jueves, 21 de mayo de 2015

Sorbaria sorbifolia 'Sem' o Falsa spiraea en otro de sus preciosos momentos

Sorbaria sorbifolia 'Sem' me parece un arbusto con tantos momentos deliciosos!! Cuando brota hacia final de febrero muestra unos brotes de color tan intenso!! Continúa luego sacando varas desde el suelo llenas de hojas con muchísima gama de verdes. Todos divinos!! Desde los verdes amarillentos hasta verdes mucho más oscuros y fríos pero también tiene rojos!! Y qué rojos en sus hojas nuevas!! Ahora es un momento muy bonito de esta planta. 
El arbusto en su conjunto a pesar de que tienen bastante follaje no resulta compacta. Todo lo contrario, da sensación de movimiento y resulta deliciosa cuando una suave brisa la mece..


Todo en esta llamada Falsa spirea  es bonito, el dibujo casi de filigrana del borde de sus hojas dentadas doblemente, sus flores en verano, sus colores otoñales...

 Ya están formándose los brotes florales de los que se formarán las panículas que abrirán en julio.

Sorbaria sorbifolia 'Sem' es un cultivar más compacto y de menor tamaño y que puede rondar según el vivero dónde la compré el metro y pico de alto por casi dos de ancho. Creo que tiene bastante facilidad para emitir brotes basales que permiten que la planta vaya extendiéndose. El año pasado, recién plantada, aún no tenía la robustez que tiene ahora en sus tallos a pesar de ello son tremendamente flexibles y permiten un gran movimiento del arbustos en conjunto.



Cultivo dos en mi jardín con insolación distinta. Ésta que muestro en las fotografías es la que recibe sol prácticamente todo el día y sí, hay diferencia con la otra que está mucho más en semisombra.
La que recibe menos sol no tiene la intensidad y variedad de tonos que ésta. Pero para compensar, cuando llegan los calores no se achicharran sus hojas como le ocurre a la otra. Espero que esta temporada, las ramas del Amelanchier Lamarckii a cuyos pies crece le puedan proteger un poco.


Con ambas me ando con cuidado con el riego procurando que no le falte. Ya el año que viene iré recortando la cantidad de agua para que vaya buscándose un poco la vida por su cuenta pero de momento prefiero que arraigue bien, que forme un buen cepellón con raíces fuertes que luego le permita resistir más sequía. Tengo la impresión de que es una planta bastante resistente a la que únicamente le molesta el sol excesivo del mediodía. Sin problema alguno de resistencia a las temperaturas invernales de mi jardín y tal como se está poniendo de bonita parece que el suelo dónde ahonda sus raíces no le disgusta nada!! :)


No sé por qué plantas tan hermosas y con tan buenos resultados resultan tan difíciles de encontrar a veces en España. Estuve tiempo buscándola aquí sin lograr dar con ella y ya casi estaba a punto de hacer un pedido a través de la web de un vivero inglés cuando de casualidad vi dos ejemplares en un vivero de Madrid en el que suelo adquirir la mayoría de mis plantas. 
Quizás nos pasa que nos cuesta introducir en nuestros jardines las plantas que no conocemos. Yo creo que es un error. Arbustos como éste sin dificultad ninguna de cultivo y con tan largo tiempo de interés merece la pena que los tengamos mucho más en cuenta.

El Philadelphus (Celindo) salvado por la campana!!

En pleno verano del año pasado me lancé a hacerle una poda de renovación a este Philadelphus. Ya es riesgo atreverme a tratar de rejuvenecerlo con el calor que hacía!!! Pero fue un momento en que tenía que preparar la zona del seto dónde estaba ubicado y decidí tirar por el camino de en medio. 

Como contaba en el artículo que en su día colgué cuando le practiqué esta poda brutal, es un arbusto reviejo y que prácticamente no sacaba ramas nuevas. Estaban totalmente lignificadas así que era preciso renovarlo. incluso pensé desprenderme de él pero al final creo que tomé una buena decisión no eliminándolo. 


Me gustaba el hecho de que tenga esos pocos troncos altos y despejados que permite plantar debajo de él brotando todas sus ramas en lo alto y dejando, al haber espacio alrededor, que éstas se curven adoptando una forma que cuando llega mayo permite lucir sus ramas cuajadas de flores. A pesar de lo viejo que era el año pasado no floreció mal:

Pero sí, estaba feucho en su estructura y sobretodo,  era cuestión de tiempo perder este arbusto si no hacía algo.

Mucho mejor ahora: Llenito de ramas nuevas!!

