martes, 22 de marzo de 2016

Instalación de valla y portón en la entrada del huerto

Hemos decidido cerrar el huerto con una bonita valla y un portón. Iker, nuestro perro nos deja "regalitos" diseminados por todo el jardín y ahora ya, últimamente también los deja en el huerto. No me hace ni chispa de gracia limpiarlos de encima de los arbustos, porque él no puede hacerlo como todos los perros, en el suelo. No! Él tiene que encaramarse hasta lograr dejarte el regalo sobre los arbustos. En fin, manías de cada perro...Y malo es sobre las plantas del jardín pero he observado que ya también pretende extender su área de "acción" al huerto. Y la verdad, no. Eso ya me repugna de tal manera que sería incapaz de comerme nada sin saber qué habrá hecho Iker :)


Para que las hortalizas queden "a salvo" de él hemos pensando que sería buena cosa acotar sus paseos en esta zona. Y ya de paso ponemos en el jardín central un nuevo punto de interés que una vez tenga las plantaciones hechas y crecidas pienso que quedará preciosa esta entrada al huerto. Qué animosa soy!! jajajajja :P 
El huerto tiene otra entrada, desde la rampa de acceso del coche dónde pusimos una celosías para cultivar manzanos en espaldera sobre ellas y ahí habrá otra puerta igual a la que hemos puesto aquí.
Las medidas, ubicación de los elementos y el diseño con todo detalle ha sido el producto de horas de conversación por chat con mi amiga Claudia. Qué divertido!! Construir el diseño de esta zona con Claudia, con su buen gusto y su mejor sentido común. A veces avanzábamos en la ejecución pero surgía una duda, un pequeño problema. Cuando la gente quiere compartir, Internet te brinda la oportunidad de hacerlo. Las diferencias horarias (ella vive en Argentina) hacía necesario a veces "dejar" en la pantalla del chat, croquis, fotos del estado del proyecto en un momento concreto, comentarios, preguntas. Por la mañana me encontraba la opinión, el comentario o la idea de solución que mi buena amiga me ofrecía. Qué lujo!!!
Desde aquí quiero agradecer una vez más sus consejos, el tiempo ofrecido generosamente, sus ideas...Un abrazo Claudita!! ;)
Este trabajo lo hemos afrontado a la par del vallado del perímetro del garaje y si bien Claudia y yo no queríamos elegir un diseño radicalmente distinto ni en cuánto forma ni en cuánto a materiales, sí pretendimos "cortar" un poco la continuidad y que esta valla y portón en el lateral del garaje dónde se ubica el huerto se convirtiera en otro foco de interés cuando se cruza la mitad del jardín desde arriba a través de la escalera cuya barandilla instalamos hace también muy poco tiempo.

La valla que rodea el garaje está formada por postes verticales de un metro de alto y de poste a poste un pasamanos y un larguero. Para el huerto hemos decidido poner tres largueros que a la vez que impedirán la entrada de Iker, también supondrá romper un poco el diseño que visualmente se prolonga desde la fachada frontal del garaje. Digamos que esta valla y la pérgola hacen chaflán en lugar de continuar en línea recta la valla que bordea el garaje.

Así hemos hecho la instalación de este trabajo: Una vez decidido el diseño de la valla y antes de empezar a cavar los hoyos que alojarían los cimientos para instalar los postes verticales, quise asegurarme de que me gustaba la forma que tendría la valla así que mediante la manguera y listones de madera tracé el contorno de lo que luego sería la valla, así me pude hacer una ligera idea del resultado final.

La ejecución de este trabajo en madera para nosotros, que no somos profesionales si no simples aficionados, suponía dos problemas:
Uno, que el terreno presenta un gran desnivel. Esto obligaba a decidirse. Si hacíamos toda la valla de la misma altura, el tramo a la derecha del portón quedaría como hundido cuando se viera de frente. Así que al final después de darle muchas vueltas y de comentar largo y tendido hice un croquis y Claudia y yo lo vimos claro, la valla debía tener la misma altura desde en todo su largo. Esto obligaría a clavar postes más largos en su tramo derecho y a poner un larguero horizontal más. Creo que ha sido buena solución estéticamente.

El segundo problema era instalar los cuatro postes que constituirían la pequeña pérgola sobre el portón "en el aire" es decir, sin tener dónde apoyarse.
El año pasado ya habíamos hecho otro arco parecido en la esquina de la fuente de piedra de la entrada al jardín Pero en aquel caso teníamos las dos pequeños muretes de piedra y la propia fachada de la casa sobre los que era mucho más fácil sostener la estructura de madera en tanto se secaba el cemento
En este caso no había nada dónde apoyarse. Instalar cada poste por separado no hubiera dado un buen resultado. Si queríamos que los cuatro quedaran perfectamente paralelos y nivelados debíamos "coserlos" con listones entre ellos formando así una "estructura" que podríamos manipular de una sola vez.

Se trata de un espacio abierto dónde el viento cuando sopla puede hacerlo fuerte así que era necesario que el anclaje de todos los postes fuera perfectamente sólido pero mucho más si cave los postes de la pérgola.
No hemos escatimado en las dimensiones del hueco para la cimentación. Además del trozo de madera que se hunde en la tierra hemos prolongado clavándole en el extremo de los postes bastantes varillas que harán mucho más sólida la instalación.


Situar la "estructura" de la pérgola en los cuatro hoyos y poner un poco de cemento fue lo siguiente. A continuación nivelar de forma perfecta esta estructura era fundamental antes de terminar de rellenar los huecos de cimentación. Cualquier fallo o error en este sentido luego no tendría arreglo así que hemos ido comprobando en todo momento la nivelación en los dos sentidos, horizontal y vertical.

Agregar piedras en medio del cemento y compactarlo bien con una estaca ha dado más solidez aún a esta cimentación.


Por último, hemos tenido en cuenta que el paso de este arco es un camino y por tanto no podía verse el cemento de los cimientos. La solución ha sido no terminar de llenar los huecos del todo si no dejar el cemento a unos  pocos centímetros del suelo y este pequeño desnivel lo taparíamos luego con tierra ocultando totalmente el cemento y dejando solo a la vista los postes verticales. 

Una vez seguros totalmente de que la estructura estaba perfectamente nivelada teníamos que dejar secar unos días el cemento antes de poder manipular de ninguna forma la pérgola. Así que la parte superior de la pérgola tendría que dejarse para el final, una vez bien seco todo para poder clavar y apoyarse en los postes verticales sin que se moviera nada.

Situados ya en su sitio los demás postes verticales, lo siguiente sería instalar los largueros ciñéndonos al diseño que habíamos trazado Claudia y yo. Medidas, comprobaciones, nivelaciones antes de empezar a clavar, está claro!!



Ayer hicimos la puerta. Está constituída por largueros del mismo material de la valla (9 cm x 200 cm) unidos por una "z" también con el mismo material. 
Claudia estaba de acuerdo conmigo, no se trataba de hacer nada ostentoso. Más bien algo sencillo y rústico que sirviera para el final que estábamos haciendo aquel trabajo pero que a la vez fuera en la misma línea del jardín. Que no desentonara... así que una puerta tipo tranquera parecía buena solución.
Una puerta de un metro de alta por 110 cm de ancha pesa. Se necesitan unas buenas bisagras para que con el tiempo la puerta no termine por descolgarse.
Pensé en encargar a un herrero los herrajes pero finalmente, anoche bajamos al pueblo y dio la casualidad de que en una de sus ferreterías encontramos estos a bastante buen precio. Son sólidos y bonitos. Verdad?

Una manita de lasur (aunque la madera que hemos comprado para este proyecto está toda tratada para exterior) no le vendrá mal :)
Bueno, pues con la instalación del pequeño pestillo otro trabajo que hemos terminado!! :D

Estoy contenta. Creo que a Claudia y a mí nos ha quedado bien... :)
Ahora resta embellecerla. Ya hay un rosal plantado en la esquina del garaje que cubrirá esa pequeña pared y la zona sobre la puerta de entrada. Quizás otro plantado a la derecha del portón que trepe por el arco... Sí!!! Ya casi lo veo. Derramando cientos de flores sobre esa zona. Quizás un par de bonitos macetones de barro a ambos lados del portón? jajajaja Ay mon dieu!! No termino una cosa y ya estoy en la siguiente...soy así :)
Dónde con seguridad habrá que poner internamente una malla con agujeros muy grandes será en la parte baja de la izquierda. Ahí seguro. Ahora vamos a esperar a ver qué tal reacciona Iker. Si veo que se mete o intenta saltar por entre los largueros...No lo creo, pienso que va a entender rápido que por ahí no debe pasar. Y si vemos que no, pues una metro de malla forrada de plástico verde para que sea lo menos visible solucionará el problema...






