domingo, 7 de junio de 2015

Raíces invasivas de Ulmus pumila (Olmo de Siberia)!! Toda una joya...

Tengo un par de Olmo siberiano (Ulmus pumila) ya de buen tamaño. Nadie los plantó, brotaron solos de las raíces someras que echan estos árboles a decenas de metros de la planta madre. Los dos son hijos de uno que hay en la parcela de al lado, a unos 25/30 metros. Viendo como se las gastan estos árboles y la capacidad que tienen para extenderse, no me extraña que no necesiten que nadie los plantes, ellos se las apañan estupendamente.
Buscan el agua y la detectan, vamos que si la detectan!! De repente ves brotar un manojo de ramitas y reconoces fácilmente las hojas, cuando ocurre eso ya puedes ir a por un pico y que no sea de los pequeños!! Es su modo de extenderse a metros y metros de la planta madre. Veo estos brotes de hojas en el suelo a distancias increíbles de dónde están los dos olmos padres...Procuro no dejar uno vivo!! jajaja
Hacen raíces hacia toda planta que ven que hay agua y allí ponen el extremo del que salen raicillas que les sirven para tomar la humedad. Notas como la pobre planta que tiene "en suerte" la compañía de estas raíces, no prospera, cada día va a menos. Normal, todo el agua se la beben los olmos...
A veces tienes suerte como en este caso en que solo es un "cogollito" en medio del camino...dos golpes de pico y tirando con fuerza con ambas manos, están tan someras, que he logrado extraer todo esto...Qué os parece?
Si las dejas sin extraer en pocos meses tienes un mini árbol además de haberse cargado la planta al lado de la que brotan y de ese mini árbol salen a su vez más raíces alrededor. Vamos, una joya!!
Entre estas raíces invasivas y las de las mimosas, estoy apañada! :)

En el jardín también hay crueldad...

No sé si el título de este artículo es cierto. Probablemente no. Quizás simplemente es que aplicamos a la Naturaleza  nuestros parámetros de emociones y sentimientos humanos. Inevitable por otra parte. Claro!! Seguramente las cosas en el jardín y en la Naturaleza en general deben de producirse así, no lo cuestiono pero no puedo evitar la sensación de crueldad al ver las tenazas de esa hormiga que parece Sansón y que es capaz de superar los doce trabajos de Hércules!! A veces tenemos la tendencia a imaginar las relaciones de la vida animal como un mundo bucólico...y no, no siempre es tan bucólico. Impera la Ley del más fuertes y el instinto de supervivencia es la regla de oro!! La vida establece sus propias reglas en la naturaleza y no debiéramos intervenir. Pero ayer se intervino y no en favor de la hormiga. Mal hecho? Seguramente :) pero uno no puede y no quiere dejar de ser humano. Sabiendo que en cuanto te des la vuelta o incluso a tus espaldas otra hormiga u otro ser vivo atacará con la misma saña a otro animal y sabes que ni puedes ni quieres actuar porque entonces deja de ser lo que es...un espacio vivo con sus propias reglas que nada tienen de humanas (afortunadamente)  :)
Perdón por la calidad del vídeo!! :)


La luz dorada del atardecer en el jardín

Qué cambiantes son los jardines. Cambian con las estaciones, con los días e incluso con las horas. La luz de la mañana es azul y lo baña todo de una agradable frescura. La del final del día es tan distinta!!
Son las dos luces que más me gustan, las del inicio del todo y las de la puesta del sol. 
Cuando va terminando su recorrido en el cielo y apenas queda una hora y pico para su puesta...me encanta salir a ver el jardín y ver como se pone "dorado", los tonos se hacen cálidos y los colores brillan y se intensifican pero de forma suave, sin las estridencias del mediodía. Es una luz preciosa para las fotografías. Ojalá supiera tomarlas más hermosas. Cuánto envidio a la gente que sabe hacer buenas fotografías!!
El jardín entra a esas horas en un momento tranquilo, a salvo ya del achicharrante sol de hace unas horas. Paseo por él y cruzo espacios de sombras y entre sombra y sombra ya no siento el golpe de espacios ardientes a mediodía. Las sombras se alargan y vierten su frescura sobre zonas cada vez más amplias.
El jardín comienza a perder temperatura y las plantas parecen decir "Por fin!! algo de fresco!!". El aire fresco del atardecer prepara el jardín para dormir y reponerse del sol implacable que lleva todo el día cayendo sobre él. 
Dejé sin riego las vivaces porque no quiero renunciar a la manguera y al paseo que permite esa revisión de cerca percibiendo el estado y las necesidades de cada planta. No quiero perderme ese vínculo que se establece con tu jardín cuando no hay día que dejes de verter tu mirada atenta sobre él y te/le permites que te hable de sus necesidades. Porque cuando dejas de mirarlo dejas de comunicarte. Eso creo. No es buena la ausencia demasiado prolongada de la mirada!!
A esta hora, me acompaño en el paseo del chorro de la manguera sin demasiada presión, para que caiga sin dañar la tierra sobre los alcorques. Qué buena sensación tengo cuando reparto ese agua entre la tierra que parece reclamarla a voces tras este día abrasador!! Cuántas sensualidad hay en el jardín. todos los sentidos interviene!! Para el oído  el sonido delicioso del agua caer y el roce de las ramas y hojas de los árboles; para la piel las gotas frescas que salpican mis antebrazos; para mis ojos...para mis ojos ellas!! Mis plantas!! :) y el aroma que desprenden algunas al ser mojadas!! Cómo me gusta pellizcar a mi paso alguna hojita de la menta piperita!! 
Y mientras, el sol le/me (al jardín y  a mí) da una tregua para la recuperación. Mañana volverá implacable y comenzará de azul hasta recargarse y cuando esté en lo más alto bañará el jardín de una luz lechosa. De una luz cegadora y blanquecina que amortece los colores y los mata y que a mí no me produce ninguna de las plácidas sensaciones del alba o del atardecer. Cada uno tiene sus gustos!! :)