En muchos celindos todas sus ramas brotan desde el suelo formando una gran masa el arbusto. No es una planta que me entusiasme cuando no está en flor de manera que me parece que ocupa demasiado lugar para el poco tiempo que yo lo disfruto.
Precisamente porque todas las ramas brotan desde lo alto, y por tanto forma una especie de arbolito, es lo que me hizo intentar renovarlo y así no renunciar a él.

Y si, he tenido suerte. Y digo que he tenido suerte porque finales de junio está claro que no era el momento adecuado para hacer estas podas. Tenia que haberme esperado a que estuviera en un momento de savia parada.

Al inicio de la primavera empezó a brotar tímidamente y bien pensé que me quedaba sin él si venía un helada fuerte. Pero no, de pronto a empezado a sacar un montón de nuevas, fuertes y largas ramas en lo alto. Este año, lógicamente solo han florecido las que están abajo que son las que tienen la madera madura. Philadelphus florece sobre las ramas del año anterior y es conveniente, tras la floración ir eliminando algunas de ellas para fomentar que salgan nuevas y vigorosas ramas que durante el verano y otoño madurará su madera y en la siguiente primavera se cuajarán de flores. De esta forma el arbusto se va manteniendo rejuvenecido.

Ahora tiene un montón de ramas nuevas que han brotado estos días. El año que viene estoy segura que será un espectáculo verlo en flor.
Creo que incluso no lo voy a cambiar de lugar como pensé la temporada anterior. Lo que sí haré es intentar sacar los retoños y trasladarlos a otro lugar. Puede que tenga la suerte de que tenga el mismo tipo de crecimiento que la planta madre. Así que tendré dos por el precio de uno!! Estoy contenta. Mi viejo celindo me acompañará al menos unos añitos más!! :)


Prunus lusitanica (Loro, Laurel de Portugal o Azarero)

Con tanto rosal no le da tiempo a una de colgar los artículos sobre las plantas que van floreciendo a la vez en el jardín. Estos días de atrás así de verde y bonito estaba el Prunus lusitanica llamado comúnmente como Loro, Laurel de Portugal o Azarero según las zonas.
Un arbusto perennifolio que por lo que veo no es demasiado apreciado ni usado en muchos jardines, quizás porque hay quienes lo consideran "demasiado vulgar" pero yo lo encuentro precioso y sobretodo de un aroma delicioso su bonita floración. 
Quizás no es para jardines dónde las heladas sean muy profundas y prolongadas. He leído que aguanta heladas de hasta 7 bajo cero pero creo que este invierno en mi jardín ha llegado a bajar el termómetro pos debajo de esa cifra en momentos muy puntuales. Las heladas de mi zona desde luego las aguanta perfectamente


Requiere un suelo con bastante materia orgánica y muy bien drenado. No es de su agrado demasiada sequía en él por eso lo ubiqué en el jardín trasero que es la zona más "atendida" en este sentido. 
Me gusta lo jugoso de sus hojas y su madera oscura, agrisada y lisa en contraste con el verde brillante de la vegetación. He pensado que mi Prunus lusitanica pudiera ser en realidad Prunus lusitanica 'Angustifolia' por lo estrecho de sus hojas y por ese posicionamiento que las mantiene como entreabiertas. No lo sé con seguridad. Cuando lo compré la etiqueta solo decía Prunus lusitanica. Esta variedad es algo más pequeña que la especie tipo. 
Si es de esta variedad se trata de un arbusto que con el tiempo puede convertirse en pequeño árbol que puede alcanzar los 4 o 5 metros de alto. La especie tipo puede alcanzar aún más tamaño.
Al inicio de la primavera le hice una buena poda dejando el centro bien despejado. Estaba demasiado tupido, con tantas ramas que era difícil que el aire circulara. Prunus lusitanica aguanta perfectamente la poda de formación.
A comienzos de mayo empiezan a formarse sus largas y estrechas espigas florales formadas por flores de cinco pétalos (es una rosácea) que tienen unos curiosos estambres unidos entre sí formando una especie de corona sobre los propios pétalos y alrededor del pistilo bordeado de una franja de amarillo anaranjado. 
Me gustan sobretodo cuando aún no están todas las flores abiertas y parte de sus preciosos capullos absolutamente redondos permanecen cerrados!!
Las flores posteriormente dan lugar a drupas de color púrpura inicialmente para luego tornarse oscuras, casi negras. Qué bonitas y qué perfumadas flores tiene este Prunus!! Es una delicia recorrer el camino desde casa a la casita de madera y pasar a su lado y notar sin acercarte el aroma que viene  de ellas :)