domingo, 19 de abril de 2015

Un rincón en el jardín para cultivar algunas hortensias

Hoy ha tocado terminar otro rincón, poco a poco las plantaciones van colonizando el jardín y creando rincones y espacios que pretendo tengan una linea de continuidad, un nexo en común, pero en los que a la vez se respire "atmósferas" distintas unas de otras.
Aquí me gustaría crear en la esquina un pequeño espacio, chiquito dónde ubicar algún tipo de asiento y puede que una fuentecita que tendré que traer del otro jardín. Quería un espacio fresco, a la sombra dónde poder leer o simplemente descansar disfrutando de la vista del jardín.
Se trata de la esquina SO del jardín. Una zona que tiene arizónicas por ambos lados lo que le da prácticamente sombra en verano y sombra del todo en invierno. Por tanto un espacio ideal para cultivar hortensias!! 

La parcela salva los desniveles con terrazas sujetas por muros de piedras que van ganando zonas planas sobre las que poder cultivar sin gran problema. En su final, tocando el lateral sur del jardín estas terrazas terminaban a más de un metro de la valla divisoria. Imagino que las hicieron así para poder tener un paso cómodo para podar las arizónicas del vecino. 

La cosa es que según me ha informado estas arizónicas piensa retirarlas no tardando mucho así que no tiene sentido perder más de un metro de ancho y que no es más que un pasillo en lo más bajo del jardín que no vale para nada. Hacer las plantaciones en el suelo de ese pasillo tampoco tenía sentido, las plantas hubieran quedado hundidas. 
Rellenarlo con tierra hasta el nivel de la terraza siguiente ha sido la solución pero había un problema: el murete sobre el que está la valla común no tenía altura suficiente así que se han tenido que subir esta pared divisoria con tres hileras de bloques. No es que sea algo muy bonito pero bueno, al fin y al cabo tengo la intención de cubrirlo con vegetación de modo que no se verá con el tiempo.

Contar con un suelo adecuado para estas plantas acidófilas era imprescindible así que era necesario hacer la mezcla correspondiente: buena tierra vegetal, madera triturada muy pequeña, estiércol bien maduro y turba rubia. 
Ha sido un poco trabajoso mezclar todos estos elementos pero bueno, cuestión de paciencia y pala!! jajaja Empezar por un extremo e ir moviendo la tierra hacia el otro lado de esa "zanja" echando un poco de azufre en polvo para acidificar el terreno. No va a hacer su efecto de forma inmediata pero en unos meses bajará el pH de ese suelo.



He ido haciéndolo en dos capas porque me resultaba más sencillo moverlas. He ido haciendo la primera y sobre el primer grosor de tierra he ido poniendo un segundo hasta llegar al nivel de la terraza contigua, Intenté hacer todo el alto de la zanja e ir avanzando pero me resultaba difícil.
Una vez he tenido compactada (sin pasarse) el suelo llegaba la hora de delimitar un poco este seto. 
Uno de los nexos de  unión en mi jardín de los que hablaba arriba son las piedras. A montones en muros, en terrazas, en arriates, en escaleras.... Llenas de musgos y líquenes, añejas!! Con esa pátina que me chifla :) 

No cabía hacer ese límite de otra manera que no fuera en la línea que va todo el jardín. No deseaba una línea continua, más bien unas piedras diseminadas sin continuidad que bordearan pero que no delimitara demasiado rigurosamente.

Ya ese borde de las piedras, al ser la zona más adelantada del seto, en primavera y verano, recibe algo de sol así que espero que los Iris germanica Florentina que he plantado ahí se encuentren a gusto.

La terraza que hay en el nivel superior tiene también grupos dispersos de Iris de manera que era repetir un poco la idea de la zona y así darle continuidad.

Seguramente ponga otras plantas de sombra como Viola odorata, alguna hosta, quizás alguna Dicentra spectabilis
He elegido tres variedades de hortensias de momento: Dos Hydrangea quercifolia 'Ice crystal`, una Hydrangea arborescente Annabel y una Hydrangea macrophilla Teller 'Faisan'.

Otras plantaciones que he hecho ha sido los Iris que decía antes, una pequeña Hedera helix variegada con bordes amarillentos que se repite enfrente, en el murete de la terraza que se levanta por encima del nivel de estas hortensias. He elegido esta de bordes amarillos porque en esa terraza hay un rosal Crown Princess Margareta y pienso que puede quedar muy bonito esta repetición de color cuando crezcan sus ramas y se vean las rosas amarillas sobre la hiedra también en el mismo tono en su borde. Al haber elegido esa hedera para el muro no tenía sentido meter más variedad así que he repetido la misma hiedra de hoja pequeña para que crezca entre las piedras de este seto de hortensias.


Por último como única planta de cierto tamaño, de momento, he puesto una planta que me trae recuerdos de pequeña. Antes estaba en muchísimos patios, normalmente en maceta. Es Ruscus hypoglossum  (Laurel de Alejandría) Es una planta muy curiosa que emite varas desde el suelo con hojas todo a lo largo. Es perennifolia y resistente y florece, esta es la peculiaridad, sobre la hoja formando después una pequeña baya de color rojo. Si se encuentra a gusto forma una mata de aspecto lustroso y fresco que me gusta mucho. Espero que se sientan bien aquí :)

De momento no he hecho más plantaciones. Según vea como van creciendo las hortensias incorporé unas u otras plantas. Ya sabemos la tendencia que tenemos muchos de plantar demasiado junto porque claro, las plantaciones recien hechas resultan demasiado desangeladas pero luego crecen. Vaya que si crecen!! Y luego vienen los problemas de apreturas :) 

Creo que rellenar esta zanja de más de un metro de ancha y que toda la zona tenga el mismo nivel de suelo da un aspecto mucho más amplio a este sector.

Esta tarde, ya hechas las plantaciones, mientras tomaba las fotografías iba pensando en qué tipo de asiento quedaría bien aquí y se me ha ocurrido que justo en la esquina podría más adelante ubicar un asiento de esos tipo banquito que están cubiertos por los laterales y por arriba normalmente con hierro y que el conjuto se suele cubrir con hiedra. 
Pondré primero la fuente y si veo que queda holgado, más adelante buscaré algún asiento tipo el que he comentado.

En fin, a ver qué tal se dan estas hortensias este verano. No espero grandes floraciones porque son tan pequeñas, que apenas si llevan alguna yema de flor en este momento. Pero habrá más veranos...O eso espero ;)

El camino de las acidófilas

Por fin está medio encaminado esta zona!! Todavía quedan detalles, arreglar los peldaños, mil cosas, incluso algunas plantas más pero al menos está adecentada la zona. Por fin!!
Se trata de un camino que parte desde la parte alta del jardín, exactamente desde la terraza grande (la que está frente a la fachada sur de la casa y desde la que se tiene unas vistas magníficas del paisaje que rodea el jardín, de las montañas de la zona y del pueblo a lo lejos). Esta terraza está bordeada por una baranda de metal, que por cierto, a ver si encuentro "un rato" (son casi 25 metros "de nada" de barrotitos!!! jajaja) que ahora es blanca pero que cambiaré por un color oscuro. Lo ideal sería que fuera de madera pero eso ya son proyectos que puede que se afronten con el tiempo. 
En su recorrido este camino tiene dos hermosísimos enebros que Dios sabe cuántos años llevan ahí creciendo. Debe ser mucho porque los enebros son de lento crecimiento y, sobretodo el que aparece en la imagen bajo estas líneas es de un tamaño más que respetable. 
Curiosamente, y digo curiosamente porque nadie los plantó...hay un enebro justo al inicio del camino y otro justo al final. Casualidades.. :)

Al  tener bastante desnivel la parcela en esa zona inicialmente la casa no contaba en su frontal con un lugar llano donde vivir fuera de casa. Era preciso crear un gran espacio dónde hubiera metros de sobra para cualquier actividad, comer fuera, barbacoa, tomar el fresco y por supuesto, teniendo en cuenta sus vistas, mirar el horizonte y el paisaje circundante.

Esta zona se ganó artificialmente con aportaciones de camiones y camiones de tierra hasta que se niveló todo el terreno. También fue preciso la creación de un gran muro de piedra que contuviera la tierra en todo su contorno. Menudo el mérito de quién la hizo (el padre de mi marido) Mi respeto y admiración por ser capaz casi que él solo de hacer algo que le llevó tanto tiempo y tanto esfuerzo. No solo fue mover a pala la tierra, los metros y metros cúbicos que se precisaron para rellenar la terraza...fue traer, mover, colocar y asentar tanto y tanto pedrusco!!

Gracias a esa capacidad de trabajo y a ese tesón yo hoy puedo disfrutar de una de las zonas más bonitas de mi jardín. Bonita y práctica porque mira que la hizo grande!! No se cansó de crear metros delante de la casa... :) Ya no puede escucharme pero si pudiera, cuántas gracias le daría por ese trabajo!! ;)
El camino se halla bordeado a la izquierda según se baja por un arriate con un murete de piedras. Este lateral está orientado al sur. La orientación y el hecho de que fuera una barandilla de metal me hizo no tener dudas: rosas y rosas llenando algunos metros de esa terraza. Aquí será cómodo atar las ramas de los trepadores.

Charles Austin (Ausfather), Étoile de Hollande Climbing, Gertrude Jekyll y Guirlande d´amour son los que he elegido. fucsia, amarillo cremoso, rosa y blanco. A los pies de estos rosales Salvia Greggii En la parte final quería una arbusto perenniolio que no se hiciera demasiado grande, he elegido un Viburnum davidii que por cierto, me ha costado encontrar!!

Entre los rosales quiero introducir alguna trepadora de floración azul. No sé si Ipomea, puede que sean demasiado invasivas y me dificulte tener medianamente colocadas las ramas de los rosales. Quizás me incline al final por alguna clemátide tipo Clematis triternata Rubromarginata. Creo que estas rosas necesitan algo que las acompañe sin restarles protagonismos. Una clemátide de flor demasiado grande haría que este frontal quedara recargado. También tengo que decidir si poner una hiedra de hojita pequeña que cubra en parte las piedras de este arriate y que a la vez aporte verdor en invierno cuando los rosales estén sin hoja. Ya veremos.
Haría falta también cubrir la parte más baja de este lateral, la que toca ya los peldaños. Puede que alguna lavanda que se adentre un poco en alguno de los escalones; alguna salvia azul...

Esta terraza, ya debajo de la esquina SE de la casa, tiene también a los pies del muro grande una Wisteria chinensis que tengo la intención de que sus ramas recorra el muro de piedra y parte de la baranda. Cruzándose solo un poco con los rosales.
De momento no he puesto nada más. Ya iré haciendo según vea como van creciendo las trepadoras que son las protagonistas.
El lateral derecho es la valla divisoria con el vecino. Tiene orientación norte y hasta hace poco era una zona con bastante sombra.
Edito para colgar este montaje horroroso que solo da una ligerísima idea de cómo pudiera quedar la zona dentro de algunos años. Evidentemente como no tengo ni las herramientas ni las habilidades suficientes mis montajes no resultan creíbles por varias razones: porque los recortes de las plantas son de cuando están en flor todas, lo que provoca que aparezca en flor las hortensias a la vez que otoña el amelanchier, a la vez que florece el rododendro. Vamos, todo a la vez.
Además son fotografías de plantas iluminadas desde distintos puntos, unas con sol y otras en sombra, lo que le resta también credibilidad.
El conjunto queda recargado y pesado, demasiado colorín con demasiada flor a la vez. Pero bueno, para hacerme una ligerísima idea me vale.




Digo que tenía sombra hasta hace poco porque tras esa valla había dos pinos del vecino, de buenas dimensiones que protegían del sol de mediodía a este lado del camino.
Mi gusto por las acidófilas y el hecho de que contara con esa sombra me hizo pensar desde el inicio en poner ahí una serie de plantas que gustaran de suelos con pH bajo. Rododendros, hortensias, calas... Esa era mi idea hasta el otro día, justo cuando estaba a punto de hacer las plantaciones!!

