miércoles, 23 de marzo de 2016

Reproducción de rosas mediante esquejes en una botella (III)

Hace unas semanas trasladé de lugar este rosal. Se trata de Rosa 'Charles Austin' Un rosal precioso. De tonos amarillentos en primavera y más en la gama de los albaricoques en las rosas de otoño. Me encanta este rosal!! La forma de su flor, los tonos y su aroma. El ejemplar que tengo plantado en mi jardín ha crecido demasiado erecto. Más parece un arbustivo alto que un trepador. La ubicación que le di requería de un trepador y así esperaba que creciera pero no lo ha hecho. Más bien ha empezado a adoptar la forma de un arbustivo alto. Es posible que con el tiempo pudiera conducirse como un trepador pero en todo caso las ramas presentan demasiada rigidez como para conducirlo sobre la barandilla de metal que bordea la terraza delantera de la casa y creo que será mejor cultivarlo con espacio alrededor, sin forzar sus ramas, y permitir que se convierta en un gran arbusto porque le veo toda la pinta de ir camino de eso.
Quise introducir en mi último pedido de rosales a raíz desnuda un ejemplar más para regalárselo a una amiga pero me fue imposible. Busqué en varios viveros y no lo encontré. Ni siquiera lo he visto en el catálogo de David Austin ni en su página. La cuestión es que creo que es una variedad que no es fácil de encontrar ya no quisiera quedarme sin esta variedad si algo le pasara al ejemplar que trasladé de ubicación.
Esta es la razon por la que hoy he puesto esta estaca a enraizar. La rigidez de sus ramas no permiten doblarlas hasta el suelo e intentar un acodo simple así que cualquiera de estos días haré sobre una de ellas un acodo aéreo para asegurarme la reproducción de este rosal.
De momento hoy, que voy con prisas, nos quedamos con el esqueje.
Veamos, este es el sencillo y rápido método que he seguido. Ya sabéis que sistemas para enraizar esquejes de rosal hay muchos y yo creo que más depende de la facilidad que cada variedad tiene para echar raíces que de otra cosa.
 
Digo esto porque hace unos meses puse con mi amiga Maite ocho esquejes (tres de Rosa 'Iceberg' Cl. y cinco de Rosa 'The Fairy') y los ocho al menos de momento han prosperado. Están brotando con fuerza, presentan hojas sanas y salvo algún percance que los estropee pienso que pronto estarán para trasplantarlos a una maceta más grande y que pasen esta temporada protegidos del sol del mediodía y al final del otoño quizás los ponga ya en tierra en su lugar definitivo. Un cien por cien de acierto sin cuidado alguno, sin protección, ni bolsas, ni botellas, ni calor... nada!! Sencillamente una tierra permeable y que retenía la humedad, algo de humus de lombriz y clavar las estacas. A la sombra de una mimosa, eso sí, sin sol alguno.
Estoy probando este sistema porque vamos de cara a que aumenten las temperaturas y quizás mantener con cierto grado de humedad el esqueje facilitará su arraigo. Veamos este sistema qué tal funciona con esta variedad.
Material utilizado:
Dos botellas de refresco vacías y limpias
Tijeras de cocina
Podadora
Hormonas de enraizamiento en polvo
Sustrato esponjoso, con buen drenaje y que retenga la humedad (uno de esquejes vale)
Y la estaca de rosal, claro!! jejeje
Se tarda más en explicar que en hacer jajaja Tan fácil como lo que sigue ha sido el sistema que he usado:
La primera botella (que servirá de contenedor) le he eliminado su tercio superior con unas tijeras.
El plástico de este tipo de envases es a veces muy quebradizo y he preferido no arriesgar clavándole un objeto punzante, así que he puesto a calentar al fuego la punta de un pinchito que tenía viejo.
El calor me ha permitido practicarle sin dificultad alguna tres orificios para que drenara el agua del sustrato.
He llenado la botella casi hasta arriba con sustrato y lo he regado. He esperado a que drenara un poco el agua.
Mientras he eliminado el tercio superior del esqueje y he puesto en su extremo inferior polvos de enraizar eliminado el sobrante.
A continuación con un palito he abierto un orificio de la profundidad que preveía iba a estar el esqueje con la idea de que al penetrar en tierra no dañara sus yemas laterales.
He hundido en el sustrato las tres o cuatro yemas inferiores del esqueje.
Delicadamente he asentado la tierra alrededor del esqueje para cerrar el orificio de entrada.
Acto seguido he cortado la segunda botella eliminando un trozo de la parte inferior. En el lateral he pegado un corte de varios centímetros con las tijeras con la idea de agrandar su perímetro y que luego me sirviera como "tapa" de la otra botella dónde tenía el esqueje plantado.
Esta abertura ha facilitado que pudiera meterla sobre la de abajo quedando el conjunto bien cerrado.
Esta segunda botella recortada me ha servido de tapa de la primera.
La superficie de contacto de ambas botellas, como se ve, es de varios centímetros lo que asegura bastante que no haya fugas de humedad. Yo no he puesto cinta adhesiva alguna para soldar esta unión pero vamos, se podría poner, sí.
El tapón me servirá para destapar de vez en cuando el recipiente y que se ventile si veo que hay excesiva condensación en el interior e incluso, llegado el caso introducir algo de agua en el caso de que  el sustrato se seque en exceso.
Eso es todo. Ahora a esperar a la sombrita un tiempo (con buena luz pero sin sol directo), seguramente si llega a echar raíces se verán a través del plástico y podré saber cuándo tiene las suficientes para retirarle la parte superior e incluso trasladar el esqueje enraizado a un contenedor más adecuado.


5 comentarios:

  1. María, el rosal Charles Austin tambien lo comercializan como Ausfhater. Prueba así. Efectivamente es un gran rosal. Yo lo tengo como arbustivo y de altura alcanza como 120 cm.
    Un bico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este mío alcanza ahora mismo esa medida, lleva dos años en el jardín. Esta primavera será su tercera temporada. Sí que imagino que se hará más alto. No me parece un trepador exactamente pero la cosa es que tampoco me parece un arbusto .... es como largo y estrecho...El tuyo qué forma tiene? Lola

      Eliminar
  2. Sí, ya sé que el nombre de registro es Ausfhater. No lo he visto en ninguno de los viveros con los que trabajo. De todos modos ya se pasó el momento del regalo, ahora simplemente quiero no arriesgarme a perder este rosal por el estrés que le pudiera producir el traslado de lugar este año. De todos modos como digo en el artículo me aseguraré haciéndole un acodo aéreo en el momento que tenga un rato libre y poder hacerlo con tranquilidad.

    ResponderEliminar
  3. Mi Charles Austin tiene un porte más bien erguido, se parece al Queen of Sweden, pero quizás no tan frondoso. Me da la impresión que no alcanzará la anchura de otros rosales arbustivos de Austin, pero no sé si es que el mio se comporta de esta manera porque le place, que los rosales tambien tienen sus caprichos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las rosas son hermosísimas y de aroma delicioso pero el porte...ummm...verdad que el porte no es lo que se dice hermoso? Un tanto tieso, poco ramificado. Sé que es demasiado pronto para hablar del crecimiento definitivo de mi rosal pero , no sé, me da la impresión por las trazas que lleva que no será un arbusto ancho y repleto. Quizás me equivoque. Como bien dices, los rosales también tienen sus caprichos :)

      Eliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido