viernes, 23 de enero de 2015

La salida del "Jardín Secreto" (I): El lilar.

Bueno, parece que no iba a llegar nunca a esa zona de la parcela. Pero ya estamos en ella. Cuántos meses trabajando sin parar hasta llegar aquí!! Se trata de la esquina NE del jardín en la que los protagonistas son dos enormes pinos preciosos. Una zona bastante sombreada por otra parte pero dónde he podido encontrar un rincón que recibe bastante sol toda la mañana hasta mediodía.

Tengo pensado crear una zona apartada del resto del jardín, algo así como un "Jardín Secreto" que tendrá su entrada por la parte de arriba de jardín, tras recorrer un largo camino desde la parte alta del jardín y al fina del cual imagino un pequeño acceso (Un arco? Una apertura en la "pantalla vegetal" que lo cerrará y que cree misterio a la vez que invita a entrar en él? Ya veremos...) y cuya salida será esta zona en la que estoy centrada estos días, un pequeño lilar.
Ese jardín secreto que tengo en mente estaría oculto desde el resto de jardín pero no desde la zona de abajo de la parcela, desde la rampa de vehículos. No pretendo una zona toda bordeada de vegetación que me produzca casi claustrofobia. En absoluto!! Tengo una vista preciosa de las montañas y del pueblo desde debajo de uno de los dos grandes pinos cuyas ramas la enmarcan y pienso que sería imperdonable ocultarla cerrando todo el perímetro de este futuro "Jardín secreto". Así que con la valiosa colaboración de mi amiga Claudia que me está ayudando (y mucho!!) estoy diseñando lo que es toda esta zona y voy haciendo según voy teniendo claro qué y cómo lo quiero.
Como os decía en otra entrada, tengo unos cuantos lilos mal ubicados en la parcela. Ya bastante añosos y descuidados. Así que lo primero que había que hacer era desplantarlos para llevarlos a lo que ahora sería en lilar.

Costó lo suyo!! No tengo ni idea de cuántos años hizo que se plantaros o que brotaron algunos ellos solos pero estoy segura que hace más de veinte. Y eso es mucho tiempo!! En estos años han tenido la oportunidad de crear un cepellón de raíces enormes.
Pico y pala!! y a echarle paciencia y trabajo...no quedaba otra. Con la idea de transportarlos dentro de un contenedor sobre la carretilla acerqué el más grande de los contenedores de plástico que tenía. No fue suficiente, no cabía en él ni por asomo. Así que en la carretilla, como hemos podido, se han transportado hasta la otra punta del jardín.

Años de falta de cultivo bajo los pinos han creado una capa bastante gruesa de pinaza ya descompuesta. Así que el terreno cuenta con bastante acidez. En este sentido no es demasiado problema dado que Syringa vulgaris prefiere los terrenos con un pH algo bajo. 

Primero preparé toda la zona haciendo los huecos en el terreno. 
Una vez pasada esa zona mullida formada por la pinaza y el propio suelo debajo era roca viva!! Afortunadamente se trata de una roca que a golpe de pico se desmenuza un poco porque es algo quebradiza pero vamos... trabajo no voy a decir que no tuviera.
Los hoyos de plantación son de unas dimensiones que abarcan el cepellón con holgura y será fundamental rellenarlos con un sustrato "sustancioso" y adecuado dónde las nuevas raicillas de los lilos crezcan sin dificultad y arraiguen en poco. Tras realizar el hoyo de esta foto anterior pensé que aún era pequeño y que que debía seguir agrandándolo un poco porque al ser el terreno tan pétreo creo que es importante crear un "colchón" cómodo, por delgado que sea, alrededor del actual cepellón. No quiero que las nuevas raicillas se encuentren nada más brotar con la roca del terreno. Un poco de "tregua" y algo de facilidades creo que se merecen después de tantos años de olvido...
Estoy contenta por poder ofrecerles por fin una condiciones a mis lilas en las que estoy segura que serán mucho más felices a partir de ahora!! :) 
Como se ve en las fotos había que nivelar algo el terreno si no quería que el agua del riego y la lluvia corriera hacia abajo. 
Por lo visto, cuando se realizó el muro este de la parcela sobraron piedras y ahí han estado sin darle nadie utilidad durante treinta o cuarenta años. Encontrarme con este "regalo" ha sido estupendo. No todas tienen las misma pátina porque no han estado expuestas a la intemperie de la misma forma. Las que estaban más abajo están como más limpias.

