miércoles, 30 de septiembre de 2015

Una belleza: Koelreuteria paniculata Laxm.(Jabonero de la China, árbol de los farolillos, árbol del barniz)

Tras muchas cavilaciones la elegida fue Koelreuteria paniculata, una verdadera belleza!! 
Mi jardín trasero tiene una de sus fachadas orientadas al sur, en ella cultivo varios rosales y claro, las rosas se achicharran en verano. Aunque los rosales quieren sol, aquí en la Sierra, veo que prefieren que se les proteja del sol del mediodía, sobretodo algunas variedades de rosales antiguos que tengo en este zona como Rosa 'Louise Odier' o Rosa 'Madame de Sévigé' 


Era preciso sombrear un poco la zona en las horas centrales y para ello contemplé la posibilidad de plantar un árbol a mitad del recorrido de este jardín trasero.
Pedí opiniones sobre el tema en un Grupo de Facebook en el que participo y mis amigos jardineros me hicieron un montón de propuestas.
Les pedí que los árboles propuestos cumplieran una serie de condiciones:
* Que no tuvieran unas raíces invasivas y peligrosas que dañaran estructuras de la casa (por ese camino va la tubería de desagüe de la casa hacia la parte baja de la parcela).
* Que no tuvieran un crecimiento demasiado grande porque no quería que el jardín se me quede umbrío y no pueda cultivar plantas que precisan algo de sol como las que tengo en este lateral del que hablo. Prefería por tanto un árbol con una copa de tamaño que no fuera desmesurado.
* Que fueran árboles que no tendiera a tener varios troncos.  Es decir esos árboles (que por cierto me encantan) que cuesta mantenerlos con un solo tronco porque emiten brotes desde abajo y claro, ocupan bastante de ancho. Se trata de una zona que no es demasiado ancha y que la recorre un camino, de ahí que no puedan invadir mucho espacio en la parte baja para no entorpecer el paso.
* Que no tuvieran una vegetación demasiado espesa para permitir pasar algunos rayos de sol a través de ella y que así proyectara una sombra moteada que no ensombreciera del todo los rosales. No convenía un árbol que produjera una sombra espesa porque hubiera convertido este jardín trasero en una zona excesivamente umbría.
* Que fueran caducifolios para que en invierno el sol pueda seguir bañando este jardín.
* Que otoñara!!! Eso para mí era imprescindible. Ya sabéis que no hay estación que más me guste que el otoño con sus colores maravillosos.
En el inicio del camino que como digo recorre este jardín ya tenía desde hacía poco plantada una Parrotia persica también de un otoñar maravilloso, pensé que quedaría muy bien elegir otro árbol de bonitos colores en estos meses a unos metros de distancia que embellecerían este jardín en esta estación. tendiendo sus finas ramas sobre este espacio aligerándolo de sol pero permitiendo que pasara bastante luz.
Es increíble la de especies que me propusieron. Desde Cornus florida, pasando por Sauce 'Hakuro Kishiki', Rosas de Siria, Cercis siliquastrum, Albizia julibrissim, Prunus, Sorbus aucuparia... Fuimos debatiendo sobre sus ventajas e inconvenientes...en fin, la lista era interminable pero había que seleccionar uno solamente!!
Ya el año pasado Pilar Bueno me había hablado de la bonita floración, fructificación y otoño de Koelreuteria paniculata pero a pesar de haberlo buscado por todos los viveros que frecuento en ninguno de ellos encontré ningún ejemplar. Pero esta vez, viendo fotografías que me inspiraran para decidirme vi algunos Jaboneros de la China con las hojas ya coloreadas y...ufff quedé impresionada! Me pueden las coloraciones otoñales!! Koelreuteria paniculata cumplía, creo, todas las condiciones que yo había puesto. Así que tras mucho pensar me decidí por ella.
Hecha la elección restaba localizar dónde comprarla y finalmente la encontramos dónde hemos comprado los demás árboles, en Viveros Sánchez en Guadalajara. Como os expliqué a mediados de este mes trajeron los árboles del vivero y enseguida acometimos su plantación.
Se trata de un arbolito que puede alcanzar unos 6/8 metros con el tiempo aunque no es de un crecimiento demasiado rápido así que tardará en llegar a tener esas dimensiones. Suele elegirse como árbol en calles con aceras no muy amplias, así que es un árbol que tiene cierto aguante a la falta de nutrientes frecuente en estas plantaciones en las calles y a la sequía.

Es un árbol con varios momentos de interés en el jardín, comienza el primero con la floración a finales de verano con grandes grupos de pequeñas flores amarillas con centro rojizo, estas flores más adelante dará lugar a graciosos farolillos que permanecen durante largo tiempo en las ramas siendo muy decorativos y por último en otoño su follaje plumoso y ligero adquieren unos hermosos tonos amarillos, anaranjados y dorados que convierten al árbol en un claro centro de interés.
Parece ser que requiere que de joven no es conveniente que se vea sometido a fuertes vientos y que no es conveniente regar en exceso. Al contrario, resiste cierto grado de sequedad en el sustrato.

