lunes, 11 de mayo de 2015

Rosa 'Falstaff ® ™ (Ausverse) David Austin Roses

Hoy quiero compartir con vosotras uno de los rosales más hermosos que cultivo en mi jardín, se trata de un rosal inglés que puede cultivarse tanto como arbustivo como en forma de trepador, es 'Falstaff', una creación de David Austin en 1999 registrada bajo el nombre de AUSverse.
Qué derroche de belleza tiene esta rosa!! Exuberante como pocas!! Tengo muchas esperanzas de que este rosal se convierta en un gran rosal a pesar de que su historia conmigo no comenzó lo que se dice con buen pie.
Muchas de las plantas que cultivamos en nuestros jardines tienen una historia junto a nosotros. No os pasa? Hoy quiero compartir la mía con este rosal. Otro de "mis amores" :)
A finales de junio de 2013 hicimos un viaje precioso para visitar el Garden Center y los jardines de David Austin en Albrighton (Inglaterra). 
Había visto muchísimas imágenes de Falstaff en libros y en Internet y ya tenía las "mariposas" en el estómago que se tienen cuando una está enamorada ajajja Es literalmente verdad, yo me enamoro de algunos rosales :) !!! y de Falstaff me enamoré a distancia, como se enamora ahora la gente a veces, por Internet :) Jamás lo había visto nunca de cerca ni sabía de ningún amigo que lo cultivara pero me tenía absorta!!
Lo había buscado en los viveros que suelo visitar pero no lo encontré así que estaba decidida a traerme de Inglaterra mi "Falsaff". Como desaprovechar la ocasión de tener en mi jardín un rosal que yo soñaba tan hermoso!! Pero lo que son las cosas, tras la comida de aquel primer día de visita a este vivero,  mientras fumaba tranquilamente un cigarrillo paseando por los alrededores del salón de té, me fijé en una de sus bonitas fachadas. La fachada era preciosa pero el rosal que tenía delante dejaba mucho que desear "Qué rosal tan descuidado" me dije. No lo reconocí en un primer momento. Me acerqué y vi la etiqueta negra clavada a sus pies: "Falstaff"!!! Ponía "Falstaff" Oh!! 
El alma se me cayó a los pies. Tanto tiempo soñando con aquel rosal y allí estaba mi enamorado ajajjaja Me pasó como cuando uno se desenamora, que la barriguita del chico se convierte en una gran panza y el lunar simpático en una verruga ajajjaja Qué decepción!! Así que así era Falstaff? 
La cosa es que debo ser algo empecinada porque me quedé allí un buen rato tratando de fijarme bien en las rosas, poco más de una docena, que salpicaban sus ramas y tuve la oportunidad de aspirar su aroma...ummm!! La fragancia no me decepcionó en absoluto y ..la verdad, las pocas rosas que no estaban ajadas eran tan bonitas!! Tan oscuras!! Tan grandes, tan llenas... Como a mí me gustan!! Repolludas...
Reconozco que soy bastante empecinada, sí, tenía que comprobar cómo eran los rosales que tenían a la venta de esta variedad  así que fui a la zona de la tienda y me encaminé a la mesa 5 dónde estaban los Falstaff. No hace falta decir que removí, con cuidado, pero removí todos los Falstaff que había en la mesa varias veces hasta dar con el que me pareció más saludable y fuerte. ajajjaj Cómo somos los aficionados a las rosas. Verdad? :)
El que elegí tenía varias ramas larguitas ya, estaba totalmente sano y con brotes que parecían fuertes. Pensé que si no me gustaban los que veía en los jardines siempre estaría a tiempo de retirarlo del pedido. A pesar de no haber visto aún ningún Falstaff en los jardines dónde pudiera comprobar como era aquel rosal en condiciones de cultivo adecuados me decidí a incluirlo en mi pedido junto a un Mme. Isaac Pereire y un precioso Munstead Wood  sobre el que en unos días escribiré un artículo. 
Empezaron a disiparse mis dudas al ver las rosas que colgaban de los pequeños rosales en contenedor que había en aquella mesa. No me decepcionaron, eran como yo había imaginado y su aroma igual, como el trepador del salón de té. Magnífico! 
No lo pensé más, atribuí el estado lamentable del rosal a un descuido porque todo estaba tan absolutamente cuidado en aquel entorno que aquel Falstaff era como una mancha de aceite entre la limpieza absoluta. Estaba segura de que cuando viera algún ejemplar ya crecido con las raíces en tierra en los jardines de David Austin volvería a retomar mi enamoramiento por Falstaff. Y así fue!! Tras un corto periodo de desinflarme como un globo retomé mi entusiasmo por él al verlo sobre pérgolas y también formando preciosos arbustos. Todos los que vi allí me parecieron rosales hermosísimos!! Qué se le va a hacer, en todos los amores hay sus momentos de crisis. No? jejejje
Pero nuestra historia no ha sido fácil nunca hasta ahora que parece que estamos llegando a tener una buena sintonía. Es lo que tienen las parejas, que hay que darles algo de tiempo para que se asienten ;)
A primeros de julio de 2013 llegó a casa junto a un Munstead Wood y un Mme. Isaac Pererire.  Los tres formaban mi pedido. Faltaff tenía ya casi más capullos por abrir que el rosal que vi allí en Albrigthon!! Llegó perfecto!! 
No dejé pasar ni un día para plantarlo en tierra. Como hago siempre, en hoyos bien generosos de tamaño y sin escatimar a la hora de preparar el sustrato. Merece la pena comenzar bien con los rosales!!
Pero fue abrir aquella docena de capullos y quedó estancado. Aquel verano se dedicó a echar raíces, imagino, porque rosas creo que no dio ninguna más. Probablemente no tenía luz suficiente o puede que sea un rosal que precisa su tiempo para echar a andar.  Sí lo recuerdo allí agazapado entre otros rosales más grandes un poco como impresionado por los veteranos ajajjaja
En la primavera del año pasado ya no estuve en el otro jardín para cuidarlo. Riego y poco más fue con lo que contó. Ya comenzado junio y tras la floración, con todo el calorazo del verano, me lo traje aquí y teniendo en cuenta que éste era el aspecto que el pobre presentaba a mediados de julio de 2014 tras empezar a recuperarse del traumático trasplante y viendo el crecimiento que ha tenido...está claro que Falstaff puede llegar a ser un gran rosal!! Va camino de ello :)
Así que esta es su primera primavera conmigo en realidad.  No está mal el cambio. Eh!! :)


Desde el otoño pasado empezó a echar unas ramas tremendamente fuertes, rectas desde el suelo. Está claro que mi Falstaff tiene ganas de trepar. Y yo dejaré que lo haga. Creo que voy a conducirlo sobre la hiedra que cubre la valla de separación con la parcela contigua y que recorre todo el jardín trasero de la casa. 
En cuanto a su crecimiento diré que ha brotado demasiado. Está demasiado denso, demasiado apretado. Cuando termine la floración lo limpiaré un poco. Eliminaré algunos tallos desde el suelo para despejar su base y permitir que circule el aire.


Creo que este exceso de vegetación ha ayudado a que coja un poco de oídio. Bueno, este hecho y mi decisión de no aplicar química en le jardín de momento al menos. Quiero ver qué evolución va teniendo el jardín sin estas aplicaciones. Es cuestión de que aguante este primer año. Se hace difícil, lo reconozco. Ver algunos rosales con algo de pulgón o de oídio y ser firme en la decisión de no aplicar nada que se salga del típico purín de ortigas, agua con jabón potásico o leche con agua...Pero hay que hacerlo!! Estoy convencida de que mi jardín él solo se regulará con ayuda de la fauna que vive en él si yo no lo desequilibro aplicando química. Quiero pensar eso. Así que estoy muy contenta de momento con los resultados. Sí, puede que tenga un poquito de oídio en algunos capullos que se ha extendido algo más en los dos días de lluvia anteriores a estas fotografías pero acaso no sigue siendo hermoso? :) No me importa que no sea perfecto!!

Hojas nuevas bordeadas de un tono cobre muy, muy bonito. Por cierto, es curioso pero los folíolos recién brotados se disponen bastante verticalmente no en horizontal como es lo habitual. Luego la vegetación se torna más oscura y de color verde más frío, más azulado.
Los  aguijones no son muy grandes pero bastante abundantes, rojas en los brotes nuevos. 
Falstaff se parece tanto a un rosal antiguo!! Los capullos, rechonchos,  con esas barbas en los laterales de algunos de sus sépalos. Sus estípulas e incluso parte de los peciolos de las hojas presentan, como muchos antiguos,  unas bolitas rojas diminutas que lo hacen adorable!! 
Son capullos de buen tamaño, en la linea de lo que luego será la rosa. Apretados y de lenta apertura. Lleva días que sus sépalos vayan separándose y poco a poco permitan ver el color maravilloso de los pétalos que guardan dentro. 
Me encantan los rosales que se toman su tiempo en abrir la rosa. Una los puede disfrutar más. No es cierto? :) No todas lo hacen, como ejemplo pondría Étoile de Hollande...eso sí que es visto y no visto! Hoy el capullo está totalmente cerrado y mañana por la mañana la rosa está completamente abierta. Falstaff no. Falstaff va adoptando mil formas desde que comienza a entreverse los pétalos hasta que la rosa abre del todo y madura. 
Me preocupé un poco al ver los primeros capullos que se abrían. Recuerdo que hizo un sol intensísimo y no atribuí el color excesivamente oscuro del borde de sus pétalos a posible achicharramiento.
Pero no, fueron solo aquellos primeros. Los que están abriéndose ahora no son tan oscuros ni presentan ese aspecto algo "áspero", dejan ver desde el inicio los pétalos sedosos y de color brillante.
Algunos capullos de Falstaff (no todos) son distintos, en el extremos de dos de sus sépalos se produce un crecimiento de lo que parece una especie de bráctea. Desconozco el nombre de este tipo de crecimiento si es que tiene alguno. Es como si este rosal jamás se saciara de ornamento!! ajajjaja Como si le pareciera poco las rosas que abrirán sobre él!! Bromas aparte, en todo caso este crecimiento en las puntas los convierte en peculiares.

Falstaff florece sobre la séptima hoja y lo hace en grupo de un número variable de capullos. 
Pero vamos a la rosa: qué se puede decir de ella? Que el día que repartieron la belleza ella estaba de las primeras en la fila ajjajja  :) 
Grande, a rebosar de pétalos, casi parece que no caben tantos en la rosa!!.La página de HMF dice de ella que tiene unos 40 o 50 pétalos. No los conté nunca pero tengo clarísimo que tiene muchísimos más.
En forma de copa con un centro muy muy apretado y lleno, dividido, creo, en, seis partes. Una fila de pétalos sostienen y bordean el centro formando un precioso cinturón, algo difuso, alrededor de la parte central. La rosa al madurar y abrir llega a ser bastante plana.
Teniendo en cuenta que es una rosa oscurísima aguanta bastante bien, dentro de lo que cabe, el sol del mediodía. A ver si crecen pronto los arbustos cercanos y le aportan algo de sombra a estas horas que son las que más castigan las rosas...
Una de las rosas más bonitas que conozco. De tono carmesí oscuro. Llena de matices la rosa destaca esplendorosa sobre tallos no demasiado cortos que se vencen algo bajo el peso de la flor sin llegar a presentar un cabeceo demasiado marcado.
Y por último, su fragancia. A rosa antigua. Intenso, profundo. Delicioso!!! Lo siento, mis ojos y mis manos funcionan a la perfección...mi olfato jamás ha tenido la capacidad de los matices ajajjaja Siento no poder describir con detalle su aroma pero puedo asegurar que no deja indiferente a nadie.
Hasta aquí este maravilloso rosal y mi historia con él. Espero os guste este artículo en el que he tratado de dar la mayor cantidad de detalles posibles para aquellos jardineros que tengan Falstaff en su mente y no estén decididos del todo.