprescindible tener dos porque mientras en un se va elaborando el compost la otra compostera se usa para ir echando el nuevo material. De tener solo una nunca dejas de agregar material al montón lo cual creo que no es cómodo y que al final tienes material en distintos momentos de elaboración. Estas son las fechas de los tres artículos.
      4 enero: Nuestras compostadoras de palets (I) Diseño, ubicación y fabricación de los laterales.
      14 febrero: Nuestras compostadoras de palets (III) Los detalles y las cuentas..
      6 enero:Nuestras compostadoras de palets (II) Nivelación del terreno y montaje

      Jara, cuando quieras saber si hay algún artículo colgado sobre un tema que te interese usa el Buscador que hay en la parte superior derecha de cada entrada. Introduce la palabra que te interesa y te devolverá las entradas que tienen esa palabra. Es de gran ayuda. Encontrarás la informaicón que buscas con bastante facilidad.
      Espero haberte ayudado con mis respuestas y vínculos a rtículos que por estar colgados no respondo de nuevo aquí. Prefiero que los leas directamente tú. Siempre son más extensos y pormenorizados que la respuesta que puedo ofrecerte en un comentario. Un saludo.

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido