martes, 8 de septiembre de 2015

Mis Sinforinas se llenan de pequeñas drupas para "mis" pájaros!! (Symphoricarpos x doorenbosii `White Hedge´y ´Mother off Pearl´)

Me encanta encontrar sorpresas en mi jardín!! Seguro que os ha pasado. De repente paseas por un rincón y como si de arte de magia se tratara aparece un arbusto con flor o unos frutos maravillosos sin que te hubieras percatado hasta entonces. Simplemente es que llevamos unos día sin mirarlos y en estos días les ha dado tiempo de formar frutos y flores y sorprendernos con ellos :)  
Esto mismo me ha pasado hoy. He llegado a casa y tras zafarme de los empujones amorosos de mi lindo perro he logrado convencerlo para que dejara de jugar conmigo y me acompañara en una ronda al jardín. Suelo hacerla antes de comer...No es la hora en que está más bonito. Eso seguro!! La luz es demasiado blanca, demasiado estridente, demasiado contraste. Quema los colores tornándolos excesivamente claros y haciendo que pierdan los matices dorados, ricos y pomposos del atardecer o los fríos azulados de la primera hora de la mañana!! 
Pero no importa, estas horas del día aumentan otros aspectos del jardín. Por ejemplo, los aromas. Os habéis fijado cómo huelen algunas plantas cuando inciden los rayos del sol sobre ellas? Algunas gramíneas ya secas huelen delicioso!! Incluso la tierra caliente emana un aroma tenue y agradable. También los aromas que se desprenden al pasear por los jardines cambian según la hora del día :) jejeje Y es que un jardín es un mundo cambiante. Cambia con las estaciones, cambia con las horas del día, cambia con la temperatura, con la lluvia y con el viento... quizás también cambian nuestros estado de ánimo y hasta los ojos con los que los miramos y somos más o menos capaces de percibir su riqueza y de admirar la belleza de la que están preñados..
Bajando hacia el huerto los he visto de lejos, centelleando!! Me he acercado despacito para no delatar mi presencia y no ahuyentar a los pájaros que había en la zona. Pero ha sido imposible, Iker como un caballo al galope se ha ido a la zona como él hace todo, como un bruto, que es lo que es!! 


Los pobres pájaros les ha faltado tiempo para pirarse. Claro!! De cerca ya, me han parecido absolutamente bonitos!! Redonditos, blancos...preciosos!! Como perlas :) No he podido resistirme a tocarlos. Suaves, con un tacto algo algodonoso. Por cierto, por dentro son pulposos :) Los Symphoricarpos doorenbosii son conocido con nombres comunes tan bonitos como Sinforinas (Preciosa palabra. Verdad? ) y Lágrimas de la Virgen.
Se trata de un arbusto algo "pasado de moda". Hace años se cultivaba en los jardines con más frecuencia. Pero ya sabéis que en esto de la jardinería, como en casi todo, desgraciadamente algunos ejemplares caen en desgracia y la gente comienza a perder interés en cultivarlos. Me ha costado encontrarlos. Incluso comenté la posibilidad de encargarlos en viveros de tan gran prestigio como Los Peñotes y me resultó imposible. Por lo visto la gente no los demanda!! Creo que es un error y que deberíamos conservar y cultivar en nuestros jardines aquellas plantas que han demostrado dar buenos resultados en casi todos los climas.
Tengo tres matas de Symhoricarpos doorenbosii en el jardín, dos de la variedad ´Mother off Pearl´ que fructifican en un tono rosa nacarado y una de esta que os muestro, ¨White Hedge´, que lo hace como veis en forma de preciosas drupas blancas.
Pueden alcanzar perfectamente el metro y medio de altura. Resistentes a las bajas temperaturas, al menos a las heladas de esta parte de la Sierra. Puede cultivarse en terrenos algo secos y pobres aunque agradece los riegos. No precisa gran cantidad de materia orgánica en el suelo y tampoco son exigentes en cuanto a la acidez del sustrato. Crecen mejor en zonas de semisombra. De hecho el año pasado cambie uno de ellos de lugar porque vi que se achicharraba a pleno sol. Eso sí, precisan algunas horas de luz solar para fructificar adecuadamente. En definitiva, se trata de un arbusto poco exigente. 
Brotan en forma de ramas largas desde el suelo, con hojas alternas de un verde oscuro en el haz y en tonos azulados en el envés. Fijaos en las hojas!! No todas tienen la misma forma en sus bordes. Las hay enteras, con dos lóbulos y las hay incluso con tres!! Curioso. No?
Son arbustos que durante la primavera no destacan demasiado, pero ay!! Llega el verano y florece en grupos densos en las axilas foliares con diminutas florecitas rosas y cuando está próximo  el otoño despliegan su belleza con estas preciosas bolitas que permanecen largo tiempo colgando de las ramas incluso tras la caída de las hojas. 

Sabed que los frutos no son comestibles para las personas pero a los pájaros les resultan deliciosos!! Espero que los muchos pájaros y entre ellos los Rabilargos que visitan mi jardín me dejen disfrutar de algunos frutos durante el invierno jejej pero si deciden no darme el capricho me daré yo uno a su costa: mirarlos!! Vienen en grupos y se posan sobre mis arriates cubiertos de acolchados dónde por lo que se ve encuentran abundante comida. Algún día lograré captarlos con mi cámara. De momento solo puedo describirlos (y disfrutarlos, claro ;)  )
Me he quedado escondida mirando un rato hasta que han vuelto a llegar los pájaros que se asustaron con mi llegada y he disfrutado viendo como revoloteaban por la zona y picoteaban alguna rama de estos preciosos arbustos. Es curioso porque los pájaros suelen verse atraídos mucho más por aquellos frutos de tonos rojos y oscuros como Pyracanthas, majuelos, endrinos...Definitivamente me gusta este arbusto. Quiero pensar que algunos de los pájaros que tornarán a África a pasar el invierno se llevaran de mi jardín parte de la energía para su largo viaje ;)