viernes, 15 de abril de 2016

Alrededor de uno de los enebros

No sé si os pasa. A veces una sale al jardín con la idea de recorrerlo pero llegas a un espacio concreto y ahí te quedas. Absorta. No necesitas dar muchos pasos más porque hay tanto que mirar ahí mismo!! A tu lado, a unos metros de ti...
Lleva días lloviendo pero afortunadamente hay ratos que para y tú, que no haces más que observar tras los cristales para ver si el cielo quiere dejar de echar agua sobre tus plantas abres la puerta de tu casa y sales. Qué jardinero puede resistirse a salir apenas dejan de caer gotas de agua? Creo que ninguno. La limpieza del aire que deja la lluvia, la frescura, el sonido del agua goteando, la oscuridad de la madera de los troncos empapados, los brillos sobre las hojas y ese aroma a tierra mojada!! Para mí es uno de los mayores placeres que puedo tener en el jardín.
El otro día me pasó esto, estuve un rato larguísimo simplemente disfrutando de los sentidos alrededor de este enebro. Un paseo en círculo puede decirse :) Me quedé observando el árbol desde todos los ángulos y lo miraras desde dónde lo miraras yo veía belleza!! Los árboles tienen magia. Está claro :)

Los lirios que limpie hace dos años y que estaban raquíticos y casi muertos han revivido. Recuerdo que pasé una tarde entretenida limpiándolos y eliminándoles las partes muertas. Replantados ahí bordeando una de las grandes rocas de esta zona no tardaron en mejorar tan pronto recibieron algo de agua y un poco de cuidado. Están verdes y crujientes, con los capullos formados y empezando a abrirse. Tengo otras matas más adelantadas que esta, esta es más perezosa jajaja


La ramas del celindo resaltando sobre el verde jugoso de sus hojas nuevas con los capullos ya formados esperan ansiosas algo más de temperatura para pronto estallar y llenar de blanco este rincón.

El viejo lilo tiene ya listas sus flores, embutidas aún en sus capullos sin abrir pero que no tardarán en inundar el aire con su aroma.

A los pies del Pyrus calleryana 'chanticleer' apuntan unos narcisos que planté a destiempo pero que parece que brotan con fuerza.

Los enebros no tienen un tronco demasiado alto. Las copas se forman bastante anchas y bajas y se extienden como un paraguas sobre la zona dónde crecen. Este es enorme y los flecos de sus ramas me parecen tan bonitos al trasluz...

Tocando el murete de piedra divisorio con la parcela contigua vi la entrada de lo que quizás es el habitáculo de algún animal. Demasiado redondo para estar hecho de forma casual. Verdad? :)

Entre las ramas del celindo destaca en el camino de las acidófilas Sorbaria Sorbifolia 'Sem' con sus brotes rosas recientes y sus hojas aserradas es una planta que enamora..

Y la gran piedra a los pies del enebro es siempre protagonista cuando veo caer el sol por poniente. Esta zona alrededor del enebro es especialmente bonita al atardecer cuando los rayos del sol encienden las hojas y la hierba. Es el último espacio iluminado cuando ya el resto del jardín está bañado por las sombras. Para qué moverse a veces de un rincón cuándo en él hay tanto para mirar!!




6 comentarios:

  1. Si, es verdad, ¿para qué moverse de este rincón maravilloso?. Es hermoso tu jardín, María, y es hermosa la forma en que nos lo muestras. La primavera nos deparará otras sorpresas maravillosas en nuestros amados jardines.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Loliña :) Lo muestro como lo siento. Pongo mis dedos sobre las teclas y simplemente recuerdo lo que sentí a veces tan solo unos minutos antes de volcar aquí mis palabras. No necesito rectificar mucho...traigo aquí mis sensaciones porque es difícil sentir alegría y tener mil sensaciones y no compartirlo con los demás ;) Un abrazo grande.

      Eliminar
  2. en breve notaras la fragancia de las lilas, la primavera avanza imparable...¡¡¡¡que ganas!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiiii, Mario :) No falta ya mucho, las notas dulces y profundas de los lilos en flor bañarán este espacio. Sabes? Ese lilo me animó a poner esa vieja butaca de mimbre precisamente para sentarme tranquilamente ahí, mirar este rincón de mi jardín y, cuando los lilos se hacen protagonistas, aspirar profundamente cerrando los ojos :) Yo llego a sentirme la mujer más privilegiada del mundo!!

      Eliminar
  3. Menudos colocones vas a coger con tanto aroma, María!!! jajaja Te lo digo porque yo estos días voy hasta arriba con el olor del azahar. Que lo disfrutes mucho, está precioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, a ver si es verdad, Mónica. Feliz fin de semana, guapa.

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido