martes, 30 de junio de 2015

Qué tenemos en la huerta ahora?

No hace demasiado que puse en tierra los planteles de las hortalizas que se cultivan en verano y se recolectan al final de la estación así que de momento no estoy cosechando gran cosa salvo unas tiernas y deliciosas lechugas. Cómo crecen! Las planté hace nada y ya pueden empezar a cogerse las hojas de fuera e ir haciendo ricas ensaladas.
Una lástima que todavía no estén maduros los tomatitos cherry que cuelgan de las dos matas que me regaló una amiga. Qué bonitos son, así en manojitos!! Esta temporada, como es la primera, he querido probar algunas variedades de tomates como el rosa y el de pera, a ver qué tal se dan. Los cherry parecen los más adelantados pero el resto de matas está lleno de florecitas de amarillo brillante.




En los bancales, en ciernes todavía hay pimientos del piquillo, aún verdes y los pepinos parece que están retrasados, de momento solo están apareciendo sus flores, también amarillas y apenas hay formado alguno.

El plantón de calabaza que planté hace nada ya se ha convertido en una bonita mata con un par de calabazas, una de ellas del tamaño de una mandarina.

Las berenjenas, con sus bonitas flores, no pueden negar que pertenecen a la familia de las solanáceas. Esas flores recuerdan tanto a las del Solanum ornamental!! Me hacen gracia estas berenjenas blancas por lo raras.




Ya fuera de los bancales pero también en el huerto los arbustos de baya no serán muy productivos este año porque este tipo de frutal fructifica en la madera del año anterior y claro, están recién plantados así que este año se están dedicando a sacar los brotes que el año que viene fructificarán. A pesar de ello, grosellas, frambuesas y moras me han dado unas cuantas frutillas, un puñadito, pero al menos para saber qué cual es su sabor.
No había probado nunca la uva espina (Ribes crispa 'Hinnonmaki Grun') y me ha sorprendido mucho su sabor, menos ácido del que esperaba.

Tras ellas, en el murete que no recibe sol apenas, unas macetitas a la espera de que enraícen. Son regalo de Bemi (del Blog “El jardín de Bemi”) y las estoy cuidado con verdadero mimo ya que sería un disgusto para mí perder unas plantas que tenía tantas ganas de tener y que gracias a su generosidad dispongo ahora de ellas.
Las nepetas aunque en los primeros días temí por ellas parece que se están recuperando poco a poco y Rosa ‘Perle d´Or’ está dando claros síntomas de que se recupera del transporte con sus brotes nuevos. También parece que van a tirar adelante el par de Beschorneria yuccoides que me envió.



El otro día vi en un vivero una macetita de Physalis (Alquequenjes, Aguaymanto o tomatillo, que por todos estos nombres se conoce esta planta) y para aquí me la traje. Ya cuelgan de sus ramas algunos farolillos que me parecen una monería.

Y poco más, salvo los capullos de Rosa ‘Laguna’ (de Kordess) un trepador cuya primera floración apenas pude disfrutar por la ola de calor que tuvimos en primavera. Esperemos que pueda hacerlo de esta segunda. Espero que sus ramas cubran la fachada sur del garaje y las rosas acompañen a menudo a las hortalizas que crecen en los bancales a sus pies.




Un corto paseo por el jardín ahora que se va el sol?

El día ha sido sofocante. El calor es inaguantable, incluso a estas horas en que ya se pone el sol. Pero hay que salir y comprobar como están las plantas y regar!!. Casi falta el aire y el que se respira es espeso. 
Sacamos fuerzas para salir fuera con la cámara. El esfuerzo se compensa por ese naranja de la luz que todo lo tiñe. Dorado, el jardín está dorado!! Ni una hoja se mueve... el sol implacable ha recalentado el aire que casi pesa sobre nosotros. A pesar de todo está hermoso...