Pero en todo caso no son rocas nuevas, tienen ya más o menos pátina y aunque de momento el murete parece demasiado nuevo no creo que haya mayor problema cuando pase algo de tiempo y vayan adquiriendo esa preciosa pátina que les aportará la lluvia, el viento y  sobretodo el pasar del tiempo.
Este efecto de nuevo se mitigará cuando termine las plantaciones. Cuando las plantas se asienten sobre él y cuelguen ocultando algunas partes.

Es importante que el terreno sobre el que asientan las rocas esté sólido y firme para evitar deslizamientos y que en el futuro las rocas se muevan de sitio así que ha sido necesario ir consolidando cada unan de las piedras que poníamos compactando el terreno alrededor y excavándolo allí dónde era preciso para albergar la siguiente piedra. 

Lógicamente las más grandes abajo y entre medio de ellas otras de menor tamaño. No me interesaba crear un murete demasiado alto. Tan solo lo suficiente para que la zona de lilar quedara casi horizontal y pudiera retener la humedad. 

Tengo más lilos pero no he querido poner más en esta zona. Buscaré espacio ya dentro del jardín secreto para ellos y lo más probable es que tenga que ubicarlos en el seto mixto de la valla norte de la parcela para que reciban el sol que necesitan. Pienso que tres son suficientes. Entre dos de ellos hay como un metro ochenta y algo menos al tercero. 

Tampoco he querido abarrotar de plantaciones esta zona. Un arbutus unedo (madroño) que por cierto, me ha costado lo suyo ubicarlo ajajajja Creo que habrán sido como cinco o seis sitios posibles los que he tenido en mente para que creciera y finamente en ninguno de ellos llegué a plantarlo porque a todos le veía una pegaa. A ver si éste es el lugar definitivo para este precioso arbolito.

Falta algo que para mí será determinante en este lilar, un Cercis siliquastrum y es que me gusta tanto la combinación con Syringa vulgaris de El Parque del Capricho que no he podido resistirme a poner esa misma mezcla en una zona de mi jardín!! 
A ver si encuentro el tipo de Cercis que quiero. No deseo uno de un solo tronco recto. No me gustan!! Quisiera encontrar uno de un par o tres de ramas desde abajo. Si además tiene alguna de sus ramas creciendo algo tumbada desde el suelo: Miel sobre hojuelas!! Aunque creo que eso ya es demasiado pedir!! En todo caso si lo que encuentro es demasiado "tieso" lo plantaré algo torcido, algo tumbado formando un poco de arco sobre la zona de las lilas. No tendría dificultad para haberlo comprado ya si no fuera porque necesito que tenga cierto tamaño porque una no tiene ya edad de esperar una eternidad para ver un arbolito de un tamaño respetable!! jajaja A ver si tengo suerte.
Había ya plantado en este espacio un Pittosporum tobira que me traje del jardín trasero de la casa y que parece que ha arraigado bien. Como arbusto a añadir tan solo una Kerria japonica "pleniflora". el resto serán alguna Gaura blanca; probablemente salvias y lavandas en la zona inclinada, ya fuera del murete y bulbos entre las plantaciones principales. Tengo preparados unos Narcisos y bastantes Allium
Quiero que la gama de color de este lilar esté dominada por elos malvas de las lilas, el blanco y zonas puntuales de amarillo. Las vivaces irán en los mismos tonos así como los bulbos que ponga.

Estas son las cestas para plantar bulbos que utilizo cuando se trata de cebollas que no estoy segura que no sea preciso mover de lugar en el futuro o simplemente que les vaya mejor ser sacados de la tierra una vez la parte aérea se ha laciado y el bulbo vuelve a estar "recargado" de energía para la siguiente floración. 
En este caso no las voy a utilizar porque ni narcisos de los ajos ornamentales necesitan ser extraídos del suelo una vez florecen. Al contrario, se naturalizan sin dificultad alguna. 
A ver si mañana puedo tomar unas fotografías del momento en que los plante y cuelgo una entrada.
De momento la zona ha quedado acondicionada con las plantaciones principales de arbustos. Será ya en primavera cuando perfile esta zona y concrete qué vivaces y plantaciones de menor entidad voy a poner.

Como podéis ver el lilar se encuentra en un nivel bastante más elevado que la rampa del coche, habrá que hacer el acceso a esa zona de los dos pinos con una escalera. Y de qué material mejor que de piedra!! Pero eso será en los próximos días. Por ahora esta es la zona que he podido terminar .
Espero que os guste. Como siempre, muchas gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios siempre amables para conmigo.