jueves, 30 de junio de 2016

Por fin hemos visto los pollitos dentro del nido!!

A finales del mes pasado descubrí que en uno de los olmos del jardín habían anidado unos rabilargos (Cyanopica cooki) . Qué alegría!! :) He estado este mes viendo su trajín cebando a los pollitos. Cada tarde he pasado un buen rato observando como iban alternándose en la alimentación de las crías y me ha encantado asistir al proceso.
La horquilla formada por ramas dónde han construido el nido estaba bastante alta. No menos de seis metros del suelo así que ni soñaba con ver los pollitos. Imposible que desde el suelo viera otra cosa que la parte exterior del nido pero me conformaba con la imagen de los padres viniendo con sus picos cargados de insectos e imaginaba como serían de lindos los pequeños rabilargos que habría dentro de él.
Pero ayer por tarde, entretenida mirándolos en sus quehaceres paternos observé algo que me dejó maravillada. Cuando notaban que los padres estaban cerca algo que me pareció un par de cabecitas se estiraban y asomaban por encima del nivel superior del nido!! Eran los pollos!! Madre mía. Gasté las pilas de la cámara encendida esperando poder hacer una fotografía de ese momento. Nada. No salían más que fotos borrosas..Y la luz del día se iba!! Habría que esperar a mañana.
Teníamos absolutamente claro que no había que molestar a las aves lo más mínimo. Que si intentábamos una fotografía ubicándonos desde cerca del nido tendría que ser cuando los padres u otros adultos (son muy gregarios y varios adultos pueden ayudar en todas las tareas de la crianza) no estuvieran.  
Así que esta tarde hemos trasladado al árbol una escalera bien alta y fuerte. La hemos dejado un buen rato allí para no estar demasiado tiempo trasteando cerca del nido y que los padres se alertaran. Y nos hemos alejado del árbol.


Por fin él ha subido a la copa del árbol  y ha intentado tomar una fotografía pero no ha sido posible. La parte superior de la escalera quedaban muy alejada del nido y las fotografías quedaban borrosas.
Nada. Vuelta a bajar. Dejar pasar rato para que se tranquilizaran si nos habían visto movernos entre la las ramas del árbol y cambiar la ubicación de la escalera.

Lo cierto es que el nido está tan alto que ni subiéndose a la parte más alta de la escalera ha logrado ponerse por encima del nivel del nido. La única fotografía que hemos podido obtener que fuera nítida ha sido ésta. Era realmente difícil sujetarse con una mano a la escalera y con la otra mantener el brazo totalmente estirado hacia arriba para situar la cámara por encima del nivel del nido y que la cámara tomara una fotografía nítida del interior sin mirar siquiera por el visor!!
Mientras estaba arriba han venido varios adultos y han llenado el aire de gritos protegiendo el nido. No hemos querido insistir. Permanecer rato allí arriba cerca del nido los hubiera asustado y no queríamos arriesgarnos a que abandonaran a los pollos así que una vez tomada la foto hemos desistido en seguir intentándolo.

Pero se ha logrado!! ufff estaba pletórica esta tarde cuando he abierto esta fotografía en el ordenador y he visto los dos pollitos. ajajjaja Qué alegría me ha dado!! No sabéis lo feliz que me siento de que las aves hayan considerado mi jardín suficientemente seguro y adecuado para criar...algo me dice que no vamos mal en este camino de crear un jardín que aspira a albergar la mayor cantidad posible de vida en él. Y no solo plantas!! :)


lunes, 27 de junio de 2016

De nuevo Sorbaria sorbifolia 'Sem'

Como cada año, al inicio del verano las panículas blancas de Sorbaria sorbifolia 'Sem' emergen por encima del precioso follaje de este arbusto. Es un arbusto llamativo durante todo el año.  Es como un caleidoscopio, comienza en febrero estallando sus yemas sobre sus ramas desnudas. Brotan sus hojas de un rojo encendido absolutamente hermosas, llenas de matices!! Durante la primavera hay una gran diversidad de tonos verdes y amarillentos en sus follaje y ahora, al inicio del verano, más homogénea su coloración compensa con esta bonita floración en blanco puro para terminar la temporada en tonos bronces durante el otoño.
He colgado ya varios artículos sobre esta planta pero me parece tan hermosa que no puedo dejar de mostrarla. Cada año más bonita!!






