miércoles, 14 de octubre de 2015

Parthenocissus tricuspidata 'Veitch Boskoop' y Parthenocissus quinquefolia. La enredadera de Virginia, Parra virgen o Ampelopsis

Son tantos los nombres comunes por los que se conoce a estas dos trepadoras!! Enredadera de Virginia, Parra virgen, Ampelopsis, Enamorada del muro...etc. Tanto Parthenocissus tricuspidata 'Veitch Boskoop' como Parthenocissus quinquefolia son magníficas trepadoras que con un crecimiento bastante rápido logran cubrir muros con relativa facilidad cubriendo en unos años paredes de ocho o diez metros.






Imprimen a la zona dónde crecen una magnífica sensación de verdor y su tiempo de interés se prolonga hasta que llega el otoño. Quizás su momento de mayor esplendor en el que sus hojas adquieren unas preciosas tonalidades que van del naranja al rojo.
Puede cultivarse tanto a pleno sol como en la sombra, claro que los tonos otoñales serán más vistosos si las parras reciben algo de sol.




A diferencia de otras trepadoras como la Hiedra, Parthenocissus no daña las paredes o muros sobre los que se desarrolla. Sus ventosas permanecen en la superficie de éstos sin adentrarse en las grietas ni deteriorar así las paredes.

La enamorada del muro no tiende a contraer enfermedades ni plagas pero no es conveniente excederse con el riego para evitar enfermedades fúngicas pero tampoco que la planta crezca en un suelo excesivamente seco que favorezca la aparición de araña roja.
No es exigente en cuánto al suelo pero conviene la incorporación de materia orgánica tipo estiércol en otoño para que esté disponible sus nutrientes cuando en primavera vuelva a brotar. El exceso de agua o que el suelo permanezca anegado no beneficia a la Parra virgen, es mucho mejor que crezca en un suelo con buena permeabilidad.

También es muy resistente a las temperaturas extremas. Resiste perfectamente las heladas de mi zona e incluso algunas superiores, incluso las que llegan a los 15 bajo cero. Igualmente el calor del verano no las daña demasiado.
Si acaso tiene algún problema es el crecimiento excesivo que pueda tener alcanzando canalones o las tejas de los tejados. No dudéis en podarla cuando llega a la parte alta de los muros para evitar problemas de humedades en los tejados o de rotura de los canalones. 

Pueden reproducirse tanto en primavera como al final del verano. Si es en primavera es mejor usar madera madura (crecida el año anterior) y por el contrario, conviene usar ramas más tiernas si tratamos de reproducirla en verano es mejor usar ramas del año.

La poda puede hacerse en cualquier momento pero conviene realizarla en otoño una vez la hoja ha caído. Para mí es mucho más práctico ya que así  se ven las ramas desnudas y podemos apreciar dónde se ramifican, eliminando todas aquellas que sobrepasan el espacio que le hemos asignado y sobretodo las que se acerquen peligrosamente a las partes superiores de las paredes dónde, como hemos dicho, haya canalones o tejas por debajo de las cuales puedan introducirse y dañarlas.
Tanto, Parthenocissus tricuspidata 'veitch Boskoop' como Parthenocissus quinquefolia desarrollan zarcillos en cuyos extremos desarrollan pequeñas ventosas que segregan un líquido que les permite adherirse a los muros o soportes sobre los que se cultivan.  Existe alguna variedad (Parthenocissus inserta) que no emite ventosas si no que se sostiene mediante zarcillos que se enrollan a los soportes. Por cierto, muchas veces esta variedad que únicamente emite zarcillos se vende como quinquefolia cuando en realidad no lo es. La mayoría de las Parras vírgenes pueden crecer sosteniéndose ellas mismas y tan solo precisan un tutor o cualquier otro tipo de soportes hasta que la planta crece un poco, en breve ella misma se irá adhiriendo a las paredes sin requerir nuestra ayuda.
Hay alguna pequeña diferencia en lo que hace a la forma y color de estas pequeñas ventosas, en Parthenocissus quinquefolia éstas son algo más pequeñas y "secas", 

Por el contrario en Parthenocissus tricuspidata 'veitch Boskoop' las diminutas ventositas adhesivas son más redondas, con un círculo claro bordeándolas. 





Existen bastantes variedades de Parthenocissus con hojas de distintas formas. Parthenocissus Quinquefolia como su nombre indica tiene cinco folíolos, 



En cambio Parthenocissus tricuspidata tiene hojas recién brotadas de forma acorazonada dividiéndose posteriormente según maduran y llegando a ser trilobuladas. Pero también hay variedades de hojas enteras y acorazonadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido