martes, 8 de diciembre de 2015

Colocación celosías de madera en el huerto para cultivo de frutales en espaldera (1)

No salimos de una cuando ya nos metemos en otra!! Ahora le está tocando el turno a este rincón del huerto dónde me gustaría que crecieran preciosos frutales.
Y digo preciosos porque me parecen bellísimos unos frutales bien podados, conducidos en forma de abanico, de cordón múltiple o en espaldera. Es un trabajo de formación lento que necesita previsión y buen hacer. Espero aprender lo suficiente para que en unos años este rincón de mi huerto sea igual de hermoso que cualquier otro rincón del jardín porque mi concepto de huerto no deja de ser una parte más de él. Lo he dicho en otras partes, detesto los huertos con aspecto desaliñado como si se tratara de espacios que no merecieran el mismo cuidado estético que cualquier otra parte del jardín. Cada uno tiene sus manías. Qué se le va a hacer!!
La "culpa" de todo esto la tiene Jose-Albacete de Infojardín que vive con tanta pasión el cultivo de frutales que lo transmite!! No sé si os he hablado de él. Un tipo genial dispuesto a hacer un favor a cualquiera y a ofrecer su ayuda y su gran sabiduría sobre fruticultura a todo aquel que se lo demande. Él es el que, gentilmente, me va a facilitar las estacas de frutales de estupendas variedades y me hará los injertos sobre patrones enanizantes que impedirá que en unos años mis frutales se conviertan en arboles demasiado grandes para el lugar que yo les he asignado. Muchísimas gracias, Jose-albacete por ese "contagio" de tu pasión, por tu generosidad y por la paciencia que tienes con mis muchas preguntas y con mi incultura "frutera"!! jejeje Un beso gordo!!
Los frutales necesitan sol de ahí que se me ocurriera que unas celosías colocadas a modo de división entre la rampa de acceso del coche desde la calle y el propio huerto sirviera además de para embellecer esta zona que estaba un tanto desolada, también para constituirse en el soporte para cuatro variedades de manzanos y un ciruelo. Las paredes a ambos lados de una de las ventanas del garaje servirán para cultivar sobre ellas otros dos frutales.
Si algo precisa esta forma de cultivo son unos soportes adecuados dónde las ramas de los pequeños frutales según crezcan se puedan ir conduciendo y atando a ellos. Deben ser sólidas ya que aguantarán bastante peso y además teniendo en cuenta que está en una zona bastante abierta del jardín habrá que tener en cuenta que el viento puede ejercer fuerza sobre ellos de modo que la el anclaje es un aspecto muy importante.
Estos montajes con Sketchup pueden dar una idea de cual es el proyecto que tenemos ahora entre manos. Yo creo que puede quedar bastante bien. Eso sí, como siempre, echándole trabajo y más trabajo!! jejejej Esto es un no parar!! Pero qué bien se siente una después, cuando todo está terminado y un nuevo espacio se ha arreglado y dejado bien bonito. Verdad? :)


Este es el punto de partida: una rampa de unos casi nueve metros que presenta una evidente inclinación cosa que dificulta un poco el proyecto. Eso en cuanto a la zona dónde tengo previsión de cultivar los manzano. La celosía en la que probablemente vaya un ciruelo tiene otro problema añadido. 

Está frente al carril sobre el que se sujeta y corre hacia la derecha la puerta de acceso de vehículos así que era obligado ubicar la celosía retirada de esta barra y realizar unos buenos cimientos que ayuden a que esta celosía quede bien consolidada. Se trata de un espacio de unos algo más de dos metros entre el pilar que cierra el portón del coche y el pilar izquierdo de la pequeña puerta de acceso de personas. Un punto que también recibe mucho sol y con amplitud suficiente para cultivar un ciruelo en abanico. Además la colocación de esta celosía tapará también la visibilidad desde la calle, cosa que me apetece mucho por aquello de la intimidad.

Hemos tenido que pensar muy mucho qué tipo de anclaje elegiríamos. La verdad es al ser una superficie inclinada el tema se complicaba bastante. No existen a la venta (que nosotros sepamos) más que pletinas para anclar en superficies horizontales. Podríamos haber situado los postes que sostendrán las celosías por debajo de la rampa, a la altura que será la de plantación pero ello nos habría "comido" un espacio que ya de por sí es bastante exiguo hasta los dos bancales y que dificultaría el paso bastante en el futuro a la hora de hacer tratamientos a los frutales, de cosechar y cuando toque las podas. 
Probablemente el año que viene cuando tenga acondicionar la tierra de esos dos bancales los movamos algo para dar algo de amplitud a este paso que, de momento quedará bastante estrecho. Este año se quedará así y el que viene ...Dios dirá!!
En estas dos imágenes que van a continuación he tratado de resumir el proceso de colocación de las pletinas.
Como se ven hemos utilizado pletinas de base cuadrada adaptadas a las medidas de los postes de madera que irán en ellas (7,5 x 7,5).
Lo primero ha sido practicar los huecos en la rampa para que quepan con holgura y nos permitiera moverlas para nivelarlas bien. Antes, se nos ocurrió que era preferible tapar con cinta de carrocero los agujeros que tenían en la base con la idea de que al colocarlas no penetrara ningún cemento que posteriormente dificultara la colocación de los postes.
Una vez comprobado que cabían con holgura hemos puesto una buena cantidad de cemento inicial.

Tocó a continuación nivelar perfectamente las pletinas antes de que el cemento sobre el que estaban se secara. Por supuesto la nivelación se ha hecho en los dos sentidos.
Tras un ratito para que fraguara un poco el cemento y no se nos movieran las pletinas hemos agregado más cemento hasta casi llenar el hueco. Pensamos que era mejor meter algo de cascote en este último cemento para evitar resquebrajaduras posteriores una vez se secara. Y por último hemos rematado lo mejor que hemos podido el borde de la rampa quedando como se ve bastante hundidas las pletinas lo que las constituye en un anclaje bien sólido. Y ahora a esperar unos días a que secara perfectamente antes de hacer ninguna manipulación que moviera las pletinas y las dejara desniveladas.


Como comentaba arriba, la celosía que sostendrá el ciruelo presentaba otra problemática. 
Para anclar al suelo los dos postes de madera que la sostendrán compramos inicalmente dos pletinas metálicas con punta (de unso 70/80 cm) con la idea de clavarlas en el suelo y que así quedaran sujetos los postes. 
Pero esta solución no fue nada acertada. El suelo del huerto no es el que tenía esta zona antes de comenzar los trabajos de remodelación del jardín. En buena parte está constituído por aportes de tierras de otras partes según hemos ido ajardinando. Esta tierra traída de otras partes del jardín nos ha servido para ir creando "terrazas" que han permitido que este espacio sea aprovechable y no un rincón con tanta inclinación como presentaba la parcela inicialmente.
Este hecho ha provocado que la pletina con punta no entrara a presión. No es un suelo suficientemente compactado como para que una vez colocada quedara perfectamente firme y sin movimiento alguno. Estaba claro que dejar ese anclaje así a la larga nos daría problemas de movimiento de la celosía o lo peor, que el viento llegara a tirarla abajo.

Así que finalmente hemos optado por una solución más costosa y laboriosa pero que ha dado como resultado una buena solidez a las pletinas una vez colocadas.
Hemos practicado unos buenos hoyos para hacer en ellos una cimentación que sirviera de base para colocar dos pletinas en ellos. Una vez retirada la tierra, hemos colocado bien niveladas las dos pletinas con puntas de unos 70/80 cm y hemos rellenado con cascotes y cemento. Eso no hay quién lo mueva!! ajjajaja 


En este punto ya no podíamos avanzar más el proyecto ya que había que esperar a que el cemento se secara perfectamente así que aprovechamos para hacer los hoyos de plantación de los futuros frutales. 
Siempre soy muy generosa en las medidas de estos hoyos. Quizás porque no soy yo quien los tengo que hacer!! jajajja Pero es verdad, unos hoyos bien hondos y bien anchos facilitan la vida a las futuras raíces de las plantas que se pondrán en ellos. Yo creo que mis futuros manzanitos no podrán quejarse, eh!! :).
Como la tierra es bastante mala he decidido eliminar los 15 cm primeros de suelo por si más tarde me apetece plantar entre frutal y frutal alguna aromática que además de embellecer ayudará ahuyentar algún pulgón y otras plagas. 


Y en este punto estamos. Anclajes colocados, hoyos de plantación realizados...
Esta sería la vista desde dentro del huerto:


Esta sería la vista desde la rampa.




Dejaremos para un próximo artículo los avances que vayamos realizando en este proyecto del huerto. Feliz martes, amigos!! ;)
Podéis ver esta zona prácticamente terminada pinchando AQUÍ