Acanthus mollis

A veces nos empeñamos en ubicar las plantas más por razones estéticas que por las condiciones en las que vivirán. Craso error!! Todos los que somos jardineros sabemos que empecinarse en cultivar en lugares inapropiados solo conduce al error y a tener que cambiar la situación de la planta al año siguiente cuando no a un deterioro y sufrimiento innecesario de las plantas.

Esto es lo que tendré que hacer de cara al otoño con este precioso Acanthus mollis. Lo planté dónde veis porque me gustaba el contraste de sus hojas y sus colores con los arbustos que lo rodean. Pero no, recibe demasiado sol y la planta sufre demasiado. Para que no esté lacia casi todo el día debo regarla constantemente y eso no deja de ser forzar las cosas de un modo contrario totalmente a cómo entiendo yo un jardín.

Debiera ser yo la que me adapte a la planta y no la planta a mis caprichos!! Pero bueno de los errores y de los empecinamientos también se aprende. Se aprende y te cuesta el trabajo del traslado que no es poco pero lo peor, la cuesta a la planta que sufrirá en el proceso. 

Acanthus mollis precisa una ubicación en sombra o a lo sumo en semisombra. Es posible que en jardines del norte de España pueda cultivarse en posiciones más soleadas pero no en Madrid.
Necesita suelos con buen drenaje y una vez instalada es una planta que resiste bastante bien la falta de riego.
De todos modos supongo que además del riego abundante que le he proporcionado, la gran cantidad de materia orgánica que introduje en el hoyo de plantación y la gruesa capa de acolchado han ayudado a este ejemplar a ofrecer este final de primavera/inicios del verano un aspecto casi digno y una bonita floración.



Aunque no soporta heladas muy profundas y prolongadas, los pocos grados bajo cero que llega a alcanzar mi jardín en invierno los resiste sin problema.
Esta herbácea perenne produce altas y erectas espigas llenas de flores blancas con brácteas de color violeta que brotan desde el centro de la roseta basal que forman sus preciosas y enormes hojas.
Es una floración muy duradera la de esta planta e incluso pueden usarse sus espigas como adornos florales en casa para formar parte de ramos secos. Me encanta Acanthus mollis, un ejemplar adulto, sano y en buenas condiciones de cultivo se convierte en protagonismo absoluto especialmente en la época de floración.

Trasladaré este ejemplar a un lugar mucho más fresco y sombreado dónde no haya peligro de encharcamientos y sus gruesas raíces puedan desarrollarse sin dificultad en un suelo suelto y con mucha materia orgánica que las mantenga frescas.
La verdad es que dentro de las dificultades de la ubicación la planta no está fea y su floración ya veis que es abundante. Pero yo sé que no he hecho las cosas bien y eso...ummm me enfada un poquito conmigo misma :) jejeje

De haber acertado a la primera con el lugar apropiado la planta tendría todo este tiempo ganado y la temporada que viene sería probablemente un gran ejemplar ya. Así las cosas sufrirá con el traslado de sitio y retrasará su crecimiento  un poco. 
En fin, la próxima vez que se me pase por la cabeza empeñarme en cultivar una planta dónde sé de sobras que no va a estar en buenas condiciones trataré de hacer memoria y acordarme de este error. Somos humanos :)


domingo, 26 de junio de 2016

Las flores que se comen

Ayer estuve enredando un poco en el huerto. Este año puse los plantones algo tarde y los pimientos y berenjenas están un tanto retrasados. En esta zona del jardín hay un pino y un enebro grande bajo los cuales a veces pongo un asiento móvil plegable que me regalaron hace años y que cumple la función además de poder meter dentro algunas pequeñas herramientas mientras me traslado por el jardín trabajando en distintas ubicaciones. Me siento bajo estos árboles y es tan agradable permanecer un rato cobijada por sus sombras mientras miro las hortalizas en los bancales...  :)

Me gusta regar a mano el huerto. Sobretodo cuando me acerco a las tomateras (Solanum lycopersicum)!! Qué aroma más delicioso desprenden!