Fotografía de árbol adulto de Koelreuteria paniculata https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Koelreuteria_paniculata_JPG1H.jpg
Fotografía de floración  https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Koelreuteria_paniculata_Prague_2011_1.jpg

Solanum rantonnetii, el Solano de flor azul o Dulcámara perenne

Tengo mala suerte con estas plantas. Llevo años intentado cultivar Solanum rantonnetii (Llamado también Solano de flor azul o Dulcámara perenne). Digo intentar porque hace dos o tres años adquirí un Solanum rantonnetii que planté en el suelo de mi jardín anterior. Quedó tan perjudicado en invierno que lo puse en una maceta para aplicarle cuidados intensivos para ver si era capaz de recuperarlo. Creo que era demasiado pequeño aquel contenedor, la cosa es que lo veía cada vez más feo y cuando nos vinimos reconozco que no fue de las plantas que me traje primero. Lo cierto es que creía que había muerto.

Cómo son las cosas en jardinería que a veces nos sorprenden!! El otoño anterior fui un día a aquel pequeño jardín y para mi alegría comprobé que estaba vivo aún así que me lo traje y lo puse en un contenedor de buena dimensión con un sustrato rico y con buen drenaje.
No me apetece tener demasiadas plantas que tenga que recoger en invierno. Para mí representa un transtorno el trajín que supone llevarlas al garaje, acordarme de regar allí dentro las que precisan de algún riego y volver a sacarlas en primavera. Prefiero optar por plantas que resistan mis heladas. No obstante ser como digo bastante reticente cuando llegó el invierno puse a cubierto este Solanum cultivado en maceta.

En realidad lo que me apetece es tener una Dulcámara en tierra, que se haga bien grande y forme una nube de flores de precioso violeta azulado por entre mis rosales. Es tanto lo que me gustan sus preciosas y brillantes florecitas con centro de llamativo amarillo que el año pasado, de visita en un vivero de la zona, vi un solanum con unos buenos troncos lignificados en la base. Se notaba que era una planta que llevaba ya cierto tiempo allí y me decidí a comprarla en la esperanza de que aguantara mejor las bajas temperaturas de mis inviernos. Me arriesgué a plantarla en tierra sobre un muro orientado al sur dónde recibe la luz solar todo el día pensando que al tener ya ramas de cierto calibre resistiría mejor el invierno.
Este color me encanta combinado con los rosas y magentas oscuros de las rosas que tengo en el mismo muro y combinadas con Rosa 'Falstaff' pensé que quedaría preciosa.
Se trata de un arbusto de crecimiento algo desgarbado que puede guiarse como trepadora o como mata más redondeada mediante poda. Incluso se pueden formar unoss preciosos arbolitos de uno o varios troncos trenzados y con una copa redonda cuajada de flores.
Perdió las hojas en invierno como es lógico y me tomé la presencia de aquellos "palos" secos y de crecimiento poco armoniioso como el precio a pagar por tener su preciosa floración en verano/otoño si tenía la suerte de que no se muriera en invierno.
Durante el invierno algunas de sus ramas se secaron pero no quise hacer una poda limpieza hasta que viniera el buen tiempo. Tardó bastante en brotar y aún después de volverse a cubrir de hojas fue también bastante el tiempo que ha tardado en dar flor. Hasta finales de verano no se han abierto los primeros capullos así que veo que en efecto, aunque mis heladas no han llegado a poder con ella, sí la dejan muy perjudicada y la planta no logra reponerse hasta bien entrada la primavera con lo que en mi clima la floración se reduce al otoño no como en otras zonas más suaves que pueden disfrutar de Solanum rantonnetii en flor también en verano.
La otra la cultivé en contenedor y la puse a cubierto en el garaje tan pronto como vinieron los fríos. Desde que la saqué al exterior he tratado de, mediante poda, formarla en forma de columna y claro, como los recortes han sido frecuentes no puedo decir con seguridad si hubiera florecido desde más temprano en le caso de que no hubiera practicado poda alguna. Por cierto, debe haber diferentes tonalidades de esta planta porque la del contenedor es mucho más violeta que la que está en tierra que vira más a un malva intenso.
Ninguna de las dos ha presentado un crecimiento que pueda decirse rápido. Puede que el estres de plantación en un caso y los pinzamientos a los que he sometido a la otra haya influido en ello.
No es una planta de dificil cultivo si no es por las heladas del invierno de la Sierra de Madrid. No es exigente tampoco en lo que hace a su suelo salvo en que no resiste que esté anegado. Con un buen abono y aporte de algo de materia prima para enriquecer el medio dónde se cultive hay suficiente.
Eso sí, no puede faltarle el agua durante la primavera y el verano y solo será ya en otoño cuando nos podamos descuidar en este entido.

Aguanta cualquier poda, preferiblemente en primavera y como digo, se puede conducir como trepadora pero Solanum ratonnetii no es una trepadora dúctil con ramas largas fáciles de guiar como Solanum jasminoide. Del suelo parte largas ramas que al poco se hacen bastante rígidas y su crecimiento en global es bastante desgarbado y no es fácil llegar a guiarlas "pegaditas" al muro al estilo de otras trepadoras.
En lo que sí es exigente es en la orientación en la que debemos cultivarla. Solo florece profusamente cuando recibe muchas horas de sol así que un muro orientado al sur es su lugar predilecto.