domingo, 12 de julio de 2015

Poda de las tomateras (eliminación de los brotes laterales)

Ayer dediqué el día a adecentar la huerta. Suelo hacerlo con frecuencia porque me gusta verla limpia y con aspecto cuidado y que las plantaciones estén bien sujetas con tutores. Tenerla limpia y adecentada redunda en beneficio de la salud de las plantaciones además de que estéticamente siempre es mucho más agradable un huerto que se vea amorosamente cuidado.

Pero no siempre se pueden hacer las cosas cuando uno quiere y la verdad, he dejado pasar demasiadas semanas antes de entutorar bien los tomates (Solanum lycopersicum). Puse las cañas recién planté los planteles pero luego por unas cosas u otras en estas dos últimas semanas apenas he revisado si estaban bien sujetas.
Está visto que retrasar los trabajos en la huerta solo da problemas. Las cosas deberían hacerse cuando es el momento porque luego es más difícil volver a ponerlas en orden. Ayer comprobé que los tallos de las tomateras habían engrosado demasiado y las ramas que no sujeté a las cañas han ido creciendo horizontales al suelo y me resultó realmente difícil volver a ponerlas verticales. De hecho me cargué tres o cuatro ramas porque aunque son gruesas, son delicadas y se tronchan con facilidad al forzarlas.

Pero en fin, aunque me costó logré colocar en su sitio la mayoría sin causar daños mayores.
No mantener las matas de tomates bien entutoradas puede dar problemas de enfermedades al permitir que las plantas estén en contacto continúo con la humedad de la tierra de los bancales, de ahí la importancia de que crezcan separadas de ella. Y además, así se ve todo mucho más bonito y ordenado que las plantas dejadas y creciendo cada una hacia dónde quiere. Verdad? ;)

Aproveché que estaba haciendo este trabajo para volver a podarlas. Es conveniente ir eliminando continuamente los brotes que surgen en las axilas de las hojas (a los que suele llamarse chupones) y procurar que las ramas principales de las tomateras no se ramifique en exceso. Lo ideal sería que cada mata tuviera tan solo un tallo principal pero como digo, he dejado pasar demasiado tiempo y ya me ha dado pena dejar las matas solo con un tallo así que he dejado en cada una tres o cuatro, eso sí, cerciorándome que no tenían ningún chupón para que la planta se centre en producir buenos y sanos frutos en lugar de seguir haciendo hojas y ramas.
Quiero aclarar que aunque la gente suele llamarles "chupones" realmente no lo son. Pensemos en los típicos chupones de los rosales...ramas que brotan por debajo del punto del injerto. Estos brotes laterales no son en absoluto chupones pero he decidido usar el término porque es muy frecuente que se los denomine así y quizás si no lo mencionaba no se supiera de qué estaba hablando en este artículo.
La poda de las tomateras, esta eliminación de los  brotes laterales, debería ser un trabajo que hiciéramos semanalmente. Si se eliminan tan pronto aparecen no se precisa herramenta alguna, con los dedos sencillamente se pellizca y se retira el chupón.

Si esta labor no se ha hecho en demasiados días el chupón crece y resta fuerza y energías a la planta restándoselo con ello a la producción de frutos y dedicándosela a generar hojas y ramas. En este caso, cuando el chupón ha crecido ya bastante, a mí no me gusta pellizcarlo con los dedos porque temo no cortarlo del todo y que se rasgue produzca heridas en el tallo principal de la mata de tomates.
Aquí podéis ver una rama de tomatera con un chupón nacido en la axila de la hoja y a continuación la misma rama una vez se ha eliminado este brote lateral.


Yo no lo he hecho pero he leído que si tenemos brotes laterales ya creciditos podemos plantarlos en tierra y que tienen una extraordinaria capacidad para arraigar con lo que aumentaremos el número de nuestras plantaciones de forma fácil y gratis. Será cosa de probar!!

Es conveniente hacer la poda cuando la planta no esté mojada para evitar que por los cortes pueda penetrar plagas y enfermedades que son más fáciles de transportar con el agua que hubiera sobre la planta.
Como veis no es una tarea nada difícil ni costosa pero hay que tener la persistencia y la disciplina de ir repitiéndola al menos una vez a la semana porque estos chupones no dejan de brotar continuamente hasta que termina la época de cultivo de estas hortalizas.

1 comentario:

  1. Buen articulo! eso de la entutorada es importantisimo yo perdi varias matas por haber tocado el suelo le cayó un hongo el cual no pude recuperar ahora tengo 10 tomateras de 15 cm y las cuido aun mas

    ResponderEliminar

Anímate a dejar tu opinión !! Tu comentario siempre será bienvenido