Las hortalizas aguantan estoicas el sol del mediodía. Son las chicas duras del huerto!! jejeje Sujetas algunas a cañas que en su día estuvieron vivas y que ahora les sirven de soporte a ellas. Como estas pequeñas matas de pimientos (Capsicum annuum)

De hojas muchas veces ásperas al tacto y a la vista. Como las tomateras. Cuando no algo punzantes y desagradables cuando se tocan porque llegan a pinchar. Y si queréis comprobarlo no tenéis más que pasar los dedos por las hojas de los pepinos! Ufff qué desagradables!! Las matas de pepinos lo cierto es que no me parecen especialmente bonitas. Pero ay!! las de calabazas y calabacines... Eso es otra cosa!! 

De hojas enormes, con sus bordes profundamente lobulados y dentados y esos arabescos dibujados en su haz en color plata. Resultan matas exuberantes y frondosas que en poco tiempo llenan los bancales con su crecimiento desmedido y desbordante. 

Y son tan curiosas en su forma de polinizarse!! Me gusta apartar con cuidado sus hojas para no pincharme y asomarme a su interior para ver sus preciosas flores amarillas como el sol. Un amarillo limpio y brillante. Resplandecientes!!


El año pasado solo puse una mata de calabacines (Curcubita pepo) y tuve la mala suerte de que no hubo flor macho y hembra abiertas a la vez así que el fruto empezaba a crecer pero en poco la planta lo abortaba al no haber sido fecundado. Este año puse dos, a ver si quieren darme algo de cosecha y se ponen de acuerdo las flores de uno y otro sexo para abrirse y que la polinización sea posible. 

No puedo sufrir la tentación de abrir delicadamente sus pétalos para ver sus "vergüenzas" y comprobar si se trata de una flor macho o hembra. busco luego a ver si hay suerte y al lado hay otra a punto de abrirse y que sea del sexo contrario ajajjaj Qué trajín me traigo :)
El otro día descubrí un calabacín ya bastante grueso. Había aparecido como por arte de magia!! Debe ser que en unos días creció de forma increíble porque no recuerdo haberlo visto chiquito. Hoy lo he cortado. Hermoso, eh!! Es la primera vez que logro comerme uno ajjajaja así que me hace una especial ilusión.

La mata de calabazas (Curcubita maxima) se desborda y con intención la puse en una esquina para ver si lograba ir haciéndola crecer hacia el suelo y que se apoyara en él con la idea de que al brotar sus frutos no tuvieran que estar colgando de la mata si no sobre el suelo del huerto. No he tenido que hacer esfuerzo alguno. En tan solo un par de semanas ya casi toca el suelo y es tan prevenida ella que ya ha emitido raíces desde su tallo que en cuánto toquen la humedad de la tierra ahondarán en ella. Qué maravilloso es el comportamiento de estas plantas!! Me fascina porque son tantas las cosas que cada año voy descubriendo en ellas...


Pero luego están las "chicas finas" del huerto. Que aquí también hay clases y clases...ajajjaja Los frutales de baya. Con sus preciosas y delicadas hojas que nada tienen que envidiar en cuánto a belleza a muchas ornamentales del jardín.

Anclé en el suelo unos postes de madera entre los que he tendido horizontalmente cables forrados para que sirvan de soporte y guía de sus ramas. En ellos ato lo más horizontalmente que puedo los largos vástagos de las moras y sujeto verticalmente los tallos de los frambuesos según van creciendo.
Es un rincón que tiene más sol del que debiera y que tendré que plantearme sombrear de alguna forma si quiero que estos frutales lleguen realmente a producir en abundancia. Quizás plantar un árbol que proyecte una sombra moteada a través de cuyas hojas se cuelen mitigados los rayos del sol inclemente de las horas centrales del día. O puede que una malla de sombreo formando un techo sobre este rincón. Pero para ello debiera sustituir estos postes por unos de 240 cm que me permitiera formar una especie de habitáculo encerrado en esta malla y poder estar de pie dentro. Ya veremos...pero está claro que algo hay que hacer.

