jueves, 26 de febrero de 2015

Un Salix sin identificar

Salix caprea? No lo sé. Es un arbusto añoso y mal ubicado que está en mi jardín desde hace muchísimos años. Estaba descuidado y muy débil el año pasado. Prácticamente sin hojas y las que tenía, muy enfermas. Con mucha madera muerta. Ya tiene cierta envergadura y no me he atrevido a replantarlo en otro lugar por temor a perderlo. Lo he limpiado y he decidido no moverlo de lugar de momento. A ver si remonta. Si esta primavera veo que se anima a mejorar y se salva lo ubicaré en una zona con más espacio y más adecuada a su tipo de crecimiento. De momento me está premiando con estos amentos masculinos. Hermosos!! Verdad?

El amanecer en el jardín. Siete treinta de la mañana

Desde arriba. Esto es lo que se ve a las siete treinta de la mañana, desde la plataforma que tenemos en el tejado de la casa para observar por telescopio: el amanecer del día y algunos de nuestros árboles. Algunas mimosas en primer plano y los dos pinos enormes allá al final. Cuánta belleza hay en todo lo que nos rodea!! Esto también es el jardín! Como lo son los aromas que inundan el aire, como lo son los pájaros e insectos que lo visitan y que viven en él; como lo son los sonidos de los árboles al vencerse sus ramas con el viento o el crujir de las hojas bajo los pies al caminar...al fin y al cabo, como lo es también la imagen de Iker constantemente cerca estés dónde estés. Mucho más que flores...sí.






La impaciencia me mata!! Plantones de hortalizas para el huerto

Iba en busca de un Enkiantus campanulatus y lo encontré. Por fin! Y además de un color fresa precioso!! Se trata de un vivero relativamente cercano a mi casa dónde todo está siempre pulido, limpio, ordenado. Donde las plantas están bien cuidadas y dónde tienen un buen surtido de ellas. 
Casi a punto de irme...pero entré. Esa fue mi perdición!! jajajaja
Pasé por la bonita cristalera y una gran puerta abierta ofrecía una vista preciosa del interior de la zona cubierta del vivero. Con sus amplias mesas cuajadas de pequeñas macetitas ahora ya en flor. Llenas de pensamientos, de pequeñas tapizantes...y de plantones para el huerto!! 

Ayyyy! Cómo es posible que hasta ahora no  hubiera yo reparado en la belleza de estas diminutas plantitas que crecen en recipientes poco más grandes que un dedal!! jajajjaa Qué bruta es una a veces!!

Reconozco que no las miré con ojos de hortelana. Es imposible porque aún no se me ha "inoculado" el gusanillo del huerto. Las miré con ojos de jardinera, que es lo que soy. Qué preciosidad!!!
Esas acelguitas liliputienses con tallos amarillos, carmesíes...me parecieron tan bonitas que nada tenían que envidiar a algunas plantas ornamentales. La frescura de las hojitas de lechuga, tan variadas. Unas rizadas, otras lisas, con verdes tiernos, con tonos rojizos...Y aquella bandejita de veinte rabanitos asomando levemente sobre el sustrato no más grandes que un garbanzo!! 

Y las zanahorias? Con esas vegetación tan etérea!! Y las lombardas? Qué preciosidad de hojas!! Ayer me acordé que seguramente la razón por la que jamás me gustó jugar a cocinitas y a tiendas era porque de chica no había visto nunca algo tan bonito!! jajaja 

En fin, sé que aún es pronto y que me va a tocar cubrir las plantaciones para preservarlas de las heladas. Pero es que eran tan bonitas!! :)
Cómo somos los jardineros!! Tan pronto llegué a casa se me ocurrieron un montón de formas de plantarlas asociadas por colores complementarios y de bonitas combinaciones. Con hojas de texturas que hubieran estado preciosas unas al lado de otras. ajjajaa Ya, ya sé que así no podré plantarlas. Sé que tendré que tener en cuenta lo de la rotación de cultivos, y que tendré que respetar las distancias reglamentarias si quiero que se cultiven sanas y que tendré que acordarme de si son cucurbitáceas, crucíferas y todo eso (Como manejo ya el "léxico" eh!! jejejee Es broma ;)  Pero no me neguéis que como bonitos, mis bancales estarían mucho más preciosos si pudiera plantar estas preciosas verduritas como lo hace un jardinero. O no? ja!
Y sabiendo ésto, sabiendo que mi afán estético estará bastante limitado por otros factores más prosaicos me traje de Los Peñotes, (Mi vivero favorito y al que fuimos tras salir del anterior) para intercalar allí dónde me guste los tonos y texturas de algunas verduras...unos cuantos pensamientos y unas simpáticas belloritas. Qué lindas!!


Salpicaré la zona con aromáticas cuya floración anime y alegre mi pequeño huerto y atraiga los insectos polinizadores tan necesarios y ahuyenten a los pulgones. 
Seguramente estas hortalizas chicas me seguirán pareciendo bonitas cuando crezcan pero lo cierto es que ahora, tan diminutas, tienen para mí lo que tiene un bebé!!