12 comentarios:

  1. Te ha quedado estupendo, y así tienes el huerto totalmente recogido por la valla, es una buena idea y un excelente trabajo.
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Montsita :) Asi concentrará sus regalitos en otras zonas. Menudo problema estar limpiando las verduras...ni hablar!! No me las comería...

      Eliminar
  2. Esto es un no parar, María!, vaya trajín!. Así son los jardines, no se acaba nunca, pero los resultados son espléndidos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje Lola...asi es. Esto es un no parar!! bueno, estos son los siete u ocho años primeros ajjaja No, es broma. Las estructuras una vez hechas las importantes luego ya no se hacen tantas. Te centras más en detalles, en perfilar rincones...

      Eliminar
  3. Uy María! que perfilando rincones llevo yo 15 años...
    Paciencia es lo que practicamos, querámoslo o no los jardineros.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día mantenía yo una conversación con mi "Homo Habilis" :) y él, que no es jardinero me decía que yo nunca terminaba de pensar en cosas para hacer en el jardín... Intenté hacerle ver que precisamente eso es la jardinería, una labor que no se termina. En el trayecto está el disfrute. Sembrar, plantar, esperar, disfrutar con los aciertos o aprender con los errores y desplantar, trasladar, quitar, reponer... eso es un jardín vivo. Un jardín en continuo cambio. Quién desea una jardín terminado? jajajja

      Eliminar
  4. Hola, hermana ;)
    El otro día entré en este artículo y comenté... Hoy vengo y resulta que no está; no sé qué pude hacer mal. En fin, lo que dije es que había quedado precioso, y que cada vez que vengo me encuentro con algo nuevo que va completando y perfeccionando lo que ya había. Bueno, puse también que parecéis los de bricomanía y sus briconsejos ;)) Da gusto ver lo bien que os apañáis y lo bien que lo explicas y lo documentas, para que todos podamos verlo. Que lo disfrutéis mucho y siempre tengáis de ir añadiendo algo más... Es verdad que las cosas terminadas no son lo que perseguimos, sino tener la meta siempre al alcance de la vista, pero a cierta distancia, para no dejar de andar. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje :D bricomanía y sus briconsejos ajajjajajaj qué boba!! :) Muchas gracias por lo de bien explicado, hija, ya me sabes lo que casco!! pero bueno, qué bien que saber que se entiende. Imagina que después de los ladrillos que escribo la gente terminara de leer y no se hubiera enterado de nada. Como para cerrar la página del blog y no volver a entrar en él!
      En fin, andar no sé si andamos mucho pero hacer...es un no parar!! jeje Un beso grande, hermana :)

      Eliminar
  5. Era:'tengáis ganas de ir añadiendo algo más', jeje... que me ha quedado un poco raro ;)

    ResponderEliminar
  6. Hola, soy Claudia, tu amiga invisible :)
    Hace días que intento sin éxito publicar un comentario aquí. Ni desde mi cuenta Google, ni como anónimo me lo permite... Espero que esta vez, desde ordenador ajeno aparezca finalmente publicado...
    Qué gran trabajo! Te ha quedado precioso además de ser funcional!
    Me parece de lo más acertada la elección del diseño, no es fácil mantener un único lenguaje en una parcela tan extensa sin caer en la monotonía y vos lo lograste. La horizontalidad de esas vallas y barandas, presente en otros elementos de madera de tu jardín, aporta sensación de continuidad al mismo tiempo que divide/separa creando espacios independientes pero integrados en un todo.
    El mérito es todo tuyo, yo sólo mecho un bocadillo aquí y allá y te agradezco que me permitas hacerlo; me encanta ser partícipe de la evolución y desarrollo de tu jardín, lo disfruto tanto!
    Un beso grande Amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay!! Claudita. Modesta que es ella. Todos saben de tu buen gusto y yo, de cerca, tengo la fortuna de contar siempre con tu acertado consejo. Ya sabes lo que me gusta planificar juntas los rincones de mi jardín. Creo que casi lo sabes de memoria de tanta foto y tantas horas de conversación como mantenemos hablando de los siguientes proyectos. Gracias, amiga mía :) Un abrazo grande y otro para el "elevador" de pollitos desvalidos y aún no voladores jejejeje ;)

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido