jueves, 10 de diciembre de 2015

Cydonia oblonga (Membrillero). Cuándo no es hermoso este frutal?

Hoy lucía espléndido mi membrillero. Ya de lejos destacaba todo él bañado en tonos dorados.
 
Este arbolito, tan viejito ya, tan debilitado pero para mí, tan, tan hermoso... me tiene robado el corazón!! Mientras escribo este artículo pienso en la de entradas que le he dedicado ya. Creo que con esta son ya cinco!! En primavera con sus delicadas y tiernas flores, en noviembre con sus preciosos y aromáticos frutos, ahora con los destellos del amarillo sobre sus hojas!!


Chiquito, desgarbado y deformado por las podas salvajes a las que alguien que se hacía llamar "jardinero" le practicó. Creo que este buen señor más bien se debía  haber dedicado a leñador más que a la poda :).  Retorcido, con heridas en su tronco, pero ahí sigue...ahora bañado en oro. 
Hoy estoy triste. Alguien que entiende mucho, muchísimo, de frutales (José-Albacete) al ver las fotografías de su tronco que le he enviado me ha aconsejado "retirarlo" inmediatamente. Hay problema de que contagie a otros árboles. No solo tendré que hacerlo con este si no también con otros dos membrilleros que tengo que jamás dieron un solo fruto y que con toda seguridad están también enfermos pero por los que no siento este cariño tan especial.
Sé que tengo que hacerlo pero...no sé qué tiene este árbol que cuando esta tarde he bajado a verlo sabiendo ya que iba a ser su última temporada en mi jardín y que no volveré a verlo en flor, algo dentro de mí se ha encogido. Qué narices!! Por qué no voy a decirlo? He sentido ganas de llorar :) (Y lo he hecho! )
Llevo dos años viéndolo tan mal que pensaba que cualquier día se moriría. Hace unos meses vi unos brotes que habían salido de sus raíces, junto a un rosal rugosa. 
Pensé.."Qué bonito, antes de morir me deja descendencia" :) Antes de que se vaya tomaré uno de esos brotes y lo cultivaré para tener otro membrillero al que seguramente le tomaré también cariño porque será algo así como cuidar un hijo suyo. El resto de brotes los usaré de patrón para otros frutales.


Bueno, así es la vida...unos mueren para que otros nazcan. Verdad? Vendrán pronto al jardín otros frutales ojalá me hagan sentir algo parecido a lo que mi querido membrillero :) cada vez, y han sido muchas, que me ha regalado flores, fruta y colores...