Tenía todo el diseño hecho...ajajjaa Cuando tempranito, a eso de las nueve oigo las sierras!! El vecino había decidido talar sus pinos: me quedé sin sombra!! ajjajaja Me entró de todo por el cuerpo. Y ahora qué? 
Pues ahora nada. A tomárselo positivamente: mejor que los talara antes de tener hechas las plantaciones porque no quiero ni pensar que una vez en tierra las plantas de sombra hubieran quitado los pinos y vuelta a empezar!! Mejor así. De manera que a rediseñar en parte este lateral. Pude dejar algunas de ellas, las que tenía pensado plantar tocando la valla porque ésta le daría de por sí sombra pero delante de esta primera línea de plantación ya no podría poner los helechos y otras plantas que tenía pensado.

Al principio de venirnos aquí, el año pasado, hice una limpieza a fondo de todo ese lateral eliminando raíces y piedras y aportando mucho estiércol maduro y bastante tierra vegetal enriquecida. No llegué a acidificarlo con azufre o sulfato de hierro de ahí que aunque no haya medido el pH piense que el suelo será ligeramente ácido pero no con un pH demasiado bajo. Este ligero nivel ácido se debe al aporte del estiércol y porque ahí cayeron durante años y años las acículas de los pinos del vecino.
Ahora ya no era cosa de tratar de cambiar el pH. Así que opté por hacer plantaciones de acidófilas o de plantas que crecieran bien en terrenos de pH neutro como Choisia ternata, Bergenia, Geranium vivaz `Johnson Blue', Pittosporum Tenuifoliu variegata, Acanthus mollis o Ribes sanguineum 'King Edward VII'.

En este lateral tan solo Sorbaria sorbifolia 'Sem' necesitaría un terreno algo menos ácido pero como el pH no es exageradamente bajo espero pueda aguantar bien en esta zona. 
El resto, Amelanchier Lamarckii, Hydrangea aspera (Subsp. Sargentiana), Loropetalum chinense 'Fire dance', Rododendron Gr. Caucasian 'Le Progres', Phisocarpus opulifolius 'Diabolo', Skimmia japonica y Zantedeschia son plantas todas ellas que se cultivan mejor precisamente en este tipo de suelo ácido con el que cuenta este lateral del camino.

De todos modos, los años transformarán la zona. El Phisocarpus opulifolium, de preciosa coloración oscura crecerá y si permito que alcance cierta altura proyectará sombra sobre las plantas que tiene delante y a la izquierda por la tarde. También refrescará este lateral cuando crezca Amelanchier lamarckii sombreando por la tarde el camino.

Según vayan creciendo algunos arbustos y creando sombras,  me podré ir permitiendo agregar plantas como helechos que me hubiera gustado introducir desde el principio. Esperaremos el momento adecuado :)
En este lateral, más allá de la terraza continúa ya que como dije es la valla divisoria. En estos metros y hasta el final del jardín que es la esquina que ya da a la calle el vecino tiene plantadas arizónicas que dan una estupenda sombra a esa zona. Por eso me he animado a poner ahí alguna hortensia. Una de ellas creo que es de las que solemos llamar "antiguas" y la otra es Hydrangea Macrophilla 'Endless Summer'


El camino conduce a una plataforma que se hizo de hormigón porque en su momento, hace cosa de cuarenta años, ahí se ponía la piscina para que los que ahora son hombres pero entonces eran unos niños chicos, chapotearan un poco en verano. En el final un precioso y gran enebro remata esta rampa escalonada que seguramente iré transformando con el tiempo. Puede que cubriéndola con piedra o piedra y madera...En fin, esto ha sido solo "adecentar" la zona y hacer las plantaciones principales. Es un espacio para mí, tremendamente sugerente que me inspira muchísimo y seguro, seguro que como no dejo de darle vueltas a la cabeza según lo paseo...iré transformando. Fijo!! jeje
Quizás, con el tiempo...un cenador romántico de madera...desde dónde ver la parte baja del jardín y que estuviera cuajado de wisterias fuera una buena idea....a que sí?