martes, 6 de enero de 2015

Nuestras compostadoras de palets (II) Nivelación del terreno y montaje

Hoy hemos avanzado bastante en la fabricación de nuestras compostadoras. Una vez construidos lo que serán dos laterales, los dos fondos y la división entre ambas teníamos que afrontar hoy un problema que sin ser grave ha resultado bastante trabajoso pero sobretodo, se ha llevado tiempo!! La nivelación del terreno sobre el que asentarán las compostadoras.
De otra parte, anoche se nos ocurrió que quedaría mucho mejor si no iban directamente al suelo si no que tuvieran una especie de "cimentación" y como teníamos unas piezas de hormigón de las que se utilizan en la construcción de las aceras hemos decidido utilizarlos de manera que sirvieran de base. De esta forma la madera de las compostadoras no tocará directamente el suelo y de la otra, al tener mucho peso estas piezas de hormigón será difícil que se mueva la zona sobre la que se asienta al abrir y cerrar los laterales cuando tenga que moverse el compost.
Como veis hemos comenzado por el lado de la derecha (mirando las compostadoras de frente) porque es el punto más alto y de ahí, nivel en mano hemos ido colocando los bloques comprobando a cada instante que quedaran totalmente nivelados tanto en un sentido como en otro (de derecha a izquierda y de delante hacia atrás). 
Levantando la pieza un poco con el azadón íbamos metiendo tierra bajo el bordillo cuando era necesario y a golpe de maza hundiéndolo cuando era preciso.

Lógicamente en la parte izquierda hemos tenido que ahondar menos y, al tender la inclinación del terreno hacia ese lado, los bloques sobre los que irá el lateral izquierdo quedan menos hundidos en el suelo.
Una vez construida la "cimentación" de las composteras ha llegado el momento de empezar a montarlas.

Con un ángulos bastante grandes y fuertes hemos anclado los palets que sirven de fondos con el que constituye la separación de ambas composteras. Para que quedara más fuerte hemos metido un buen taco de madera por detrás del palet del fondo, para poder utilizar unos tornillos bastante grandes en los ángulos.
Después hemos unido el lateral de la compostadora de la izquierda al fondo con unas bisagras que no son todo lo grandes que hubiéramos querido pero no hemos encontrado otras en la ferretería del pueblo...en fin, si llega el caso ya las cambiaremos :)
El lateral abría perfectamente. Será cómodo sacar el compost!!Hemos comprobado con alegría que no nos habíamos equivocado en la ubicación de las piezas de hormigón. En efecto, el ancho en la zona próxima al fondo era exactamente igual que el frontal, así que ya podíamos separar de otros palets sin desmontar las tablillas que servirán para cerrar el frontal.

En este punto, quizás ahora no lo hubiéramos hecho así. El trabajo que supone despiezar estas tablillas, arrancarles los clavos, cortarlas, etc...creemos que no merece la pena. De haberlo sabido hubiéramos comprado un trozo de tablero en cualquier establecimiento de estos que te cortan la madera sin coste alguno y por poco dinero nos hubiéramos ahorrado bastante trabajo. Pero en fin, ya está hecho!!! De los errores también se aprende. Verdad? :)
Ahora solo quedan los detalles: decidir qué tipo de tapa pondremos; anclar el latera de alguna forma para que no se desplace y no se abra; quizás poner alguna tablilla rematando ese frontal del medio que queda tan feo... ya veremos!!
Todavía queda algo de trabajo para terminarlas. Os lo explicaremos en la siguiente entrada. Estoy deseando poder utilizarlas!! jajajaj De hecho ya tengo material preparado para empezar a hacer mi primer montón de compost. Estoy entusiasmada con la idea!!!