jueves, 19 de marzo de 2015

Plantar fresas silvestres en el huerto (Fragaria vesca)

Ya sabéis que estoy preparando un rincón del huerto en el que cultivaré frutales de baya arbustivos (Frambuesas, moras, grosellas...) He decidido poner una hilera de plantones de fresas silvestres (Fragaria vesca), aprovechando que he tenido que preparar el suelo de esta zona del jardín limpiándolo bien de piedras y raíces, practicando una buena zanja de 50 cm de profundidad por unos 60 de anchura y rellenándolas con una mezcla con muchos nutrientes, materia orgánica y de pH ácido. 
Fotografía de Ivar Leidus en http://es.wikipedia.org/wiki/Fragaria_vesca#/media/File:Fragaria_vesca_-_metsmaasikas.jpg

La zanja que hice para plantar estos arbustos de baya es bastante más ancha de lo que precisan así que en la parte delantera de estas zanjas, a los pies de los arbustos es dónde creo que se pueden cultivar bien las fresillas. Probablemente cuando los arbustos crezcan proporcionarán demasiada sombra a las fresas y seguramente la zona se verá invadida por raíces de los frutales pero de momento, esta temporada creo que crecerán bien aquí.

Las fresas necesitan para crecer en buenas condiciones un suelo ácido, con un pH entre 5/6. Además precisan que el suelo tenga un buen drenaje y que contenga mucha materia orgánica. Tengo entendido que precisan sol pero que no es necesario que estén orientadas al sur, es decir, que con unas horas de sol por la mañana y algo por la tarde pueden crecer a sus anchas.
Estas son justas las condiciones de este rincón del huerto. Quién quiera leer el proceso de preparación del suelo de esta zona puede pinchar en el enlace. 
El lugar de plantación está compuesto por una mezcla de:
Sustrato vegetal enriquecido que facilita por su textura el buen drenaje
Estiércol bien maduro de cabra y caballo (que le aportará nutrientes y materia orgánica)
Turba rubia (que aporta materia orgánica y baja el nivel del pH aidificándolo manteniendo el suelo con cierto grado de humedad por su capacidad de retención de agua)
Cuando hice la mezcla calculé mal y me sobró bastante así que ahora me ha venido bien para plantar las fresitas :)
Al no tratarse de suelo propio del jardín sino de una mezcla incorporada con la que he rellenado las zanjas, no me ha costado nada ahondar el suelo en toda la línea que pensaba poner los plantones de fresas silvestres. He tenido en cuenta que la profundidad fuera suficiente para que una vez colocados los plantones, el nivel del suelo del jardín quedara aproximadamente a la altura del cuello de los pequeños plantones.

Una vez tenía retirado el suelo dónde iban ser plantadas lo he regado en profundidad y he dejado que el agua drenara.



Ahora ya solo quedaba ir poniendo cada plantón en su lugar, espaciados unos 25/30 cm unos de otros y rellenar toda la hilera con mezcla de la que me sobró cuando preparé la zona apretando suavemente alrededor de cada plantón para que la tierra se adhiriera bien a las raíces.

Un riego ligero a toda la hilera y de momento he puesto un acolchado de humus de lombriz mientras las plantas crecen.

Más adelante, cuando comiencen a dar frutos cubriré el suelo alrededor de las fresas con pinocha para evitar pudriciones  ya que son muy tendentes a la botritis.
Bueno y ahora a esperar!! A ver cuántas fresillas comemos esta temporada :)