Palío un poco el calor restándole temperatura al suelo dónde crecen con un buen acolchado que lo protege de las altas temperaturas y lo mantiene húmedo más tiempo.

Son hermosos estos frutales. Sí señor!! De verdes tan jugosos y de ramas tan delicadas como la más delicada de las plantas del jardín. 
Y esos frutos tan golosos...las frambuesas (Rubus idaeus) brotan en las ramas del año anterior así que como tengo todavía pocas ramas maduras serán pocos los frutos que pueda disfrutar pero no importa. Llegar al huerto y lograr comerse una frambuesa cogida directamente de mis matas me parece todo un premio!! Qué buenas estás!! Frambuesas, arándanos, moras, uva espinas... bonitas y deliciosas!!


Y a sus pies están las pequeñas bellezas de las fresas del bosque (Fragaria vesca). Tan chiquitas ellas y tan ricas!! Por cierto, debo poner un acolchado si no quiero que las frutillas caigan sobre el suelo y terminen por estropearse. Eso si llego a tiempo y soy más rápida que los mirlos y demás aves que no salen de mi huerto. Canallas!! qué ladrones son ajajjaj

Hasta que he tenido este jardín no había tenido oportunidad de ver de cerca las floraciones de las hortalizas y de algunos frutales de baya. Estoy descubriendo cuan hermosas son :)
Las flores de las tomateras, con sus pétalos volteados hacia atrás. Qué lindas. Verdad!! Como chispitas de vibrante amarillo revolotetando entre las hojas de las matas que suben por las cañas.


Flores menos llamativas que las del jardín pero no por ello menos bonitas. De algunas incluso me parece fascinante como pasan de flor a fruto y me quedo embelesada mirando un racimo de flores que contiene frutos en casi todos los estadios  de esta mora sin espinas (Rubus fruticosus 'Triple Crown'). Qué maravilla. No os parecen hermosos esos estambres bordeando el verde fruto en formación y que aún conserva los pétalos? Estoy impaciente por asistir a los cambios de colores que se producirá en ellos. Del verde al rojo y del rojo al negro...flores que se comen :)


Y las de las guindillas vascas.. Delicadas campanillas blancas que en poco se habrán convertido en deliciosas piparras y que este año, que sé un poquito más, estaré más atenta y las cosecharé bien tiernas y chiquitas para que no piquen tanto como el año pasado. Qué ricas encurtidas con vinagre y agua!!

Las flores de las fresas silvestres son tan pequeñas, tan simples, tan etéreas... tan discretas que pareciera que no quieren restar protagonismo a las hermosas hojas de la mata a la que pertenecen. 
En racimos, que cuando las matas son algo más maduras que las mías, son abundantes. Apenas caerán sus pétalos y el fruto está ya empezando a formarse en su centro. En poco lo que fue flor se transformará en una preciosa frutillas. Dulce y deliciosa...Pequeñas. Sí. Pero ningún fresón puede competir con el aroma y sabor de estas fresas silvestres!! 


Acompañando a hortalizas y frutas un rosal muy hermoso, Rosa 'Perennial blue' crece sobre el lateral de una pequeña puerta de acceso a la parcela. Sus largos tallos ya produjeron su floración hace semanas y ahora tan solo quedan algunos capullos por abrir que con estas temperaturas no tardan en ajarse sus rosas y en adquirir este precioso color lila. Cómo me gusta este rosal...


Ya cerca del portón de madera que cierra el huerto `por la parte del jardín destellan los colores casi cítricos de las flores de Tropaoelum majus. Todo tiene una belleza sencilla y delicada pero tan hermosa :)


Sé que siempre seré mejor jardinera que hortelana. Lo sé con seguridad pero no me importa!! Los entresijos, la belleza, las curiosidades de sus procesos...son tantas las cosas que me obliga a aprender, tanto lo que puedo descubrir en mi huerto y me parecen tan maravillosas que doy por bien empleado el tiempo que invierto en él aunque mis cosechas no sean para tirar campanas al vuelo :)
Terminad de pasar felices el fin de semana, amigos!! ;)